« Plataforma para promocionar el Patrimonio Mundial y la sostenibilidad | Portada del Blog

Filipinas, las raíces latinas de Asia

    sábado 15.sep.2018    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

Intramuros-manila-filipinas_16_643x397

El archipiélago filipino es sinónimo de naturaleza desbordante, ya sea en forma de playas, selvas o la fuerza de los tifones, que cada cierto tiempo barren alguna zona de su territorio. Unos tan mortales como Haiyán, donde perecieron unas 10.000 personas, o menos dañinos como Mangkhut, que este fin de semana ha afectado a la isla de Luzón, al norte del país.

Pero Filipinas es también sinónimo de patrimonio cultural, mezcla de más de 300 años de colonización española y tradiciones locales. Algunas han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad, otras son costumbres que marcan el carácter del archipiélago, influenciado por la cultura latina.

Uno de los atractivos del país asiático es la ruta por las huellas hispánicas, que permite visitar las iglesias barrocas, la ciudad histórica de Vigan o algunas obras arquitectónicas de Manila. La capital filipina, fue fundada el 24 de junio de 1571, como la ciudad más importante de Nueva Castilla. 

Arquitectura-con-reminescencias-del-pasado-colonial-espanol-en-filipinas_16_643x397

En 1993, la Unesco declaró Bien Cultural, las iglesias barrocas de Filipinas, formado por cuatro centros religiosos de Manila, Ilocos Sur y Norte e Iloílo. Fueron construidas a finales del siglo XVI por los españoles, reinterpretando el barroco europeo a través de la cultura local y se mantiene como el único país católico del continente.

En la capital, Manila, son especialmente visibles las huellas españolas. La ciudad amurallada de Intramuros fue construida en 1571 por el conquistador español Legazpi. Situada al sur del Rio Pasig, en la bahía, sus paredes defendieron el palacio y las iglesias de su interior hasta que fueron destruidas en la Segunda Guerra Mundial. Posteriormente se reconstruyeron algunos de sus edificios históricos y sus empedradas calles. La reconstrucción ha sido la nota característica de la catedral, erigida en 1581. Este templo ha sido levantado en siete ocasiones tras sufrir incendios, terremotos y bombardeos.

Fuerte-santiago-en-filipinas_16_643x397

Una de las cuatro iglesias barrocas que marcan esta ruta es la de San Agustín, la más antigua de la ciudad. Un templo que sorprende por sus ricas decoraciones artísticas en sus paredes, techos y asientos del coro, que fueron esculpidos por los monjes agustinos.

Bajo el escudo de Santiago, la ciudadela amurallada fue construida por Miguel López de Legazpi, fundador de Manila. El fortín defensivo tiene un significado miitar, pero también es lugar de homenaje al héroe nacional José Rizal, fusilado por las autoridades españolas en 1898.

La Casa Manila imita las viviendas típicas de los españoles durante la colonización. Este museo de estilo de vida, tiene varias plantas en la que se pueden ver un zaguán, corredor, sala y antesala, habitaciones, azotea y cocina, que llevaron la forma típica de construcción española a ese país del lejano Oriente. Todavía las partes de las casas mantienen nombres españoles como aljibe, aparador de tres lunas, azulejo, bastonero, gallinera, postigo o vitrina.

Además de los vestigios patrimoniales, existe una riqueza cultural inmaterial, como las festividades, entre las que destaca una celebración dedicada a San Isidro Labrador, que se remonta al siglo XVI, en la provincia de Quezón. También las calesas recorren el casco antiguo de Manila, recordando a muchas ciudades andaluzas.

Reconocimiento a la labor de recuperación del Patrimonio

36319037_1554062828054455_3906397666245869568_o

Foto Facebook Escuela Taller de Filipinas

En 2015, la administración de intramuros fue galardonada con el Premio Patrimonio que concede el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, por su trabajo para recuperar la cultura española. Desde hace años, una escuela taller manileña, ha destinado a cientos de alumnos a colaborar en la conservación de más de una decena de edificios del distrito amurallado de la capital filipina.

El premio valora el mejor proyecto ejecutado en materia de conservación o restauración de patrimonio histórico español, teniendo en cuenta los criterios de calidad de los proyectos, su ejecución material y adecuación al contexto urbano.Además se tiene en cuenta la revitalización social del conjunto histórico y su aplicación como modelo para otros lugares de características similares.

32116820_1499510100176395_2155056538631274496_n

Foto Facebook Escuela Taller de Filipinas

Centro original de gobierno, educación y comercio en las Filipinas españolas, fue entregado por España intacto al gobierno de los Estados Unidos tras la guerra de 1898, conteniendo notables ejemplos de la arquitectura colonial de los siglos XVII, XVIII y XIX -hospitales, colegios, conventos y sedes gubernamentales-.

En el periodo de expansión comercial y crecimiento que vivió desde finales del siglo XVI, Manila se transformó en una metrópoli de 40.000 habitantes y en centro del comercio entre China, el sudeste asiático y México.

Buena parte de los edificios históricos coloniales fueron total o parcialmente destruidos en la Segunda Guerra Mundial -1945-, cuando los enfrentamientos entre las fuerzas japonesas y estadounidenses causaron al menos 100.000 muertos y Manila fue la segunda ciudad aliada más destruida, por detrás de Varsovia.

Vigan, cultura y paisaje colonial español

  Site_0502_0008-594-0-20140415173651

Foto © OUR PLACE The World Heritage Collection

Fundada en el siglo XVI, Vigan, mantiene intacto el espíritu de una ciudad comercial europea, un esfuerzo de sus ciudadanos que hace 20 años fue reconocido por la Unesco.Esta ciudad costera del Mar de China, se encuentra en el delta del río Abra. Antes de la colonización española era un asentamiento indígena con construcciones a base de bambú y madera. Fundada con el nombre de Villa Ferdinandina por Juan de Salcedo en 1572, es la capital de la región de Ilocos. Desde sus inicios fue un centro comercial con construcciones en piedra y madera introducidas por los españoles, más tarde los agustinos levantaron iglesias y edificios con ladrillo. Hasta el siglo XIX en su delta atracaban grandes buques, que transportaban productos desde otras partes del continente asiático y americano, mientras que las pequeñas embarcaciones se encargaban de trasladarlos hacia el interior del archipiélago. La ruta más utilizada era la Manila-Acapulco.

El planeamiento urbanístico se ajusta a la idea de rejilla del renacimiento, con su forma de tablero de damas, un diseño típicamente español. Su tradición, a diferencia de las ciudades latinoamericanas, hacen que el núcleo histórico, el denominado también barrio mestizo, mezclara tradiciones latinas, chinas, ilocanas y filipinas. Las edificaciones se basaban en la vivienda tradicional del país, el Kubo bahay, que consistía en una pequeña choza de una habitación única, plantadas sobre pilotes va la ventilación y preparadas para soportar las inundaciones de los monzones. Hoy en día ya no quedan ningún ejemplo de estas viviendas. Entre los edificios más importantes están la catedral de San Pablo y la universidad del mismo nombre.

Situada a más de siete horas por carretera desde Manila, cerca está la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, una de las cuatro iglesias barrocas más importantes del país. 

Categorías: Actualidad , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   15.sep.2018 17:54    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios