El caso Fischer o El sacrificio de la clase trabajadora

    jueves 11.ago.2016    por Javier Tolentino    0 Comentarios

Fischer FischerRecuerdo aquellos enfrentamientos entre Boris Spassky y Bobby Fischer, mi padre siempre fue un extraordinario aficionado a todos los deportes no físicos y el ajedrez era el rey de los juegos, en aquella España que va desde la llegada a la luna en el verano de 1969, las partidas de ajedrez y la muerte de Franco. La prensa ofrecía toda clase de detalles y en casa se reproducían las jugadas, la apertura siciliana o la definición del propio Fischer:  "El ajedrez es la búsqueda de la verdad". Estábamos en plena guerra fría, mi padre había conversado muchas tardes con Dolores Ibárruri y compartía con ella el test de esa España de izquierdas que jamás podrá ponerse de acuerdo, ni siquiera para defenderse de los que no reparan medios ilícitos para ningunearla. Dolores se llevó varios secretos a la tumba, uno de ellos era que no había un mundo al otro lado del telón de acero, capaz de ofrecerse como alternativa a este del mercado y del consumo. Ha tenido que deshacerse en mil pedazos la URSS, para saberlo. Tibet, Ucrania, Georgia, las repúblicas bálticas y los bandidos que han ido comerciando con el viejo patrimonio, son ejemplos que la dama roja, conocía perfectamente. "En la batalla de Leningrado, no sólo se detuvo a los alemanes...", decía Pasionaria en voz baja, ya que le costaba hacer público la más pequeña crítica. 

Spasskyfischer1972colorDos mundo contrapuestos sobre el tablero del ajedrez. Edward Zwick (Leyendas de pasión, 1994 , El último samurái, 2003 y Diamantes de sangre, 2006) hace una buena película, consigue el aroma, la fotografía y hasta el latido de las noches de acero. Dirige, rozando la perfección, a estos dos grandes actores, Tobey Maguire y Lieb Schreiber que basan la creación de sus personajes desde la expresión corporal, los gestos y la investigación actoral. El plano largo de un Boris Spassky confundido, sorprendido y con capacidad para reconocer el talento de su rival es de los mejores planos del año. La locura, paranoia y el delirio maniaco persecutorio de Bobby Fischer está perfectamente estudiado por Tobey Maguire que podemos estar seguro que ha repasado concienzudamente el cine de David Cronenberg, especialmente Spider y el excelente trabajo de Ralp Fiennes. Perfectamente desvelada la enorme derrota de Fischer al ganar al ajedrecista ruso y a la propia Rusia (bueno, URSS). Fischer gana y pierde. Su vida, su único objetivo desde pequeño era derrotar a la campeona del mundo, en el juego más inteligente de la historia. Desde las derrotas va aprendiendo, repasando, memorizando desde el detalle obsesivo, desde la manía persecutoria, el delirio construido a partir de que rusos y judíos le persiguen. Para lo que Fischer no estaba preparado, realmente, era para la victoria. 

Fischer barbaSu vida se queda sin sentido, al derrotar a Boris Spassky.

Otro de los aciertos de Zwick es la hábil relación entre la narrativa de la ficción y el cine documental, vemos al verdadero Fischer siendo entrevistado o bajando de la escalinata del avión.

La derrota de la clase trabajadora

Dicen los grandes maestros de ajedrez que la sexta partida en Helsinki, entre Fischer y Spassky ha dejado muchos puntos de análisis: la primera vez que Fischer juega con blancas, la primera vez que Fischer no hace la apertura acostumbrada y la gran jugada, toda una metáfora de lo que se está jugando en el planeta: El sacrificio del peón. Un movimiento que ambos conocían, Spassky olvidó y Fischer la usó como jugada estratégica, la estocada que el ruso cuando la vio y la reconoció, sonrió y con la humildad que sólo poseen los grandes, aplaudió. 

Rusia perdía por primera vez, el campeonato del mundo. Salía derrotada desde un movimiento de un peón, la pieza menos "valiosa" del tablero, el último paria de la sociedad. Justo lo que Fischer había señalado, "los rusos, un imperio, contra mí, que estoy sólo. Ni siquiera, al parecer, no merecí nunca un hotel ni un gran automóvil". 

El espectador sale con saber más de ese Fischer que no volverá al escenario deportivo, que será perseguido por el propio gobierno norteamericano y que finalmente, encontrará refugio en Islandia. Quizás la gran victoria, a la postre, se convirtió en una gigantesca derrota. 

 

 

Javier Tolentino   11.ago.2016 13:28    

No, no me pareció que I, Daniel Blake, mereciera la Palma de Oro, pero Ken Loach, sí.

    lunes 23.may.2016    por Javier Tolentino    3 Comentarios

 

 

No, no me pareció que I, Daniel Blake, mereciera la Palma de Oro, pero Ken Loach, sí.

 

Ken-Loach

 

La historia dirá que este 69 Festival de Cannes fue su palmarés. Y es una pena, yo quiero acordarme de estas  grandes películas:

- Toni Erdmann, de Mare Ade la que ganó el premio Fipresci probablemente la más difícil de hacer, y por la que apostó con mayor unanimidad la prensa prensa internacional.

- Paterson, de Jim Jarmusch, la más redonda, la de mayor intensidad poética y con un personaje de esos que todos olvidan y piensan que ése es un perdedor. Tardarán en saber que Paterson, ese conductor de bus que escribe poemas, ama a su chica y le sabe a gloria su cerveza de por la tarde, esconde las claves del éxito de verdad. Qué pena, que Jarmusch una vez se vaya con las manos vacías habiendo depositado una gran película.

- Sieranevada de Cristi Puiu, un ejercicio excelente de este 
director rumano, asuntos de familia con la mirada de un 
excelente observdor y de un maestro del planosecuencia. 
Lástima que nadie valorar su trabajo.

- Julieta de Pedro Almodóvar. He oído y escuchado a medio país 
decir que es plana Julieta, a realizadores de prestigio acusar a 
Pedro que todo es falso en Julieta, que Pedro no sabe de qué 
habla... Estaré quizás en el punto de Julieta, a mi sí me parece
que Pedro sabe de qué habla, del abandono, de lo rotura, del 
silencio que más nos duele. Si no se ha pasado por ahí quizás
se pueda pensar que es artificial y pop... A mi me parece que
Cannes quería y quiere a Julieta pero el jurado vive aislado y 
quizás con otros parámetros: La actriz de la película filipina ni se 
le acerca a Isabel Huppert ni al trabajo de Emma Suárez, pero 
queda super chic, premiar y destacar a la periferia popular, al 
gueto, así quizás limpiamos nuestras conciencia.

- Conceder el premio de fotografías y de puesta en escena a cualquier película, como se ha hecho, y no hacerlo a Mdemoiselle de Pack Chan Wook, es pensar que los jurados se dedican a otras cosas más que a analizar las películas con sentido.

- Elle de Paul Verhoeven es una divertida e inteligente historia pero no suficiente. Así que de acuerdo en no premiarla.

- El Cliente de Asghar Farhadi, es una buena película sobre temas universales pero preocupante en Irán. El tema de la humillación, no es suficiente con castigar y vengarse, hay que humillar. Excelente y de acuerdo en ese premio al mejor guión.

- Nicolás Winding Refn, se equivoca de festival o su cine se queda en un vacío muy de nuestros tiempos.

- Xavier Dolan ha decepcionado y ha pinchado, espero que lo apunte porque es un realizador.

- Cristian Mungiu es muy querido en Cannes, su película debería darle mayor libertad a sus personajes, ya que en los temas de divorcio y separación vuelve a penalizar y condenar las situaciones que todo el mundo ve. Quizás hubiera sido más de los tiempos de hoy, dejar de mostrar a las mujeres deprimidas en estos asuntos.

Personalmente, nunca discutiré un premio para Ken Loach, su cine es de una coherencia absoluta y es el único defendiendo a los maltratados por la Europa contable. Ya le pueden dar docenas de premios y arrinconar con ello a gente importante (como Jarmusch, Puiu, Park Chan-Wook o Mare Aden que, me pondré de pie y me sentiré profundamente orgulloso de la trayectoria del autor de Tierra y libertad.

Javier Tolentino   23.may.2016 10:54    

¿Y si Julieta ganase la Palma de Oro?

    sábado 16.abr.2016    por Javier Tolentino    0 Comentarios

AlmodovarJulieta, de Pedro Almodóvar es una excelente película, ya lo dijimos hace unos días. Es parte de ese territorio del autor de Los abrazos rotos, donde se convoca a Chavela Vargas (1919-2012), a Bette Davis (1908-1989), a Louise Bourgeois (1911-2010) y, evidentemente a Alice Munro (1931-     ), para acercarse al silencio, a la rotura, al abismo. Podría ser una magnífica Palma de Oro de esta 69 Edición del Festival de Cannes, el gran sueño del autor de La piel que habito y una de las grandes "mahou" pendiente del cine español. No nos engañemos, este galardón es la medalla de oro de la olimpiada cinematográfica, mucho más que un Oscar, ya que la estatuilla norteamericana es un éxito y valor del mercado, el éxito en Cannes es el jogo bonito, el prestigio cinéfilo internacional.

Georges Miller

 

No puedo imaginarme si el domingo 22 de mayo, a la hora del café del domingo, el presidente del jurado, el australiano Georges Miller (Mad Max , Furia en la carretera, Babe, el cerdito valiente...) anuncia que el autor de Todo sobre mi madre, es el ganador. Claro, que en contra del autor de La flor de mi secreto, juega la figura de este presidente del jurado que representa un cine en las antípodas (y nunca mejor dicho) del cine del autor de La mala educación. 

 

 

EmmaPero a día de hoy, es una posibilidad y, ojito, que nadie la descarte, porque desde Cahiers du cinema, a Positif, Liberation.... todos los representantes de la crítica francesa van a elogiar a Julieta. Una Julieta que cuenta con un reparto femenino de vértigo: Emma Suárez, Adriana Ugarte, Inma Cuesta, Michelle Jenner, Rossi de Palma, Priscilla Delgado.

AdrianaPedro Almodóvar tendrá que imponerse, en principio y sin haber visto más que Julieta, a una Andrea Arnold que con su Cumbres borrascosas, se situará más cera de Georges Miller y que en Cannes aspira al oro con American Honey.

Complicado arrebatarle el punto de favorito infinito de Olivier Assayas, recordareis su exitosa y galardonada 'Finales de agosto, principio de septiembre', y que en mayo presentará en la Costa Azul, Personal Shopper.

Se dice que Cannes le debe la Palma de Oro al canadiense Xavier Dolan, por Mommy (2014) pero que le pagó con un premio repartido con Dios (Jean Luc Godard, Adiós al lenguaje). Dolan se lleva a La Croisette, Juste la fin du monde (qué ganitas de verla).

 

No, no lo tendrá fácil Pedro Almodóvar y si le faltaba más puras sangres y aspirantes al oro, ahí está Jim Jarmusch que compite con Paterson, en la sección oficial y que su nombre estará e boca de todas las tertulias al proponer también otro trabajo en otras secciones. Ma Loute es la propuesta de otro de los favoritos, Bruno Dumont y no olvidemos a Brillante Mendoza, Ken Loach o Nicole García y ello, sin contar las joyitas filmadas con aspirantes de menos poder mediático. 

Inma

Pero vamos a pensar e ilusionarnos con Julieta, esa película que dicen los contables que ha sido la de peor comienzo de Pedro, ratificaría aquello de cuentas y contables no suelen casar bien con guionistas y cineastas, es la realidad. Luego vendrán los que hablen de Panamá, y los que no quieran juntar churras con merinas, como se dice por Villanueva de los Infantes, ya que nadie dijo nunca que el autor de Carne Trémula, fuera un santo.  Jenner

 

Si Pedro Almodóvar ganara la Palma de Oro por Julieta, el sueño no me quita, pero casi... 

 

 

 

 

 

 

Javier Tolentino   16.abr.2016 11:57    

I, Daniel Blake no me pareció lo mejor de Cannes pero Kean Loach, sí

    martes 12.abr.2016    por Javier Tolentino    2 Comentarios

 

 

No, no me pareció que I, Daniel Blake, mereciera la Palma de Oro, pero Ken Loach, sí.

 

Ken-LoachLa historia dirá que este 69 Festival de Cannes fue su palmarés. Y es una pena, yo quiero acordarme de cuatro grandes películas:

- Toni Erdmann, de Mare Ade la que ganó el premio Fipresci probablemente la más difícil de hacer, y por la que apostó con mayor unanimidad la prensa prensa internacional.

- Paterson, de Jim Jarmusch, la más redonda, la de mayor intensidad poética y con un personaje de esos que todos olvidan y piensan que ése es un perdedor. Tardarán en saber que Paterson, ese conductor de bus que escribe poemas, ama a su chica y le sabe a gloria su cerveza de por la tarde, esconde las claves del éxito de verdad. Qué pena, que Jarmusch una vez más se vaya con las manos vacías habiendo depositado una gran película.

- Sieranevada de Cristi Puiu, un ejercicio excelente de este 
director rumano, asuntos de familia con la mirada de un 
excelente observdor y de un maestro del planosecuencia. 
Lástima que nadie valorar su trabajo.

- Julieta de Pedro Almodóvar. He oído y escuchado a medio país 
decir que es plana Julieta, a realizadores de prestigio acusar a 
Pedro que todo es falso en Julieta, que Pedro no sabe de qué 
habla... Estaré quizás en el punto de Julieta, a mi sí me parece
que Pedro sabe de qué habla, del abandono, de lo rotura, del 
silencio que más nos duele. Si no se ha pasado por ahí quizás
se pueda pensar que es artificial y pop... A mi me parece que
Cannes quería y quiere a Julieta pero el jurado vive aislado y 
quizás con otros parámetros: La actriz de la película filipina ni se 
le acerca a Isabel Huppert ni al trabajo de Emma Suárez, pero 
queda super chic, premiar y destacar a la periferia popular, al 
gueto, así quizás limpiamos nuestras conciencia.

- Conceder el premio de fotografías y de puesta en escena a cualquier película, como se ha hecho, y no hacerlo a Mademoiselle de Pack Chan Wook, es pensar que los jurados se dedican a otras cosas más que a analizar las películas con sentido.

- Elle de Paul Verhoeven es una divertida e inteligente historia pero no suficiente. Así que de acuerdo en no premiarla.

- El Cliente de Asghar Farhadi, es una buena película sobre temas universales pero preocupante en Irán. El tema de la humillación, no es suficiente con castigar y vengarse, hay que humillar. Excelente y de acuerdo en ese premio al mejor guión.

- Nicolás Winding Refn, se equivoca de festival o su cine se queda en un vacío muy de nuestros tiempos.

- Xavier Dolan ha decepcionado y ha pinchado, espero que lo apunte porque es un realizador.

- Cristian Mungiu es muy querido en Cannes, su película debería darle mayor libertad a sus personajes, ya que en los temas de divorcio y separación vuelve a penalizar y condenar las situaciones que todo el mundo ve. Quizás hubiera sido más de los tiempos de hoy, dejar de mostrar a las mujeres deprimidas en estos asuntos.

Personalmente, nunca discutiré un premio para Ken Loach, su cine es de una coherencia absoluta y es el único defendiendo a los maltratados por la Europa contable. Ya le pueden dar docenas de premios y arrinconar con ello a gente importante (como Jarmusch, Puiu, Park Chan-Wook o Mare Aden que, me pondré de pie y me sentiré profundamente orgulloso de la trayectoria del autor de Tierra y libertad.

Javier Tolentino   12.abr.2016 19:58    

El último cartero de Rusia

    viernes 14.ago.2015    por Javier Tolentino    0 Comentarios

El cartero aEl correo sin Zar y sin Marx

Reconozco que me siento muy lejos y muy lejano de una opinión cinéfila y cinematográfica que sigue subiendo y bajando el pulgar, salvando la vida o perdonando a los autores que van desfilando por las pantallas. Andrei Kontchalovsky  me fascinó  con la fantasía de su Cascanueces, con la ternura de su árbol de Navidad, con la ingenuidad larvada en las decenas de noches de su vida, amando el invierno. Pero si el cine de animación, el cine de aventuras y ese cine que toca los dedos con la novelería de los sueños se convierte o se traduce en un cierto cine de la verdad, que sus personajes son de carne y hueso, que se interpretan a si mismos y que son ellos los  protagonistas geográficos de la historia profunda del pueblo ruso, entonces estamos hablando de otra cosa. Nos encontramos hablando de un cineasta pisando varios territorios: el de la obsesión por el encuadre, por la fotografía, por el sonido (fiel a la vieja escuela de Moscú) y el dirigir a las personas para que dibujen sus propios personajes. Neorrealismo italiano y cine contemporáneo de lo real. 

El cartero b

 

No sé de donde diablos se han sacado eso de El cartero de las noches blancas, pero siguen los cronistas salpicando a Kontchalovsky de haber tejido una película sin trama, sin drama. Una película -escribe un colega- donde nada pasa y no importe que pase nada. Talento al crítico no le falta pero claro que a este cartero le pasan más cosas que a Batman o que  a los personajes de Love (Gaspar Noé). Este es un cartero enamorado al que la mujer a la que ama le deja abandonado en el paisaje, un cartero que sabe cuidar de su gente y de sus hijos, algo que no hace falta que les cuente lo que pasa en los lugares donde tanto pasan que no están. Un cartero que es de otro mundo, lejano, aislado y que se  derrumba por el abandono pero no por el acoso y el deterioro de los bandidos. Amo profundamente la técnica tarkovskiana de Kontchalovsky: impecable fotografía, planos y enfoques de un espacio a diez mil kilómetros de Vladimir Putin, a mucha distancia de una Europa en manos de las multinacionales y de los negocios de la bolsa. Personajes que interpretados por si mismos serían imposibles para Clint Eastwood o Robert De Niro. Sigan, sigan ustedes con los viejos esquemas del cuento y del relato, de los fallos de guión y de las faltas de estructuras. Déjenos a solas con este cine de lo real obsesionado por la luz y por un ritmo de blues (sería más propio de balalaika, de espíritus independientes que no se venden ni a ustedes ni al mercado).  

El cartero d

 

El primer plano del cartero sólo ante la grandeza del lago es digno de la épica narrativa rusa, del delito histórico cometido contra el pueblo ruso, primeros los zares, después los hijos de Stalin y ahora sus nietos, encaramados entre el Kremlin y el Támesis. No me extraña que primero Andrei Tarkovski, después Alexandr Sokurov, también Andrey Zvyagintsev y, por supuesto, El cartero de las noches blancas, de un verdadero sabio como es Andrei Konchalovsky, hayan descrito tan certeramente  el Apocalipsis y la sistemática destrucción del don apacible del pueblo ruso.                                      

 

Javier Tolentino   14.ago.2015 14:59    

Los hijos del pensamiento débil

    lunes 3.ago.2015    por Javier Tolentino    0 Comentarios

Adele 1Creo que es una idea magnífica estrenar una película de este tipo en estos cálidos días de verano; en el fondo Les Combattants, no es otra cosa que una comedia, una primera película que funciona prácticamente como una primera experiencia amorosa: con torpeza, con deseo y hasta con violencia. A Thomas Cailley le valió para mucho: seleccionada en La Quincena de Nuevos Realizadores de Cannes y con varios Premios César, la película tiene un acabado de comedia romántica, muy al gusto de los fanáticos de Mia Hansen Love y con un discurso ideológico de los jóvenes de hoy: hartos de una generación bien pagada, abandonados en el territorio de la comunicación, inquietos por el planeta y melancólicos por el Apocalipsis que viene.

 

Les combattants 2

La bellísima Adèle Haenel tiene en Les Combattants un papel a su medida: atractiva, vigorosa, fuerte e independiente reta a los muchachos en todo, en la pelea, en las copas y por supuesto en el deporte. Sin embargo, todo, para esconder su falta, no sabe cómo colocarse como mujer, no encuentra su patrón. Odia a los muchachos que van de varoncitos, le repugna su familia burguesa y tan sólo acepta la comunicación con un joven carpintero que no le exige ni le presiona buscando sexo o liderar la amistad. 

El director, finalmente se deja arrastrar por la sensualidad de la actriz, por las curvas arrebatadoras de una Adèle Haenel que parece sacada de todas las comedias románticas del cine francés y todo el universo pacifista, antibélico, ecologista, conservacionista, mileurista, apocalíptico y anti-sistema se hace mil pedazos por una piel que grita ante una caricia. 

Mil comedias nos aburrirán este verano con idas y venidad, ésta al menos tiene varios pliegues sobre la falda que no usa la protagonista.

Adele 3Seducirá a los sobrinos de los hipster, a los hijos de familias desestructuradas o a los hijos olvidados por las series de televisión o por las redes sociales. Son tiempos de abandono, tiempos individualistas que ya habían preconizado los pensadores de la posmodernidad.

El mundo puede arder en mil pedazos que será difícil que los padres dejen True Detective.

Es Les Combattants una película que no hará daño verla pero que tampoco pasará nada por obviarla. 

Javier Tolentino    3.ago.2015 18:49    

Jeanne Moreau, una dama contra la norma

    domingo 26.jul.2015    por Javier Tolentino    0 Comentarios

 

Jeanne Moreau ya sacudió las líneas estéticas de la Nouvelle Vague francesa por proponer una sensualidad fuera de la norma que impusieron algunas de las grandes damas del cinema francés, tan sólo sería necesario recordar Los Amantes (1958, Louis Malle) o quizás con François Truffaut en 1962, un Jules y Jim que conmovió o desestabilizó a los entonces capellanes de Chartres y Notre Dame. Por no citar ese idilio con swing de género, Ascensor para el cadalso con un Louis Malle de rodillas ante Miles Davis y una Moreau intentando tocar la trompeta de uno de los grandes músicos de América. Jeanne Moreau, solicitó el guión al realizador estonio  Ilmar Raag 

Jeanne moreu y miles 2

quien desde el principio había pensado y soñado que la protagonista de Una estonia en París (Una dama en París), debía de ser ella, Jeanne Moreau que a punto de cumplir los noventa años da sentido a la tercera película de Ilmar Raag, la historia de un exilio, la memoria y el retrato de una mujer que optó por agotar la vida,  sin medir sus consecuencias. En el relato no hay fuerza, tampoco sutileza, es la austeridad que se le presupone a la Europa del Norte y soviética. Dos retratos,de dos mujeres que se contraponen: una, consume los tiempos desde el desparpajo de la libertad, en oposición a la otra, que opta por la norma, que mira por las consecuencias y que cree que hay prácticas que pueden erosionar los poquitos restos amorosos que queden después del naufragio. La dama interpretada por Jeanne Moreau piensa que si hay un hombre guapo y atractivo, lo mejor es dejarse ir. La otra mujer se lo piensa, opina que ese guión necesita algo de amor. 

Moreau estonia

 

 

 

 

 

 

 

Me gusta la película de Ilmar, quizás le falta carácter y  se convierta en un relato muy previsible pero probablemente no sea lo importante esa cierta inocencia pazguata que destila el film, será eso lo que lleve a dos retratos de mujeres, casualmente ambas de Estonia. Una que hizo del deseo la forma de apaciguar a sus fantasmas -el abandono, el exilio, las grandes guerras europeas- y la otra, una mujer de este tiempo, consumida por el poderío económico alemán de los nuevos tiempos, exiliada por la ley mordaza y las leyes liberales pero con una mejor relación con la ética, con el amor y quizás con la independencia.

 

Moreau estonia 2

 

 

 

 

 

 

 

Entre el amor y el deseo, de coincidir ambos, hay un tramo y un paso por el que cada una de estas mujeres transita y optan. Parece decirnos el director que de comerse la vida a mordiscos, la factura con el paso del tiempo puede ser la misma que nos desvelara Jim Jarmusch en Flores rotas, de optar por el proceso amoroso, esa experiencia puede construir un punto final diferente.

Javier Tolentino   26.jul.2015 16:16    

Cannes es una dama que ya está de vuelta

    sábado 16.may.2015    por Javier Tolentino    1 Comentarios

 

Fernando León de Aranoa, conmocionado por Kosovo

Fernando leon 1Un día perfecto está basada en la novela Dejarse llover, de Paula Farias, que transcurre en Kosovo. León de Aranoa desplaza la acción a Bosnia para aprovechar sus vivencias, aunque su historia podría desarrollarse en cualquier escenario bélico. “De Bosnia traje la sensación de irracionalidad, de laberinto, de impotencia, de confusión enorme. La primera víctima de un conflicto es la racionalidad y a partir de ahí todo el mundo entra en una lógica distinta: la de hacer daño”. Fernando es la exigua participación de la cinematografía española, salvo algunas delicadas presencias en el mercado y en el cortometraje. 

 

Palme-1Ay Cannes!, qué mercadito tan lindo el de La Boca y un poco menos surtido el mercado del centro, ese que está rodeado de panaderías y que por las mañanas da gusto sentarse a ver el meneito de fruteros, tenderos… Al anochecer me gusta aparecer por el barrio africano de Cannes, nada que ver con el de Marsella pero en éste guardo recuerdos muy agradables, me dieron cobijo cuando me prohibían venir a este festival, qué cosas pasan a veces en la vida. 

Encuentro a Cannes perezosa, conservadora -ya ahora hablo del festival de cine- sin ningún deseo de riesgo y es ahí donde podríamos entender este casi veto al cine español. Hay diez nombres de realizadores españoles que podrían haber aquí presentado su películas y hubieran mejorado secciones en el que se ha visto algunas producciones francesas de compromisos y otro cine asiático o cines del mundo que les viene bien a los franceses ponerse la etiqueta de un cine periférico que mola.

 

 

KawaseNaomi Kawase goza de buena salud, aunque enterradores no le faltan

Koreda y Kawase son compis de escuela, de generación y de amor por los cerezos en flor, en las dos películas de estos dos cineastas japoneses se repiten planos parecidos y hasta un cierto abandono en la ternura, una exhibición de los mundos pequeños, esos detalles en los que jamás reparará la conocida industria más allá de Río Grande. Hirokazu Koreda concilia la solidaridad con la derrota, el estúpido poder de los hombres con la belleza cómplice de las mujeres que saben. Naomi Kawase tiene la habilidad del poeta, construye sus planos con la misma suavidad que se sueltan los pétalos de los cerezos y relaciona la levedad con la hondura de los guetos construidos por la historia de su país: un plano secuencia por la leprosería desvela al espectador las víctimas que se ha cobrado el pasado y el presente del Japón. Y Kawase lo lleva a la pantalla con la misma y aparente simplicidad del viento que hace mover los árboles que tanto ama. 

 

Yorgos

 

“Todos hemos soñado y pensado en matar a alguien, es una opción incluso desde la historia del pensamiento”, Woody Allen. Sala de Prensa de Cannes. 

 

Siempre nos quedará Woody Allen, cuando al final de la tarde realizadores que no saben a donde van con sus ejercicios vacuos, vacíos nos estén a punto de quitarnos las ganas por esté vicio séptimo, nos encontraremos con diálogos e historias escritas por Woody Allen, a punto de alcanzar ya los ochenta años y nos de devolverá intacta la ilusión por el cine. Desde la comedia y desde el humor Allen, en Irrational man no deja títere sin cabeza: así nos cuenta la historia de un profesor de filosofía que llega a la conclusión que matar puede ser un acto benigno y social, que gentes como los indeseables corruptos que pululan por el mundo, quitarlos del mundo es un bien y su autor un héroe de comic. Apelando a los grandes pensadores de la cultura occidental, este Joaquim Phoenix, profesor de filosofía intentará demostrar que se acabaron los tiempos de los discursos para pasar a la acción, de la misma manera que Regis Debray con su defensa de las armas para liberar a los pueblos oprimidos, Woody Allen justificará el acto dívino de matar para lo mismo, para liberar al mundo de tanto sinvergüenza. Pero lo hace desde su lenguaje, con el sexo y las distracciones habituales de su cine, pero con la firmeza de mostrar el cinismo de la sociedad de nuestro tiempo. Yorgos Lanthimos, del que reconozco que aún recuerdo la impresión que me causó en este mismo cine de Cannes, el descubrimiento de Canino, nos ha enseñado en The lobster parecidos temas woodiallenianos, como es la persecución no explícita que lleva a cabo la sociedad con los seres humanos que viven solos. Lanthimos viene a decir que los lobos solitarios son una amenaza social, y por lo tanto deben ser reeducados y facilitarles el camino hasta que la encuentren y si finalmente no pueden, obligarles a que se conviertan en animales. 

 

 

Como es habitual en la docta dama, es la experiencia la que dicta que lo mejor está por llegar

 

Moretti

Llegamos al ecuador de esta marathón con Todd Hayned y su Carol, y Nani Moretti que con Mia madre regresa a sus temas conocidos como el de la perdida, en este caso no es el hijo y la culpa pero es la madre y las dificultades de mantener los ritmos de la exigencia profesional con los cuidados y la atención que debes a la madre. No hay novedad ni en los pulsos narrativos de Moretti ni en la habilidad para dirigir a los actores, mira que le gusta interpretara Moretti y también mofarse de las estrellas de Hollywood, lo hace con John Turturro y lo hace con agilidad, mala leche y conocimiento. 

Javier Tolentino   16.may.2015 17:58    

Irán explotará desde la libertad

    viernes 1.may.2015    por Javier Tolentino    0 Comentarios

10_ArbolPalabrasTolentinoEl séptimo vicio estuvo defendiendo El árbol de las palabras desde una de las ciudades de la antigua Al Andalus, desde el corazón de la ciudad de Córdoba y desde el Teatro Góngora, con la dulzura de los compañeros técnicos del Sur. Y así pudimos escuchar a los cineastas que venían de África, de Angola, de Senegal, de Mauritania, de Marruecos, de Mali y pudimos  ver cómo Abderrahmane  Sissako expuso en la pantalla de La Meca de los festivales, en Cannes, su discurso poético contra la barbarie, psicópatas que interpretan las leyes religiosas desde las armas y desde la esclavitud hacía sus mujeres. Timbucktú es eso, una mirada a la tristeza que impone la violencia de ese discurso, en África. El maestro ya lo había hecho con Bamako, un proceso jurídico penal a Occidente, ese mundo del dinero que no se ha cansado con saquear a este continente, lo mantiene en la pobreza garantizando mano de obra barata y ese viejo impuesto involucionista de la deuda. 

HajoojCórdoba, desde la palabra y desde la vieja utopía de la convivencia de todas las creencias nos abrió la puerta de Argelia.

Argelia viaje 2Y bajo la colaboración del Instituto Cervantes construimos cuatro programas, con un sonido que llevaron la firma de Luis Montero, alias El Quillo. El primero desde Argel, una ciudad con mucha vida, mucha luz y mucha alegría. El jardín del Cervantes servía de estudio de una Radio 3 que deseaba hablar con los argelinos que se apuntaban al Castellano, a una lengua cervantina que -según muchos de ellos- la relacionan con la pasión, con la alegría, con una forma muy libre de entender la vida. Y en ese primer Séptimo Vicio argelino, quienes primero tomaron la palabra fueron ellas, hablaron de cómo muchas mujeres argelinas son víctimas de malos tratos de hombres que se creen superiores y con patente de corso para convertir sus casas en espacios de miedo y terror. Por supuesto que no es el hombre argelino quien les pone la mano encima, son hombres malos que ocupan una parte importante de la sociedad masculina de Argelia.  El punto de partida era el cine español, pero ellas tenían otros temas que sacar de su alma.

Argelia perroDe Argel a Orán, y en Orán, en el propio Cervantes, compartimos la proyección de El perro del Hortelano de Pilar Miró, y las sedas y los colores de las telas de Pedro Moreno junto a la sensualidad de Emma Suárez y el atrevimiento de la directora de la película hizo ruborizarse a decenas de argelinas que con pañuelo, chador e hiyab siguen las dulzuras y turbulencias de la adaptación de Lope de Vega y será la película de Pilar Monsell, África 815, la que generará otra de las grandes controversias en el país de Albert Camus, la homosexualidad. Habla un joven estudiante: "Mis amigos han abandonado la proyección, no podían mirar y tiraban de mi para que les acompañara pero me he quedado por  la valiente película española". Encendido debate en la biblioteca del Cervantes de Orán que después seguiría en la noche argelina. Era la primera vez que Radio 3 emitía desde Argelia, desde el cine y con el estallido de cables, conexiones y líneas de comunicación Orán-Prado del Rey. Faltaba la última etapa, la hermosa y grandiosa Universidad de Tlemcen, ahí el tema fue Don Quijote de La Mancha, con Juan Luis Galiardo y la mano de Manuel Gutiérrez Aragón. Nuestro agradecimiento, especialmente a Gonzalo Manglano de Garay, escritor, profesor y hoy Director del Cervantes en Orán.Don quijote 1

"Argelia no olvida que los españoles no se fueron durante la década negra y aparte de una historia común, su país demostró afecto por una Argelia que ha sufrido mucho", hablaba una profesora que está llamada desde su área y su departamento a construir quizás una colaboración hispano-argelina de mucha profundidad. 

 

 

Irán se nos antoja como una aventura radiofónica más compleja

 

Iran 2

 Luis Montero, nuestro compañero en las tareas técnicas se nos va de vacaciones a Marruecos y  nosotros decidimos aceptar la invitación del Fajr Film Festival de Teherán, la invitación parte del mismo director, Abreza Rezadad pero no se trata de ir a Teherán a enviar una crónica, el asunto es más peliagudo, se trata de emitir El séptimo vicio todita la semana, con la asistencia técnica de buenísimos compañeros técnicos pero con los que jamás hemos trabajado, jamás se ha emitido desde Irán y preparamos un plan B por si nos fallan las transmisiones, eso no ocurre y los compañeros en la redacción de Radio 3 nos lo hacen saber vía mail. No hay Facebook en Irán y si lo hay está en manos de cuatro, la red de Internet está capada en Irán y son muchas de las páginas de medios informativos españoles, latinos y europeos que no pueden visitarse. No tener presencia en Facebook debilita y afloja nuestra intención, pero lo haremos a la vuelta y de momento lo contamos vía blog de El séptimo vicio.

Las mujeres iraníes logran impresionarnos

Siempre nos ha gustado el cine iraní y si viajamos a Irán abrigamos la esperanza de encontrarnos con uno de nuestros directores favoritos, Dariush Merhjui, director de La Vaca (1968) con la que consiguió la primera palma de oro para la cinematografía iraní. Queremos vernos con muchos autores más y nos encontramos con Abbas Kiarostami, con quien almorzamos la primera noche en Teherán y deseamos ver la película Mahoma de Majid Majidi, imposible, no sabemos qué ha pasado pero él esta como desaparecido y el festival tampoco sabe qué pasa. Las cosas en Irán tienen su misterio. Con Jafar Panahi nos transmiten (nos transmiten) que no. Pero tenemos la alegría de la semana, Dariush Merhjui nos invita a su casa y podemos levantar en su propio salón el espacio para emitir El séptimo vicio. Y ese encuentro se convierte en el pensamiento razonable, sabio y culto de uno de los grandes pensadores de este país: "Al poder no le gusta que le discutan, puede hacer cosas tan imposibles como no reconocer el mérito del cine iraní internacionalmente e incluso pueden autorizarte todos los permisos para que puedas hacer cine -hay más de una decena de licencias que te deben aprobar diferentes estamentos del estado- y luego, después de todo el esfuerzo y el tiempo, te lo prohiben desde la torpeza y la ignorancia". El encuentro con el director de La Vaca se emite por Radio 3 en la tarde del viernes, 1 de mayo, todo un símbolo y un logro porqué no decirlo.

Mahoma

Logramos finalmente realizar cuatro programas de El séptimo vicio desde Teherán, el sueño realizado y hubiera sido imposible sin la colaboración de muchos iraníes: Ahmad Taheri, Mahmoud Reza Sani y un impecable equipo técnico de Radio Nemayésh, la radio cultural de Radio Irán, los recordamos: Heydar Safdari, con más de veinticinco años de experiencia técnica en la radio, con la producción de Maral Doosti (editora de "Paréntesis Abierto", en Radio Irán) y Shirin, extraordinaria  técnica de control de la radio pública persa. Impagable la colaboración con la radio iraní y así podemos dialogar con protagonistas clave de la realidad cinematográfica iraní, protagonistas que lograrán el cambio mediático que necesita la cultura y la sociedad de este país.

Mujer irani 1Al pasear por las calles de Teherán te das cuenta en la primera vuelta: el tráfico maltrata al peatón, no hay educación vial en el corazón de la educada sociedad iraní. Pero a quien peor cuida el conductor es a la mujer, da igual que sea niña, joven o anciana. Está como muy metida en la sociedad masculina iraní que la mujer debe esperar cualquiera de sus decisiones. Si subes a un autobús, ellas están atrás y ellos delante, una de las muchas segregaciones que ellas deben soportar. Una mujer iraní en público debe cuidarse de estrechar la mano y mucho menos besar como saludo a un hombre. Está penalizado pero ellos pueden abrazarse, besarse y hasta tener cuatro mujeres e incluso la ley contempla que pueden disfrutar de un matrimonio por horas, de esa forma pueden diblar la norma imperativa. Vemos a mujeres con el chador por todos lados, incluso con trajes que la apartan de la belleza, tan sólo el carmín, las cejas y la nariz son espacios para el juego que cada vez hay más y cada vez se ve una fuerza en la mujer que no va a parar, y va a hará explotar en mil pedazos a una sociedad iraní que debe entender que el respeto a la tradición y a su cultura deberá ir en el futuro por otros derroteros. Ya lo saben los actuales responsables políticos. Las mujeres cineastas, pintoras, esculturas, escritoras, periodistas, estudiantes, taxistas  (sí, sí mujeres taxistas, ¡si lo supieran por Kabul...!) están empujando, van consiguiendo el cambio. Irán lo necesita. Es un pueblo culto, rico y esperemos que pronto, un poco mas libre.

El arte moderno iraní, está mostrando el camino

Arte irani 3Un paseo por el Museo de Arte Moderno iraní muestra al espectador que los artistas iraníes, desde Parvaneh Etemadi, Mehdi Hosseini, Aliakbar Sadeghi, Jafar Rouhbakhsh y el imprescindible Mehdi Navabi y sin olvidarnos de Iman Maleki o Iman El Maleki, considerado como uno de los grandes pintores del arte contemporáneo iraní, van conduciendo desde la cultura al gran cambio de la sociedad iraní. No estoy muy atento a los avatares políticos del momento, ni tampoco sé si los iraníes de a pié confían mucho en las negociaciones con los Estados Unidos, que al parecer, decidirán en el inminente ya próximo mes de junio. Lo que sí percibo es que el cambio ya se está haciendo, con cuidado porque el nuevo Irán debe mirar a los que defienden el viejo régimen, pero la sociedad iraní ya está preparada, viene de hace tiempo, desde el dolor por la guerra con los iraquíes, desde la tristeza por ver que hoy en el mundo se defienden mejor cualquier cuestión con la palabra que con la horca y porque es uno de los pueblos más hospitalarios del planeta.

ShyrazEl pueblo iraní y el pueblo persa tiene tantos valores que a medida que lo vas conociendo ya no te quieres desprender de su lengua, tan dulce (imprescindible visitar en Teherán el Museo de la Escritura, la belleza del farsi, de su origen y de su resistencia al árabe). El séptimo vicio regresará a realizar una serie de programas a las ciudades de Isfahán, Persépolis y Shiraz porque una de las realidades de este hermoso país es que es tan diferente por el norte como por el sur, desde las calles de Teherán a las montañas de Irán. El cine y la radio, porque es apasionante transmitir desde este hermoso país.

 

 

 

eMujer irani 2

 

Javier Tolentino    1.may.2015 12:59    

De Abderrahmane Sissako a Kivu Ruhorahoza

    sábado 28.mar.2015    por Javier Tolentino    0 Comentarios

Apenas tiene treinta años y ya tiene uno la certeza de que este realizador ruandés, nacido en Kigali, forjará y construirá una de las grandes trayectorias de las cinematografías africanas. Thing of the Aimles Wanderes (Cosas del caminante sin meta) es la última película de Kivu Ruhorahoza, una hermosa historia del cine dentro del cine en la Ruanda más bella de África, ese país en el corazón del continente que superó siglos y siglos en el más absoluto secreto, probablemente sea uno de los últimos territorios africanos en ser desvelado. Kivu construye una hermosa historia en la que se impregna de la literatura del XIX, Desde David Linvingston a Joseph Conrad y su corazón de las tinieblas. Pero también hay cierta tristeza, el genocidio ruandés sobre vuela sin posarse en una deliciosa película que va a ser presagio de un gran cineasta, como sin duda ya lo es. Kivu dirigió el festival de Ruanda en 2005 y ahora vive en Nueva York, perfilando, precisando su estilo narrativo, una estética que junto a otros autores y otras películas, está logrando para África, una evolución importante, distinta a la generación de los Ousmane Sembene, Djibril Diop Mambety y Abderrahmane Sissako.

Horeya-farghaly-1899Ahmad Abdalla nació en El Cairo 1976 y su trayectoria debería estar más unida a la música que al cine. Decor (Decoración) es el título de su última película, una apuesta y decidida historia en blanco y negro que contiene uno de los grandes trabajos de la actriz egipcia Horeya Farghaly. Abdallá juega con la realidad y la ficción y somete al espectador en un juego complejo entre la verdad que construye el cine y la realidad, magnífico laberinto egipcio, tal como el jeroglífico de la vida. 

 

HajoojHajooj Kuka es un jovencito realizador sudanés que a través de su última película, su segundo largometraje, Beats of the Antonov (Al ritmo del Antonov) nos muestra la belleza que esconde el drama: Sudán -como sabéis- es uno de los lugares donde se gestó la civilización actual, a través del pueblo Nubio, más de 1.500 A.de C. y uno de los escenarios seleccionados por un psicópata que no sólo lleva a la tragedia a su propio pueblo sirio, sino que despoja a la joven población sudanesa para formar parte de las legiones que pululan por Damasco, masacrando a a población civil. Valiente Hajooj que recuerda a la antigua civilización, que muestra a las mujeres de Sudán, con lágrimas en los ojos, con ira en sus gargantas y con belleza en sus rostros. Antonov es el avión sirio que inexorablemente visita los poblados y las aldeas del Sudán, arrojando decenas de muertos y destrucción entre la inocente  e indefensa población civil. Este documental habría que llevarlo al parlamento europeo, proyectarlo y dejar hablar a Hajooj Kuka, que cuente como es ese robo de la población infantil sudanesa para convertirlos en soldados, antes de los quince años. Bashar al Asad,  es alauita (una vertiente del chiísmo) que es una minoría en Siria a diferencia de los sunitas, mayoría en el país. Su padre Hafez reprimió revueltas sunitas generando matanzas, una de ellas conocida como la Masacre de Hama donde algunos afirman que murieron 10 mil personas. "Pobre Sudán, ¡que habrá hecho Siria en su historia para merecer tanto castigo!"

Antonov

 

El cine que se hace en África tiene mucho que contar y las nuevas generaciones de cineastas lo están haciendo. Citaremos las últimas  joyas cinéfilas de ese continente, ambas pertenecientes a la cinematografía marroquí.

L'armée du salut (El ejército de salvación) de Abdellah Taïa, que finalmente se impuso en el Festival de Cine Africano de Córdoba y ganó el primer premio, es una emocionante historia de un joven adolescente que se siente muy diferente y tendrá dificultades en casa y en su vida para salir de una sociedad que le engulle, que le aplasta. Otra película marroquí que me ha interesado mucho es Al bahr min auaraikoum (De espaldas al mar), de uno cineasta autodidacta y tremendamente original, Hicham Lasri, nacido en Casablanca y ya realizador de culto por las cinematecas marroquíes, nos presenta una película también sobre la diferencia y las dificultades en una comunidad como la marroquí eso de mostrarse como diferente. La violencia, los golpes y la persecución por las calles de la legendaria ciudad. Al espectador exigente y buscador de nuevas narrativas le gustará y se sentirá atrapado por un estilo donde se percibe la música como un personaje más y la ironía bufa de este director. 

 

Hicham

L'armee

 

Javier Tolentino   28.mar.2015 20:16