« L'art d'escriure premia aquesta setmana Mei Moran, per "El arquitecto de sueños" | Portada del Blog | "Amarrada", de Luz Leira, primer relat guanyador de la sisena temporada »

Hay señales de Sergi Cambrils, el relat escollit d'aquesta setmana!

    sábado 12.dic.2015    por Rosa Gil    0 Comentarios

Hay señales... de que ja podeu escoltar la secció aquí sota, i tot seguit llegir els relats premiats de la setmana. Gaudiu-ne!

L'ART D'ESCRIURE 19 DESEMBRE

 

Guanyador: Hay señales, Sergi Cambrils.

Cuando me encontré a Doña Carmen y me preguntó cómo llevaba el resfriado, sabía que en realidad me estaba preguntando por mi estado de ánimo tras la muerte de Sara. Tenía esos códigos sutiles para no parecer impertinente. A modo de respuesta, le señalé un sarpullido inflamado que me había salido en el brazo para que dedujera así mí situación. Como había una oleada de catarros, creí oportuno preguntarle también por esa tos seca e intermitente que alguna vez sufría. «Ese resfriado no cesa nunca», me susurró. Y, a escondidas, levantó un poco su jersey para enseñarme algunas ronchas moradas.

 

Finalistes:

 

El impostor, de Rafa Olivares.

Como cada luna llena, tras los pasos que llegan por el sombrío corredor, la cerradura parece hacer un guiño antes de que el sonido seco y metálico de los siete giros de su mecanismo tosco, preceda al gruñido ronco de unos goznes mal engrasados. La tenue brisa de luz exterior permite entrever en la mazmorra, unido al muro con gruesas argollas de acero en muñecas, tobillos y cuello, el famélico cuerpo del reo. Preguntado de nuevo, vuelve a persistir en su identidad. Pero inútilmente porque, después de un lustro allí, está claro que no se trata de El Gran Houdini.

 

Escrito está, Angel Sainz

Cada mes de diciembre recibía su tarjeta, varias líneas calcadas de Navidades anteriores. Después Germán me expresaba sus buenos deseos para el nuevo año, junto a algún vaticinio que, sorprendentemente, terminaba por cumplirse. Separados por la distancia, sin otra relación que esta correspondencia epistolar, el amigo de la niñez supo pronosticar mi boda, el nacimiento de cada hijo y otros momentos fundamentales. “Nos reuniremos después de tanto tiempo”, escribió la última vez. Respondí enseguida, pero el envío vino devuelto a primeros de enero. Un matasello en el sobre decía: “Destinatario difunto”. Sólo pedí tener tiempo para despedirme de la familia.

 

Jura de Bandera, Gabriel Pérez.

La prensa nacional e internacional está pendiente de él -y resulta comprensible-. Es el hijo de un conocido líder independentista y se ha enrolado en el ejército que su padre denomina imperialista. Nadie sabe por qué, ni cuál es su verdadera motivación, pero ahí sigue...

Con aplomo, se estrena besando la bandera oficial de su país. Continúa con la “estelada” de su comunidad que su madre, rompiendo el protocolo, le ofrece enardecida. Él, como siempre, parece jugar a la ambigüedad. O quizás sólo piensa en el beso que le dio ayer a aquella chica que conoció en tierra de nadie.

 

Marató, Joaquim Bohigas.

La vida és una marató. Un recorregut llarguer, draconià, amb rectes, corbes i desnivells. Sense preparació, hom queda ben aviat a la vorada. Els atletes amb millors marques són seguits pel gran grup i, a darrere, els ressagats. L’eufòria introductòria es va mitigant pel cansament. El rol més còmode és el de gregari. De la partida inicial, els corredors s’allargassen segons ritmes, els canvis dels quals concedeixen dosificar l’esforç en el moment adequat. El quilòmetre 30 és aquella època fosca, que s’ha de superar. Amb planificació, la continuïtat està assegurada. Obrar amb modèstia autoritza arribar a la meta sense estridències.

 

Perro fiel, Nicolás Jarque

Bobby y yo hemos sido inseparables desde que era un cachorro. Me conoce mejor que nadie. Solo a él le revelé mis dudas sobre Carla y esos pequeños deslices inconfesables. Por eso, sus ladridos de aprobación y su buen trato con ella, me decidieron a concederle una oportunidad al amor. Así, durante este año de convivencia con Carla, Bobby nos ha unido con sus juegos, carantoñas o cuidados; esmerándose por cubrir las atenciones que yo no dispensaba. Hasta que, hace unos días, Carla me abandonó; y Bobby, al verla salir por la puerta, no lo dudó: se fue con ella.  

 

Rosa Gil   12.dic.2015 17:45    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Rosa Gil

Bio Wonderland

Aquest és el blog del Wonderland. Aquí hi podreu llegir l'actualitat del programa, els relats guanyadors del concurs de Micro-relats i hi podreu escriure els vostres comentaris."
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios