« Ébola, el virus incompetente | Portada del Blog | Súbita reducción de seres vivos en la Tierra »

La necesidad del escepticismo

    martes 28.ago.2012    por Pepe Cervera    15 Comentarios

El escepticismo no es un destino, sino un camino; no es una conclusión, sino una herramienta. Ser escéptico es no contentarse con la primera respuesta que se recibe, cuestionar la verdad revelada, preguntar los qués y los porqués y los desde cuándos. El escepticismo no es estar a favor o en contra de la energía nuclear, de los transgénicos o de las vacunas, sino preguntarse qué hay de cierto en los argumentos a favor o en contra de esas y otras cuestiones; dónde están los fallos, si los hay, dónde los intereses ocultos, si pueden sospecharse, dónde las afirmaciones sin pruebas. Ser escéptico no es tener muchas respuestas, sino hacer siempre preguntas. Incluso cuando se cuestionan afirmaciones muy queridas. incluso (sobre todo) cuando las preguntas ponen en solfa lo políticamente correcto. O lo religiosamente, financieramente, futboleramente correcto. Y es por eso que el escepticismo bien entendido jamás podrá llevarse bien con la política.

El_nino_esceptico_del_3er_mundo
Porque la política es el arte de convencer y de cambiar la sociedad, y fíjense que en esa descripción no aparece en ningún momento la palabra ‘verdad’. Una ideología política es por definición un destino, un producto terminado que alguien quiere que la gente ‘compre’ para instalarlo en el sistema operativo social con el fin de mejorarlo. Convencidos de que ese destino es el ideal para la sociedad en la que viven, los partidarios de una u otra ideología no dudarán en recurrir a todas las artes de la persuasión para conseguir que sea la suya la que prevalezca en el juego político. Y si eso implica decir alguna vez la verdad es solo porque mentir muy descaradamente (y que te pillen) puede verse penalizado en la opinión pública. Lo cual no excluye alternativas que, sin ser exactamente mentiras, sí que son afirmaciones distintas de la verdad.

Las medias verdades, las insinuaciones, las connotaciones y asociaciones subliminales; las emociones, los prejuicios, los malentendidos provocados, la confusión deliberada son armas de la política. Quien está convencido de que su opción de organización social es la ideal puede hasta convencerse a sí mismo de que usando estas artimañas está haciendo el Bien, dado que a la larga redundarán en la victoria de la Verdad. Y quién sabe; puede que hasta tenga razón… alguno de ellos (porque todos, es imposible). Pero en lo que todos coinciden es en que el escepticismo es Mala Cosa. Porque puede llevar a la gente a cuestionarse la Idea.

El escepticismo pondrá en cuestión todos los hechos y datos en los que se basen la Idea, sus teorías y su propaganda. E, inevitablemente, esto supondrá desenmascarar aquellos ejemplos en los que la adherencia a la verdad haya sido un poco menor de lo ideal. Si en su celo en contra de la energía nuclear algunos antinucleares han exagerado desmesuradamente los riesgos del terrible accidente de Fukushima, los escépticos lo dirán. Si deseando ayudar al mundo a librarse de la maligna plaga de la ingeniería genética algunos hechos sobre sus peligros y catástrofes se hinchan, deforman o deliberadamente se magnifican, será misión del escéptico destacarlo. Esto no quiere decir que el escéptico sea, necesariamente, pronuclear o defensor del Maíz BT; simplemente que a quien ha contraído escepticismo le desagrada que las opciones políticas hagan uso de hechos falsos para defender su pertinencia. Por supuesto, esto no gusta a los políticos, e incluso confunde a algunos sobre la esencia misma de lo que es ser escéptico. Porque los hay que preferirían desconectar su escepticismo cuando se trata de determinadas opciones de política social. Hasta el punto de considerar que el escepticismo es una idea política contraria a la suya, un enemigo, una ideología igual y de signo contrario.

Quienes así piensan hacen un flaco favor a sus causas, y entienden exactamente al revés lo que de verdad es ser escéptico. Poner en cuestión hechos falaces o dudosos no debería suponer un debilitamiento de una teoría política suficientemente sólida; si para defender una ideología hace falta faltar a la verdad es que esa ideología no es muy deseable que digamos. Pero sobre todo cuestionar el escepticismo en algunos casos, solo cuando nos conviene, es el inicio de un camino sin retorno que acaba en un desierto intelectual, puesto que supone en efecto subordinar la verdad a los intereses del partido, rendir los datos a las necesidades de la política. Y ya sabemos lo que ocurre en las sociedades que toman ese camino. Una sociedad sana es una sociedad escéptica que toma en lo posible sus decisiones políticas basándose en la verdad. Ninguna ideología religiosa, política o económica debe estar por encima de la verdad, por incómoda que pueda resultar. Y para llegar a ese hermoso destino el camino del escéptico es imprescindible.

Pepe Cervera   28.ago.2012 08:45    

15 Comentarios

Aunque estoy básicamente de acuerdo con lo que plantea, entiendo que en la función de la política de cambiar la sociedad, es imprescindible el proceso por el que se elige entre opciones. Las opciones (salvo las que a menudo nos plantean: falaces o simplemente falsas) no son más o menos verdaderas, sino peor o mejor informadas. Una vez ciertamente informadas las opciones, elegir es una cuestión de prioridades. Bien entendido, que se trata de un proceso, que siempre hemos de seguir evaluando lo hecho, extendiendo nuestro conocimiento, poniéndolo en cuestión. Pero finalmente, siempre tenemos que elegir entre opciones colectivas. Eso es política. Lo otro lucha de poder y, sí, se articula en adhesiones que no casan bien con el escepticismo. En la práctica, nos las encontramos unidas, pero no hay que obviar la una por lo que confunde la otra.
Muchas gracias por su entrada.

martes 28 ago 2012, 09:30

Elegante artículo!
Solo me chirrían los ejemplos de la nuclear y los transgenicos, hubiera quedado más equilibrado si hubieras mencionado también ejemplos en sentido contrario (gente que minimiza riesgos de nucleares o transgénicos y gente que rebate científicamente esos argumentos).
Un saludo

martes 28 ago 2012, 10:23

Buenas tardes Sr. Cervera:

Comparto las ideas que expresa en el artículo de cabecera, no obstante hay algunas matizaciones que podrían ser examinadas.

El escepticismo, siempre fue aplicado en áreas del vivir : científico, religioso, filosófico y en tiempos actuales en el ecológico; el origen de la expresión es 'examinar', así que todo lo que sea examinado se pone en duda, hasta que haya evidencias y estas el escéptico las acepta, a diferencia de otras que niegan inclusive esas evidencias.

Hasta aquí, todo concuerda con su artículo; el escepticismo en política, sería un escepticismo más próximo a la duda y más alejado de la filosofía del escepticismo, puesto que disponemos de recursos democráticos para cuestionar y descubrir las falacias que subordinan a las prioridades de la población.

Dudar es sano en política, pero el escepticismo como ideología del pensar, puede llegar a ser un tanto resbaladizo; hay numerosas experiencias del pasado que como todo llevado al extremo causó más perjuicio que beneficio.

Como los buenos cocineros, la proporción justa del producto adecuado en la situación específica que se desarrolle la acción.

Agradecido, por su amable atención Sr.Cervera

Georges M.

martes 28 ago 2012, 12:19

Soy un escéptico y punto, luego no me caso con nadie.....excelente artículo.

Por cierto Pepe Cervera, cometes un error de escritura que yo cometía hace tiempo, cuando tenga que utilizar varias palabras seguidas que terminan en MENTE, "O lo religiosamente, financieramente, futboleramente correcto", SOLO UTILIZA EL mente EN LA ÚLTIMA Y VERÁS COMO SUENA MEJOR Y TE AHORRAS ESCRIBIR mente varias veces.

se despide un escéptico, por cierto ¿¿has dedicado algún post o articulo al CAMBIO CLIMATICO?? ( O como decían antes CALENTAMIENTO GLOBAL Y AHORA DICEN DISRUPCIÓN CLIMATICA O ALOGO ASI )....PUES AHÍ los escépticos, bien entendido el término los hay ....yo mismo sería uno....

miércoles 29 ago 2012, 00:16

cambio climatico antropogénico, rectifico...

miércoles 29 ago 2012, 00:16

por cierto ejemplo de escepticismo del bueno, sería Roger Penrause y sus teorias cosmologicas que dicen las ha tirado a la basura jejejeje....y aún asi, no se ha deprimido sino todo lo contrario, le han dado ilusión para seguir viviendo y seguir descubriendo....

El arte de la politica es crear problemas donde no los hay para llegar como salvador. O resolver problemas no con informacion adecuada sino con sentimientos , anécdotas y seguidismo ciego, luego la politica debería utilizar los metodos cientificos, y dejarse de partidismos e ideologias, si así fuere, hace tiempo que esta sociedad y el mundo no solo funcionarian mejor sino que seguro estaríamos paseando por algún planeta fuera dels sistema solar....

miércoles 29 ago 2012, 00:24

Efectivamente es necesario, el escepticismo diría que imprescindible. Eso no quiere decir, instalarse en la negación por sistema de todo porque sí. No es dogma, doctrina, es una formula o herramienta que protege ante los intentos de secuestro del pensamiento, voluntad, sectarismo que roba la libertad. Es poner en cuarentena el continuo bombardeo de información antes de tomar parte y no dormirse en los laureles o conformismo.

miércoles 29 ago 2012, 14:37

La necesidad del escepticismo o del ateismo , la doctrina esceptica excluye a Dios como omniciencia sustancial de la espiritualidad humana , el Escepticismo es el ocaso del formalismo ilustrado ,carencia del existencialismo .

viernes 31 ago 2012, 04:02

Hay mas muertes en la historia del hombre causadas por dogmas, que por falta de ellos. Tampoco hay experiencia comparativa en saber cómo hubiese sido la historia del hombre sin doctrinas, por tanto creer qué és la base del existencialismo es apuntar muy alto. Las religiones tienen entre sus fieles a millones de muertos en vida, a la espera de una vida mejor en el edén... Prefiero vivir el presente a condenarlo por un futuro en el paraíso.

viernes 31 ago 2012, 13:33

Buenas tardes:

Hay una muestra sin dogmas y sin condicionantes, a pesar de que la historia comtemporánea ha tratado de deformar, una verdad transcendental, es la búsqueda de la verdad última sin condicionamientos, las palabras de Buda en su forma original.

Nunca fue una religión lo que mostró el Buda, en el sentido occidental, siempre se confundió al Buda histórico con el Cristo católico, y este Cristo se confundió con el catolicismo. Los budas mostraron siempre la raíz del conflicto.

Hubo históricamente 28 Budas, y el Buda histórico fue el vigésimo octavo buda.

Sobre el existencialismo -que se ha nominado en el post- fue y es una respuesta occidental a la época, a un modo de creencia espiritual errónea que se había instaurado históricamente; Camus y Sartre, respondieron de un modo excelente a una petición silenciosa de la renaciente joven población.

Buda es la antítesis de la religión institucionalizada, nunca en la humanidad se dió algo tan valioso: la libertad de ser libres sin ser dependientes a algo, excepto a uno mismo.-importante reflexión, para el pensador, importante descubrimiento para el que quiere ser libre-

No deseo extenderme, pero es necesario mostrar que Buda nada tiene que ver con el budismo -algo que fue posterior a su muerte- al igual que Cristo nada tiene que ver con la iglesia católica -también algo posterior a su muerte-

La filosofía del escepticismo, es un algo muy diferente a ser escéptico, ser escéptico no es igual a vivir en la filosofía del escepticismo; de todos modos todo ello debería ser una libre elección, sin condicionantes, cualquier condicionante, cualquier intento de influencia, es algo a no ser aceptado, porque induce a la obligación, a esa errónea necesidad de ese algo que debe ser hecho sin cuestionarlo.

Agradecido, por su amable atención Sr.Cervera.

Georges M.

viernes 31 ago 2012, 19:32

¿y qué tienen que decir los periodistas de todo esto? porque el problema que tengo yo es: ¿dónde me informo de forma objetiva? Hoy he tenido una conversación con mi sobrino sobre los enfrentamientos en Siria. Yo le decía a mi sobrino que NO tengo opinión, que no me creo en absoluto lo que me cuentan los medios de comunicación. Mi sobrino me decia que yo era el dogmático, que yo daba por hecho que los estados unidos estaban detras de las revueltas sin aportar una sola pista. Efectivamente, lo mio es un acto de fe. No tengo opinión de esta guerra, pero nos han mentido tanto en las anteriores que he llegado a ser un escéptico convencido. Será culpa mía, pero también de los tristes periodistas que tenemos. Quizá tu seas una excepción... quizá no, pero no me creo nada de lo que contáis.

domingo 2 sep 2012, 01:41

Buenos dias:

Unas palabras para esclarecer el post anterior; cuando escribí el post anterior, hice una referencia a Albert Camus y Jean Paul Sartre, expresé que había 'una creencia espiritual errónea', me refería al momento histórico vivido por esa generación, no me refería al método filosófico de Camus y Sartre, que fueron sin lugar a dudas dos personalidades con unas ideas extraordinarias sobre el existencialismo que influenciaron positivamente a la generación social de aquel entonces.

Agradecido, por su amable atención Sr.Cervera.

Georges M.

lunes 3 sep 2012, 11:09

Pepe cervera eres buenisimo, yo dira imprescindible

viernes 14 sep 2012, 12:15

Escepticismo....no es para los niños...,es la huella digital del mundo adulto, un mundo lleno de falsas concepciones, ignorancia y pragmatismos sobre lo que significa ser adulto o asumirse como tal..en un mundo desconocido el adulto se atemoriza y se vuelve incontrolable e incomprensible para el mismo y para su prójimo...esto no es la excepción, sino la regla...... su estructura mental no deja el más mínimo espacio y no quiere dejar nada que no pueda ser explicado por la tiranía de la lógica y el condicionamiento mental,justificadose en la evidencia como lo último que llego para la repartición de cerebros...la evidencia o concreticidad del mundo paranormal no se entrega como en un casino como ir entregando cartas señor.. acaso será que escepticismo es un pilar mas del universo mental cartesiano que nos han inculcado desde siempre...o será un mecanismo de defensa del cerebro ante lo irracional ,que existe,lo paranormal, que existe, lo maravillosamente increíble , inaceptable, lo realmente subersívo, que puede remecer los cimientos mismos de la civilización...los sucesos malditos como les llamaba Charles Fort...si alguien cualquiera ,se atreve a postular un pensamiento, a revolcarse lujuriosamente con ese pensamiento, tiene que asegurarse de estarlo viviendo intensamente , tenerlo presente en su existencia,que sea un pensamiento vivido... como lo determino Hermann Hesse... asi es cuando una existencia es real, valida...lo trágico de esto es que tanto el escéptico como el crédulo son iguales, solo que uno se canso de esperar....

domingo 4 nov 2012, 02:57

pero porque en vez de tocar los huevos por ally no vais a ver toda la gente que tiene amigos imaginarios, budda, ala, gesucristo...
anda escéptico si pero con tu amiguito imaginario...
jajaja si no me pagas no me lo creo jajajaj

domingo 18 ago 2013, 21:09

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Pepe Cervera

Bio Retiario

Pepe Cervera es periodista, biólogo y, entre muchas otras cosas, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos. Colabora con diversos medios y es un apasionado de Internet.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios