« El fin del infierno, de Rafa Heredero, guanyador de la setmana | Portada del Blog | Daños colaterales, de Xavier Blanco, guanyador de la setmana »

Escapada, de Lola Sanabria, guanya aquesta setmana

    sábado 5.mar.2016    por Rosa Gil    0 Comentarios

Avui, si més no a Barcelona, fa prou sol. Un dia d'hivern preciós per passejar i per, havent tornat a casa, escoltar la secció i llegir els relats guanyadors. Us animeu a acompanyar-nos?

L'ART D'ESCRIURE 5 MARÇ

 

Guanyadora:

Escapada, de Lola Sanabria
Saltaba de una ventana a una cornisa. De un almendro en flor a una secuoya. Del caballito de un tiovivo en marcha, a la gárgola de la catedral. Abría los brazos en cruz, tomaba impulso y se lanzaba desde el puente de los suicidas. Aterrizaba en la avenida iluminada. Sorteaba coches con la agilidad del gamo. Entraba en el salón de juegos. Mataba. Mataba. Y cuando el llanto de todas las noches cobraba fuerza y se deslizaba por la rendija de la puerta de su habitación, desplegaba sus alas y volaba lejos. Donde la ausencia del hermano no le alcanzara.

Finalistes:

El amor de mi vida, Rosy del Val
Se mete en la cocina en busca de una cena aniversario; hoy hace tres años que celebraron la Marcha nupcial de Mendelssohn. Se pone los cascos y se reboza en melodías que encajen con su estado de ánimo. Se rellena de melancolía, pocha la cebolla. Cada vez le cuesta más perdonarle. Rehoga el tomate al son de “Corazón partido”.
Amanece. Dos copas vacías y una botella sin abrir languidecen. En unos cascos se diluye “Si tú no estás aquí”. El agua de una afligida bañera hace juego con la salsa de unos espagueti que desde anoche, caducan sobre la mesa.

Gritos, Gabriel Pérez
Gritar, gritar y gritar hasta que se me desencaje la mandíbula. Gritar con la mirada sostenida por mis manos almidonadas. Un grito sordo, listo para que le pongáis sonido -imaginadlo-. El tiempo se ha detenido para transmutarme en voz de vuestras ansiedades, de vuestras frustraciones. Pero no dejéis de fijaros en la música de los colores que zigzaguean a mi espalda y a los que yo pierdo de vista. Ni en los dos tipos que me siguen, disfrutando del aire, de la luz, de su mutua compañía. El tiempo sí avanza para ellos. También para vosotros. Munch así lo quiso.

Mis cuquis, Sergi Cambrils
Luki y Kilu son dos cucarachas negruzcas que viven en el cajón de mi mesita. Se nota que me aprecian. Durante el día van a la suya, corretean por la zona de suciedad que se acumula en la cocina y las habitaciones. No necesitan ningún cuidado, ni siquiera que las alimente; ellas se apañan. Por la noche, cuando las paredes me ahogan y me acongoja lo de siempre, aparecen inquietas y me espabilan. Me suben por el brazo, se plantan sobre mi ancha nariz, y como en un duelo de espadachines esgrimen sus agudas antenas como si quisieran decirme algo.

Orgullo profesional, Angel Saiz
Aquel no era un trabajo cualquiera. Sabía que aceptarlo tendría consecuencias, pero nunca había rechazado un caso, tampoco esta vez. Se lo tomó como un reto, el mayor sin duda de su prestigiosa carrera de inspector. Después de largos meses de intensas pesquisas, pago a soplones y soborno a funcionarios, no obtuvo ningún dato esclarecedor sobre el misterio en el que trabajaba. Otros hubiesen redactado un informe lleno de humo, plagado de invenciones de imposible comprobación que justificaran su fracaso. Él no. Tras entregar su arma reglamentaria y la placa, reconoció su incapacidad para desentrañar el recibo de la luz.

Metro Servet, Luis San Jose
Una marabunta de abogados y hematíes, accederán al metro en la estación de Atocha. Otros, comerciales y plaquetas, enfermeros y camareros, lo harán en Gran Vía. Leucocitos, dependientes, músicos… tendrán tiempo, antes de que la gran arteria roja los reparta por toda la ciudad, de dormitar colgados de una barra; sentarse, manejar móviles, libros y periódicos; regalar palabras, caricias y proyectos; robar miradas y sonrisas, carteras y sueños de alguna ventanilla descuidada… Y al final del día, regresarán por la gran vena azul, salvarán los torniquetes que intentarán controlar la hemorragia de sus heridas, y buscarán oxígeno en sus refugios.

Relación, Rafa Olivares
Proceder a ejecutar las tareas de la segunda fase. Ir a la cocina. Fregar a conciencia el cazo, su plato y su cuchara. Subir a la habitación. Comprobar que está tapada, como durmiendo. Hacer la maleta. Coger el pasaporte y los pasajes de avión. Poner el pastillero, abierto, sobre la mesita de noche. Comprobar que todas las ventanas de las dos plantas están bien cerradas. Imprimir la nota y ensobrarla. Llamar, desde el móvil, a Lucía Vanesa para quedar en el aeropuerto. Abrir las llaves del gas. Dejar el sobre a la vista, encima del aparador de la entrada. Salir.

Rosa Gil    5.mar.2016 16:00    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Rosa Gil

Bio Wonderland

Aquest és el blog del Wonderland. Aquí hi podreu llegir l'actualitat del programa, els relats guanyadors del concurs de Micro-relats i hi podreu escriure els vostres comentaris."
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios