« CUANDO LA ASESINA ES INVISIBLE E IMPLACABLE | Portada del Blog | DE CUANDO LA GENÉTICA Y LA EDUCACIÓN CULTURAL MANDAN »

¡QUÉ DIFÍCIL ES PARAR DE REÍR!

    sábado 10.feb.2018    por Rosa Gil    0 Comentarios

Muchísimas felicidades a Josep Maria Arnau por su relato ganador "La primera vez". Felicidades también a los finalistas!

L'ART D'ESCRIURE- 10 FEBRER 2018

RELATO GANADOR:

LA PRIMERA VEZ, Josep Maria Arnau


Samantha se ríe sin parar. Él ya ha dejado de hacerle cosquillas y no entiende lo que pasa. Además, ella no deja de mirarle con los ojos muy abiertos. Cree que le va a dar algo y que va a ser irreparable. Le pide que pare y busca detrás de su cuello, pero sin éxito. La coge en brazos para salir de la habitación, tropieza y van a parar al suelo. La risa todavía taladra sus oídos cuando suena el interfono: «El botón "off" está justo detrás de la nuca. Si no lo encuentra, también puede utilizar la palabra "reset"».

FINALISTAS

LORENZO Y CATALINA, Antonio Toribios

Cogieron las linternas y salieron a andar. Siempre lo hacían así, como buscando la complicidad de las sombras. Jugaban a conjurar su propio miedo mientras bordeaban los acantilados hasta el faro abandonado. Por el camino iban cogidos de la mano, por si tropezaban con los cantos. “Da miedo, verdad”, decía Lorenzo, y ella contestaba moviendo la cabeza, pero él no la veía. A veces apuntaban con las linternas hacia arriba, y ella decía “migga, soy yo”. El cojeaba un poco y ella pronunciaba mal las erres. Una vez se habían dado un beso en la boca, pero solo esa vez.

PLAN PERFECTO, Pedro Carrasco

El chiquillo lanzó la flecha con todas sus fuerzas y su mejor puntería. Blanco. Su abuelo cayó al suelo inmediatamente ya que la saeta le dio en pleno ojo derecho. Las personas se repartieron en dos, los que fueron a socorrer al abuelo y los que regañaron al niño. ¡Qué fatalidad!  Con ese ojo tan hinchado no le podemos dejar en la residencia. En un rato pequeño, cuando nadie estaba pendiente, el abuelo guiñó el ojo bueno al nieto que le correspondió con el dedo pulgar hacia arriba mientras iba sonriente camino de cumplir el castigo impuesto a su habitación.

ESCOLARIDAD BILINGÜE, Mei Morán

-Venga, va, que la niña diga la poesía, que se la sabe de memoria, ponle la capa y la flor en el pelo, mira qué mona que está. ¡Ay!, que se me saltan las lágrimas de verla-. Aplicada y voluntariosa porque enseguida va a ser ovacionada, achuchada y fotografiada hasta la náusea, la criaturita se coloca encima de la silla, la voz meliflua, acompañada por movimientos juguetones de manos, jaleada por los padres. Larga el dichoso poema que ninguno de ellos entiende porque no hablan inglés, porque lo suelta de carrerilla, sin entonar y porque, además, su pronunciación es macarrónica

IDILIO, Sergi Cambrils

Que tonteen, que se conozcan, que sean novios el tiempo que quieran, que vivan juntos si lo desean, que se casen... Significará que todo fluye, que se quieren, que ha triunfado el amor. Pero si algún día, en su apartamento, se oyen gritos, insultos o ruido de platos rotos, es que mantienen una disputa, un enfrentamiento violento fruto de la convivencia. Puñetazos, arañazos, empujones, golpes; lesiones, moratones, brechas… Conocerse es un largo proceso que proyecta diálogo, deseo, confianza, perdón; pero también un hábito que evoca matices peligrosos e incompletos que despliegan catástrofes y un espectáculo que entusiasma a los vecinos.

LA DESPEDIDA, Mª del Rosario Val

Sube cinco pisos hasta la azotea. Se sienta a coger aire. Segundos después se asoma a la calle. Divisa a Toñín pegándole una patada a un perro, a Rogelio, el kiosquero, persiguiendo a unos chicos como un loco. Avista en la puerta de la iglesia a un hombre sin abrigo tendiendo su mano al que pasa por su lado. Una moto desaparece a lo lejos… mientras una señora se lamenta en el suelo; «socorro, mi bolso».

Cinco pisos después, entra en casa. Coge el bocata de nocilla y rompe la carta donde anunciaba a sus padres que había suspendido cuatro.

SPEED DATING, Miguel Ángel Page

Me gusta como soy, te dice, y a partir de ese momento tu realidad empieza a tambalearse. Te habla de un bebé y su malformación. La miras otra vez de arriba abajo y esos atisbos de incapacidad se van esfumando por el local. Te escurres por su melena mientras relata sus proyectos en la editorial. Viajas al gran bazar de Estambul. Y ríes como hacía tiempo. Cumplidos los siete minutos, una nueva chica se coloca frente a ti y la ves alejarse moviendo la palanca de su silla. Solo entonces te das cuenta de todo lo que queda por contaros.

PIANO MAN, Manuel Menéndez 

Sería incapaz de acertar con la llave, como cada amanecer de domingo, cuando las caras se convertían en manchas difusas y las calles se bamboleaban a su paso semejando cubiertas de barco bajo el temporal. Luego se derrumbaría sobre su cama solitaria y lanzaría con su teléfono mensajes desesperados a la mujer que ya no le amaba. Al día siguiente, atormentado por una resaca infernal, volvería a avergonzarse de si mismo.

Sonrió tristemente al entrar en el primer bar de la noche. Era bueno conocer el futuro. Después, como cada sábado, comenzó a buscarla en el fondo de una botella.

 

 

 

 

 

Rosa Gil   10.feb.2018 16:05    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Rosa Gil

Bio Wonderland

Aquest és el blog del Wonderland. Aquí hi podreu llegir l'actualitat del programa, els relats guanyadors del concurs de Micro-relats i hi podreu escriure els vostres comentaris."
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios