Despedida

    miércoles 27.abr.2016    por Natalia Martín Cantero    17 Comentarios

Este el post más difícil que he tenido que escribir, porque es el último. Y después de ocho años, con sus vueltas y sus revueltas, cerca de mil entradas y casi 10.000 comentarios, imagino que es natural que sienta este espacio como algo mío. Así que despedirme se me hace raro; algo así como decirle adiós a mi dedo pulgar.

El viaje comenzó en 2008 con una propuesta para escribir sobre el país del que me había marchado diez años antes. Me llamaron la atención cosas como la profusión de tortillas de patatas envasadas, algo que estos días consumo con frecuencia –sin que se enteren mis invitados– pero que en aquel momento me pareció muestra inequívoca de la decadencia del país: si se trata así al alma máter de la culinaria española, todo está perdido. Por aquel entonces se fumaba entre platos y Mario Conde estaba de moda, pero por razones distintas a las de ahora. Al final, una llega a la misma conclusión que muchos otros retornados: si fuera extranjera, me encantaría España. 

El caso es que en lugar de volver por donde había venido, comencé escribir sobre temas que atraen, como meditación, yoga y psicología. Lo hice hasta que se cruzó China, que es donde mejor me lo he pasado nunca escribiendo. No todos los días tiene una ocasión de hablar de setas con ojos, hombres que se lanzan al agua a diez grados bajo cero o lo que de verdad entraña aprender chino. Hasta que, una vez más, las vueltas de la vida (la cabecera realmente me va como anillo al dedo) me devolvieron a España para retomar la temática de bienestar integral. 

Lo mejor de este viaje sin duda ha sido la compañía. El Lobo, M., CiudadanoNick, Chispitas, A.M., La Pequeña Jackie Hawkins, Edgardo, Tomasín, Jess, Olorososeco, Cristina, Juanjo, mg, Olga, Perséfone, La negra, Sergio y un largo etcétera. Hemos mantenido largas conversaciones, de esas que suelen darse en la sobremesa y no en un entorno frío y desvencijado como este. Si queréis seguir en contacto (me encantaría) podéis seguirme en mi web (en pañales) Twitter, Facebook o enviarme un e-mail: nmartincantero  [arroba]  gmail.com. En el capítulo de agradecimientos no pueden faltar a esta casa, y en especial a Rosalía Lloret y Ricardo Villa, por haberme acogido y darme la libertad de cambiar de rumbo varias veces.

Las despedidas me saben a final de curso, y quizá por eso me apetece concluir con una mención al discurso de graduación (esos que tanto gustan a los estadounidenses) que pronunció tres años atrás George Saunders. “De lo que más me arrepiento en mi vida es de las veces en que no he sido amable”, dijo Saunders, escritor de historias cortas que son a la vez una delicia y un prodigio.  

Creo que con su discurso, que puedes leer aquí, Saunders resume bien uno de los temas recurrentes en la última etapa de este blog: la búsqueda de herramientas para no perder la esperanza. Me explico: cuando uno se pasa el día leyendo o escuchando noticias sobre desastres naturales, violencia de género, ladrones de guante blanco o crisis de refugiados es fácil desdeñar la cara más luminosa de la vida. Se nos olvida que la amabilidad de los extraños al final es lo que cura nuestras heridas.  Y en eso estamos. Como suelo decir, si lo consigues me cuentas cómo.

Gracias por todo. 

Rumi

Natalia Martín Cantero   27.abr.2016 18:19    

Todo lo que piensa tu enemigo de ti: un relato que sube la moral

    miércoles 13.abr.2016    por Natalia Martín Cantero    8 Comentarios

Limones

Imagen tomada de aquí

Una viuda se dirigió a familiares y amigos en la elegía por el funeral de su marido. A mitad de su discurso, sacó del bolso un trozo de papel y explicó que el difunto lo había llevado en el bolsillo desde siempre, mucho antes de conocerse, y le había sido de gran ayuda en momentos de enfado consigo mismo y con los demás.

El marido le había contado la historia de ese pedazo de papel. De adolescente, en su instituto sólo para chicos los conflictos entre los alumnos iban en escalada y amenazaban con estallar cierto día a la hora del recreo. Atenta a lo que pasaba, la profesora mandó a la clase que se sentara en sus sillas y arrancase una página en limpio de sus cuadernos. Les pidió que escribieran en la parte de arriba el nombre del compañero al que más odiaban. Los alumnos obedecieron. Después, mandó que trazasen una línea vertical que dividiese la página en dos y escribieran a la izquierda las razones por las que odiaban tanto al chico. La clase siguió sus instrucciones.

“Ahora”, dijo la profesora, “escribe a la derecha de la línea las cosas que admiras y respetas de ese mismo compañero”. Esto era ya más complicado, así que la profesora tuvo que esforzarse para que le hicieran caso. “Dobla el papel a lo largo de la línea vertical”, prosiguió, “y pártelo en dos. Voy a pasar por la clase con una papelera. La parte izquierda del papel, donde habéis escrito las razones por las que odiáis a vuestro enemigo, podéis tirarla a esa papelera. La parte derecha del papel, en la que habéis escrito las cosas que respetáis y admiráis, tenéis que entregársela a vuestro compañero. ¡Hacedlo!”.  

La viuda explicó a los familiares que aquel viejo pedazo de papel que tenía en la mano era lo que el enemigo de su marido le había dado en aquellos tiempos de su juventud, una descripción somera de las cosas que respetaba y admiraba en su marido de adolescente.

Este papel le había resultado muy útil, y a lo largo de los años el marido lo había tenido en cuenta cuando estaba a punto de estallar un conflicto con alguien, o cuando estaba a disgusto consigo mismo. Si aquello era lo que su peor enemigo veía en él, quizá podría ser capaz de observar cualidades redentoras en sus propios enemigos. Y cuando sufría bajones, pensaba que si aquel que le odiaba tanto podía ver cosas buenas en él, seguramente él mismo también podría descubrirlas.

El relato del pedazo de papel es una de las 108 historias cortas del último libro del monje australiano Ajahn Brahm. A falta de enemigos, Brahm recomienda trazar una línea vertical a lo largo de una página y escribir sobre las cosas que no te gustan de ti mismo a la izquierda, y sobre las que te gustan a la derecha. Después tiras la izquierda y te quedas con la derecha. “Te subirá la moral y te ahorrarás un montón de dinero en terapias”, asegura.  

Es el viejo truco del pedazo de papel en la cartera: yo lo he usado varias veces, y funciona. Estos días llevo en la cartera el papelito de aquí abajo (con una curiosa historia que otro día contaré) y procuro recordar que lo llevo cuando meto la pata y me equivoco. 

IMG_20160413_132221

Otros posts relacionados en este blog:

Los dos ladrillos. Un pequeño relato que resalta las maravillas -y los estragos- de los que es capaz la atención. ¿En qué te fijas? ¿En dos ladrillos mal puestos o en los 998 restantes?

La historia del golfista timado. Un familiar picó hace poco en una trampa tras recibir un correo electrónico en el que su supuesta sobrina le pedía ayuda. Desembolsó 2.500 euros. Esta es su historia. 

La historia de la chocolatina que ha emocionado a medio mundo. La escritora francesa Francine Christophe, que ahora tiene 82 años, cuenta una anécdota que vivió cuando tenía solo 8 y estaba encarcelada en un campo de concentración nazi.

El violín de tres cuerdas. La ecuanimidad se interesa por lo que sucede, sea lo que sea, simplemente porque está ocurriendo, y tiene la capacidad de abrazar los extremos sin perder el equilibrio, como muestra esta bella historia.

El cuento del gato. La creencia de que tu propia visión de la realidad es la única realidad es la más peligrosa de todas las ilusiones.

Dinosaurio. Un micro relato que habla de hasta qué punto nos marca lo que nos dicen de pequeñitos y de cómo lo que creemos –o dejamos de creer– nos acompañará para siempre.

El revisor de billetes de tren que cambió la vida del escritor. La bondad de los extraños puede cambiar nuestro destino, como sugiere este relato.

La historia de la chocolatina que ha emocionado a medio mundo. La escritora francesa Francine Christophe, que ahora tiene 82 años, cuenta una anécdota que vivió cuando tenía solo 8 y estaba encarcelada en un campo de concentración nazi.

Un cuento chino. Comienza cuando Jin Bing ve un programa de televisión, un Quién sabe dónde versión china, que narra el caso de una mujer gravemente enferma que tiene un último y único deseo: volver a ver a la hija a la que dio en adopción cuando tenía solo 20 días.

En Twitter: @nataliamartin

Natalia Martín Cantero   13.abr.2016 15:50    

Seis palabras en español que envidian los anglosajones. ¡Es la leche!

    miércoles 6.abr.2016    por Natalia Martín Cantero    4 Comentarios

He leído un montón de artículos sobre palabras en inglés que deberían importarse al español. Pero no suelo toparme con el inverso: vocablos en español que envidian los anglosajones. Por eso me he gustado este artículo en Babbel y su selección de términos.  

Entre ellos se encuentran algunos previsibles, como botellón, un concepto decididamente made in Spain que encanta a los extranjeros, sobre todo si vienen de Erasmus y se ponen hasta las cejas de calimocho, otros dos conceptos que podrían ir a parar a la colección.

Personalmente prefiero caluroso y, sobre todo, friolero, palabra que me define y en cuya ausencia me he quedado desamparada muchas veces en medio de angloparlantes incapaces de comprender que con menos de 15 grados quitarse los calcetines es locura. Por no hablar de desvelado, esa palabra que te permite describir de un plumazo la odiosa sensación de haber perdido el tren del sueño.    

Leche

Mi preferida es la leche. En inglés solo se puede beber. En español, sin embargo, echamos manos de ella para expresar sorpresa (es la leche), quejarnos (¡ay, la leche!), velocidad (ir a toda leche), el acto de golpear algo o a alguien (le dio una leche), mal genio (qué mala leche), equivalente a una palabrota (me cago en la leche) o para decir que no queremos dar dar el brazo a torcer (y una leche).  

Polvo

A diferencia de la bebida blanca, en inglés polvo es también una palabra polivalente. Morder el polvo se dice exactamente igual. Pero lo que ellos no tienen son estas otras expresiones: estar hecho polvo, hacer polvo a alguien, echar un polvo o decir que fulanito tiene un polvo

05-verguenza-NewLayout

Los españoles somos vergonzosos. Quizá por eso utilizamos tanto conceptos como vergüenza ajenala de la vergüenza (llevarse el último bocado de comida en un plato compartido), tan difíciles de trasladar al inglés. 

En twitter: @nataliamartin

Categorías: Actualidad

Natalia Martín Cantero    6.abr.2016 11:10    

El viaje de su vida: un vídeo para despertar conciencias

    miércoles 30.mar.2016    por Natalia Martín Cantero    3 Comentarios

Viajedesuvida#Elviajedesuvida es la campaña más reciente, elaborada por Unicef, para despertar conciencias y reflexionar sobre la situación de los niños migrantes y refugiados.

Me gusta sólo a medias, porque busca la empatía a través del engaño (si bien leve y bienintencionado) y, sobre todo, porque creo que la población está bastante concienciada ya (claro que quizá tengo una percepción equivocada). ¿Qué pasaría si consiguiesen poner en esa tesitura a algún político? ¿Por qué ninguno se refiere a esta tragedia? Ah, claro, tienen cosas más importantes que hacer.

En 2015, cerca de 250 millones de niños abandonaron sus hogares escapando de la violencia y la miseria.

En 2016, una media de dos niños muere cada día cruzando la frontera de Grecia desde Turquía. El número puede ser mayor, ya que sus cuerpos se han perdido en el mar.

Para saber más: http://elviajedesuvida.es ofrece información en profundidad sobre las dificultades y obstáculos que los niños y niñas migrantes y refugiados deben enfrentar en sus viajes, así como datos sobre las causas que están motivando este éxodo y la denuncia de las situaciones discriminatorias que deben sufrir en su destino.

Otros posts relacionados en este blog:

Donde los niños refugiados duermen. “Donde los niños duermen”, es un proyecto fotográfico sobre los niños refugiados. Que nunca nos sorprenda una guerra y traten a nuestros pequeños como estamos tratando a los suyos. 

En Twitter: @nataliamartin

Categorías: Actualidad

Natalia Martín Cantero   30.mar.2016 12:01    

Donde los niños refugiados duermen

    lunes 28.mar.2016    por Natalia Martín Cantero    4 Comentarios

No se me ocurre cómo presentar este post en este día de lluvia desde la comodidad de mi escritorio. Otros salen ahí fuera, a retratar lo que está pasando. Es el caso del fotógrafo sueco Magnus Wennman, autor del proyecto Donde los niños duermen. La belleza de la fotografía contrasta con el horror de lo que  retrata. Los niños, refugiados sirios, han escapado de la guerra civil en su país, pero su destino continúa siendo incierto. Como dice @principiamarsupia, que nunca nos pille una guerra y traten a nuestros pequeños como estamos tratando a los suyos. Que nunca nos pille. 
7.-Lamar-5-años-en-Horgos-Serbia.-

Lamar. Los juguetes, muñecas, el trenecito y la pelota quedaron en Baghdad; Lamar suele hablar de estos objetos cuando le mencionan su casa. Una bomba lo cambió todo. La familia estaba yendo a comprar comida cuando fue dejada caer cerca de su hogar. No fue posible seguir viviendo ahí, dice Sara, la abuela de Lamar. Después de dos intentos de cruzar el mar por Turquía en un pequeño bote de caucho, tuvieron éxito al llegar a una frontera cerrada de Hungría. Ahora Lamar duerme cubierta por una manta en el bosque, asustada, con frío, y triste.2.-Amir-20-meses-en-Zahle-Fayda.-
Amir. Amir tiene 20 meses y nació refugiado. Su madre cree que él estuvo traumatizado desde el útero. “Amir nunca ha dicho ni siquiera una palabra”, dice Shahana, de 32. Amir no tiene juguetes dentro de la carpa plástica en la que ahora vive, pero juega con lo que sea que encuentra en el suelo. “Ríe mucho, a pesar de que no hable”, dice su madre.  3.-Shehd-7-años.

Shehd. Shehd amaba dibujar, pero últimamente sus dibujos contienen siempre lo mismo: armas. “Ella las ve todo el tiempo, están en todas partes”, explica su madre mientras la niña duerme en el suelo junto a la frontera de Hungría. Ahora ella no dibuja nada. La familia no ha podido traer papel ni lápices con ellos en el viaje. Shehd tampoco juega. El escape ha forzado a los niños a convertirse en adultos y se preocupan de lo que ocurre a cada hora y a cada minuto. La familia ha tenido dificultades para encontrar comida durante su viaje. Algunos días tienen que comer sólo las manzanas que encuentran junto a los caminos. Si la familia hubiera sabido lo difícil que sería el viaje, hubieran decidido arriesgar sus vidas en Siria.5.-Ahmad-7-años-en-HorgosRoszke.

Ahmad. Incluso el sueño no es una zona libre; es ahí cuando el terror vuelve. Ahmad estaba en casa cuando una bomba estalló contra su casa en Idlib. Una metralla lo golpeó en la cabeza, pero logró sobrevivir. Su hermano menor no lo logró. Su familia ha vivido en guerra con el vecino cercano desde hace años, pero sin un hogar, no tienen opción. Se vieron obligados a huir. Ahora Ahmad yace entre otros cientos de refugiados en el asfalto de la autopista que lleva a la frontera de Hungría. Este es el día 16 de su viaje. La familia ha dormido en refugios de autobuses, en el camino y en los bosques, explica el padre de Ahmad.6.-Ahmed-6-años-en-Horgos-Serbia.-

Ahmed. Es más de medianoche cuando Ahmed cae dormido en el pasto. Los adultos se sientan a su alrededor, hacen planes sobre cómo saldrán de Hungría sin ser captados por las autoridades. Ahmed tiene seis años y lleva su propia bolsa durante los largos trayectos que su familia hace a pie. “Él es valiente y sólo llora a veces por las mañanas”, dice un tío que se hace cargo de él desde que su padre fue asesinado en Deir ez-Zor al norte de Siria.  8.-Fara-2-años-en-Azraq.

Fara. Fara tiene 2 años y ama el fútbol. Su padre trata de hacer pelotas para ella juntando todo lo que encuentra en el suelo, pero no duran demasiado. Cada noche, él se despide de Fara y de Tisam (9 años), la hermana menor de ésta. Tiene la esperanza de que al otro día pueda darles una pelota adecuada con la que jugar. Todos los otros sueños están fuera de su alcance, pero él no se rendirá.

Visto en Muhimu

En Twitter: @nataliamartin

Natalia Martín Cantero   28.mar.2016 12:10    

Meditar y correr, combinación perfecta para la salud mental

    lunes 21.mar.2016    por Natalia Martín Cantero    4 Comentarios

¿Qué tienen en común correr y meditar? Bastante más de lo que parece. Y la combinación de ambas prácticas es un cóctel perfecto para la salud mental, según un nuevo estudio.

La depresión se caracteriza, entre otras cosas, por dar excesivas vueltas a los pensamientos negativos y a las malas experiencias del pasado (lo que se conoce como rumiación), algo que afecta a dos zonas del cerebro: la corteza prefrontal, que además de otras labores es responsable de centrar la atención, y el hipocampo, muy importante en el proceso de aprendizaje y en la memoria. Tanto la meditación como el ejercicio tienen un efecto en esas partes del cerebro, aunque de forma diferente.  Y ambas prácticas, también, son beneficiosas para el tratamiento de la ansiedad.   

Partiendo de esta premisa, los investigadores de la Universidad Rutgers, en Nueva Jersey (EEUU), se plantearon estudiar qué pasa cuando a la meditación le sigue una práctica de footing. Lo hicieron con un grupo de personas con depresión y otro grupo de control. Los resultados, que se publicaron el mes pasado en la publicación científica Translational Psychiatry, mostraron cambios significativos tanto en los voluntarios con depresión como en el grupo de control, que declaró encontrarse más feliz al final del estudio. Todos los voluntarios mejoraron su capacidad de concentración.

 “Me sorprendió cuando vimos un efecto tan robusto después de solo ocho semanas”, señaló Brandon Alderman, el profesor de Rutgers que dirigió el estudio, en declaraciones a The New York Times. Alderman cree que la combinación de ambas prácticas podría resultar apropiada ya que, mientras el ejercicio podría incrementar el número de nuevas células en el hipocampo, la meditación contribuye a mantener vivas y en buena forma las neuronas. La meditación, por otra parte, también podría contribuir a hacer más tolerable el ejercicio, algo que sucede cuando el practicante presta más atención a su respiración y a su cuerpo.

“He comenzado a meditar”, dijo Alderman, un atleta desde hace años. La cosa parece clara: si eres atleta, medita. Si ya meditas, sal a correr. 

Puesta_sol

Meditando a la salida del sol en Navarra

Otros posts relacionados en este blog:

Meditación y estrés

Yo tenía un perro negro llamado depresión

En Twitter: @nataliamartin

Natalia Martín Cantero   21.mar.2016 18:15    

La historia del golfista timado

    jueves 17.mar.2016    por Natalia Martín Cantero    5 Comentarios

Hoy voy a compartir dos historias cortas pero potentes. La primera está protagonizada por un golfista argentino llamado Roberto de Vicenzo, hoy retirado a sus 92 años. Tras ganar un torneo, sonreír a las cámaras y recibir el cheque pertinente, Vicenzo recogió sus cosas y se preparó para marcharse a su casa. Cuando caminaba en solitario por el aparcamiento hacia su coche, se le acercó una mujer joven. La mujer le dio la enhorabuena por su triunfo y, acto seguido, le contó llorosa que tenía un bebé gravemente enfermo, al borde de la muerte, y que necesitaba dinero para hacer frente a los gastos hospitalarios.

De Vicenzo escuchó a la joven y se conmovió tanto que allí mismo sacó un bolígrafo y le firmó el cheque que acababa de recibir por su victoria. “Haz algo bueno para el bebé”, le dijo. Y le entregó el cheque.

La semana siguiente, estaba almorzando en un club de golf cuando se aproximó a su mesa un directivo del torneo. “Me han dicho que la semana pasada te vieron charlando con una joven en el aparcamiento”, dijo el directivo. De Vicenzo asintió. “Has de saber que es una farsante. No tiene ningún bebé enfermo. Te ha timado, amigo mío”, señaló el directivo. “¿Quieres decir que no hay ningún bebé al borde de la muerte?”, preguntó De Vicenzo. “Efectivamente”, respondió el directivo. “Es lo mejor que he escuchado en toda la semana”, señaló De Vincenzo.

El segundo relato me toca más de cerca. Hace unas semanas, un familiar fue víctima de un timo. Picó en la trampa tras recibir un e-mail (falso) en el que una sobrina le pedía ayuda para volver a casa tras sufrir un atraco y otra serie de desventuras en Marruecos que le habían dejado sin blanca. Mi familiar hizo en el acto la transferencia por valor de 1.500 euros que requería el correo electrónico. La cosa no quedó ahí, sin embargo. Al poco, recibió un segundo e-mail en el que la sobrina pedía más dinero. Volvió a tragarse el anzuelo.

Hasta ahora, nunca había sabido de nadie que hubiese hecho caso de esos correos fraudulentos que inundan las carpetas de correo; mira por dónde me tocó un caso bien cercano. Lo primero que hice cuando me contaron lo sucedido es criticarle por su ingenuidad. Seguidamente, reconocí el acto de gran generosidad. Ahora me pregunto por qué contraponemos una y otra (ingenuidad frente a generosidad) con tanta ligereza, como si uno no pudiera ser avispado y generoso al mismo tiempo. Lo más sorprendente, no obstante, fueron las reacciones del resto de familiares ante el suceso, como si el atracador se hubiera llevado, junto con el dinero, la cordura. No sabemos lo que pasó en el caso de Vicenzo. ¿Qué le dirían su esposa o sus amigos cuando se enterasen de lo ocurrido?  ¿Le criticarían o alabarían su generosidad?

Ahí queda la cosa, que yo sólo quería compartir dos historias. 

Paraguas

Protégete de tus propios pensamientos ~ Rumi. Imagen de Maryam Khan Malik

Otros posts relacionados que te pueden interesar:

El revisor de billetes de tren que cambió la vida del escritor. La bondad de los extraños puede cambiar nuestro destino, como sugiere este relato.

La historia de la chocolatina que ha emocionado a medio mundo. La escritora francesa Francine Christophe, que ahora tiene 82 años, cuenta una anécdota que vivió cuando tenía solo 8 y estaba encarcelada en un campo de concentración nazi.

Un cuento chino. Este cuento comienza cuando Jin Bing ve un programa de televisión, un Quién sabe dónde versión china, que narra el caso de una mujer gravemente enferma que tiene un último y único deseo: volver a ver a la hija a la que dio en adopción cuando tenía solo 20 días.

La amabilidad de los extraños. Una investigación documenta las bondades de fiarse de los extraños.

En Twitter: @nataliamartin

Natalia Martín Cantero   17.mar.2016 12:57    

12 posturas de yoga para mejorar la salud de los huesos

    viernes 11.mar.2016    por Natalia Martín Cantero    1 Comentarios

Con un nuevo estudio sobre sus bondades me lanzo a escribir de nuevo sobre el yoga, que ya hacía tiempo. Lo de #compiyogui no tiene nada que ver (aunque no deja de sorprenderme, como lo poco que le cundieron a Rodrigo Rato las clases de meditación que tomaba con el maestro Ramiro Calle).

A lo que vamos. Una vez más la ciencia moderna apuntala lo que los yoguis llegan siglos diciendo: el poder de esta disciplina para mantener saludables cuerpo y mente y desacelerar el proceso de envejecimiento. Por algo dicen los yoguis que el tiempo que tenemos asignado no se mide en años, sino en respiraciones.

Una práctica regular de yoga (al menos una hora dos días por semana) mejora la flexibilidad, la fuerza y libera la tensión muscular; mejora la digestión; contribuye a estimular el sistema inmunológico y es una herramienta eficaz para eliminar toxinas e incrementar los niveles de energía. Una buena práctica de yoga, en suma, puede ahorrar muchas visitas al médico.

Probar los beneficios del yoga, sin embargo, es muy complicado y requeriría años de costosas investigaciones sin medicamentos de por medio (ninguna farmacéutica estaría interesada en financiar algo así), además de la participación de un gran grupo de personas a las que habría que seguir durante un largo periodo de tiempo.

De ahí el mérito de Loren Fishman, un médico de la Universidad de Columbia, en Nueva York, especializado en rehabilitación. Fishman lleva años tratando de probar que el yoga es una terapia efectiva para la osteoporosis. Con ese fin comenzó en 2005 un pequeño estudio que arrojó resultados esperanzadores, y que continuó con otro más ambicioso que acaba de concluir.

Yoga2008_19 (1)

La actividades en las que se levanta peso son recomendables para los pacientes con pérdida de masa ósea. El yoga es apropiado en este sentido, ya que coloca más presión en los huesos que la gravedad. “Al oponer grupos de músculos, se estimulan los osteocitos, células que fabrican los huesos”, señaló Fishman al The New York Times.

Muchos expertos argumentan que es muy difícil que los adultos puedan ganar masa ósea de forma significativa. Pero Fishman se empleó a fondo, junto con otros tres investigadores de prestigiosas universidades norteamericanas, para probar lo contrario. Un equipo de 741 voluntarios participaron de 2005 a 2015 con una práctica de 12 posturas que hacían a diario o en días alternos. La edad media de los participantes era de 68 años, y el 83 por ciento tenía osteoporosis o su precursor, osteopenia.

Una década después de comenzar, los participantes que siguieron la tabla de ejercicios mejoraron la salud de sus huesos (con el incremento de la densidad de la columna y el fémur, entre otras cosas). “Yoga es seguro, incluso para personas que han sufrido una pérdida significativa de masa ósea”, señala Fishman, que cree que también mejora el apoyo interno a los huesos, que no se mide en pruebas de densidad pero es un factor importante para evitar las fracturas.

A pesar de sus limitaciones –como el uso de personas que se presentaron voluntarias– los resultados de esta investigación son esperanzadores, y no sólo para la salud de los huesos. "El yoga es bueno para ampliar el rango de movimientos, la fuerza, coordinación y reducir la ansiedad”, señala Fishman. “Todo ello ayuda a estar erguido, mantener la buena postura y no caer”.

Yoga2008_36

Yoga es a la postura lo que seda dental a los dientes, dice Matthew Taylor, ex presidente de la Asociación Internacional de Terapeutas de Yoga.  “Así como nos lavamos los dientes un par de veces al día, deberíamos hacer prácticas de cinco minutos un par de veces en cada jornada". 

Otra cuestión fundamental, al margen de lo puramente físico, es que en una cultura que adora la juventud, el yoga honra el proceso de envejecimiento. Las posturas pueden modificarse para diferentes cuerpos y niveles de destreza. Además, la filosofía anima a aceptar lo que ocurre en el momento presente. La competitividad, por otro lado, tiende a disolverse con el tiempo. Y esta falta de competitividad de la que suelen hacer gala las personas maduras hace que sea más fácil practicar la aceptación y lo que uno es.

Como inspiración, véanse las posturas y la historia de Tao Porchon Lynch, que a sus 95 años continúa impartiendo clases de yoga en su propio centro. ¿Cuál es el consejo número uno para envejecer bien? Porchon Lych lo tiene claro: “No te guíes por la edad. No significa nada”.

Puedes ver la serie completa de 12 posturas pinchando aquí. Cada postura ha de mantenerse durante 30 segundos.

Yoga2008_30

Otros posts relacionados que te pueden interesar:

En forma pasados los 50. La profesora de yoga Ellen Johannesen celebra así su 50 cumpleaños.

En forma en 30 días (con Kumbhakasana). Un propósito de fin de año para ponerse a tono.

La ciencia del yoga. El yoga es al espectáculo lo que un abeto al fondo del mar.

La postura del cadáver. Hacer correctamente Savasana, la postura del cadáver es como parar un camión cargado y sin frenos bajando un puerto de primera (dormirse no vale).

Adiós a Iyengar, uno de los padres del yoga en Occidente. Todos los estilos de yoga actuales beben del que creó B.K.S. Iyengar. Un pionero que trajo esta disciplina milenaria a Occidente a mediados del siglo pasado, gurú de tales como el escritor Aldous Huxley, el violinista Yehudi Menuhin o el filósofo J. Krishnamurti. No veía limitaciones y creía que todo era posible a base de tesón.

Bailando yoga en Navarra. Entrevista con el fundador de la escuela de yoga Witryh, en Navarra. 

Practico yoga. ¿Algún exorcista en la sala? “Practicar yoga es Satánico, conduce al mal, justo como leer a Harry Potter".  

En Twitter: @nataliamartin

Categorías: Actualidad , Ciencia

Natalia Martín Cantero   11.mar.2016 13:44    

Siete fotos desde el espacio: lugares de este mundo que parecen de otro

    viernes 4.mar.2016    por Natalia Martín Cantero    10 Comentarios

Hay días en los que me presentaría voluntaria para pasar unas vacaciones al otro lado del espejo, o en su defecto vivir la experiencia de Scott J. Kelly, el astronauta que acaba de volver tras un año en la Estación Espacial Internacional. El objetivo de la misión era comprobar los efectos en el cuerpo humano de una estancia prolongada en el espacio mientras su gemelo, un astronauta jubilado, permanecía monitorizado en la tierra para comparar, así, las constantes vitales de ambos durante un año. 

Antes de partir, el presidente de Estados Unidos le pidió que documentase su día a día a través Instagram. Y, como era de esperar, Kelly cumplió su promesa con imágenes espectaculares como estas:  

La tierra es impresionante

Foto_1

Las vistas desde mi ventana

Foto2

El Himalaya me recuerda a un pastel 

Foto_4

 Algunos lugares de este mundo parecen de otro

Foto_5

Los reflejos del sol en el agua 

Foto_6.

El huracán visto desde arriba 

Foto3

 Cada final es un nuevo comienzo

Foto7

"En él (este punto azul pálido) se encuentra todo aquello que amas, todo aquello que conoces, todo aquello de lo que has oído hablar, cada ser humano que existió y que vivió su vida. La suma de todas nuestras alegrías y sufrimientos, miles de confiadas religiones, ideologías y doctrinas económicas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de la civilización, cada rey y cada campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, cada esperanzado niño, inventor y explorador, cada maestro de moral, cada político corrupto, cada "superestrella", cada "líder supremo", cada santo y pecador en la historia de nuestra especie vivió ahí, en una mota de polvo suspendida en un rayo de luz del sol. 

La Tierra es un pequeño escenario en una vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre vertida por todos esos generales y emperadores, para que, en gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto. Piensa en las interminables crueldades visitadas por los habitantes de una esquina de ese pixel para los apenas distinguibles habitantes de alguna otra esquina;  lo frecuente de sus incomprensiones, lo ávidos de matarse unos a otros, lo ferviente de su odio. Nuestras posturas, nuestra imaginada auto-importancia, la ilusión de que tenemos una posición privilegiada en el Universo, todos esos paradigmas son desafiados por la realidad de ese pequeño punto azul pálido.

Nuestro planeta es una mota solitaria de luz en la gran envolvente de la oscuridad cósmica. En nuestra oscuridad, en toda esa vastedad, no hay ningún indicio de que la ayuda llegará desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos.

La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pueda migrar. Visitar, sí. Colonizar, aún no. Nos guste o no, en este momento la Tierra es el lugar donde estamos obligados a quedarnos.

Se ha dicho que la Astronomía es una experiencia de humildad y construcción de carácter.Quizá no hay mejor demostración de la tontería de los prejuicios humanos que esta imagen distante de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos los unos a los otros de un modo más amable, y de preservar este punto azul pálido, el único hogar que conocemos". 

(Carl Sagan, en su libro Un punto azul pálido, en referencia a una fotografía de la Tierra tomada por una sonda espacial desde una distancia de 6.000 millones de kilómetros).

Visto en Verne

En Twitter: @nataliamartin

Natalia Martín Cantero    4.mar.2016 11:06    

Un teléfono móvil diseñado para durar

    lunes 29.feb.2016    por Natalia Martín Cantero    5 Comentarios

Fairphone

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Existen más teléfonos que personas en el mundo: más de 7.000 millones de teléfonos, y sumando. Cada vez lo utilizan más ancianos y niños de (preocupante) corta edad. Todos tenemos claras las ventajas, y hasta puede que estés leyendo esto desde tu smartphone. Pero del lado oscuro no somos tan conscientes. No me refiero ahora al mal uso, que también, sino al impacto que esta industria tiene en nuestro planeta.

Por ejemplo:

El uso de minerales de conflicto
Nuestros móviles tienen aproximadamente 40 minerales diferentes que van desde el cobre hasta el paladio. La extracción de muchos de ellos genera grandes conflictos como la contaminación, la explotación de trabajadores (niños incluidos) y, en regiones como el Congo, ayuda a grupos paramilitares a financiarse.

Obsolescencia programada
Nuestros teléfonos están diseñados como material desechable. Al poco tiempo de comprarlos sale una versión nueva y las personas se deshacen del antiguo para actualizarse. Esto genera un gran problema medioambiental y para los que trabajan en el reciclaje de materiales dañinos.

Fabricación agresiva
En muchos países, especialmente de Asia, la fabricación de productos de tecnología está en manos de obreros que trabajan de forma de manera intensiva sin salarios justos o condiciones dignas y humanas de trabajo.

Un ciclo de vida débil
Nuestros móviles no están diseñados para durar, ya que si una pieza falla, a veces es más sencillo conseguir uno nuevo. Además, los materiales que se usan no son reciclables y no tenemos un sistema para tirar todos los teléfonos que salen de circulación de manera responsable.

Fairphone, o el teléfono de comercio justo, empezó como una campaña en Ámsterdam para denunciar los graves conflictos que los móviles generan en algunas regiones de África. A la campaña le siguió un teléfono que se puede desmontar fácilmente y que pretende resolver los cuatro problemas planteados hace un momento.

El uso sustentable de minerales
Fairphone trabaja directamente con comunidades e instituciones en el Congo para garantizar que los minerales que obtiene vienen de condiciones de comercio justo.

Una nueva relación entre el teléfono y el usuario
Este móvil tiene una vida mucho más larga. Por ejemplo, crearon piezas que cualquiera puede descargar e imprimir en 3D, eliminando envíos, empaques, entre otros.

Manufactura inclusiva
Trabajando de la mano con empresas de manufactura, Fairphone está diseñando un nuevo modelo. Este equipo social está presente en todo el proceso y pone a los empleados al frente y al centro. Además, es todo un ejemplo, ya que cuenta con políticas de salarios justos, de participación de los empleados en la utilidad y sobre todo de creación de condiciones laborales dignas.

Un ciclo de vida integral
Replanteando la relación de los usuarios con los teléfonos, Fairphone verdaderamente logra que el ciclo de vida de los celulares se transforme: 
• Ofrecen refacciones para que los equipos sean fáciles de reparar.
• Establecen iniciativas de reciclaje seguro que no dañe a nadie en el proceso.
• Crean programas propios de recolección y reciclaje.
• Permiten a los usuarios adquirir partes por separado. De esta manera mejoran el celular con el tiempo en lugar de sustituirlo.  

Estas cuatro estrategias no servirían de nada si el producto no fuera bueno. Ese es el gran desafío del comercio justo, que muchas veces las compras son impulsadas por un sentimiento de culpa y no por un verdadero producto competitivo. Dicen los expertos que este no es el caso.

Para saber más: http://www.soyentrepreneur.com/28610-fairphone-el-telefono-que-va-a-cambiar-el-mundo.html

Otros posts que te pueden interesar:

Bebés empantallados y sus consecuencias

Cosas que hacíamos antes del móvil

Cómo librarse del móvil usando un teléfono

¿De dónde vienen tus zapatos?

Comer menos carne, usar el ascensor y otras maneras sencillas de cuidar la Tierra.

Camisetas a dos euros en el Dia Mundial del Comercio Justo.

En Twitter: @nataliamartin

Categorías: Actualidad

Natalia Martín Cantero   29.feb.2016 12:24    

Natalia Martín Cantero

Bio Vuelta y Vuelta

Este blog ha dado tanta vueltas como su autora. De Madrid a Pekín y vuelta. Hablo de bienestar integral: si lo consigues, me cuentas cómo.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios