« El transbordador de Portugalete cumple 125 años | Portada del Blog | Saint-Exupèry y el Principito dos eternos aventureros »

El boom del turismo sanitario en la Costa del Sol

    lunes 30.jul.2018    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

  20180725_160447

Son dos mujeres viajeras y, a veces aventureras, que no temen a los retos. Yolanda Preciados espera que dentro de unos días su "hermana del alma", Susana Laguarda, llegue a Puerto Banús, en la malagueña Costa del Sol. La espera por dos motivos. Para recordar sus luchas compartidas, sus esfuerzos para ganarle al cáncer, su enfrentamiento contra el océano y recordar buenos y malos momentos, -más los primeros, que los segundos-, mientras se encaraban a olas de cinco metros en el Atlántico camino de Martinica. 

Pero también la espera para acompañarla a visitar a Mario Arques. Yolanda estuvo en su consulta, en la clínica de estética Arques, hace unos meses. "Me trataron de maravilla, no me pidieron nada y eso que el tratamiento debía de ser caro". Esta mujer de 52 años, luchadora y vital, fue invitada por Arques para realizarle un tratamiento de medicina estética, después de un acuerdo con Reto Pelayo Transatlántica 2016, destinado a reforzar la autoestima de mujeres que han padecido cáncer y que han sido escogidas por esa Fundación para hacer una proeza mayor, si es que eso es posible, que vencer al cáncer de mama o de ovarios. Yolanda y Susana, participaron en la segunda edición de la Travesía Atlántica, desde Valencia a Martinica con escala en Marbella y Tenerife. "Fue espectacular, lo más difícil que he hecho en mi vida, allí sí sentí miedo otra vez, pero lo superé de nuevo", nos explica Yolanda. De vuelta a su ciudad, recibió la invitación de una sesión de estética en Puerto Banús, y se presentó en la clínica Arques. "Me hicieron un tratamiento para darle más luz a mi rostro, que no recuerdo como se llama, pero en el que me extrajeron sangre". Mario Arques, añade que "todo el tratamiento que realizamos se coordina con el oncólogo que ha llevado a la paciente, para conocer en qué puntos es más vulnerable". Ahora le toca el turno a Susana, que vive en Madrid y llegará en unos días, para hacerse el tratamiento que mejor consideren sus médicos.

Unnamed

Ellas, sin quererlo, son un ejemplo de turismo sanitario, un sector de gran importancia en la Costa del Sol. Pero la mayoría de los clientes no acuden por una enfermedad, sino para realizar tratamientos de belleza y estética. Proceden de muchos lugares del mundo, especialmente de aquellas zonas que se encuentran a 3 horas en avión. A esa zona del sur de España, viajan principalmente árabes, rusas, europeas y, en menor medida, latinoamericanas y asiáticas. Mayoritariamente todas son mujeres, que aprovechan su estancia vacacional para retocarse o iniciar algún tratamiento a más largo plazo. Arques apunta, que "la estética tiene muchos puntos de vista según el país y la moda del que proceda la cliente", y señala que "cada vez se presentan más hombres, que quieren cuidar su piel".

Oferta sanitaria muy variada

20180726_102725

Balnearios, spas y hamams están esparcidos por toda la costa del Sol y no les faltan clientes. A nivel nacional este sector supone el 20% del PIB. A ello colaboran otros aspectos como la presencia de un aeropuerto internacional, su oferta hotelera y de restauración y la calidad de los centros sanitarios. Es uno de los puntos más atractivos del proyecto SpainCares, el clúster nacional que pretende atraer usuarios de otros país para recibir un tratamiento o servicio en una residencia, hospital o balneario. También desde hace años funciona una iniciativa andaluza, Tourism&Health Spain, que reúne a empresas de la región implicadas en la atracción de visitantes internacional, ofertando paquetes combinados de alojamiento, ocio y servicios médicos y de salud. Su objetivo es captar clientes de poder adquisitivo medio-alto que puedan disfrutar de un periodo más largo de visita, que va desde los 3 días a un mes, lo que le permite realizarse un chequeo completo o intervenciones quirúrgicas complejas, con rehabilitación incorporada. Además de otro tipo de cirugías, una de las más solicitadas es la medicina estética.

No hay que olvidar que es una zona de lujo y muchos visitantes, buscan relajarse y recuperarse del estrés, o necesitan mejorar su aspecto físico para estar "más presentables en su trabajo". Por otro lado, este tipo de turismo desestacionaliza la zona, dado que no es necesario ir en plena temporada alta. A lo que hay que añadir la gastronomía y la oferta de restauración que dispone no solo la Costa del Sol, sino toda la provincia malagueña. Además España ofrece un destino seguro desde el punto de vista social, jurídico y político.

Precisamente la seguridad es "el valor añadido que debemos potenciar, porque es el que nos diferencia de otros mercados", señala Constantin N. Lagemann, director general de "Helthhouse Las Dunas", un hotel cinco estrellas. siutado a pocos kilómetros de Puerto Banús y que también ha priorizado la salud "por dentro y por fuera". Situado en Estepona, en una hacienda típicamente andaluza, junto a la senda litoral, un recorrido por 14 municipios de la Costa del Sol, con más de 200 kilómetros a través de paseos marítimos, carriles bici, caminos y pasarelas de madera. El establecimiento hotelero también está ubicado junto a la Gran senda de Málaga que recorrerá 660 kilómetros de la provincia.

20180725_175341

Desde sus suites se pueden ver dos continentes: el europeo y el africano y tres países: Marruecos, Gibraltar (Reino Unido) y España. Las Dunas es una apuesta por la salud integral, en la que se hacen tratamientos para mejorar los hábitos alimenticios, junto con ejercicios físicos y el relax del circuito de spa.

Aunque ya no lo dirige directamente, el resturante fue ideado por Andoni Luis Aduriz (2 estrellas Michelin), ofrece una cocina sana y de alta calidad, manteniendo una dieta -sin pasar hambre- y disfrutando del placer de comer, sin olvidar el leit motiv del centro, cocina de élite y creativa, alimentación nutritiva y dietética, equilibrada y sabrosa.

Son dos ejemplos de que España se ha convertido en el sexto destino médico europeo y el octavo mundial y se espera que este año unos 140.000 extranjeros se sometan a tratamientos o intervenciones en algún centro clínico privado en todo el país. Para 2020 se prevén unos ingresos cercanos a los mil millones de euros. Hace cuatro años, apenas alcanzaba los 322 millones. Se calcula que estos turistas mantienen un gasto medio de 1.200 euros, con una estancia aproximada de más de 11 días. En Europa, solo Francia, Bielorrusia, Hungría, Turquía y Polonia están por delante de España. El prestigio de los cuadros médicos, la calidad de la atención, la ausencia de listas de espera y unos precios competitivos, se unen a las ofertas gastronómicas y culturales. A lo que solo hay que añadir el sol, algo en lo que también supera a casi todos sus competidores.

@angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca 

Categorías: Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   30.jul.2018 00:46    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios