LAS NOVEDADES, EN LA VIDA, NO SIEMPRE SON BUENAS

    sábado 25.mar.2017    por Rosa Gil    0 Comentarios

Cuando un desconocido se acerca y da muestras de una amabilidad fuera de lo común...no te confíes! Muchas felicidades a Rafa Olivares por Cúmulo de novedades. Y felicidades a los 5 finalistas!

L'ART D'ESCRIURE 25 MARÇ

GUANYADOR:

CÚMULO DE NOVEDADES, Rafa Olivares

A veces ocurre que en un mismo día experimentas varias situaciones inéditas hasta entonces. Ayer mismo, por ejemplo, bien temprano, un desconocido me ofreció, con forzada amabilidad, un cigarrillo. Nunca me había pasado algo así y aquello me emocionó. Aunque no fumo y el tabaco me produce cierta repulsión, acepté y el individuo me colocó el cigarro entre los labios y lo encendió. Aspiré lentamente tratando de retener unos sabores totalmente nuevos para mí. Luego se volvió hacia un grupo de seis jóvenes y elevando la voz les dijo «¡Pelotón! ¡Al hombroooo armas!». Bueno, pues aún hubo más.

FINALISTES: 

EXPIACIÓN, Manuel Menéndez

Miré entristecido al sacerdote que me pedía la absolución. Le dije que aunque yo ocupara el trono de San Pedro, no tenía la potestad de perdonar sus pecados, ya que esa prerrogativa correspondía a Dios. La delación era sin duda un pecado abominable, pero el Señor en su infinita bondad le perdonaría si mostraba arrepentimiento. Después le pedí que agachara la cabeza para rezar juntos el acto de contrición. Cuando lo hizo, pasé el alambre alrededor de su cuello. Mientras le estrangulaba lentamente le expliqué que, si bien Dios es infinitamente misericordioso, los Corleone nunca hemos adolecido de esa debilidad.

JUEGOS DE SOLEDAD, Miguel Ibáñez

Fui tuyo hasta el último segundo antes de que te marcharas. Después el reloj los fue escupiendo uno a uno, lanzándolos al socaire de la casa, ingrávidos como copos de nieve. Al principio los dejé volar por las habitaciones, mirando acurrucado como aterrizaban por todas partes, calando de frío la ropa que con la prisa dejaste olvidada sobre la silla del dormitorio. Pasé días viendo como se acumulaban poco a poco, haciendo montoncitos en los quicios.
Mato el tiempo recogiéndolos muy despacio, apilándolos en el centro del salón; promontorios de ausencia, sobre los que a veces me tumbo haciendo ángeles.

MENTE ABIERTA, Ángel Saiz

Esperó a que se hiciese de noche. Cerró las ventanas a la luz y a las miradas indiscretas. En la oscuridad no se verían condicionados por esas diferencias que llamaban la atención. Una mujer madura puede enamorarse de un individuo más joven sin tener problemas morales. Desde que decidió acogerle en casa se sentía querida, él acompañaba sus horas de soledad sin pedir nada.

Recorrió su cuerpo con los dedos. Se entretuvo en la cresta, un rasgo distintivo que ella respetaba. Acercó sus labios a los suyos. Sólo le quedaba esperar. El comenzaría a explorarla con su lengua de iguana.

PROTAGONISTA, Pablo Nuñez

Siempre me ha ninguneado. Pensé que todo cambiaría cuando en Cambridge me convertí en un respetado cirujano, mas mi hermano, que terminó Derecho en Oxford con una calificación mediocre, era considerado la estrella del equipo de remo y me cubrió de invisibilidad. Cansado de pasar desapercibido, decidí atraer su atención cometiendo algunos asesinatos en Whitechapel, aunque mi esfuerzo fue inútil. En el momento que vio las disecciones hechas a aquellas prostitutas, debió reconocer mi autoría, pero mi padre prefirió dejar un borrón en su carrera como inspector de Scotland Yard, y seguir dejándome en el más absoluto de los anonimatos.

SOLEDAD, Sergi Cambrils

Disponer de un interlocutor es relativamente fácil. Yo lo consigo en los bares. Sonrío, saludo y vierto sobre él la conversación. Empiezo con: “¡qué día más bueno!” o “parece que va a llover”, dependiendo del tiempo que apunte. Luego suspiro fuerte y exclamo: “¡No somos nadie!”, y suelto algo sobre las dolencias humanas. Mis exhalaciones suscitan sentimientos profundos. Capto el interés. Recurro también a: “¡ay, estos políticos!” o “¡este Barça no es el que era”… Y así; sin profundizar demasiado en el diálogo y sí en la atmósfera; porque independientemente de lo que se diga, lo que busco es compañía.                                                                  

Rosa Gil   25.mar.2017 16:05    

Somos prisioneros de nuestras circunstancias?

    sábado 18.mar.2017    por Rosa Gil    0 Comentarios

Las circunstancias nos llevan a la locura...una locura a veces consciente, a veces inconsciente. Pero también nos llevan al desespero.

Muchísimas felicidades a Lola Sanabria por "Diógenes" y a las-los  6 finalistas!

GANADOR!

DIÓGENES, Lola Sanabria

 
Prisionero de sí mismo, como polilla de alas quemadas por la luz, golpeándose contra el cristal de la lámpara. Va pisando las pulpas, debilitado, borracho con los efluvios acres y dulzones, pero no quiere dejarse caer en el pasillo, ni en la cocina, tampoco en el baño. Pasa por el salón, sorteando una montaña de tinta y papel, vendimiando bolsas, deshechas, negras, donde crujen los caparazones de los insectos que se multiplican. Desfallecido, llega a la habitación, y se tumba en la cama junto a los huesos sepultados por tirabuzones resecos.  A ella siempre le gustó el zumo de naranja.
Lola Sanabria
 
FINALISTAS
 
AGUA, Asier Susaeta
 
Mamá me enseña de todo. Hace preguntas y las responde ella misma, y me contó lo de mi caída. Ahora me está leyendo Moby Dick y he aprendido qué es un leviatán. Además, tengo muchas cosas en común con Ismael, el protagonista: nos llamamos igual —aunque a mí me dicen Isma—, pensamos mucho y a los dos nos gustan las aventuras. Espero que mamá no deje el libro a la mitad. Estoy deseando saber cómo acaba, si Ismael consigue escapar del último ataque. Así seguro que yo también encuentro la forma de salir de esta piscina oscura y seca.

EN ALERTA, Esperanza Tirado

El olor seguía allí. En cada rincón. Por más que restregara o lavara con lejía. Aunque hubiera cambiado mil veces de perfume y comprado sábanas nuevas. Por más suavizante que añadiera en sus coladas. Incluso habiéndose mudado de casa, todas seguían oliendo así.

El olor la perseguía siempre. A cada paso que daba. Como él la persiguió hasta que le dio caza, no podía definirlo de otro modo. Entonces le gustaba su olor: áspero, vivo, poderoso.

Ahora ese olor la atormenta. Ese olor que nunca se va y que aún la despierta cada mañana, poniendo sus otros sentidos en alerta.

PROBLEMA ILIMITADO, Iñaki Goitia

Cuando tras x tragos, casi en el abismo de cualquier límite, la ira de papá tienda a infinito, la integridad de mamá tenderá a cero. Yo multiplicaré mi enojo con una fuerza proporcional al cuadrado de la distancia que nos separa, la abuela dividirá sus lágrimas en múltiplos de cinco y el abuelo se sumará a la función irracional que observa elevando su bastón a la máxima potencia.

            A la mañana siguiente, después de la demostración de que todo se ha reducido al absurdo, la cara de hipotenusa de papá se transformará en cateto y derivará en un idiota integral.

SOPAS Y CARACOLAS, Luis San José

No era el mar, pero se le parecía, ¿recuerdas? Tú decías que no, que aquel murmullo era una marabunta de hormigas asesinas, y yo imaginaba que eran huéspedes alienígenas en avanzadilla explorando el territorio. Tú, que eran buzos agitándose en las profundidades marinas. Yo, que si la radio de un náufrago buscando la sintonía correcta y papá… papá, como siempre, queriendo imponer su criterio, decía que aquello eran siniestros y diminutos habitantes anfibios en las cañerías del edificio. Luego llegaba mamá con la sopera, nos quitaba los vasos de las orejas, y decía que no jugásemos con ellos, ¿te acuerdas?

VISITACIÓN, Miguelángel Flores

Visitación parió nueve hijos, pero uno se le murió en la cuna; de muerte repentina, dice ella. Hoy todos tienen oficio y alguno, hasta carrera. Viuda al poco de nacer el último, contó siempre con la ayuda de su madre, a la que ella después cuidaría hasta apagarse del todo. También tiene catorce nietos y muchos sobrinos. De toda su familia habla con tanto orgullo Visitación, que a quien la escucha le nace una uva amarga en la garganta. A mí me ocurre algunos domingos. Cuando asisto como voluntaria a dar conversación y cariño a aquellos que nunca reciben visitas.

MÉTODO CLÁSICO, RESULTADO TRADICIONAL, Rafa Olivares

Para conseguir un buen relato –recuerdo que me dijo el profesor–, hay que seguir la estructura clásica de las obras de teatro, esto es, planteamiento, nudo y desenlace. Así que me pongo a ello. Planteamiento: escribir un buen microcuento, tan bueno que pueda destacar entre la gran cantidad de excelentes historias que cada semana concursan. Nudo: de qué demonios escribir, qué tema abordar que resulte original y merezca la consideración del jurado. Aun así, empiezo a juntar letras por ver si sale algo. Desenlace: el habitual de todas la semanas, el sábado mi nombre no se escucha por las ondas.

 

 

Rosa Gil   18.mar.2017 16:05    

EL HÁBITO NO HACE AL MONJE...O SI?

    sábado 11.mar.2017    por Rosa Gil    0 Comentarios

Hay quien se disfraza en ocasiones señaladas: carnaval, una boda, una comida familiar, una cita amorosa....Otros ya van con el disfraz puesto eternamente, aunque no lo parezcan! Felicidades a Juan Carlos Ferrer por el relato ganador "Auténtica". Felicidades a los 6 finalistas!

L'ART D'ESCRIURE 11 MARÇ

GANADOR:

Auténtica, Juan Carlos Ferrer

Apareció de repente, uniéndose  al grupo. Era idéntica a todos  y nadie se preguntó quién era ni de dónde venía. Enfrascados en ensayar la coreografía, dar los últimos pespuntes,  ultimar el maquillaje, no advertimos nada extraño. Salimos a la calle bailando y riendo, causando la estupefacción de los transeúntes.  Se convirtió en líder y no dudamos en nombrarla  nuestra portavoz. Su vestido gozaba de unos acabados excelentes,  aquella verruga en la nariz era perfecta, el cabello enmarañado, el capotain negro, su risa estruendosamente maléfica. Un  breve vuelo en escoba fue decisivo para que el jurado nos otorgara el primer premio.

FINALISTAS:

ADOLECER, Lola Sanabria

Todo es pequeño, lejano, sin aristas. Sopla una brisa suave y cálida esta noche. Si miro hacia arriba, en la oscuridad se abre un camino blanco que invita a seguirlo hasta el final, en silencio, con una gran paz, sin miedo. Si miro hacia abajo, veo los coches como juguetes infantiles y a las personas cual muñequitos inofensivos. Las luces de las farolas iluminan sin herir. Alguna risa de la vecina del cuarto culebrea edificio arriba. ¿Qué coño haces ahí afuera? ¡Entra de una puta vez!, me grita mi padre. Me subo a la barandilla y abro los brazos. Vuelo.

CORAZÓN DE TIZA, Pilar Alejos

Cuando carraspea, todavía recuerda en su garganta aquel sabor a tiza. Ahora peina canas y tiene la piel arrugada, pero mantiene la misma ilusión en su corazón.

Sigue viva en su memoria, la mirada de aquellos ojos, de ellas y ellos, ávidos por aprender y descubrir el porqué de las cosas, viviendo aquella experiencia juntos, sin segregación. Pensaban que un futuro distinto era posible, hasta que la barbarie acabó con su sueño.

Ejercieron con el alma, en libertad, pagaron con su vida o fueron reducidos al ostracismo, por creer en una educación laica, igualitaria y pública, bajo una bandera tricolor.

 

LOCUS AMOENUS, Mei Morán

Me dices por teléfono que el ayer no existe. Solo el aquí y ahora. Me hago la tonta; quiero creerte y lo consigo. Me ilusiono porque me repites que me quieres tres veces, que ya no hay otras. Nada más tú y yo. Me doy prisa, hago un hatillo con las esperanzas y los deseos que tenía doblados en el armario. Me pongo los tacones de la confianza y delante de la puerta me dispongo a cruzarla. Pero me duele mucho el zapato del pasado. Desando el camino a la salida y, de nuevo, en pantuflas vuelvo convencida. A mí.

APROGRAMA WONDERLAND - Outlook Web App

ALL YOU NEED IS LOVE, Pablo Núñez
 
Rescatado de una caja casi olvidada, recorre mi cuerpo como si fuera la primera vez. ¡Cuánto echaba de menos sus caricias! Me desnuda con sutileza y sopla mi piel, dejándome su aliento. Mira mi vestido, a la vez que una multitud de recuerdos abordan las rendijas de su memoria. La vida, en ese momento, le parece maravillosa. Me toma con sumo cuidado y me aloja en mi viejo lecho redondo. Entonces me clava la aguja y comienza a surcar mis venas. Todo me da vueltas. Ya suena "La Marsella". ¡John, Paul, Ringo, George, todos a la vez!: "Love, love, love..."

CUESTIÓN DE ESTILO, Ángel Saiz

Comenzó por no alabar sus comidas, ni siquiera las lentejas con chorizo que tanto le gustaban. Ya no decía que estaba igual de guapa que cuando se conocieron. Lo peor era ese silencio en la cama, donde dejó de piropear sus encantos.

Por el contrario, él estaba satisfecho. Matriculado en un taller de escritura, había logrado economizar adjetivos, cuyo abuso, según le explicaron, es un indicio de poca creatividad. También reaccionó de forma aséptica, sin poner calificativos, a la fuga de su mujer con el profesor del curso, un hombre capaz de distinguir entre el lenguaje escrito y el verbal.

CURIOSIDAD,  Josep M. Arnau 

Te quiere, mamá, leyó intrigada antes de reintroducir la tarjeta en el sobrecito. Aprovechando que él estaba en la ducha, cogió el paquete que había encontrado medio escondido y lo dejó en la mesa del salón.

Sentada en el sofá no podía apartar la vista del envoltorio. Observó que solo tenía un lazo a su alrededor y, como él se retrasaba, no se pudo aguantar. Fue a la mesa y lo abrió.

Pudo ver la bolsa de sangre dentro de la caja, pero ya era tarde. Por un momento su cuello quedó al descubierto y él llegó justo a tiempo.

 

Rosa Gil   11.mar.2017 16:05    

CUANDO UN EMPATE ES UNA VICTORIA

    sábado 4.mar.2017    por Rosa Gil    0 Comentarios

Un empate puede ser la sal de la vida? Felicidades a Pablo Núñez por "Empates". Muchas felicidades a los finalistas!

L'ART D'ESCRIURE 4 MARÇ OK

GANADOR:

EMPATES, Pablo Núñez

Leonardo y Nicolás van los domingos al fútbol. La delantera de su equipo penetra entre la defensa rival escasas ocasiones, mas las pocas veces que gana, sienten lo más parecido a un orgasmo. Lástima que, últimamente, lo máximo que consigue es un paupérrimo empate.

Natalia y Adela llenan la soledad de las tardes dominicales jugando su partido, en el que no hay defensa ni ataque. En un terreno de sábanas húmedas, siempre acaban en empate pero, a ellas, este es el resultado que les hace amar, cada vez más, el fútbol; y lamentar que no haya liga todos los días.

FINALISTAS:

A LO QUE VAMOS, Javier Palanca

Te odio con todas mis almas, eres de la estirpe de los Borgia, de la entraña del Sacamantecas, una garrapata chupa-sangres inmunda, un aguacero grasiento sobre la almohada, la cabra de siete cuernos que nadie más ha visto,  la lechuga que perdió el cogollo, un diablo en minifalda a cuadros, la rosa que embriagó al incauto. Sí, eso, una rosa al fin y al cabo, el amor de mi vida, lo único que de verdad añoro.

Cuando acabé de sacarlo todo fuera, como él me había pedido, le dije lo de todas las sesiones: ¿Ve como sigo necesitando las pastillas?

ÁNGELES CAÍDOS, Marta Navarro

Con feroz eficacia la mortal consigna se cumplió. Era una guerra, decían los ejecutores. Diferente quizás, sí, pero guerra al fin y órdenes siempre fueron órdenes.

Desaparecer, de eso se trataba. Sin huellas. Sin errores. Sin rastro. Vidas náufragas en la tempestad.

Sobre un mar enfurecido y bravío, acogedor -cómplice jamás- incontables ángeles llovieron sin cesar.

Pactos de silencio. Secretos lacerantes. Vergüenza. Horror. Tanto, tanto dolor.

Ecos lejanos, voces y llantos que regresan del pasado.

Blancos pañuelos de mayo, rostros cansados, pasos lentos y callados.

Dignidad eterna de los humillados.

BANDA SONORA, Asier Susaeta

Lo nuestro empezó a ritmo de “Hey Jude”, fueron tardes de guateque, vinilo y primeras veces. Después, con los años, aprendimos a rebobinar las cintas con un boli y a grabar nuestras canciones preferidas de la radio, pero el locutor siempre nos estropeaba el final. Pensamos que nuestros problemas habían acabado con la llegada del cedé aunque aquella calma duró poco; el mp3 nos abrió un mundo —infinito— de posibilidades y la música en streaming terminó por saturarnos. Así que tengo que admitir que esto de volver al tocadiscos, en plan retro, ha sido una buena, una buena, una buena…

OTOÑO, Sergi Cambrils 

Un señor tamborilea con los dedos en la mesa de una cafetería mientras enhebra un pensamiento. Está sentado junto a la ventana, embebido en la murria de la tarde. Piensa en un terremoto, en un castigo divino. La ciudad le ahoga, le frustra, y, señalándose la cabeza, se dice: «todo está aquí, en mi maldita perola». Un desastre de esa magnitud acabaría con todo; lo más justo sería una tormenta, piensa, un rayo que le cayera fulminante. En el cristal observa su triste reflejo, los pliegues de sus párpados, capaces de sostener las hojas caídas del sauce llorón de afuera.

SENSIBILIDAD, Lola Sanabria

A la joven forense, aún le duele su trabajo. Refresca y lava las lágrimas de su cara con agua fría y hace los ejercicios relajantes de respiración. Luego roza con la punta de los dedos la frente del anciano antes de ponerse los auriculares y los guantes. Mientras escucha «Alhambra» de Sarah Brightman, corta, pesa, mide y da tejidos a analizar al patólogo. A mediodía, el cadáver parece el viejo cascarón de un barco. No tiene hambre. Deja el sándwich envuelto en plástico sobre la mesa metálica, y redacta el informe: «Causa de la muerte: sobredosis de tristeza por abandono».

LLAMADA DE AUXILIO, Manuel Menéndez 

Siento como la angustia me atenaza. Quedan pocas horas para enviar el relato y no puedo volver a fallar. Todos sus amigos han conseguido ser seleccionados alguna semana en Wonderland y cada sábado que pasa sin escuchar su nombre se vuelve más violento, los muñones de mi mano izquierda dan testimonio de ello. No le importan el resto de relatos premiados que le he escrito desde que me encadenó, se ha encaprichado con éste y, si no se lo consigo en breve, pronto acabará con mi mísera existencia y me sustituirá por otro infeliz.

¡Por el amor de Dios, ayudadme!

 

Rosa Gil    4.mar.2017 16:05    

QUIÉN TUVIERA PÁJAROS EN LA CABEZA

    sábado 25.feb.2017    por Rosa Gil    0 Comentarios

Estar en la luna de Valencia...Pensar en las musarañas...Tener pájaros en la cabeza... es estar y no estar aquí...usando la imaginación como autopista para las ideas. Muchas felicidades a Lola Sanabria por "Pájaros en la cabeza". Y felicidades a los finalistas!

L'ART D'ESCRIURE 25 FEBRER

GANADOR

PÁJAROS EN LA CABEZA, Lola Sanabria

Una tarde, mientras observaba el vuelo de los vencejos, a Mariana le nació una idea propia en la cabeza. El padre, nada más verla, la podó con las tijeras. Al poco tiempo,  cuando estaba en la escuela, a la hija le salió otra. « ¡Yo quiero una!», gritó una compañera al verla.  Comenzaron a brotar en todas las niñas del pueblo.  Y aunque tardaron un poco más en llegar, al  final también germinaron en las madres.  A pesar de los esfuerzos de los hombres por extirparlas, las ideas se hicieron fuertes y no hubo herramienta capaz de acabar con ellas.

FINALISTAS

ENSAYOS, Belén Sáenz

«He de decidir sabiamente», rumia el joven rey masajeándose las sienes. «Debo impartir una justicia perfecta», se repite mientras enjuga su insomnio entre sábanas de lino fresco. Ya ni siquiera le resulta esclarecedor el paseo al alba entre los andamiajes del Templo de Jerusalén, acariciando la nuca morena de la Reina de Saba. Salomón ha consultado también a físicos y profetas. A geómetras; incluso a poetas. Al parecer es imposible dividir un bebé en dos partes idénticas. Una de las madres tendrá que llevarse la mitad sin corazón. Y espera que la próxima vez se le ocurra una solución mejor.

LACRAS, Mei Morán

Diluvia. Baja y se planta en medio de la calle. Con la cara al viento, deja que los goterones resbalen en su rostro, que le calen la ropa. Siente alivio. Le parece que la lluvia despega la costra; que diluye las cuitas. Cree ver incluso cómo los pesares se centrifugan en su paso por el desagüe. Vuelve a su casa vacía. Empieza de nuevo a sentir ese malestar. Sabe que aunque su mujer se recupere de los golpes nunca más querrá verlo. Y que esa mancha que le ha salido a la altura del corazón no se va con agua.

MAL DE GENIOS, Angel Saiz

Nada me duele más que esa mirada perdida en el silencio. Encerrado en tu mundo interior, dicen que nunca tendrás cura, que mis esperanzas son sólo amor de madre. Einstein, Newton, Mozart y Beethoven también fueron como tú, especiales. No es ninguna leyenda, ni una de esas historias de dudosa credibilidad para entretener a la gente. Yo sé que ellos son la prueba, como también que, cuando menos lo esperemos, para bien de todos, emergerá todo el talento único que tienes dentro, anegado bajo un mar de autismo.Todo empezará, será la señal, el día que sonrías y me abraces.

YO SOY ...ESA, Javier Puchades

Roto, como todo en su vida, guarda en su armario el vestido que le quitó a su hermana y que papá le arrancó cuando se lo vio puesto mirándose frente al espejo. Allí esconde sus recuerdos, sus secretos, sus primeras citas clandestinas y sus sueños de mujer. Lo cierra con llave y la oculta, para que nadie vea, para que nadie encuentre.

Mientras acaba de ajustarse la silicona bajo el sujetador, piensa que hoy, de nuevo, deberá aguantar las burlas cuando, calzada sobre sus tacones, se acerque al mostrador al escuchar en boca del funcionario de turno su nombre, Javier...

 

 

 

 

 

 

Rosa Gil   25.feb.2017 16:05    

¡QUE LE CORTEN LA CABEZA!

    sábado 18.feb.2017    por Rosa Gil    0 Comentarios

La Reina de Corazones, en Alícia en el País de las Maravillas... tiene una sola manera de resolver todas las dificultades, sean grandes o pequeñas, ordenando una ejecución inmediata, gritando: «¡Que le corten la cabeza! Felicidades a Sergi Cambrils por "El verdugo", relato ganador de esta semana. Felicidades, también a los relatos finalistas...y a los que han obtenido una mención especial!

L'ART D'ESCRIURE 18 FEBRER

GANADOR

EL VERDUGO, Sergi     Cambrils

Una pareja de turistas me pidió si podía hacerles una foto. Les dije que sí, claro. «Saque el castillo de fondo», exigió la joven pizpireta situándose junto a su delgaducho novio a escasos metros delante de mí. Me quedé un momento examinando el móvil que me dejaron para realizar la instantánea. «¿Encuentra el botoncito donde debe darle?», se aseguró el muchacho con una risilla. «Sí, sí, lo veo, gracias», dije. «Es el círculo gordito lo que debe presionar», aclaró ella adoptando una pose forzada y ridícula. Entonces, enfoqué a la simpática pareja de guiris e hice lo que debía hacer.

FINALISTAS

COLORES, SECUELAS. Ángel Saiz

Hay algún toque marrón, pero el gris predomina, incluso en los rostros. Azules, verdes, naranjas o amarillos han sido desterrados. Los asistentes apenas se distinguen en medio de ese laberinto de piedra fría. Las lágrimas incoloras no añaden cromatismo, al igual que la lluvia que se mezcla con ellas.

“El blanco es lo habitual en estos casos”. La cabeza repite las palabras del empleado, mientras arroja un puñado de tierra sobre el féretro níveo de su niño. Todos, él incluido, miran inquisitivos esa mano manchada para siempre, aunque el rojo no se vea, con la que dio aquel absurdo volantazo.

INVASIÓN , Lola Sanabria

Hacía un tiempo que se despertaba desarbolada. Sentada en la cama, cruzaba los brazos sobre el  pecho como si tuviera que protegerse de un enemigo invisible. Porque estaba sola. Lo comprobaba nada más levantarse, con un recorrido por toda la casa. Después, entre sorbo y mordisco de tostada, mientras veía la vida bullir a través de la ventana, volvían hilachas de recuerdos amodorrados por no sabía qué elementos o sustancias, sombras que se acercaban a su cara, que se movían por la habitación, livianas, sin hacer ruido. Y volvía a sentir el frío como hoja de cuchillo en la garganta.

ZOOM, Carles Quílez

Un gatito renquea malherido.

Un gatito renquea malherido dentro de una jaula.

Un gatito renquea malherido dentro de una jaula. A su lado, hay un niño.

Un gatito renquea malherido dentro de una jaula. A su lado, hay un niño con un arañazo en el cuello.

Un gatito renquea malherido dentro de una jaula. A su lado, hay un niño con un arañazo en el cuello, sosteniendo unas tijeras ensangrentadas.

Un gatito renquea malherido dentro de una jaula. A su lado, hay un niño con un arañazo en el cuello, sosteniendo unas tijeras ensangrentadas, riendo y llorando al mismo tiempo.

METÁFORA, Juan Carlos Ferrer

Esa tarde de golondrinas y aroma de tierra mojada. Su mirada vuela junto a las palabras del poeta que abandonan la boca de Ana. Esa tarde de jazmín y azucena, de luna y estrellas, final de muchas cosas. Esa tarde de arcoíris y libreta.  Del sonido del viento entre las hojas. De pupitre de madera,  pizarra verde y tiza. De globo terráqueo y versos de Lorca. De canicas en el bolsillo y bocadillo de merienda. Esa tarde en la tarima vence sus miedos con las palabras del poeta. Con la mirada de ella y con la fuerza de la inocencia.

ESTRELLAS EN LA BOCAMANGA, Juan Carlos Ferrer

En el mediodía alicantino el cabo Bejarano resopla ante los últimos ejercicios de instrucción. El sudor desciende por la sien, recorre su cara de pan empapándole  la espalda. El sargento observa el espectáculo obnubilado,  parapetado tras unas gafas ahumadas de cristal verde. Del mismo color ve a los reclutas, que a trompicones, intentan seguir las órdenes que farfulla su superior. Después del rancho y la siesta vendrá la teórica, entre la sombra de los pinos y el tufillo a  caliqueño y coñac que emana el brigada. Pero es viernes y cuando salga, está dispuesto a darlo todo por la patria.

POBRE, PERO HONRADO, Iñaki Goitia Lucas

—La tarifa es de setenta palabras  —susurra el traficante.

—No puedo ofrecerle más de diez…

—Con eso no hago nada, señor. Cincuenta.

—Imposible. No más de veinte. Tengo que dar de hablar a mis hijos… —le recuerda el cliente.

—Treinta y cinco, ¡y no se hable más!

—¿Pero no ve lo pobre que es mi vocabulario? Las palabras no caen del cielo. Veinticinco. Es mi última oferta.

—Treinta. Lo toma o lo deja.

No le queda otra que aceptar y entregarle las treinta palabras. El traficante le susurra al oído el trueque: un “por favor”, un “perdón” y un “gracias”.

MENCIONES ESPECIALES:

PESO MUERTO, Javier Puchades

         Hace tiempo que estoy cansada de esas miradas de compasión, de esas sonrisas falsas de pena, de ese cuchicheo pensando que no escucho, de ese manosearme, sobarme, hacerme daño y no poder quejarme.

Quiero gritar de rabia y solo escucho un silencio hueco, vacío. Solo quiero poder moverme, alcanzar por una única vez aquello que mis ojos ven, desean, y  quedarme como siempre inmóvil, soñando lo imposible.

Es siempre querer todo y no poder nada.

         Solo soy una mente encerrada en un cuerpo muerto, inerte, sin vida, pero vivo.

         Hace tiempo que estoy cansada de tan solo esperar mi muerte.

TEMA LIBRE, Pablo Núñez

No me dejes autonomía, que me pierdo encerrado entre textos aburridos. Dime un número, teorema o norma que me guíe al escribir mis relatos. Todos los temas están usados, así que quiero un camino acotado donde crear algo nuevo que consiga despertar mi ingenio. No permitas que use la i. Dame versos en los que cambiar sus rimas. Proponme párrafos para principiarlos por palabras precedidas por p. Regálame algún reto que limpie las telarañas de mi imaginación, poseída por la rutina. Necesito encarcelar mi prosa y encontrar una nueva forma de narrar que conceda a mis historias la ansiada libertad.

Rosa Gil   18.feb.2017 16:05    

CUANDO EL DESEO NOS LLEVA AL FRACASO

    sábado 11.feb.2017    por Rosa Gil    0 Comentarios

Un deseo que nos impulsa a dejarnos llevar, a sucumbir a las tentaciones que nos llevan directamente en brazos del fracaso. Felicidades aPilar Alejos por su relato ganador "Deseo". Y muchas felicidades también a los 5 finalistas!

L'ART D'ESCRIURE 11 FEBRER

GUANYADOR:

DESEO, Pilar Alejos

Se despertó muy arrepentida de lo que había ocurrido aquella noche. Sabía que su comportamiento no le hacía ningún bien, que debía evitar dejarse llevar por sus instintos, pero no podía controlarse.

Cada noche libra una gran batalla contra ese deseo irrefrenable, lucha intentando mantener su mente ocupada, para no pensar, para alejarse de él.

Hoy llora de impotencia al saberse vencida, incapaz de superar sola la tentación de un nuevo ataque a la nevera, a pesar del dolor que han dejado sus dedos al hurgar en su garganta y de ese sabor amargo a fracaso que la ahoga después.

FINALISTES

DEMOCRACIA, Pablo Núñez

Se levanta buscando un asidero donde posar el trozo de esperanza que le queda, mientras recuerda tiempos mejores. Su nacimiento: cuando le embargaba la ilusión. El golpe que sufrió al empezar a caminar y que acabó superando, enterrándolo en una fecha negra de su calendario. Su juventud a ritmo de movida: nunca perfecta pero con el aroma de su destino: la libertad. En cambio ahora, al mirarse en el espejo, ve la imagen de Charlot: un personaje que, como ella, tras una falsa capa de alegría, esconde en el fondo a un vagabundo vestido de luto que necesita un bastón.

DESIDIA, Lola Sanabria

«Llueve mucho», dice al preguntarle dónde ha estado. Siempre con evasivas. Ocho años «hablando» y bajo amenaza de dejarlo, pasó por la vicaría. Nació Carlitos de la pereza que le daba ponerse el condón. Después se quedó en el paro. Así llevamos otros siete años. Yo, deslomada, y él sin dar palo al agua. En cuanto le digo que busque trabajo, me sale con otra cosa. Lo último que hice por él fue guardarle la ropa y cerrar la cremallera. Pero ahí sigue desde hace semanas, sentado en su sillón, con los calcetines sucios y la maleta en la puerta.

EL HUECO IZQUIERDO, Sergi Cambrils 

Si tu corazón se mueve hacia la derecha, debes saber que el prodigio irá avanzando en ti. Serás siniestro, más truculento, y en cada bostezo liberarás una plaga infecta de minúsculos insectos que tamizarán la luz del cielo. La negrura continua será el inicio de la decadencia, de los malos augurios. Pero no te preocupes. Tú serás épico, poderoso. Todo lo humano arderá como una tea con el simple roce de tus dedos. Al principio, seguro que sentirás la pena, y en nada el júbilo, el deleite, porque ya tendrás metido al diablo en ese hueco izquierdo que te queda. 

TRAGOS DE AUSENCIA, M. Belén Mateos

Madre me ha dejado un plato de sopa de letras, en ellas se lee un mensaje para padre. Dice que le diga que ya no vuelve, que el fuego ha requemado la olla, que hace días que la pasta no es suficiente para espesar su vida, que nota cierto sinsabor al beberle, que su aroma le está resultando tóxico y que le arde el estómago solo de pensar en su escaso menú.

En el vaso de agua ha derramado unas lágrimas hasta rebosarlo y con las migas de pan ha moldeado un corazón fraccionado.

Creo que ya no tengo hambre.

 

Rosa Gil   11.feb.2017 16:05    

CUANDO LA IGUALDAD DE OPORTUNIDADES VIVE EN LA CASA DEL "NO"

    sábado 4.feb.2017    por Rosa Gil    0 Comentarios

Muchas felicidades a Gabriel Pérez por "Igualdad de Oportunidades". Y aplausos también a los 6 finalistas:

L'ART D'ESCRIURE 4 FEBRER

GUANYADOR

IGUALDAD DE OPORTUNIDADES, Gabriel Pérez

Manuel, nomédico de profesión porque sus padres no pudieron pagarle la carrera, se levanta temprano para no ir al Centro de Investigación de Enfermedades, no situado en ningún lugar del país. Allí no han descubierto cómo sanar veinte males que no tenían cura. Cuando no termina su jornada, no va a recoger a su nohijo al colegio porque no ha podido formar una familia aún con Sonia, noabogada, su novia desde hace 15 años. Aunque, desde que Manuel ha comenzado a trabajar como camarero a tiempo parcial, ven factible no poder pagar el alquiler del piso donde no vivirán juntos.

FINALISTES

Boca do Inferno, Jesús Garabato

Aunque nunca había pensado en su significado, Jenny  recordó  que su padre  siempre le decía  que la muerte era como un perro apaleado deambulando  por las calles hasta que por fin nos encontraba.  Al repetirle aquellos chicos que se subiera de una  puta vez al coche para que pudieran llevarla a  disfrutar  de un baño relajante de espuma,  lo echó de menos otra vez.  No debería haberse fundido la pasta del encargo de Omar. Dejando atrás  Cascais,  veía,  entre lágrimas, lo poco que faltaba para que esos  lobos  alcanzaran su destino y la dejaran reencontrarse, al  fin alegre,   con él.

CAUSAS PEGAJOSAS, Rafa Olivares

Al cabo Rufino Zarzalejo, adscrito a la unidad de Atestados, le gustaba conocer el porqué de las cosas. Por eso, no le convencían las estadísticas que siempre apuntaban a «despistes de los conductores» el ochenta por cien de los accidentes. Sí, despistes, pero ¿por qué?, se preguntaba Rufino. Decidido a dar con la  causa de tan alta siniestralidad empezó a anotar cuantos datos, por insignificantes que parecieran, observaba en cuantos servicios intervenía. Varios meses después, una coincidencia se repetía en las cuatro quintas partes de accidentes: el conductor tenía una bolita diminuta y pegajosa entre el índice y el pulgar.

CUENTOS POSTMODERNOS, Esperanza Tirado 

Besar a una rana o contar ovejas durante la noche ya no surte efecto. Ninguna chica cree en príncipes azules y los urbanitas no saben distinguir un carnero de un borrego. Todos siguen a la masa, que navega entre meme y meme, naufragando a cada paso. Olvidando su propia historia por un gadget novedoso, una barba más larga, una cazadora amarilla o unas mechas americanas.

Ya nadie sabe qué era aquello de comprar de estraperlo, porque todos se alimentan con quinoa, el nuevo cereal revitalizante, o algas, como si fueran peces.

Son tiempos modernos. O el cuento de nunca acabar.

EL DIABLO Y EL MURO, Josep Mª Arnau

 

Sigo mirando mi trocito de cielo, mientras mamá empieza a contar otra vez la historia que le había explicado la abuela.

 

—Érase una vez un diablo pelirrojo que decía: —Quiero ser rey! —. Pero nadie le creía.

—¿Y qué más?

—Que con mentiras y trampas llegó a serlo. Pero no sabía ser rey y todo le salía al revés.

—¿Y qué más?

—Que construyó el muro. Tan alto que llegó hasta el cielo y lo rompió. 

Yo hago como que me asusto... Ella sonrie, me da un beso y sigue... 

—Pero resultó que todos los trozos cayeron de nuestro lado.

EL TEMPLO, Sergi Cambrils

Si por mí fuera, firmaría un final fulminante, grotesco, un pim-pam-fuego indoloro. Que ocurriera almorzando en el bar de siempre, en mi Templo, con amigos, gozando de un plato atiborrado de galeras fritas. Me pincharía con gusto la parte interna de los carrillos, pues estos crustáceos punzantes son puñeteros cuando los succionas con demasiada ansia para apurar su carne. Dios está en ese plato redondo de comida casera, en la copa de vino con gaseosa, por supuesto en el pan, el carajillo quemado y en ese licor de endrinas capaz de otorgar sentido a esta vida, y a la otra.

CERCLE VICIÓS, Josep M Conill

Gustinet i la seva germana Nurieta van a la mateixa escola. El seu pare Oleguer, que n'←s professor, flirteja amb la dona de l'Aniol.
Amb l'excusa d'acompanyar la Nurieta als serveis, l'avi Anton hi fa de voyeur.
Gustinet juga a metges amb les amigues de la seva germana. Ell fa de doctor i a elles els encanta passar pel quir￲fan.
El director es fa l'orni. Tem que quan la temperamental Rosario, dona del professor Oleguer, s'assabenti de tot plegat faci baixar llamps i trons.
Per￲ la Rosario fa temps que n'est¢ al corrent i se'n consola en bra￧os de l'Aniol.

Rosa Gil    4.feb.2017 16:05    

CUANDO EL CAMBIO CLIMÁTICO CAUSA EFECTOS POSITIVOS

    sábado 28.ene.2017    por Rosa Gil    0 Comentarios

A pesar de que hay ALGUNO...S que piensan que lo del cambio climático es una patraña, un invento de los liberales o libertinos, un azote de los ecologistas iluminados....la realidad es la que es. EXISTE. Los efectos son negativos....¿siempre? Muchas felicidades a Elisa de Armas por "Cambio climático". Y felicidades a los 5 finalistas...y al relato que ha obtenido una "mención especial" de Wonderland.

L'ART D'ESCRIURE 28 GENER

GUANYADOR

CAMBIO CLIMÁTICO, Elisa de Armas

Los copos de nieve se acumulaban en el sofá, la escarcha cubría el dormitorio y por el pasillo, hacia la cocina, avanzaba un glaciar que congeló el horno. "No soporto este frío", dijiste antes de marcharte. Entonces comenzó el deshielo. Desde los altillos donde guardé tus fotos y tus regalos se despeñaron los torrentes que anegaron el salón y convirtieron la que fue nuestra cama en una balsa a la deriva. El parqué se arruinó, pero el sol ha seguido calentando. Ha comenzado a brotar el césped sobre la alfombra del salón  y, entre las sábanas, despuntan las primeras margaritas.

FINALISTES

ESTOCOLMO NO ES SOLO UNA CIUDAD, Mª del Rosario Val 

Te contemplo mientras duermes. Te huelo. Toco tus labios y me levanto antes de que despiertes. Desayuno sola, y te veo marchar. Antes de preparar un nuevo menú—por si vinieras a mediodía—, tiro el de anoche a la basura.

De primero; sopa de respeto con tropezones a las buenas maneras. De segundo; besos al plato rebozados con caricias tiernas. De postre; flan de humor con crujiente de sonrisas acompañado de un espumante amoroso… que te devuelva la pasión, que me quieras como antes, ¡y que mi hermana se vaya a hacer puñetas cuando asegura que tengo ese maldito síndrome!

¡NUNCA ME TOCA! Mikel Aboitiz

«¡Cuánta fuerza y qué poca puntería!», pensó ella al ver al tonto de su hermano empuñando el pistolón del padre. Le gritó: «¡Apunta bien, Guillermo Tell!». Cuidaba no mover la manzana colocada sobre su cabeza. Le sudaba la frente. El brazo en cabestrillo —de cuando jugaron a Supermán— le picaba bajo el yeso. La próxima iba a elegir ella el juego. ¡Vaya que le tocaba! Cerró los ojos, sorbió los mocos, y aspiró el olor húmedo del patio mezclado con algo más. ¿Olían los presagios? Silbó la bala y, temblando de rabia, adivinó que solo quedaría jugar a los fantasmas.

SFORZATO, Mei Morán

La madre no cesaba de recordarle que repasara. Estaba convencida del talento de su hijo; ya lo veía en los mejores auditorios del mundo. Sentado frente al pentagrama, que se le antojaba una cuerda de colgar ropa saturada de insectos, el crío ideaba batallas: ejércitos de corcheas que luchaban en el combate de Bemol, enviaban al comandante Diapasón, mensajes cifrados en clave de fa y, herían de muerte a las patidifusas. Alcanzadas por un do en el pecho, en contrapunto sostenido proferían derrotadas el canto del cisne. Tras los combates, se metía en la habitación y encendía aliviado la playstation.

CERCA DEL CIELO, Juan Carlos Ferrer

Desde allí arriba todo es más pequeño. Rodeada de geranios, claveles, azucenas, romero y un limonero. En  su universo particular, su zona de confort. Saluda a Magdalena en el bloque de enfrente, observa los movimientos de la cartera, las idas y regresos de otros vecinos, los escasos vehículos que pasan, el señor paquistaní que reparte bombonas de butano, el joven de la publicidad, la pizpireta chica de la compañía telefónica. La vida pasa allí abajo  mientras ella acomoda los brazos en la barandilla. A veces, cuando escucha las voces, duda dar un impulso y terminar de una vez entre ellos.

DESDE UNA CUNETA, Anna Jorba


        Me montas enfundado en chupa y pantalón de piel, con tu casco protector. Yo, entre tus piernas, te respondo con un rugido que despierta amaneceres. Rodamos con prestancia y equilibrio. Bordeamos costas, atravesamos acantilados de piedra caliza que contrastan con el mar y sentimos placer cuando de frente nos acaricia el viento, hasta que languidece la tarde y en el mirador, disfrutamos de ocasos incandescentes que se apagan con la noche.
Sin embargo, hoy todo es silencio. No habrá más roce de tu piel y mi rugido es desesperado. El azar, en un tramo maldito, nos ha adelantado el crepúsculo.

MENCIÓN ESPECIAL

TILDE, Pablo Núñez

Sé que aún no me haces demasiado caso, mas si quieres ser escritor, deberías conocer cuándo y dónde debes ponerme para que dé a cada palabra lo que se espera de mí. Cómo sufro si mi ausencia deja huérfana a una letra, sin su merecido protagonismo. Aun en los vocablos más pequeños, mi presencia en sí es tan necesaria cual a un británico la hora del té. Así que escoge bien cuál es el lugar que me corresponde, si quieres que tu pluma no te abandone. Y cuando dudes alguna vez, ya sabes la regla que debes usar, ¡qué narices! 

 

Rosa Gil   28.ene.2017 16:05    

ENGANCHADOS, CONECTADOS...¿AISLADOS?

    sábado 21.ene.2017    por Rosa Gil    0 Comentarios

Muchísimas felicidades a Yolanda Nava por "Caer en la red" y felicidades a los cinco finalistas! 

L'ART D'ESCRIURE 21 GENER

GANADOR: 

CAER EN LA RED, Yolanda Nava

Al principio solo colgabas videos inocentes: de nuestra boda, la luna de miel… No me gustaba pero consentía, aunque más tarde me negué a que nuestra hija apareciese en la red antes que en  casa. Suplicaste y  cedí, nuestra pequeña era tan bonita que no tenía nada de malo mostrarla y compartir su belleza y simpatía con unos cuantos amigos, aunque fuesen virtuales. Pero no pudiste parar. Accidentalmente encontré las cámaras ocultas en casa, supe que nuestra vida era pública. Me perdiste pero eres feliz, porque el video con la bronca que te monté cuando lo descubrí ya es viral.

FINALISTAS:

DESTINO PARAISO, Pilar Alejos

APROGRAMA WONDERLAND - Outlook Web App

 
 
Dobla con cuidado todos sus sueños y los guarda en su maleta, junto con la necesidad de comenzar una vida nueva. Se dirige al lejano y deseado paraíso.
 
Han prometido llevarla hasta allí, conseguirle un trabajo, ayudarla a que su familia deje de pasar hambre, a sobrevivir.
Con el corazón roto de dolor sube a la desvencijada barca, hacinada junto a los demás, que como ella huyen cruzando el mar, soñando que al otro lado espera su salvación.
 
Amanece mancillada sobre la mugrienta cama de una habitación cerrada.
 
Dos lágrimas teñidas de rojo neón resbalan por su piel de ébano.
 
INQUIETUD. Josep M. 

Se despertó inquieto y recordó el sueño desde el principio. Su golpe de volante, la colisión, las lágrimas cuando escuchó al médico en el hospital. Después un tunel negro y el despertar. Ella no yacía a su lado. Tampoco veía al niño en su habitación. En el pasillo sólo se oía un crepitar que venía de la cocina... Y allí se vio con la caja de cerillas aún en la mano, absorto ante las llamas.

Entonces volvió al presente aliviado y se durmió de nuevo. Al cabo de un rato se despertó otra vez inquieto... Pero ya era demasiado tarde. 

Piel de terciopelo, Asier Susaeta

Cuando Marta regresa al apartamento, de buena mañana, ahoga los besos en el fregadero, se despoja de los restos de neón adheridos a su peluca y clava los zapatos junto al espejo. Entonces comienza a tirar del pliegue escondido bajo la nuca y, poco a poco, la piel de un solo uso, las pestañas extralargas y el vestido de encaje se desprenden de su cuerpo con silente rutina. Ya más ligera, limpia de billetes y curvas, observa el reflejo antes de irse a dormir, aunque sabe que la niña, al otro lado, no le aguantará la mirada por mucho tiempo.

 

Sustancia inmortal, Marta López

Sumergido boca abajo flota ingrávido acunado al compás de los corazones unidos. Un torrente de vida lo alimenta en la oscuridad de la tibieza placentera. Finalizada la creación, casi perfecta, irrumpe con paso poderoso una sombra sutil; el alma. Frente a frente, ella y el cuerpo, como dos duelistas, se miran con respeto. Ella comienza una danza de movimientos elegantes y arremolinados envolviéndolo con su manto hasta llenarlo de esencia. Acabado el proceso, una corriente lo arrastra con infalible celeridad hacia fuera por un estrecho conducto. Criatura de textura fina y arrugada, desenlace con llanto de pulmones, de miedo. Irritado.

 

Amor, Pablo Núñez

Mamá, intenta cambiar tu perspectiva; míralo con los ojos del corazón. No es cierto que tenga la mirada perdida: la pone así porque te busca continuamente. Tampoco le tiemblan las manos: las mueve con sumo cuidado los días que te ve, para acariciarte. Olvida esa idea absurda de que está senil: solo se le cae la baba cuando recuerda tu cara. En esos momentos se le dibuja esa mueca tan suya, que no es otra cosa que la más bella de sus sonrisas. Y no lagrimea: llora, de vez en cuando, por no haberse muerto el mismo día que nosotras.

 

 

 

Rosa Gil   21.ene.2017 16:05    

Rosa Gil

Bio Wonderland

Aquest és el blog del Wonderland. Aquí hi podreu llegir l'actualitat del programa, els relats guanyadors del concurs de Micro-relats i hi podreu escriure els vostres comentaris."
Ver perfil »

Síguenos en...