« Seis palabras en español que envidian los anglosajones. ¡Es la leche! | Portada del Blog | Despedida »

Todo lo que piensa tu enemigo de ti: un relato que sube la moral

    miércoles 13.abr.2016    por Natalia Martín Cantero    8 Comentarios

Limones

Imagen tomada de aquí

Una viuda se dirigió a familiares y amigos en la elegía por el funeral de su marido. A mitad de su discurso, sacó del bolso un trozo de papel y explicó que el difunto lo había llevado en el bolsillo desde siempre, mucho antes de conocerse, y le había sido de gran ayuda en momentos de enfado consigo mismo y con los demás.

El marido le había contado la historia de ese pedazo de papel. De adolescente, en su instituto sólo para chicos los conflictos entre los alumnos iban en escalada y amenazaban con estallar cierto día a la hora del recreo. Atenta a lo que pasaba, la profesora mandó a la clase que se sentara en sus sillas y arrancase una página en limpio de sus cuadernos. Les pidió que escribieran en la parte de arriba el nombre del compañero al que más odiaban. Los alumnos obedecieron. Después, mandó que trazasen una línea vertical que dividiese la página en dos y escribieran a la izquierda las razones por las que odiaban tanto al chico. La clase siguió sus instrucciones.

“Ahora”, dijo la profesora, “escribe a la derecha de la línea las cosas que admiras y respetas de ese mismo compañero”. Esto era ya más complicado, así que la profesora tuvo que esforzarse para que le hicieran caso. “Dobla el papel a lo largo de la línea vertical”, prosiguió, “y pártelo en dos. Voy a pasar por la clase con una papelera. La parte izquierda del papel, donde habéis escrito las razones por las que odiáis a vuestro enemigo, podéis tirarla a esa papelera. La parte derecha del papel, en la que habéis escrito las cosas que respetáis y admiráis, tenéis que entregársela a vuestro compañero. ¡Hacedlo!”.  

La viuda explicó a los familiares que aquel viejo pedazo de papel que tenía en la mano era lo que el enemigo de su marido le había dado en aquellos tiempos de su juventud, una descripción somera de las cosas que respetaba y admiraba en su marido de adolescente.

Este papel le había resultado muy útil, y a lo largo de los años el marido lo había tenido en cuenta cuando estaba a punto de estallar un conflicto con alguien, o cuando estaba a disgusto consigo mismo. Si aquello era lo que su peor enemigo veía en él, quizá podría ser capaz de observar cualidades redentoras en sus propios enemigos. Y cuando sufría bajones, pensaba que si aquel que le odiaba tanto podía ver cosas buenas en él, seguramente él mismo también podría descubrirlas.

El relato del pedazo de papel es una de las 108 historias cortas del último libro del monje australiano Ajahn Brahm. A falta de enemigos, Brahm recomienda trazar una línea vertical a lo largo de una página y escribir sobre las cosas que no te gustan de ti mismo a la izquierda, y sobre las que te gustan a la derecha. Después tiras la izquierda y te quedas con la derecha. “Te subirá la moral y te ahorrarás un montón de dinero en terapias”, asegura.  

Es el viejo truco del pedazo de papel en la cartera: yo lo he usado varias veces, y funciona. Estos días llevo en la cartera el papelito de aquí abajo (con una curiosa historia que otro día contaré) y procuro recordar que lo llevo cuando meto la pata y me equivoco. 

IMG_20160413_132221

Otros posts relacionados en este blog:

Los dos ladrillos. Un pequeño relato que resalta las maravillas -y los estragos- de los que es capaz la atención. ¿En qué te fijas? ¿En dos ladrillos mal puestos o en los 998 restantes?

La historia del golfista timado. Un familiar picó hace poco en una trampa tras recibir un correo electrónico en el que su supuesta sobrina le pedía ayuda. Desembolsó 2.500 euros. Esta es su historia. 

La historia de la chocolatina que ha emocionado a medio mundo. La escritora francesa Francine Christophe, que ahora tiene 82 años, cuenta una anécdota que vivió cuando tenía solo 8 y estaba encarcelada en un campo de concentración nazi.

El violín de tres cuerdas. La ecuanimidad se interesa por lo que sucede, sea lo que sea, simplemente porque está ocurriendo, y tiene la capacidad de abrazar los extremos sin perder el equilibrio, como muestra esta bella historia.

El cuento del gato. La creencia de que tu propia visión de la realidad es la única realidad es la más peligrosa de todas las ilusiones.

Dinosaurio. Un micro relato que habla de hasta qué punto nos marca lo que nos dicen de pequeñitos y de cómo lo que creemos –o dejamos de creer– nos acompañará para siempre.

El revisor de billetes de tren que cambió la vida del escritor. La bondad de los extraños puede cambiar nuestro destino, como sugiere este relato.

La historia de la chocolatina que ha emocionado a medio mundo. La escritora francesa Francine Christophe, que ahora tiene 82 años, cuenta una anécdota que vivió cuando tenía solo 8 y estaba encarcelada en un campo de concentración nazi.

Un cuento chino. Comienza cuando Jin Bing ve un programa de televisión, un Quién sabe dónde versión china, que narra el caso de una mujer gravemente enferma que tiene un último y único deseo: volver a ver a la hija a la que dio en adopción cuando tenía solo 20 días.

En Twitter: @nataliamartin

Natalia Martín Cantero   13.abr.2016 15:50    

8 Comentarios

https://www.youtube.com/watch?v=HaP4mQ6dAic

:),,,infinitas gracias amig@s. ;D...

miércoles 13 abr 2016, 18:57

¿ enemigo ?...lo que se dice enemigo, no..
no recuerdo ninguno

pero ¿conocidos peligrosos? esos sí, varios

y esto es lo mejor que puedo escribir de ellos.......

http://img.rtve.es/i/?w=1180&i=1460628696184.jpg

jueves 14 abr 2016, 13:01

No tengo enemigos, o no creo en ellos. Pero hasta los seres queridos tienen momentos o partes de su personalidad que son enemigas puntuales o temAticas. Hasta nosotros mismos tenemos partes que son enemigas de otras partes de nosotros. En s´intesis creo que los enemigos son como los errores: si no son mortales se puede aprender mucho. Y Natalia nos deja ver mEtodos eficaces o que en otros han dado resultado. Dicen que la mejor cualidad de un enemigo es que sea imprevisible, y yo intento aprender, intento ser imprevisible :-)

Pd: Lobo, sobrevivI a esos conocidos peligrosos. Y es posible que vuelva a la lucha, para mI serIa un honor morir siendo moroso de un Banco, dejando sin pagar una deuda, comisi´on o penalizaciOn inventada por ellos. Igual hasta me gano el cielo :-)

miércoles 20 abr 2016, 18:26

Bueno. sí...hay que tener mucha imaginación para vivir esta realidad, y aún que Panamá está muy lejos, sus papeles explican cuanto y como roban los que roban... el único y verdadero enemigo es la iniquidad, y los aldeanos (sobre)viven sin gobierno, pero los que mandan no sueltan la manija.

No lo olvide, [si mantienes el coraje (y las ganas) de ser ciudadano] cuándo, vas a votar.

miércoles 20 abr 2016, 19:04

¡A realizar limonada!
¡Abrazo!

sábado 23 abr 2016, 16:20

Gracias, amigos, por estar ahí. He aprendido mucho con vosotros. Un fuerte y cordial abrazo
Natalia

miércoles 27 abr 2016, 18:28

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario