« Visita por los símbolos de Cracovia, la antigua capital polaca | Portada del Blog | "Time capsule", un viaje en el tiempo con las maletas de lujo de Louis Vuitton »

Tornos para reducir la masificación turística en Venecia

    lunes 30.abr.2018    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

  Tornos en Venecia_Foto EFE

¿Una ciudad para residentes y otra para turistas? ¿Poner un impuesto que reduzca el número de visitantes? ¿Imponer números clausus? Son algunos de los dilemas que se plantean las ciudades más turísticas de Europa. Venecia ha optado por colocar unos tornos, que la policía ha puesto en funcionamiento el puente de mayo, una medida que repetirá siempre que considere que el centro histórico esté masificado.

Estos días la ciudad ha colgado el cartel de completo, y los activistas, que luchan contra la masificación turística, han colocado el cartel de "Venecia no es una reserva, no estamos en vías de extinción". Diversos colectivos no creen que ésta sea la manera de frenar la masificación, porque "esos puestos de control son una muestra gráfica de que la ciudad se ve como un espacio no habitado y destinado a la explotación turística". Advierten que hay otras formas de evitar que la ciudad de los canales, quede convertida en un parque temático. "No podemos aceptar el turismo masivo y salvaje", denuncia una vecina.

La decisión se pone en marcha después de que el 24 de abril el alcalde de la ciudad, el conservador Luigi Brugnaro, firmara un decreto para limitar los accesos a esa parte de la ciudad en días concretos. "Hemos tomado esta medida para controlar los flujos turísticos, pero queremos decir a toda Italia, que los huéspedes son importantes para nosotros". El ayuntamiento ha colocado dos barreras, una cerca de la estación de Santa Lucía, junto al también polémico puente de Calatrava y otra en la iglesia de los Descalzos. El alcalde insiste en que sólo se activarán en momentos puntuales, principalmente en puentes y festivos nacionales.

Cada año visitan la capital del Veneto, unos 25 millones de foráneos, pero suelen hacerlo casi a la misma hora, y coincidiendo con los meses de primavera y verano. "Los que trabajamos y tenemos hijos que estudian, no tenemos otra alternativa", explica a los medios de comunicación un visitante.

A principios del siglo XVIII, se inició la moda de los viajes por placer en Europa... El Gran Tour recorría, entre otras las ciudades italianas de Génova, Florencia, Roma y Nápoles. Ya para entonces Venecia era un centro de atracción de visitantes, principalmente aristócratas. Tres siglos más tarde mantiene ese atractivo, aunque según un estudio de la universidad veneciana Ca' Foscari, a los turistas solo les interesa conocer un 35% de la ciudad.

Repleta de preciosos canales, salas de arte, arquitectura y excelente gastronomía, el 80% de turistas solo conocen la plaza de san Marcos, el palacio ducal.... alguna isla y navegan por el canal central. Una visita de unas cuatro horas. Los expertos advierten que se banaliza la riqueza cultural de una ciudad histórica que puede acabar convertida en un parque temático. Mara Manente, directora del CISET, el Centro Internacional de Estudios en Economía Turística de Venecia, comenta a Viaje a Itaca que es un turismo que "banaliza la riqueza cultural de una ciudad que ha acabado convertida en un parque temático".

Venexodus_Foto Reuters

A principios de la década de los sesenta en la ciudad vivían unos 140.000 habitantes, ahora viven unas 50.000 personas. Panaderías, carnicerías o pescaderías han cerrado y se han convertido en tiendas de productos turísticos. Para sus compras diarias los residentes deben desplazarse más lejos, y acaban huyendo ante el aumento de los precios en vivienda y restauración. Salvatore Settis, arqueólogo italiano escribía en el libro Si Venecia muere, que "la ciudad ha sufrido una disminución de población similar a la que padeció en 1630 cuando se extendió la peste bubónica".

Se calcula que la Serenísima obtiene unos ingresos anuales de 2 mil millones de euros, y eso que la mayoría de visitantes no pernoctan en la ciudad. La capital del Veneto se convierte en una urbe rica económicamente, pero pobre socialmente. Muchos alertan de que "una Venecia sin habitantes no será interesante, ni siquiera para los turistas". Como ella, otras poblaciones del Mediterráneo y ciudades Patrimonio de la humanidad, temen que la presión turística las convierta en ciudades sin alma... vacías.

Cracovia debate como frenar la asfixia del turismo masivo en las ciudades históricas

 @angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca

Categorías: Actualidad , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   30.abr.2018 13:01    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios