« Un pase especial para viajar de Nantes a Mont-Saint-Michel | Portada del Blog | El Monasterio de Piedra cumple 800 años »

El lago Prespa, un tesoro oculto en los Balcanes

    domingo 17.jun.2018    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

640px-Fisherman's_cabin_(Lake_Prespa)_Foto Wikipedia Bomac

 

El Gran Prespa, es un lago compartido por Albania, Grecia y Macedonia, donde destaca el azul intenso de su agua clara, rodeado de montañas de vegetación verde oscura. En verano, el trigo le añade unas tonalidades amarillas a la región y los tejados de las casas, le ofrece tonalidades rojizas. Menos conocido que el lago Ohrid, uno de los reclamos turísticos de Macedonia, ambas zonas lacustres, separadas unos 10 kilómetros, se comunican por aguas que recorren el subsuelo cárstico.

En las últimas horas, ha pasado a incluirse en la historia, ya que Grecia y la Antigua República Yugoslava de Macedonia, acaban de firmar un acuerdo histórico, por el que este último país, pasará a denominarse a partir de ahora República de Macedonia del Norte. Aprovechamos este acontecimiento para proponer un recorrido por la zona.  

Una franja de tierra divide el lago Prespa, en el lago mayor y el menor. A sus orillas hay unos nueve pueblos en los que viven unos 50.000 habitantes, la mayoría macedonios. Esta región es muy poco conocida como destino turístico, pero su belleza y su riqueza cultural la están haciendo atractiva en los últimos años.

Fishing_at_Lake_Prespa_Foto Wikipedia Bomac

Se trata de una reserva natural, en la que se incluye el lago Madhe. El Parque Nacional ocupa unas 28.000 hectáreas y comprende los dos lagos Prespa grande y Prespa pequeño, situados a unos 850 metros de altitud. Es una zona protegida casi virgen, donde el aire todavía es muy puro y el silencio casi absoluto. Se calcula que hay unos 1.500 tipos de árboles y habitan unas 40 especies de mamíferos, -entre los que se pueden divisar lobo y osos pardos-, 260 de aves, -con una gran colonia de pelícanos dálmatas y blancos comunes-, a los que se añaden, 23 especies de peces.

Los naturalistas señalan que su conservación es muy importante para cada uno de los países, la región balcánica y Europa. Desde hace poco tiempo, se están impartiendo cursos al personal del parque sobre la conservación y el desarrollo sostenible de las áreas protegidas. El gobierno alemán, lleva casi una década invirtiendo ayudas (unos 3,5 millones de euros), destinadas a la conservación de la biodiversidad, y la creación de nuevos empleos, en una zona muy deprimida. El gobierno macedonio, espera que la Unesco, lo incluya en el listado de Patrimonio Natural de la Humanidad.

Los vecinos hace años que están rehabilitando sus casas, y esperan que los responsables políticos acondicionen las calles, mejoren la canalización de aguas residuales, y por supuesto, construyan infraestructuras para el acceso al agua potable. La zona está rodeada de pequeños pueblos, en algunos casos aldeas, que no superan los 21 habitantes o que no llegan a los 200 vecinos. También encontramos iglesias, básilicas y monasterios, de estilo bizantino y post-bizantino, algunas cerradas y otras en ruinas. El 7 de agosto, festividad de San Petka, muchos fieles se acercan hasta el Monasterio de Sveta Petka, que guarda frescos del siglo XVI.

Lake_Prespa_(southern_shoreline)_Foto Wikipedia Bomac

Las montañas más importantes son Galičica (Parque Nacional) y Pelister. Cuidado si os acercáis a Golem Grad, conocida como isla de las serpientes, deshabitada, pero con una gran población de reptiles.

Una zona accesible económicamente, donde se puede dormir por 8 euros la noche o comer con cuatro euros. Manzanas, carpas, y aguardiente de ciruela son algunas de sus ofertas gastronómicas. Una buen momento para recorrer la zona es entre octubre y noviembre, cuando recogen las manzanas y se puede respirar su aroma en todos  sus pueblos, cuando están en plena actividad agraria. También hay muchos senderos que atraviesan esta zona montañosa. Por cuestiones obvias, la parte griega del lago es la más desarrollada turísticamente, con visitas a detilerías, deportes de aventuras y edificios arqueológicos.

*Fotos Bomac/Wikipedia

@angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca

Categorías: Actualidad , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   17.jun.2018 16:05    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios