« La "ruta canguro" (Perth-Londres), 17 horas y sin escalas | Portada del Blog | Guías turísticas para el verano 2018 »

Cracovia debate como frenar la asfixia del turismo masivo en las ciudades históricas

    viernes 30.mar.2018    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

Cracovia_082_Foto angelaGonzaloM

A principios del siglo XVIII, se inició la moda de los viajes por placer en Europa... El Gran Tour recorría, entre otras las ciudades italianas de Génova, Florencia, Roma y Nápoles. Ya para entonces Venecia era un centro de atracción de visitantes, principalmente aristócratas. Tres siglos más tarde 25 millones de turistas llegan cada año a la capital del Véneto. La mayoría en unas horas muy determinadas y en unos lugares concretos. Según un estudio de la universidad veneciana Ca' Foscari la inmensa mayoría solo se interesa por conocer un 35% de la ciudad, y museos como el palacio ducal, solo reciben a unas 400.000 personas cada año. 

Hace 40 años, Cracovia y Quito, eran las primeras ciudades declaradas patrimonio de la Humanidad. Ahora tienen este distintivo más de 250 poblaciones, la mayoría pequeñas y medianas. La ciudad polaca, recibe cada año unos 13 millones de visitantes, principalmente en verano. El 75% del turismo es doméstico, y la inmensa mayoría solo están uno o dos días. 

Cracovia_087_Foto angelaGonzaloM

Todo gira en torno al Rinek Glowny, su impresionante plaza central, una de las más grandes de Europa, y se mueven por un eje peatonal que les lleva hasta el castillo de Wawel y el barrio judío (Kazimierz). Al estar muy concentrado en el tiempo y el espacio, provoca problemas de convivencia con los vecinos de la ciudad, ya que ocupan sus espacios públicos, el transporte y otros servicios. 

La ciudad croata de Dubrovnik, fue declarada patrimonio de la humanidad, en 2015. En su reducido casco antiguo se producen atascos ... de personas. Ante esa aglomeración los ciudadanos tardan más tiempo en cruzar el centro para ir a su trabajo, a comprar, o a encontrarse con los amigos... y acaban cambiando sus flujos de movimientos o, peor todavía, enfadados con los visitantes.  Por algo tan sencillo, como que los residentes cruzan el centro histórico como lugar de paso y los ciudadanos temporales lo contemplan y llevan un ritmo más pausado.

Cracovia, ha celebrado un simposio sobre los retos de las ciudades históricas analizando cómo compaginar la vida de los residentes con la de los visitantes, especialmente en unas fechas concretas del año. Se han analizado varios casos...

640px-Canal_Grande_Chiesa_della_Salute_e_Dogana_dal_ponte_dell_Accademia
Gran Canal de Venecia. Foto Wikipedia / Wolfgang Moroder

Venecia, es un ejemplo claro de masificación turística. A pesar de estar repleta de preciosos canales, salas de arte, arquitectura atractiva y excelente comida, la mayoría de turistas solo visitan la plaza de san Marcos, los alrededores.... alguna isla y navegan por el canal central. Mara Manente, directora del CISET, el Centro Internacional de Estudios en Economía turística de Venecia, habla de un turismo que "banaliza la riqueza cultural de una ciudad que ha acabado convertida en un parque temático"

La capital del Véneto cierra la puerta a las 6 de la tarde. A esa hora casi nadie pasea por unas calles que están atiborradas de turistas por la mañana. La ciudad ha ido perdiendo población, que huye de la aglomeración turística, y de unos precios elevados, tanto en la vivienda como en restauración. Una experiencia que viven otras ciudades patrimonio de la humanidad y que tratan de evitar la temida gentrificación, es decir, que se conviertan en ciudades sin alma... vacías.

  640px-Casco_viejo_de_Dubrovnik _Croacia _2014-04-14 _DD_09
Foto Wikipedia / Diego Delso

Dubrovnik se ha convertido en una parada obligatoria para los cruceros que navegan por el Mediterráneo. En 2013 recibió casi un millón de visitantes, el año pasado se redujo a casi 700.000. los responsables de turismo han acordado con las principales líneas de cruceros coordinar los horarios para evitar que los turistas inunden cada mañana el centro histórico de Ragusa. Incluso ha restringido el acceso y obligan a los turistas a esperar a que otros abandonaran el lugar para poder acceder. El límite se ha establecido en unas 6.000 personas al mismo tiempo. Iva Carevic, del Instituto de Restauración de la ciudad, señala que "hay que hablar con otras ciudades que tienen el mismo problema con la llegada de cruceros a sus puertos para evitar unas masificaciones asfixiantes"

Cracovia, ha sido siempre una ciudad universitaria de renombre. El director de la Cámara de Turismo de la ciudad, Aleksander Miszalski, explica que uno de sus principales retos es "evitar que los visitantes perturben los hábitos de la población". "Hay muchas familias que ha vivido en la ciudad durante años, y ahora se van"... Miszalski recalca que "por eso es importante que los residentes y los turistas colaboren con las políticas municipales,. para evitar los roces que se producen tanto por el día como por la noche".

Estas ciudades estudian cómo conseguir un ecosistema estable, en el que todos compartan, de manera diferente, pero sin incomodarse, ese espacio histórico, que por sus características excepcionales pertenece a toda la humanidad. Salzburgo tiene solo el 6 por ciento de la población austríaca, pero sus ingresos turísticos contribuyen a un 25% del producto interior bruto del país. Una muestra de que el patrimonio cultural es un catalizador de desarrollo socioeconómico. 

La comisaria europea de industria y pequeñas y medianas empresas, la polaca Elżbieta Bieńkowska recuerda que no todo es negativo. "En ciudades como Venecia o Barcelona el turismo crea problemas y los vecinos se quejan, pero al mismo tiempo aporta beneficios a la ciudad, a los que no pueden renunciar". Para la comisaria europea "hay que encontrar un punto de equilibrio entre los ciudadanos y los visitantes".

Amsterdam
Flickr/ebrkut

Por los canales de Amsterdam, entraron a lo largo de los siglos personas, productos, dinero e ideas..., conocimiento. Esas venas de la ciudad holandesa, sufren también la presión turística, pero las autoridades han decidido nombrar un alcalde de noche, que, cuando la ciudad cierra sus comercios, se encarga de organizar un atractivo cultural añadido. La noche se ha convertido en un gancho cultural. Espacios en los que se mueve la creatividad musical de grupos artísticos locales, que ofrecen otra experiencia al turista y aportan unas ganancias económicas potenciando el diseño de interiores, ofertando trabajo a grupos de actores o bailarines, es decir, principalmente al mundo del espectáculo. 

Uno de los papeles más complicados de ese alcalde nocturno, una figura que ya existe en varias ciudades, es conciliar la necesidad de descanso de los vecinos y el deseo de los visitantes de aprovechar todo el tiempo libre del que disponen. Es decir quitar presión y gestionar de otra manera el flujo turístico.

DZNT8ZZXkAAYbtm

Es este equilibrio, "entre los residentes, los visitantes y la economía, el más importante de todos ellos es el ciudadano", asegura John Donnelly, director de Marketing de Edimburgo, e insiste en que "hay que colaborar con los vecinos y ofrecerles propuestas para que se sientan integrados". La capital escocesa se ha convertido en un escenario donde se graban multitud de películas y series de televisión que sirven para generar ingresos y a la vez son reclamo turístico. Pero sobre todo organiza varios festivales multitudinarios "de los que también se benefician los ciudadanos".

Son poblaciones que no quieren quedar ancladas a su rico y prestigioso pasado... y ya piensan en convertirse en ciudades 3.0. Como decía el eslogan de la conferencia de Cracovia.... "Estoy feliz de vivir en una ciudad, donde otros solo pasan unos días". Lo que hay que conseguir es que todos disfruten ese espacio, ya sean ciudadanos permanentes o temporales.

@angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca

Categorías: Actualidad , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   30.mar.2018 11:40    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios