« Los ascensores de hoteles, aeropuertos o cruceros adivinan las necesidades del turista | Portada del Blog | La erupción del Kilauea 'arrasa' el turismo en Hawai »

Un crucero por el Caribe: sueños y música

    miércoles 30.may.2018    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

20180513_104523_Habana

Entramos en La Habana Vieja desde la Terminal marítima de Sierra Maestra, el muelle donde están anclados los cruceros Opera y Armonia. Es sábado por la noche y nos adentramos por sus animadas calles hacia el Parque Central. La ciudad antigua en estado puro, con sus casonas y edificios coloniales, su plaza de Armas, de la Catedral, de San Francisco o la plaza Vieja.... y durante el trayecto nos acompaña ininterrumpidamente la música.  Porque esta ciudad está marcada por los ritmos caribeños autóctonos, con grupos, la mayoría formados por mujeres, que actualizan los grandes éxitos de Portuondo, Compay Segundo, Ibrahim Ferrer, Matamoros, Lecuona.... 

Continuamos caminando... y seguimos escuchando música de todos los ritmos, en inglés, en castellano... alguna en francés.... en una plaza, en un hotel, en un restaurancito, junto a una esquina, en la famosa Bodeguita del Medio (me temo que ya ni sombra de lo que fue). 

20180514_185026

Es la primera vez que viajo a La Habana..... y la primera que voy a realizar un crucero.... por el Caribe. Ese mar lleno de ritmos diversos, de naturaleza resiliente, que ha marcado la fortaleza de sus ciudadanos contra la pobreza y los problemas... pero que una y otra vez renacen de sus cenizas. Imposible no hacerlo con esa gran variedad musical.

En el crucero Armonía, sobre las seis de la tarde, suena la sirena que nos señala que partimos hacia nuestro siguiente destino..... Giuseppe Castellano, comandante segundo del MSC Armonia nos marca la ruta que seguiremos...."Bordearemos la costa de La Habana, pasaremos a Montego Bay, desde donde  saldremos por la 284 en dirección a las islas Caimán, para llegar por la 285 a la isla de Cozumel, y acabaremos dirigiéndonos  por la 052 para volver a La Habana". Castellano, de raíces italo-hispanas, trabajó un tiempo en tierra, pero siempre soñó con ser marinero, una tradición familiar.

20180519_132410

La que no había soñado nunca en viajar en un crucero es la madrileña María Luisa González..... ahora con una quincena de viajes  se ha convertido en una experta crucerista.  "Aun mantengo la imagen de lo que veíamos en la serie "Vacaciones en el Mar", nos parecía imposible, veíamos ese barco y decíamos imposible que nosotros podamos viajar ahí.... y ahora después de varios cruceros ya estamos acostumbrados, te haces a ello. La primera vez que subimos a uno, nos sorprendía que algo así pudiera navegar sin hundirse".

Nuestra primera parada es Montego Bay.... sí Jamaica, la tierra de Bob Marley que identificó su país con el reggae.... o Usain Bolt, el hombre más rápido del mundo que, a pesar de su velocidad en la pista, no consiguió romper la tranquilidad y calma con la que viven los jamaicanos.

Winston nos lleva a Catadupa, la hacienda donde nació la revolución de los esclavos en la isla, liderada por Samuel Sharp. Está en las Montañas Azules, los picos más altos del Caribe, donde se produce el Blue Mountain, un café arábica que crece a más de 2.000 metros. 

20180517_083618

"El café tiene un calendario muy concreto, florece en enero y madura entre marzo y junio", nos dice Winston. Considerado uno de los mejores cafés del mundo, su calidad, nos explica "se debe a tres aspectos únicos que coinciden en ese lugar: la meteorología, la altitud y los suelos"

Uno de los inconvenientes para los que somos viajeros curiosos, es que los cruceros nos dejan poco tiempo de conocer los lugares que visitamos.... Así que, en cada atraque, hay que escoger un solo lugar. ¡Teníamos tantos para escoger!

Dejamos Jamaica en dirección a una isla de piratas y bucaneros. Dos realidades totalmente diferentes, No tengo ninguna duda de que muchos jamaicanos soñarían con vivir en alguna ciudad de las islas Caimán.... aunque se trata de una isla más aséptica... un paraíso fiscal sin ritmos musicales auténticos y que copia la música de sus vecinos. Pregunté por nombres de músicos locales, y no supieron decirme ninguno, siempre se referían a cantantes y grupos de otras islas caribeñas.

En el tercer día de travesía, comienzo a conocer a algunas de las personas con las que comparto este viaje iniciático. El franco-italiano Richard Medini, es el encargado de organizar las actividades artísticas del crucero MSC Armonía. Es el director del crucero y comenzó su carrera en el famoso Casino de París, en el Folies Bergère, y en un cabaret parisino... La vida le llevó a desarrollar gran parte de su experiencia artística de barco en barco. Lleva 18 años en el mar y su sueño es conseguir que los pasajeros disfruten de actividades de gran calidad.

20180519_111840

Entre los cruceristas viaja un numeroso grupo que pertenecen a una importante farmacéutica mexicana. Son unos 140, y están omnipresentes. Su empresa organiza cada año un congreso en un lugar diferente. Este año los ha premiado con un crucero. Karina Pichardo y Christofer Fernández, gerentes de recursos humanos y de marketing de Farmamigo, destacan que esta iniciativa sirve, -como ya suponíamos-, para estrechar lazos "de amistad, de convivencia", nos explica Karina, mientras Christofer añade que "para muchas personas de la compañía, que viajan en este crucero, nunca pensaron que pudieran hacerlo, estar montados aquí, y es como un sueño que se les ha cumplido"

Ellos desembarcan en Cozumel, nuestra penúltima parada. La música popular mexicana nos recibe en el puerto, pero cuando nos adentramos en esta tierra maya empiezan a sonar ritmos ancestrales. Allí visitamos, el Pueblo del maíz, un sueño de Viangi Rocha convertido en realidad .... "todas las cosas que se ven en pueblo del maíz son tradiciones (culinarias, musicales, culturales) que se mantienen en la actualidad y queremos que los mexicanos se sientan orgullosos de lo que tienen en su país; y los de fuera, que conozcan que somos una cultura, que no hemos desaparecido, no pasamos a la historia y formamos parte del presente".

En este poblado interactivo nos trasladan al pasado a través de danzas, y recreaciones en las que participan los visitantes... y donde Na' Ch'ujuk, "Madre Dulce", nos descubre como preparaban el maíz, el cacao o la miel... La zona está recuperando la tradición y su lengua original, donde los niños lo aprenden en la escuela... algo que para Na' Ch'ujuk era inimaginable. 

20180513_145940

La sirena del Armonía suena por última vez.... nos encaminamos hacia La Habana de nuevo. Pero a bordo seguimos persiguiendo sueños....

Como el del joven neoyorquino, Joe Bandino, que ameniza con su música a los cruceristas. Nos dice que lleva dos meses, que nunca pensó tocar en un crucero, pero le salió la oportunidad y no dudó.... se embarcó... aunque espera que sea por poco tiempo.  "Aquí no tengo que pagar hipoteca, no es como en tierra que tienes que pagar el alquiler, el que viene aquí tiene que tener claro un plan, tiene que saber qué quiere hacer con el dinero que está ganando". Bandino, de ascendencia dominicana, espera ahorrar suficiente dinero para grabar su próximo disco.

Valentina Domasnev es una violinista moldava.... como tantos otros artistas no había previsto trabajar a bordo de un barco... pero ha descubierto que le encanta. El único inconveniente que encuentra es el poco tiempo que le queda para ver a sus hijos, pero asegura que todo lo que hace le permite ser libre y creativa "trabajo en algo que me place", nos dice Valentina, que insiste, orgullosa, de que diseña su vestuario.

20180513_143151

Y así, entre sueños y música llegamos a La Habana.... una ciudad a punto de cumplir 500 años y soñando con que los turistas le ayuden a recuperar su paupérrima economía. Yo tengo claro que en cuanto pueda, regreso.... La capital cubana atrapa.... 

@angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca

Categorías: Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   30.may.2018 23:13    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios