168 posts con categoría "Viajes"

Seis nuevas reservas de la biosfera 2018 (III)

Mab2018_india_01
©UNESCO/Khangchendzonga Biosphere Reserve, India

A finales de julio el Consejo Internacional de Coordinación del Programa de la UNESCO sobre el Hombre y la Biosfera (MAB), añadió 24 nuevos sitios a la Red Mundial de Reservas de Biosfera en su reunión celebrada en Palembang (Indonesia). Constituyen “sitios de apoyo a la ciencia al servicio de la sostenibilidad”, es decir, son zonas especialmente designadas con el objetivo de evaluar enfoques interdisciplinarios para comprender y gestionar los cambios e interacciones de los sistemas sociales y ecológicos, incluidas la prevención de conflictos y la gestión de la biodiversidad.

A partir de ahora la Red Mundial de Reservas de Biosfera de la UNESCO cuenta con un total de 686 reservas en 122 países, y está previsto ampliarla en las próximas ediciones. En este desplegable vamos a resaltar seis de ellas.

Ponga (España)

Mab2018_pending_spain_03
©UNESCO/Julio Guzman Martin/Ponga Biosphere Reserve, Spain

Situada al sur de Asturias, en las estribaciones septentrionales de la Cordillera Cantábrica, esta reserva se extiende por una apartada zona montañosa y boscosa muy poco poblada. El sitio se caracteriza por su terreno escarpado, cuya elevación oscila entre 213 y 2.142 metros de altura sobre el nivel del mar, y también por sus verdes valles profundos que parecen trepar hacia las cumbres dando una sensación de vértigo. La vegetación está integrada por vastos bosques de abedules y por bosques mixtos con sicomoros, alisos, fresnos, castaños, robles y avellanos. La reserva alberga también numerosas especies animales, algunas de cuales se hallan en peligro de extinción, por ejemplo el oso pardo, el urogallo, el lobo gris y el águila real.

Montes Urales (Federación de Rusia)

Mab2018_russia_m_sereda_12
©UNESCO/M. Sereda/Mountainous Urals Biosphere Reserve, Russian Federation

Cubierta por bosques mixtos de caducifolios y coníferas, así como de píceas y abetos de taiga montañosa, esta reserva se halla al sur de la región del Ural. Los macizos montañosos –con cumbres cuyas alturas oscilan entre 800 y 1.178 metros– se unen a los valles por cursos de agua que discurren por lechos rocosos. La parte occidental de la reserva se sitúa a baja altitud y en su parte oriental montes de crestas bastante escarpadas alternan con depresiones colmadas por lagos y con valles pantanosos profundamente encajados. La población del sitio se cifra en unos 12.000 habitantes que proyectan pasar de una economía de extracción minera a un modelo de desarrollo basado en la gestión sostenible de los recursos naturales, el fomento del turismo y la rehabilitación de los terrenos deteriorados por la explotación de las minas hoy ya agotadas.

Khangchendzonga (India)

Mab2018_india_10
©UNESCO/Khangchendzonga Biosphere Reserve, India

Situada en la región del Estado de Sikkim que limita al oeste con Nepal y al norte y este con el Tíbet (China), esta reserva de biosfera alberga uno de los ecosistemas más elevados del mundo, ya que la altura de su territorio oscila entre 1.220 y 8.586 metros sobre el nivel del mar. Este sitio, que es uno de los 34 lugares del mundo con mayor diversidad biológica, posee vastos bosques que albergan especies vivientes variadas con un alto grado de endemismo. Las principales actividades económicas son la agricultura, la horticultura, la ganadería, la avicultura, la producción lechera y la piscicultura.

Kopet-Dag (Irán)

Mab2018_iran_09
©UNESCO/Kopet Dag Biosphere Reserve, Islamic Republic of Iran

Esta reserva de biosfera abarca una parte del Kopet-Dag, el macizo montañoso que se extiende a lo largo de la frontera entre la República Islámica del Irán y Turkmenistán. La región ecológica de este macizo es un componente principal del importante foco de biodiversidad iraní-anatolio, cuya función principal estriba en conservar numerosas especies vivientes que se hallan en peligro de extinción. Las actividades económicas de mayor importancia son la agricultura y la ganadería.

Reserva de Biosfera del Charýn (Kazajstán)

Mab2018_kazakhstan_charyn_jashenko_roman_10
©UNESCO/Jashenko Roman/Charyn Biosphere Reserve, Republic of Kazakhstan

Ubicada al sudeste del país, en la cuenca montañosa del río Ilí, esta reserva engloba el valle encajonado de su afluente el Charýn y la reliquia de un bosque de fresnos, así como desiertos y estepas características del Asia Central. La fauna del sitio es abundante y variada, y la presencia de un millar de especies de plantas vasculares superiores patentiza la gran diversidad de su flora. Aunque la agricultura ha sido la actividad económica dominante en la región, desde hace varios años están cobrando auge la horticultura, la ganadería y el turismo.

Reserva de Biosfera de Zhongar (Kazajstán)

Mab2018_kazakhstan_zhongar_saduakassov_danayar_03
©UNESCO/Saduakassov Danayar/Zhongar Biosphere Reserve, Republic of Kazakhstan

Situada en la vertiente septentrional del macizo montañoso de Zhetysu Alatau, esta reserva abarca toda la gama de ecosistemas de montaña característicos de la cordillera del Tian Shan y del Asia Central. El territorio del sitio tiene importancia mundial por albergar el depósito de genes de la manzana silvestre (Malus sieversii). Las principales actividades económicas son la agricultura, la producción industrial de aceite de girasol y harina, y el embotellamiento de agua de manantiales. Las tierras se dedican principalmente a pastos y prados de siega.

Otros artículos de la serie Seis nuevas reservas de la biosfera 2018

 

Categorías: Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   20.sep.2018 08:05    

Filipinas, las raíces latinas de Asia

Intramuros-manila-filipinas_16_643x397

El archipiélago filipino es sinónimo de naturaleza desbordante, ya sea en forma de playas, selvas o la fuerza de los tifones, que cada cierto tiempo barren alguna zona de su territorio. Unos tan mortales como Haiyán, donde perecieron unas 10.000 personas, o menos dañinos como Mangkhut, que este fin de semana ha afectado a la isla de Luzón, al norte del país.

Pero Filipinas es también sinónimo de patrimonio cultural, mezcla de más de 300 años de colonización española y tradiciones locales. Algunas han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad, otras son costumbres que marcan el carácter del archipiélago, influenciado por la cultura latina.

Uno de los atractivos del país asiático es la ruta por las huellas hispánicas, que permite visitar las iglesias barrocas, la ciudad histórica de Vigan o algunas obras arquitectónicas de Manila. La capital filipina, fue fundada el 24 de junio de 1571, como la ciudad más importante de Nueva Castilla. 

Arquitectura-con-reminescencias-del-pasado-colonial-espanol-en-filipinas_16_643x397

En 1993, la Unesco declaró Bien Cultural, las iglesias barrocas de Filipinas, formado por cuatro centros religiosos de Manila, Ilocos Sur y Norte e Iloílo. Fueron construidas a finales del siglo XVI por los españoles, reinterpretando el barroco europeo a través de la cultura local y se mantiene como el único país católico del continente.

En la capital, Manila, son especialmente visibles las huellas españolas. La ciudad amurallada de Intramuros fue construida en 1571 por el conquistador español Legazpi. Situada al sur del Rio Pasig, en la bahía, sus paredes defendieron el palacio y las iglesias de su interior hasta que fueron destruidas en la Segunda Guerra Mundial. Posteriormente se reconstruyeron algunos de sus edificios históricos y sus empedradas calles. La reconstrucción ha sido la nota característica de la catedral, erigida en 1581. Este templo ha sido levantado en siete ocasiones tras sufrir incendios, terremotos y bombardeos.

Fuerte-santiago-en-filipinas_16_643x397

Una de las cuatro iglesias barrocas que marcan esta ruta es la de San Agustín, la más antigua de la ciudad. Un templo que sorprende por sus ricas decoraciones artísticas en sus paredes, techos y asientos del coro, que fueron esculpidos por los monjes agustinos.

Bajo el escudo de Santiago, la ciudadela amurallada fue construida por Miguel López de Legazpi, fundador de Manila. El fortín defensivo tiene un significado miitar, pero también es lugar de homenaje al héroe nacional José Rizal, fusilado por las autoridades españolas en 1898.

La Casa Manila imita las viviendas típicas de los españoles durante la colonización. Este museo de estilo de vida, tiene varias plantas en la que se pueden ver un zaguán, corredor, sala y antesala, habitaciones, azotea y cocina, que llevaron la forma típica de construcción española a ese país del lejano Oriente. Todavía las partes de las casas mantienen nombres españoles como aljibe, aparador de tres lunas, azulejo, bastonero, gallinera, postigo o vitrina.

Además de los vestigios patrimoniales, existe una riqueza cultural inmaterial, como las festividades, entre las que destaca una celebración dedicada a San Isidro Labrador, que se remonta al siglo XVI, en la provincia de Quezón. También las calesas recorren el casco antiguo de Manila, recordando a muchas ciudades andaluzas.

Reconocimiento a la labor de recuperación del Patrimonio

36319037_1554062828054455_3906397666245869568_o

Foto Facebook Escuela Taller de Filipinas

En 2015, la administración de intramuros fue galardonada con el Premio Patrimonio que concede el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, por su trabajo para recuperar la cultura española. Desde hace años, una escuela taller manileña, ha destinado a cientos de alumnos a colaborar en la conservación de más de una decena de edificios del distrito amurallado de la capital filipina.

El premio valora el mejor proyecto ejecutado en materia de conservación o restauración de patrimonio histórico español, teniendo en cuenta los criterios de calidad de los proyectos, su ejecución material y adecuación al contexto urbano.Además se tiene en cuenta la revitalización social del conjunto histórico y su aplicación como modelo para otros lugares de características similares.

32116820_1499510100176395_2155056538631274496_n

Foto Facebook Escuela Taller de Filipinas

Centro original de gobierno, educación y comercio en las Filipinas españolas, fue entregado por España intacto al gobierno de los Estados Unidos tras la guerra de 1898, conteniendo notables ejemplos de la arquitectura colonial de los siglos XVII, XVIII y XIX -hospitales, colegios, conventos y sedes gubernamentales-.

En el periodo de expansión comercial y crecimiento que vivió desde finales del siglo XVI, Manila se transformó en una metrópoli de 40.000 habitantes y en centro del comercio entre China, el sudeste asiático y México.

Buena parte de los edificios históricos coloniales fueron total o parcialmente destruidos en la Segunda Guerra Mundial -1945-, cuando los enfrentamientos entre las fuerzas japonesas y estadounidenses causaron al menos 100.000 muertos y Manila fue la segunda ciudad aliada más destruida, por detrás de Varsovia.

Vigan, cultura y paisaje colonial español

  Site_0502_0008-594-0-20140415173651

Foto © OUR PLACE The World Heritage Collection

Fundada en el siglo XVI, Vigan, mantiene intacto el espíritu de una ciudad comercial europea, un esfuerzo de sus ciudadanos que hace 20 años fue reconocido por la Unesco.Esta ciudad costera del Mar de China, se encuentra en el delta del río Abra. Antes de la colonización española era un asentamiento indígena con construcciones a base de bambú y madera. Fundada con el nombre de Villa Ferdinandina por Juan de Salcedo en 1572, es la capital de la región de Ilocos. Desde sus inicios fue un centro comercial con construcciones en piedra y madera introducidas por los españoles, más tarde los agustinos levantaron iglesias y edificios con ladrillo. Hasta el siglo XIX en su delta atracaban grandes buques, que transportaban productos desde otras partes del continente asiático y americano, mientras que las pequeñas embarcaciones se encargaban de trasladarlos hacia el interior del archipiélago. La ruta más utilizada era la Manila-Acapulco.

El planeamiento urbanístico se ajusta a la idea de rejilla del renacimiento, con su forma de tablero de damas, un diseño típicamente español. Su tradición, a diferencia de las ciudades latinoamericanas, hacen que el núcleo histórico, el denominado también barrio mestizo, mezclara tradiciones latinas, chinas, ilocanas y filipinas. Las edificaciones se basaban en la vivienda tradicional del país, el Kubo bahay, que consistía en una pequeña choza de una habitación única, plantadas sobre pilotes va la ventilación y preparadas para soportar las inundaciones de los monzones. Hoy en día ya no quedan ningún ejemplo de estas viviendas. Entre los edificios más importantes están la catedral de San Pablo y la universidad del mismo nombre.

Situada a más de siete horas por carretera desde Manila, cerca está la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, una de las cuatro iglesias barrocas más importantes del país. 

Categorías: Actualidad , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   15.sep.2018 17:54    

Seis nuevas reservas de la biosfera 2018 (II)

Mad2018_indonesia_berbak_ridwanpambudi_11

A finales de julio el Consejo Internacional de Coordinación del Programa de la UNESCO sobre el Hombre y la Biosfera (MAB), añadió 24 nuevos sitios a la Red Mundial de Reservas de Biosfera en su reunión celebrada en Palembang (Indonesia).  Son zonas compuestas por ecosistemas terrestres, marinos y costeros, reconocidas por el Programa sobre el Hombre y la Biosfera de la UNESCO. En cada una de ellas se fomentan soluciones para conciliar la conservación de la biodiversidad con su uso sostenible, el desarrollo económico, la investigación y la educación.

A partir de ahora la Red Mundial de Reservas de Biosfera de la UNESCO cuenta con un total de 686 reservas en 122 países, y está previsto ampliarla en las próximas ediciones. En este desplegable vamos a resaltar seis de ellas situadas en dos países de los continentes asiáticos y europeo: Indonesia e Italia.

Berbak-Sembilang (Indonesia)

Mad2018_indonesia_berbak_ridwanpambudi_10

Situada en litoral sudeste de la isla de Sumatra, esta reserva de biosfera engloba los parques nacionales de Berbak y Sembilang y dos reservas de fauna. El sitio cuenta con ecosistemas intactos de bosques pantanosos de turba y agua dulce, así como de manglares y bosques de planicie que se extienden por las orillas de ríos con ciénagas que llegan a alcanzar una profundidad de 10 metros. Las actividades económicas más importantes en esta reserva son la silvicultura, la agricultura tradicional (arrozales, cultivos de secano, etc.) y la explotación de la palma aceitera y el caucho.

Betung Kerihun Danau Sentarum Kapuas Hulu (Indonesia)

Mab2018_app_pend_indonesia_betung_09
©UNESCO/Betung Kerihun Danau Sentarum Kapuas Hulu Biosphere Reserve, Indonesia

Situada en la isla de Borneo, en el extremo oriental de la provincia de Kalimantan Barat, esta reserva de biosfera engloba los dos parques nacionales de Betung Kerihun y Danau Sentarum. Su territorio se caracteriza por la presencia de ecosistemas de bosques tropicales húmedos de planicie y montaña que son únicos en su género y albergan especies vegetales y animales sumamente diversas.

Rinjani-Lombok (Indonesia)

2018geopark_rinjani_indonesia04
©Koesnadi Mulang Pekelem

La reserva de biosfera abarca la isla de Lombok, que forma parte del archipiélago de las Islas Menores de la Sonda Occidentales. El territorio de la reserva lo componen zonas litorales relativamente planas y zonas onduladas y montañosas. El punto culminante de estas últimas es el Monte Rinjani, un volcán que se yergue a 3.726 metros de altura sobre el nivel del mar y es la segunda cumbre más elevada de Indonesia. La reserva posee una rica diversidad biológica constituida por distintos tipos de vegetación forestal, como sabanas boscosas y bosques tropicales húmedos de montaña y planicie, de los cuales un 40% son bosques primarios. Las principales fuentes de ingresos de la población del sitio son la producción hortofrutícula y arrocera, el cultivo del café y el cacao, la avicultura y la ganadería (bovinos y caprinos).

Monte Peglia (Italia)

Mab2018_app_pend_italy_monte_peglia_02
©UNESCO/Monte Peglia Biosphere Reserve, Italy

Ubicado en el centro de Italia, este sitio se halla en la encrucijada de las cuencas fluviales del Tíber, al este, y de su afluente el Paglia, al oeste. Comprende una vasta zona forestal y es un importante vivero natural de diversas especies de animales, vegetales y hongos que viven en la región de este monte –un antiguo volcán ya extinguido– y en su entorno. Los recursos naturales de la reserva facilitan la realización de actividades humanas compatibles con el desarrollo sostenible.

Val Camónica – Alto Sebino (Italia)

Mab2018_app_pend_italy_camonica_m_speziari_02
© UNESCO/M. Speziari/Valle Camonica-Alto Sebino Biosphere Reserve, Italy

Situado al este de Lombardía, este sitio se caracteriza por la presencia de paisajes típicamente prealpinos y alpinos que se extienden desde los fondos de valles hasta las más altas cimas de Europa, el Glaciar de Adamello y el Lago Iseo, el segundo más grande de Italia. En la región de la reserva, surcada por ríos y constelada de lagos, bosques, glaciares y praderas, se siguen practicando métodos ancestrales de cultivo y cría de ganado.

Maasheggen (Países Bajos)

Mab2018_netherlands_01
©UNESCO/Maasheggen Biosphere Reserve, The Netherlands

Esta reserva de biosfera abarca el paisaje fluvial agrícola del valle del Mosa situado al sudeste del país, que ha sido configurado por una interacción constante entre el hombre y la naturaleza. Utilizado para la ganadería y la producción de plantas forrajeras, su territorio engloba la red más vasta y antigua de setos vivos de los Países Bajos. El paisaje está formado por un mosaico de pequeñas parcelas agrarias rodeadas por setos, dunas de arena, bosques, lagos, praderas húmedas y cañaverales. La reserva está destinada a servir de terreno de experimentación para el desarrollo y el turismo sostenibles.

 Otros artículos de la serie Seis nuevas reservas de la biosfera 2018

Categorías: Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   22.ago.2018 19:41    

Cita veraniega con las Perseidas

Descarga Perseidas Foto EFE_Tatyana Zenokovick
Foto EFE: Tatyana Zenokovick

Las condiciones para ver las llamadas Lágrimas de San Lorenzo o Perseidas, este fin de semana son perfectas según los expertos... No habrá luna llena, ni nubes que dificulten la visibilidad de esta lluvia de estrellas fugaces, que alcanzará su máxima intensidad en la noche del domingo al lunes. Serán perceptibles hasta 200 meteoros por hora, aunque la verdad es que solo podemos ser capaces de ver unas 20 a la hora, que tampoco está mal.

Varios observatorios van a retransmitir en directo el espectáculo y organizan actividades para explicar a los neófitos los detalles de la esfera celeste. Un buen momento para comenzar, si sientes una atracción hacia ese inmenso mundo que es la vía láctea y el sistema solar. En España dedican una especial atención el Observatorio del Teide (Tenerife) y el Anillo (Centro Internacional de Innovación Deportiva en el Medio Natural de Cáceres).

La tierra vuelve estos días a atravesar la órbita de 109P/Swift-Tuttle, un cometa cargado de pequeñas partículas de polvo, que se desintegran al rozar la atmósfera terrestre, siempre entre el 25 de julio y el 18 de agosto.

El mejor ritual es asomarse al cielo de agosto, en las noches que rondan al día de San Lorenzo y buscar las lágrimas del Santo.... o las Perseidas, las más populares de las llamadas lluvias de estrellas; que no son en realidad estrellas, sino los fragmentos de un cometa a más de 50 kilómetros por segundo. La falta de contaminación lumínica natural permitirá ver incluso a las más débiles, aquellas que se mantienen ocultas con la luz de la luna.

Descarga Perseidas Foto Thinkstock
Foto Thinkstock

Son como grandes bolas de nieve que cuando pasan cerca del sol van dejando pequeñas partículas y esas partículas al chocar contra la atmósfera de la tierra provocan destellos luminosos.

La ausencia de luz por la luna nueva y el tiempo nos permitirán apreciar también los meteoros menos brillantes. Entre las 2 y las 3 de la madrugada, en un lugar oscuro y tranquilo, alejado de la contaminación lumínica de las ciudades, podrán verse dos o tres por minuto, si tenemos los ojos bien abiertos. No es necesario nada más porque este fenómeno tiene lugar a cielo abierta, para ello lo mejor es dirigir la mirada a la parte más alta del cielo, hacia el norte, en el horizonte, sin obstáculos como edificios y árboles y sin instrumentos como prismáticos o filtros.

Lo único que se necesita en paciencia, hay que mirar a una zona concreta durante unos 15 minutos, mejor tumbados y disfrutar de esa gran oportunidad que nos ofrece el cielo. Una manera de aprovechar el tiempo es contar la frecuencia de las lágrimas desde una ubicación concreta colaborando con la ciencia y enviando esos datos al proyecto Contadores de Estrellas que colabora con la Organización Internacional de Meteoros. Y si además se quiere probar para pedir deseos, siempre es una buena excusa.

 @angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca

 

Categorías: Actualidad , Ciencia , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   12.ago.2018 17:26    

Visitando Tánger, la puerta de África

   Kasbah-Sultan-palace-Tangier

El escritor tangerino Ramón Buenaventura decía que Tánger es "una ciudad que ya no existe, en un país que entonces no existía", el tangerino de adopción ,Emilio Sanz de Soto, añadía que era "una deliciosa mentira, pero capaz de hacer correr ríos de literatura", pero todo el mundo coincide en que es "una ciudad de todos y de nadie". Sí, eso era Tánger en la época del protectorado internacional. Un imaginario colectivo, que cada uno la vivía a su manera.

Decenas de escritores quedaron fascinados por la ciudad norteafricana de las décadas del 20 al 60, del siglo pasado. Y de esa realidad/ficción vive todavía la ciudad que este domingo acoge la final de la Supercopa española, que disputaran el FC Barcelona y el Sevilla. Miles de aficionados se desplazarán hasta allí, muchos con el suficiente tiempo como para caminar por las sinuosas callejuelas de la medina que desemboca en el Zoco Chico, bañadas por una cálida luz, atravesando una de las puertas que da a la calle de Italia y paseando por la plaza Mexuar, donde se encuentra el museo de la Kasbah, antigua vivienda del sultán, que también fue cárcel y juzgado. 

Tanto los que viajen con poco tiempo, como los que decidan estar unos días, descubrirán una ciudad abierta y cosmopolita, como ha sido siempre. Para conocerla hay que pasearla tranquilamente. No tiene importantes monumentos, pero sí un atractivo especial en  sus bares y restaurantes. Piérdanse por el barrio de la Alcazaba, con su olor a jazmín en las noches de verano, tomen un té en el interior del gran Café de París, fundado en 1920; en el hotel Continental, pegado a la Medina y lugar de inspiración de Paul Bowles, o en el café Hafa, en el barrio de Marshan, desde donde se divisa la costa española. Cafés que son remanso de paz a los que cada vez se añaden más las locuciones de partidos de fútbol internacionales en pantallas de plasma. 

Bb45d7aa28fafbe2812a535c7465ef18

Tánger es hispanófila e hispanohablante, y es muy habitual encontrar tangerinos que hablen español, principalmente taxistas. Es un valor añadido para visitar una ciudad que cautiva porque no acaba de mostrar abiertamente todo lo que tiene, rincones, historia, las comunidades que vivieron en ella, una ciudad  que ha inspirado a muchos escritores. María Dueñas, autora de "El amor entre costuras", la define como "la ciudad que tiene mil dobleces, y que cada vez descubres una doblez nueva"

Aunque sus primeros habitantes proceden del paleolítico, fue fundada por los fenicios. La leyenda dice que no fueron ellos sino Anteo, el hijo de Neptuno que le dio nombre de mujer, Tingis. A lo largo de la historia ha vivido invasiones occidentales y orientales y a sus costas han llegado cartagineses, vándalos, romanos, fenicios y árabes. En los últimos siglos se añadieron europeos y estadounidenses, especialmente durante el protectorado y tras la II Guerra Mundial, o después de la guerra civil española. 

"Es de los moros y de todos también", escribía Magnia Tingis, el 14 de septiembre de 1917, en un artículo en el diario "El porvenir de Tánger".  Hay muchos cafés y restaurantes que muestran su relación con grandes escritores que alguna vez quedaron cautivados por el encanto y el exotismo, que ellos mismos crearon de la ciudad. Paul Bowles, Tennesse Williams, Samuel Becket, Matisse, Delacroix, se dejaron envolver de la multiculturalidad de la denominada ciudad blanca.

26239332_10155670202745971_322076929615222915_n
Foto: Hernando Reyes Isaza

"Es una gran seductora, ya un poco achacosa", dice la escritora María Dueñas. Pero vale la pena descubrirla poco a poco, sin prisas. Porque si vas con el reloj en la mano, la magia se desvanecerá. No es una ciudad para correr. La Medina amurallada es el casco antiguo de este puerto de origen fenicio. Sus pasajes estrechos, llenos de comercios y por los que se entrecruzan callejuelas salpicada de cafetines, nos adentrarán en la parte más autóctona de la ciudad, allí donde iban de visita franceses, españoles, británicos y de otras nacionalidades. El gran zoco o plaza del 9 de abril de 1947, es un hervidero de gente a todas horas, especialmente por la mañana. La plaza divide la ciudad en dos, a un lado la medina, al otro, la ciudad más moderna, que va remodelándose cada cierto tiempo. Allí se alza la mezquita de Didi bou Abid, con su minarete de azulejos policromos. 

Cerca está el mercado de babuchas, la calle Siaghins (plateros) y la iglesia anglicana de St. Andrew, una fusión de estilos, entre los que se descubre la arquitectura andalusí. En el cementerio anexo reposan algunas personalidades. La iglesia católica de la Purísima Concepción, tiene una clara influencia oriental y el viejo consulado francés está en el Zoco chico o souk Dakhil, uno de los lugares más característicos de la ciudad. A la izquierda está la plaza de los Aisauas, la plaza Oued Ahardan y la famosa perfumería Madini, donde se pueden comprar perfumes y colonias a precios asequibles. 

Para acceder a la Kasba, es mejor hacerlo por la puerta de los centinelas (Bab el Assa), desde donde se llega a la plaza en la que encontramos el Museo de la Kasbah (Dar el Majzen) y el antiguo palacio del sultán Mulay Ismail, con sus dos patios porticados y acabados en arcos revestidos de azulejos, con sus techos de cedro y paredes de estuco. 

Después de pasear por la medina y el zoco, un lugar para descansar es el parque de la Mendubia, donde pasean lo tangerinos y permite apreciar su estilo de vida. Entre sus numerosos árboles y plantas exóticas, destaca un árbol de banyan de más de 8 siglos de antigüedad. 

3459627878_671cccb946

Bajando de la gran Mezquita de Moulay Ismail, construida en 1684, hay un mirador con vistas al puerto. En la puerta del Mar, está el legendario Hotel Continental, el más antiguo de Marruecos y donde se han hospedado Winston Churchill o Ava Gardner. Además se ha vuelto a poner de moda con la serie y el libro El tiempo entre costuras, donde se rodaron varias escenas.

Tánger fue Casablanca en la mítica película del húngaro Michael Curtiz. La parte moderna de la ciudad, que está en continuo cambio, y el centro muestra su legado colonial afrancesado de los años 30. Destaca el Boulevard Pasteur, la plaza de los perezosos (de Faroo) salpicada de cañones de origen portugués. El café de París y la plaza de Francia, son algunos de los lugares legendarios de Tánger, donde se juntaban los espías de varias nacionalidades durante la Segunda Guerra Mundial. El barrio Marshan es el auténtico lugar de atracción de la ciudad moderna, con la plaza de la alcazaba, y sus fantásticas vistas de la bahía y el puerto, un mirador excepcional para disfrutar del atardecer. 

Si buscáis patrimonio español, todavía permanece, aunque en bastante mal estado, la plaza de toros, construida en 1949, y con otra fecha relevante, octubre de 1970 cuando se celebró la última corrida. Recientemente ha sido declarada monumento de interés. Reservaos, al menos unos minutos, para visitar el teatro Cervantes, un edificio modernista de estilo art Decó, sin duda el emblema patrimonial español en la ciudad, donde en la década de los 80 vivían unos 40.000 españoles. También sería interesante visitar, si no fuera por el estado de dejadez, el cementerio internacional. 

Dispuesta como un anfiteatro en el Estrecho de Gibraltar, se asoma al Atlántico y al Mediterráneo, y mantiene una mezcla entre cultura africana, árabe y europea, que hipnotiza. Como apuntó alguno de los artistas que visitaron la ciudad, "es un escenario perfecto para la novela, y no es de extrañar que se hayan escrito y se sigan escribiendo muchas obras".

En las afueras de Tánger

Hercules-Caves-Tangier-shore-excursion

La gruta de Hércules, está a unos 15 kilómetros de la ciudad, fueron creadas por la erosión del viento y el agua salada del mar. Cerca de las cavidades, a unos 12 kilómetros de Tánger está el cabo Espartel, donde se unen el Atlántico y el Mediterráneo, mezclando sus colores turquesa y el azul oscuro del Mare Nostrum. El faro, que preside el montículo fue construido en 1865. Otro cabo importante es el Malabata, junto al estrecho de Gibraltar, adornado con un castillo de principios del siglo XX. 

Si tenéis algunos días para estar por la zona, vale la pena visitar Alcazarquivir (Ksar el-Kebir), junto al río Loukkos, fue originalmente una colonia griega y cartaginesa para acabar ocupada por los romanos, y posteriormente por los bizantinos. Es árabe desde el siglo VIII, y tiene una de las mezquitas más antiguas de esa parte de Marruecos. Está situado en un lugar estratégico entre Fez, Rabat y Tánger. A unos 112 kilómetros de Tánger y a 28 de Larache. En el interior de la ciudad encontramos la mezquita grande del siglo XII, con un amplio patio y el almenar construido con piedras. Otros lugares para pasear son el antiguo callejón de los negros, la judería o la casa de Ermiki que conserva bonitos artesonados y jardines. El santuario de Sidi Kassen el Zubiaur, es un ejemplo de arquitectura hispano musulmana y los morabitos de Sidi Rais, primer gobernador granadino hacia finales del siglo XIII.  

Tangier-lighthouse-Tangier-shore-excursion

La otra ciudad de la zona es Larache, a unos 86 kilómetros de Tánger, y uno de los ejemplos claros de lo que fue el protectorado español en Marruecos. Fundada en el año 800, fue ocupada por los portugueses y convertida en refugio de piratas. En 1610 la conquistaron los españoles y después de estar bajo el mandato del sultán volvió a ser española en 1912, hasta la independencia del país. Su kasbah parece querer adentrarse en el mar con un ambiente muy tranquilo  y mientras la ciudad vieja es típicamente árabe, las casas de la ciudad son de estilo andaluz y colores blancos y azul cielo. Con tantas invasiones, está claro que las fortalezas marcan esa parte de su historia. La medina, a la que se entra por el Bab Kasbah, está marcada por las empinadas calles de su zoco. 

De camino a Tánger hay que parar en Asilah o Arcila, una de las ciudades más turísticas del norte marroquí, su medina junto al mar, recuerda a los pueblos costeros de Cádiz, con las losas pintadas por artistas locales. Las murallas fueron construidas por Alfonso V de Portugal en el siglo XV y tenía varios accesos como la puerta Tierra, la puerta Mar y la torre cuadrada portuguesa. En la calle Alcazaba, hay antiguos acuartelamientos españoles y en la calle Sidi Ali Ben Hamdush, está la torre Al Kamra, símbolo de la ciudad. Al norte de la Medina está la ciudad nueva, mucho más ordenada que la medina árabe.  Estas ciudades están viviendo una gran transformación urbanística, empujadas por el progreso económico y la presión turística, y su memoria se va diluyendo en sus calles.  Goytisolo decía que era una ciudad sin el encanto de Tánger.

Tánger, la gran ciudad norteafricana cautiva, tiene mil dobleces, y nunca acaba de mostrar abiertamente todo lo que tiene, rincones, historia, las comunidades que vivieron en ella, su literatura. En definitiva una ciudad que "tiene derecho a cambiar como todo el mundo". 

@angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca

Programa RNE -Nómadas 

       
                                            Tánger, el otro lado del Estrecho
Categorías: Deportes , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    9.ago.2018 09:21    

Los mejores acuarios del sur de Europa

Hay muchos acuarios en Europa, así que es difícil escoger el Top Ten. En esta época de calores, nosotros hemos optados por estos seis centros dedicados al estudio y divulgación de la fauna marina. Seis acuarios, en seis países europeos distintos.

1.- Oceanario de Lisboa (Portugal) 

Oceanario-de-lisboa

Fue inaugurado coincidiendo con la Exposición Universal de 1998, con el lema “Los océanos, un patrimonio para el futuro”. El Oceanario de Lisboa tiene más de 17 años de existencia y más de 19 millones de visitantes. En el último año ha recibido a turistas de más de 180 países.  La exposición “Bosques sumergidos de Takashi Amano” ha sido visitada por 200.000 personas. Los cuatro hábitats representados convergen en el centro del edificio reforzando la idea que unidad de los oceános. Ha sido distinguido como el mejor acuario del mundo, según los visitantes de la web TripAdvisor.

2. Oceanogràfic de Valencia (España)

640px-L'Oceanografic_(Valencia _Spain)_01

El Oceanogràfic de la Ciudad de las Artes y las Ciencias es el mayor acuario de Europa, y en él se representan los principales ecosistemas marinos del planeta. Cada edificio se identifica con los siguientes ambientes acuáticos: Mediterráneo, Humedales, Mares Templados y Tropicales, Océanos, Antártico, Ártico, Islas y Mar Rojo, además del Delfinario, con 24 millones de litros de agua y una profundidad de 10,5 metros. El restaurante submarino y el edificio de acceso destacan por las espectaculares cubiertas diseñadas por Félix Candela. Muestra el comportamiento y la forma de vida de los más de 45.000 ejemplares de 500 especies diferentes que alberga: delfines, belugas, morsas, leones marinos, focas, pingüinos, tortugas, tiburones, rayas, peces sierra, medusas, estrellas, erizos, crustáceos de todo tipo, además de las aves típicas de zonas húmedas, como las que viven en la Albufera de Valencia y en los manglares tropicales.

3. Acuario y reptilario de Chersonisos (Grecia)

SeaTurtleGreen1-623x415

Muestra la vida marina y de reptiles en cualquier lugar del mundo, especialmente de las especies que tienen como hábitat el Mediterráneo. Uno de sus mayores atractivos es que permite tener un contacto directo con muchos de los animales que viven en sus instalaciones, algunos de ellos han sido rescatados o han sufrido heridas, y han encontrado un hogar en este centro. El Cretaquarium forma parte del Centro Helénico de Investigaciones Marinas donde se recrean los escenarios rocosos del Egeo, las cuevas marinas del Mediterráneo o las costas cretenses. Alberga cerca de cuatro mil animales marinos.

4. Acuario de Génova (Italia)

Slide_440628_5810172_free

El Acuario de Génova tiene 70 tanques de exhibición con 15.000 animales pertenecientes a 400 especies entre peces, mamíferos marinos, reptíles, anfibios y pájaros a los que se añaden los 4 tanques a cielo abierto del nuevo Padiglione Cetacei que pueden acoger hasta 10 ejemplares de delfines.

Un viaje que permitirá descubrir los habitantes del mundo marino de todo el planeta: desde los manatíes a las focas, desde los pingüinos a las medusas, desde los delfines a los tiburones, desde los peces antárticos – única estructura europea que los acoge, a los coloridos peces de los arrecifes de coral.

5.- Acuario Vasco de Gama (Portugal)

Aqu_rio_Vasco_da_Gama_(Portugal)_(80884059)

El Vasco de Gama, no tiene la espectacularidad de otros grandes centros de vida marina en el mundo. Se trata de un acuario científico y pedagógico que abrió sus puertas en 1898, durante la celebración del cuarto centenario de las celebraciones del Descubrimiento de la ruta marina de las Indias, por el gran navegador luso Vasco da Gama. Desde 1896 a 1907 la institución supervisó doce campañas oceanográficas en la que se recogieron muestras de vida marina, que ahora pueden observarse en el museo del centro.

6. Acuario de la Rochelle (Francia)

En-el-acuario-de-la-rochelle

Situado en la costa atlántica, el Acuario de La Rochelle acoge más de 12.000 animales marinos del Atlántico, el Mediterráneo y los trópicos. Sus 75 acuarios, entre los que destaca el de los tiburones, con 3 millones de litros de agua de mar y 20 ejemplares, son una auténtica ventana abierta al océano. El túnel tiene una visión de 365º en donde uno se siente rodeado por un millar de medusas, sin tener miedo a ser alcanzado por una de ellas.

@angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca

Categorías: Deportes , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    2.ago.2018 12:20    

Saint-Exupèry y el Principito dos eternos aventureros

Djb_bONVsAo-cd6
 
Dos personajes se encuentran en el desierto, un aviador que acaba de romper el motor de su aparato y un niño llegado del espacio. Ahí empieza una apasionante historia de reflexiones y maneras de ver la vida. "Volé por todo el mundo hasta que me ocurrió algo milagroso. Siempre quise a alguien para compartir esta historia", dice el piloto. 
 
Se cumplen 75 años de la publicación de uno de las obras más leídas del mundo, El Principito, del francés Antoine de Saint-Exupèry, y nos parece una buena excusa para descubrir los viajes de este intrépido aventurero, que insiste una y otra vez en que "lo esencial no es visible a los ojos".   Sin duda uno de los principios que debería regir nuestros viajes cuando visitamos otro país o ciudad.  
 
 
 
Es uno de esos libros que siempre que lo abrimos descubrimos algo nuevo. Ha sido traducido a 300 lenguas y dialectos.... Una muestra de la atracción de esta obra es que encontramos multitud de lecturas y adaptaciones en  internet... algunas de ellas nos acompañarán mientras descubrimos las aventuras de este viajero de las estrellas. 
 
El Principito, procede de un planeta muy pequeño,"apenas más grande que una casa", en el asteroide B612, con tres volcanes, amenazado por los baobabs, y donde a pesar de que hacía frío, un día creció una rosa. Se siente muy solo y decide recorrer el universo "para hacer amigos". Él no es un turista, es un aventurero, porque conoce a nuevos habitantes de otros planetas, con costumbres diferentes a las suyas y comparte con ellos su tiempo. Por eso es tan importante la actitud de nuestro joven viajero.
 
Djbi1BWW0AAiICD
Quiere conocer mundo.... y emprende un largo viaje aunque no sabe si volverá. Así inicia su largo recorrido por los asteroides 325, 326, 327, 328, 329 y 330. En el primero, dominado por un rey, descubre la "ambición de poder". El monarca hace cumplir todas sus órdenes, como a menudo podemos comprobar en cientos de lugares históricos que visitamos en nuestros viajes. Claro, que él era un monarca universal, porque reinaba sobre planetas y estrellas. No se ha comprobado si el Principito sufría jet-lag, pero debió ser así porque ante el soberano, cansado, se puso a bostezar, "he hecho un viaje muy largo y apenas he dormido".
 
El siguiente planeta que visitó estaba habitado por un vanidoso, en el tercero, durante una visita muy corta, conoció a un bebedor, que tampoco tenía mucho que aportarle, y en el cuarto asteroide se topó con un hombre de negocios, que intentaba obtener ganancias con las estrellas. Algo similar a lo que ocurre en la mayoría de los viajes cuando muchos convierten todo en negocio.
 
A los viajeros nos encanta el amanecer y el atardecer, pero el Principito tuvo la suerte de "poder ver en un día ponerse el sol cuarenta y tres veces!" 
 
DjaYS_nWsAAJDtr
 
Siguiendo su viaje se topó con un farolero tan estresado en encender y apagar su farol, que ni siquiera tenía tiempo de tomarse unas vacaciones, y lamentó no poder quedarse en el planeta para tener la posibilidad de ver mil cuatrocientas cuarenta puestas de sol, cada 24 horas. Le esperaban nuevas aventuras como la de encontrarse con un geógrafo que necesitaba un explorador para conocer su territorio y poder plasmar las montañas, los mares, los ríos, las ciudades y los desiertos en un enorme libro, en el que sin embargo no estaba dispuesto a reflejar la flora y fauna del lugar. 
Fue su último paso antes de llegar a la Tierra, según el geógrafo, "un planeta con muy buena reputación". "Lo que embellece al desierto es que esconde un pozo en cualquier parte". Allí aprendió lo que era un explorador. 
 
Ese fue uno de los primeros descubrimientos de nuestro joven explorador al llegar al séptimo planeta, "que no es un planeta cualquiera", y en la que "los faroleros del polo norte y polo sur, eran los únicos que trabajaban dos veces al año". En el desierto empezó la gran aventura de nuestro pequeño protagonista. Allí conoció a una serpiente, un zorro, un jardín cuajado de rosas, a un comerciante y a un aviador extraviado. "¿Sobre qué planeta he caído? -preguntó el principito". "Sobre la Tierra, en África -respondió la serpiente".
 
También conoció al guardavía, que formaba paquetes de mil viajeros y despachaba los trenes que los transportaban de un lado a otro. Viajaban con prisa en trenes rápidos sin saber a dónde se dirigían. "Únicamente los niños aplastan su nariz contra los vidrios.... únicamente ellos saben lo que buscan".
 
Precisamente esa es una de las reflexiones que queremos destacar. Mientras el resto de los personajes se mantienen encerrados en sus planetas, él se ha dedicado a viajar y a conocer a esas personas que nunca hubiera encontrado si él, también se hubiera quedado en su planeta con los baobabs, los volcanes y su rosa. No nos queda otra cosa que disfrutar de las aventuras que nos proporcionan los viajes y trasladar este gusanillo a las nuevas generaciones. "Si alguna vez viajan, esto podrá servirles de mucho", decía el viajero del espacio refiriéndose a los niños. Recordemos que "para los que viajan, las estrellas son guías; para otros sólo son pequeñas lucecitas".
 

Antoine de Saint Exupéry, el escritor de sus propias aventuras

TtNd3gsi

 
El autor de esta maravilla literaria es Antonine de Saint Exupéry, nacido en Lyon con el inicio del siglo XX. Amante de la aventura y ansioso por descubrir otras realidades se incorporó a una sociedad de aviación como piloto de correo aéreo. Así conoció el Sahara español, que le sirvió de inspiración para Correo del Sur. En Buenos Aires, al otro lado del Atlántico, fue director de la Aeroposta Argentina, y organizó la red de la filial de Aéropostale en Sudamérica. De esa experiencia surgió su segunda novela "Vuelo nocturno". En su afán por volar sufrió graves accidentes uno de ellos en el desierto egipcio y otro en Guatemala. Tras este accidente escribió "Tierra de hombres". Su última aventura transcurrió entre Cerdeña y Córcega, en uno de esos viajes por el Mediterráneo, desapareció su avión y nunca más supimos de él. 
 
Postdata: recuerden, "si algún día, viajando por África cruzan el desierto. Si por casualidad pasan por allí, no se apresuren, se los ruego, y deténganse un poco, precisamente bajo la estrella. Si un niño llega hasta ustedes, si este niño ríe y tiene cabellos de oro y nunca responde a sus preguntas, adivinarán en seguida quién es. ¡Sean amables con él! Y comuníquenme rápidamente que ha regresado. ¡No me dejen tan triste!"
 
Categorías: Libros , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   31.jul.2018 15:41    

El boom del turismo sanitario en la Costa del Sol

  20180725_160447

Son dos mujeres viajeras y, a veces aventureras, que no temen a los retos. Yolanda Preciados espera que dentro de unos días su "hermana del alma", Susana Laguarda, llegue a Puerto Banús, en la malagueña Costa del Sol. La espera por dos motivos. Para recordar sus luchas compartidas, sus esfuerzos para ganarle al cáncer, su enfrentamiento contra el océano y recordar buenos y malos momentos, -más los primeros, que los segundos-, mientras se encaraban a olas de cinco metros en el Atlántico camino de Martinica. 

Pero también la espera para acompañarla a visitar a Mario Arques. Yolanda estuvo en su consulta, en la clínica de estética Arques, hace unos meses. "Me trataron de maravilla, no me pidieron nada y eso que el tratamiento debía de ser caro". Esta mujer de 52 años, luchadora y vital, fue invitada por Arques para realizarle un tratamiento de medicina estética, después de un acuerdo con Reto Pelayo Transatlántica 2016, destinado a reforzar la autoestima de mujeres que han padecido cáncer y que han sido escogidas por esa Fundación para hacer una proeza mayor, si es que eso es posible, que vencer al cáncer de mama o de ovarios. Yolanda y Susana, participaron en la segunda edición de la Travesía Atlántica, desde Valencia a Martinica con escala en Marbella y Tenerife. "Fue espectacular, lo más difícil que he hecho en mi vida, allí sí sentí miedo otra vez, pero lo superé de nuevo", nos explica Yolanda. De vuelta a su ciudad, recibió la invitación de una sesión de estética en Puerto Banús, y se presentó en la clínica Arques. "Me hicieron un tratamiento para darle más luz a mi rostro, que no recuerdo como se llama, pero en el que me extrajeron sangre". Mario Arques, añade que "todo el tratamiento que realizamos se coordina con el oncólogo que ha llevado a la paciente, para conocer en qué puntos es más vulnerable". Ahora le toca el turno a Susana, que vive en Madrid y llegará en unos días, para hacerse el tratamiento que mejor consideren sus médicos.

Unnamed

Ellas, sin quererlo, son un ejemplo de turismo sanitario, un sector de gran importancia en la Costa del Sol. Pero la mayoría de los clientes no acuden por una enfermedad, sino para realizar tratamientos de belleza y estética. Proceden de muchos lugares del mundo, especialmente de aquellas zonas que se encuentran a 3 horas en avión. A esa zona del sur de España, viajan principalmente árabes, rusas, europeas y, en menor medida, latinoamericanas y asiáticas. Mayoritariamente todas son mujeres, que aprovechan su estancia vacacional para retocarse o iniciar algún tratamiento a más largo plazo. Arques apunta, que "la estética tiene muchos puntos de vista según el país y la moda del que proceda la cliente", y señala que "cada vez se presentan más hombres, que quieren cuidar su piel".

Oferta sanitaria muy variada

20180726_102725

Balnearios, spas y hamams están esparcidos por toda la costa del Sol y no les faltan clientes. A nivel nacional este sector supone el 20% del PIB. A ello colaboran otros aspectos como la presencia de un aeropuerto internacional, su oferta hotelera y de restauración y la calidad de los centros sanitarios. Es uno de los puntos más atractivos del proyecto SpainCares, el clúster nacional que pretende atraer usuarios de otros país para recibir un tratamiento o servicio en una residencia, hospital o balneario. También desde hace años funciona una iniciativa andaluza, Tourism&Health Spain, que reúne a empresas de la región implicadas en la atracción de visitantes internacional, ofertando paquetes combinados de alojamiento, ocio y servicios médicos y de salud. Su objetivo es captar clientes de poder adquisitivo medio-alto que puedan disfrutar de un periodo más largo de visita, que va desde los 3 días a un mes, lo que le permite realizarse un chequeo completo o intervenciones quirúrgicas complejas, con rehabilitación incorporada. Además de otro tipo de cirugías, una de las más solicitadas es la medicina estética.

No hay que olvidar que es una zona de lujo y muchos visitantes, buscan relajarse y recuperarse del estrés, o necesitan mejorar su aspecto físico para estar "más presentables en su trabajo". Por otro lado, este tipo de turismo desestacionaliza la zona, dado que no es necesario ir en plena temporada alta. A lo que hay que añadir la gastronomía y la oferta de restauración que dispone no solo la Costa del Sol, sino toda la provincia malagueña. Además España ofrece un destino seguro desde el punto de vista social, jurídico y político.

Precisamente la seguridad es "el valor añadido que debemos potenciar, porque es el que nos diferencia de otros mercados", señala Constantin N. Lagemann, director general de "Helthhouse Las Dunas", un hotel cinco estrellas. siutado a pocos kilómetros de Puerto Banús y que también ha priorizado la salud "por dentro y por fuera". Situado en Estepona, en una hacienda típicamente andaluza, junto a la senda litoral, un recorrido por 14 municipios de la Costa del Sol, con más de 200 kilómetros a través de paseos marítimos, carriles bici, caminos y pasarelas de madera. El establecimiento hotelero también está ubicado junto a la Gran senda de Málaga que recorrerá 660 kilómetros de la provincia.

20180725_175341

Desde sus suites se pueden ver dos continentes: el europeo y el africano y tres países: Marruecos, Gibraltar (Reino Unido) y España. Las Dunas es una apuesta por la salud integral, en la que se hacen tratamientos para mejorar los hábitos alimenticios, junto con ejercicios físicos y el relax del circuito de spa.

Aunque ya no lo dirige directamente, el resturante fue ideado por Andoni Luis Aduriz (2 estrellas Michelin), ofrece una cocina sana y de alta calidad, manteniendo una dieta -sin pasar hambre- y disfrutando del placer de comer, sin olvidar el leit motiv del centro, cocina de élite y creativa, alimentación nutritiva y dietética, equilibrada y sabrosa.

Son dos ejemplos de que España se ha convertido en el sexto destino médico europeo y el octavo mundial y se espera que este año unos 140.000 extranjeros se sometan a tratamientos o intervenciones en algún centro clínico privado en todo el país. Para 2020 se prevén unos ingresos cercanos a los mil millones de euros. Hace cuatro años, apenas alcanzaba los 322 millones. Se calcula que estos turistas mantienen un gasto medio de 1.200 euros, con una estancia aproximada de más de 11 días. En Europa, solo Francia, Bielorrusia, Hungría, Turquía y Polonia están por delante de España. El prestigio de los cuadros médicos, la calidad de la atención, la ausencia de listas de espera y unos precios competitivos, se unen a las ofertas gastronómicas y culturales. A lo que solo hay que añadir el sol, algo en lo que también supera a casi todos sus competidores.

@angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca 

Categorías: Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   30.jul.2018 00:46    

El transbordador de Portugalete cumple 125 años

Zubia_jun

Los puentes transbordadores han sido emblema de la revolución industrial, El arquitecto Le Corbusier, defendía que eran "las estructuras más elegantes del siglo XX". Se crearon para movilizar personas y mercancías a gran escala, y llegaron a construirse 20 alrededor del todo el mundo, de los cuales sólo quedan ocho. El de Portugalete, fue el primero en levantarse en todo el mundo. Fue diseñado y construido entre 1887 y 1893 por el arquitecto español Alberto de Palacio y Elissague y el ingeniero francés Ferdinand Arnodin. Une las márgenes del río Nervión, entre Portugalete y Getxo, en el País Vasco. Tiene 61 metros de altura y 160 de largo y cuenta con una plataforma que cuelga de dos carriles. Está en funcionamiento y transporta vehículos y peatones. En 2006 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Hoy el puente transbordador de Bizkaia, ha cumplido 125 años, convertido en un atractivo turístico, que es el uso en el que han quedado todos esos puentes que hace poco más de un siglo asombraban al mundo por su grandiosidad y complejidad. Está situado en la boca del río Ibaizabal, en el punto en el que el estuario navegable de Bilbao se abría al mar hasta el siglo XIX. Se inauguró el 28 de Julio de 1893 y fue diseñado para enlazar con su gran cuerpo de hierro las localidades de Portugalete y Getxo, una orilla rocosa y escarpada y otra baja y arenosa. Cuando se construyó consiguió facilitar las comunicaciones entre estas dos pequeñas poblaciones balnearias veraniegas sin interrumpir la navegación de uno de los puertos fluviales con más activo tráfico naval de Europa.

El Puente Bizkaia fue el resultado genial de la fusión de dos innovaciones tecnológicas diferentes: la moderna ingeniería de puentes colgados de cables, desarrollada a mediados del siglo XIX, y la técnica de grandes vehículos mecánicos accionados con máquinas de vapor. No obstante, cuando el arquitecto vizcaíno Alberto Palacio y Elissague comenzó el desarrollo del proyecto para la construcción de un sistema que uniese las márgenes de la desembocadura del Nervión, realizó un minucioso trabajo, analizando prácticamente la totalidad de las opciones disponibles en la época: transbordador sobre carriles, barcazas y gabarras flotantes y todo tipo de puentes: giratorios, levadizos, basculantes, submarinos, elevados, etcétera. 

El puente debía reunir tres requisitos: la posibilidad del traslado de pasaje y carga, que no dificultara la navegación, que tuviera un coste de construcción razonable y que garantizara un servicio regular. El Puente Bizkaia se convirtió en uno de los grandes monumentos de la Revolución Industrial y uno de los pocos supervivientes representativos de aquella era. Durante la segunda mitad del siglo XIX el hierro era considerado el más poderoso símbolo del progreso de la Historia, era el material con el que se construían las máquinas, los barcos, los ferrocarriles, las grandes cubiertas y las torres como la de Eiffel, las enormes salas de Exposiciones Universales y, sobre todo, los nuevos puentes de Europa y América cada vez más esbeltos y audaces.

 En 2006, la Unesco proclamó al Puente Colgante patrimonio mundial de la humanidad. Ha recibido la visita de reyes, ha sido escenario de películas y acoge en sus instalaciones múltiples actividades. Y no quiere ser el único. 

Puentes transbordadores del mundo

El Puente Bizkaia colabora con otros puentes transbordadores del mundo para presentar una candidatura en serie a la Convención de Patrimonio Mundial de la Unesco y extender la distinción que ostenta esta infraestructura vizcaína. Representantes de los puentes Avellaneda de Argentina, Osten y Rendsburg de Alemania, Warrington y Newport, de Reino Unido, Rochefort de Francia y del Puente Bizkaia, que une Portugalete con Getxo, se han reunido hoy en esta última localidad con motivo de la celebración del VI Congreso Mundial de Puentes Transbordadores.

Para esa candidatura en serie, los puentes que se quieran sumar a la iniciativa "tendrían que argumentar y justificar qué es lo que aportan al valor universal excepcional que ya tiene el Puente Bizkaia". Sean o no declarados Patrimonio de la Humanidad, estos son los nueve puentes transbordadores que todavía existen en el mundo, y que deben entrar en cualquier viaje turístico. Todos están en países europeos, excepto el de Avellaneda en Argentina y el de Duluth, en Estados Unidos.

Puente Rochefort (Francia)

_Pont_transbordeur_-_Rochefort Foto_Patrick Despoix ( Wikipedia)
Foto: Patrick Despoix ( Wikipedia)

El Rochefort-sur-mer, une las ciudades de Rochefort y Échillais salvando el río Charente. Ideado por el ingeniero francés Ferdinand Arnodin (que construyó el de Portugalete) se inauguró en 1900 y actualmente es un monumento histórico clasificado. Dejó de funcionar en 1967 cuando fue sustituido por un puente de elevación vertical, demolido años más tarde. El transbordador se reabrió en 1994, y entre los meses de abril y octubre tiene funciones turísticas y de ocio, por donde cruzan peatones y ciclistas.

Con larga tradición en este tipo de construcciones, el Rochefort es el único que queda en Francia, la mayoría demolidos durante la Segunda Guerra Mundial, como el de Rouen, Nantes, Marsella, Brest y Burdeos.

Puente Osten-Hemmoor (Alemania)

El alemán Osten-Hemmoor puede transportar seis autos y cien personas a la vez. Es turístico.

Otro símbolo de la revolución industrial en Europa lo encontramos en Hemmoor, a unos 80 kilómetros de Hamburgo. Estuvo en uso hasta 1974 y actualmente funciona entre abril y octubre como atractivo turístico. Construido en 1909, su estructura de hierro se inició en 1897. Es uno de los emblemas de la ciudad.

Rendsburger Hochbrücke (Alemania)

Resultado de imagen de Rendsburg

Fue diseñado por el ingeniero Friedrich Voss para cruzar el canal de Kiel, en la ciudad alemana de Rendsburg. Mide 140 metros de largo y 68 de alto con una barquilla de 14 metros. Aunque sigue funcionando, solo puede trasladar cuatro coches en cada itinerario.

Puente de Newport (Reino Unido)

Transporter Bridge, from Coronation Park.jpg

Foto: WelshDave (Wikipedia)

En la ciudad galesa de Newport, se puede cruzar el río Usk, a través del puente colgante, inaugurado en 1906, obra del ingeniero Ferdinand Arnodin. Se cerró en 1985 y tras una profunda remodelación se reabrió en 1995. Catorce años después volvió a cerrarse para reabrirse en 2010, convertido en un símbolo reconocible de la ciudad.

Puente Middlesbrough (Reino Unido)

 Resultado de imagen de Puente de Middlesbrough
Foto: Dreamstime

Situado sobre el río Tees, al norte de Inglaterra, conecta Middlesbrough con Port Clarence. Tiene un largo de 260 metros y puede transportar a 200 personas, 9 cohces y un minibus y solo tarda unos dos minutos en cruzar el río. Cada año los clásicos autobuses británicos de dos pisos, tienen una reunión en una de sus orillas. Inaugurado en 1911, se remodeló en 2010 para permitir que pudiera soportar fuertes vientos.

Warrington Bridge (Reino Unido)

Warrington Transporter Bridge

Situado cerca de Liverpool, el puente Warrington se construyó en 1916 para cruzar el río Mersey. Está en desuso desde la década de los 60, pero ha pasado a ingresar en el Patrimonio industrial inglés. Con una capacidad de 18 toneladas, llegó a soportar cargas de unos 30 toneladas, en sus inicios trasladaba trenes, más tarde coches y ahora está inhabilitado. 

Puente Nicolás Avellaneda (Argentina)

Situado en el barrio portuario de La Boca, a finales del siglo XIX era la entrada de los buques cargados de inmigrantes desde el Río de la Plata a Buenos Aires. Es el único que se construyó en América del Sur, y fue todo un símbolo del poderío económico del país y un emblema de la ingeniera inglesa de aquellos años. Inaugurado en 1914, tenía una plataforma suspendida, tirada por cables que trasladaban coches, camiones y carros de caballos. Posteriormente, en 1940, se construyó otro a escasos 200 metros de distancia, más moderno y con más potencial de carga. Actualmente es un atractivo más, aunque un poco olvidado, de la visita turística al barrio de La Boca.

Puente de Duluth (EE.UU.)

Resultado de imagen de Duluth puente

El puente de Duluth, en el estado de Minnesota, junto al lago Superior, fue levantado en 1905, para que los vecinos de Point Park, en la desembocadura del río San Luis, pudieran llegar a la ciudad, principalmente durante el invierno cuando el río se helaba y no se podía cruzar en barca. Conocido como "Aerial Lift Bridge" este inmenso puente de acero, con un arco de 155 metros de longitud, une tierra firme con la entrada del puerto de Duluth.  Se eleva completamente en 3 minutos y permite la entrada  es que este puente se eleva por completo en solo 3 minutos, para permitir la entrada al puerto de grandes barcos cargueros. Cruza el canal del mismo nombre y es el único transbordador de Estados Unidos.

@angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca

Categorías: Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   28.jul.2018 20:42    

Los viajes del agente Ethan Hunt en sus "Misiones Imposibles"

Misi_n_imposible_Fallout-660625867-large

Según un estudio de TCI Research en 2017 unos 80 millones de turistas escogieron su destino después de ver el lugar en una película o en una serie. Los directores de cine necesitan escenarios naturales y los ayuntamientos dinero, así que cine y turismo es un binomio perfecto desde hace décadas. La nueva entrega de Misión: Imposible FallOut, nos trae de nuevo a las pantallas a un viajero empedernido, como lo son todos los agentes secretos o en misiones especiales que podemos ver en el cine. La nueva película, llena de acción, dinámica y entretenida, protagonizada por Tom Cruise, una de las grandes estrellas del séptimo arte, nos ha parecido una buena excusa para repasar algunos de esos lugares en los que ha vivido experiencias al límite.

Como buen agente de arriesgadas misiones para salvar el mundo, Etahan Hunt viaja por muchos países para hacer frente a los malvados, en la última entrega de la saga, aunque se traslada al norte de Pakistán, el rodaje de algunas escenas se realizó en los fiordos noruegos.  Tras el gran éxito de Frozen - el Reino del Hielo -, o el thriller psicológico Ex_Machina, Noruega vuelve a ser fuente de inspiración para la industria cinematográfica.

La sexta entrega de la saga de Misión Imposible llega a los cines el 27 de Julio y con ella, Preikestolen, el famoso Púlpito en los Fiordos Noruegos. El país nórdico ha sido elegido como escenario natural para algunas de las escenas de mayor acción de la película. La localización elegida es la famosa roca Preikestolen, el Púlpito, en español. Esta roca, ubicada en la región de Stavanger, en el corazón de los fiordos noruegos, se alza a 604 metros sobre el fiordo Lysefjord, uno de los más profundos de Noruega y, además, gracias a las espectaculares vistas desde lo más alto de la roca, Preikestolen es uno de los mayores reclamos turísticos del país.

Preikestolen y Tom Cruise se baten en el protagonismo en esta nueva saga de espías, y es que resulta difícil hacerle sombra al impresionante entorno natural de El Púlpito, plagado de cascadas, granjas, montañas y con unas vistas desde lo más alto de la roca elogiadas a nivel mundial. El Púlpito se encuentra en la región de Stavanger que goza del asentamiento de casas de madera mejor conservado de Europa. Destaca, además, por disponer de los mejores restaurantes del país, donde se forman los cocineros más renombrados de Noruega y Europa.

Llegar hasta lo más alto de esta roca se ha convertido en uno de los objetivos principales del viajero que visita Noruega, y no es de extrañar teniendo en cuenta la belleza de la ruta, su entorno natural y la espectacularidad desde la cima. Sus, aproximadamente, 4 horas de trayecto en pendiente son solo un reto que deben superar los viajeros, pues todo esfuerzo durante el camino tiene su recompensa: la imponente vista al fiordo Lysefjord.

Otros lugares que aparecen en la gran pantalla son Londres, París y Nueva Zelanda, donde el héroe de Misión: Imposible se bate en arriesgadas escenas con los "malos de la peli", de las que siempre sale más o menos victorioso. 

Ethan Hunt no tiene obstáculos en ningún lugar del mundo

Misi_n_imposible_3-278218157-large Tokio

Igual que James Bond, la base de actuaciones se encuentra en Londres. El escondite secreto del FMI está en Liverpool street y ya en sus primeras aventuras lo vimos enganchado a un tren en llamas en el Eurotúnel, cruzando el canal de La Mancha, aunque la escena fue rodada en Escocia. En su primera misión el agente Hunt además de Londres y Escocia, estuvo en Langley y Virginia.

En Misión Imposible II, En el arranque de la cinta el protagonista escalaba sin amarre (fue eliminado en la edición) el Dead Horse Point, uno de los precipicios del Gran Cañón del Colorado.  Los que conocen Sevilla, habrán comprobado que una cosa es que uno de nuestros agentes preferidos diga que está en misión peligrosa en un lugar y realmente la grabación de la película sea otra, y que para adornar el escenario se trasgredan algunas normas como que en la capital andaluza se celebren las fallas o se corran los encierros de los sanfermines. Pero no pasa nada, solo lo saben los del lugar, el resto del mundo se queda tan contento.

Misi_n_imposible_Protocolo_fantasma-860668831-large

Otra escalada memorable es la que protagoniza en el Protocolo fantasma, cuando sube el Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo en Abu Dhabi. Y en el puente Carlos de Praga, vio caer al líder de su equipo a las aguas del río Moldava, víctima de su propio disparo. En la cuarta secuela, el rodaje tuvo lugar en Dubái, Praga, Moscú, Bombay y Vancouver. En el Reino Unido escogieron la central eléctrica de Fawley, cerca de Southampton para filmar una arriesgada secuencia de inmersión. Las persecuciones se desarrollan en varias calles de Londres, así como el palacio Blenheim en Woodstock, donde el héroe se reúne con el primer ministro inglés, y en la base aérea de Wittering, en Cambridgeshire, se rodó la famosa escena del avión. 

Misión Imposible - Nación secreta,  se filmó en Marruecos, Reino Unido y Austria. En el reino alauita, podemos comprobar escenas de exteriores de monumentos emblemáticos como la Mezquita Hassan II en Casablanca, la más grande de África, además de la antigua Medina y el barrio Derb Sultan. Otras escenas de persecución fueron rodadas en Rabat, con el escenario de las murallas de la Kasbah de los Udayas, la vieja ciudad fortificada. Durante el rodaje se cerró el Gran Estadio de Marrakesh y la emblemática ciudad del Atlas prestó sus calles y su famosa plaza Djama El Fna, para varias escenas.  Menos exótica, pero más glamurosa, la deslumbrante Ópera estatal de Viena fue escogida para la película, mientras Tom Cruise y Rebecca Ferguson saltaban desde el tejado del edificio. Otras escenas se filmaron en el metro de la capital austriaca.

 @angelaGonzaloM
@Viaje a Itaca

Categorías: Cine , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   27.jul.2018 09:14    

Viaje a Ítaca

Bio Viaje a Ítaca

Un viaje nunca se acaba. Queda grabado en el recuerdo, se vuelve a él al ver una película, al leer un libro, al escuchar unas notas musicales, al mirar una fotografía, al saborear una bebida, al disfrutar una comida o cuando el país salta a la actualidad por algún acontecimiento específico. El viajero mantiene siempre un nexo interno con el lugar que un día conoció.... y trenza un vínculo con el nuevo destino que empieza a imaginar. La visita a cualquier lugar, cercano o lejano, tiene tres fases. En la etapa de preparación se sueña, en la del viaje se disfruta lo imprevisible y a la vuelta se reinventa la aventura..... Con los cinco sentidos alerta, anhela que la experiencia sea lo más enriquecedora posible.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios