« NORMAS CONCURSO MICRORELATOS WONDERLAND | Portada del Blog | CUANDO UNA MARIPOSA SE TRANSFORMA EN UNA METÁFORA »

PONER TIRITAS A LOS RECUERDOS

    sábado 9.jun.2018    por Rosa Gil    0 Comentarios

Muchas felicidades a Lola Sanabria por su relato ganador "Poniendo Lañas al recuerdo". Felicidades a los 7 finalistas!

L'ART D'ESCRIURE 9 DE JUNY 2018

GANADOR:

PONIENDO LAÑAS AL RECUERDO, Lola Sanabria

Entre tus grietas viven los primeros balbuceos y pasos vacilantes, las rodillas desolladas en las caídas, los llantos y las risas, las canciones y las confidencias de las tardes de costura, los terrores nocturnos con un candil de llama oscilante y amenazadora, los domingos de pipas, tostados y chicles de fresa, las primeras rebeldías, el ojo crítico en el espejo y los retoques interminables, los enamoramientos, los desengaños, el inicio de una nueva ilusión, los agobios familiares, el deseo de volar. Ahí te quedas y la escapada. Pero ahora, casa malherida, créeme cuando te digo que te vamos a curar.

FINALISTAS:

AMOR LIBRE, Nieves Torres Alonso de la Torre

Cuando la traje a casa solo podía pensar en lo felices que seríamos. Tiré la pared que comunicaba el baño con el dormitorio para poder verla desde la cama y volvía a casa corriendo para verla, le cambiaba el agua a menudo, le leía mis cuentos y ella parecía feliz. Pasaron tranquilas las primeras semanas, pero enseguida palideció, su pelo se oscureció y ya no volvió a sonreír.

Ahora vengo a verla todos los días al acuario y nos besamos a través de un cristal, pero el azul de sus ojos y de su cola no pueden ser más intensos.

APUESTA, Josep Maria Arnau 

Siempre que se encuentran se saludan con dos besos y, ante sus ojos verdes, Miguel es incapaz de desvelar su secreto. Pero esta mañana abre la puerta del armario y se mira en el espejo. Solo tiene que modificar un poco el guion. Lo hará con naturalidad, sin pensarlo demasiado. No le da más vueltas. Por fin, los invitados llegan al mediodía. Al oírlos, se hecha un último vistazo frente al espejo y cierra la puerta del armario. En el comedor le están esperando. Saluda a sus tíos y con Julián no duda. En el segundo beso pone la lengua.

DIOS LOS CRÍA, Rafa Olivares

Al día siguiente de que los vieran salir juntos y cogidos de la mano, fueron portada en todos los medios, incluyendo la prensa rosa, blanca, amarilla y sepia. La sorpresa no fue por la desconocida, hasta entonces, homosexualidad de ambos –tal circunstancia ya no era noticia–, sino por las diferencias de edad, de ideología política, de carácter e incluso de aficiones. Quizás lo único en común era su olfato para llegar a tiempo a los mejores negocios. Pasaron años sin que se volviera a saber de ambos y es que nadie advirtió, aquel día, las esposas que enlazaban sus muñecas.

NO SE LO DIGAS A MAMÁ, Sara Nieto

El armario donde se acaba de encerrar junto a su muñeca nueva está al lado del reloj de cuco. El reloj que está colgado encima de la butaca donde el abuelo se echa la siesta. La butaca que está frente a la chimenea donde a ella le gusta jugar a escondidas con las brasas. Hasta que hace un rato una de ellas cayó en la alfombra desparramando llamas por toda la habitación y amenazando con devorar a Panchita, la muñeca que no tenía que haber sacado de la caja.

PARA ELISA, Sergi Cambrils

Cuando me aburro llamo a mi compañía telefónica y les sugiero que hagan lo que sea por rebajarme la tarifa; soy cliente de toda la vida. Antes de que respondan les digo que esperen un momento y pongo “Para Elisa”, la musiquilla que tengo preparada. Voy al baño. Cuando vuelvo les sugiero amablemente que se mantengan a la espera, que en breve serán atendidos. Me preparo un bocata y pongo una lavadora. Después, compruebo si siguen ahí y, si están, digo que no se retiren, que uno de nuestros operadores les atenderá enseguida. Me gusta pagarles con su propia moneda.

POSTRE, Eduardo Martín Zurita

Se desprendieron de las batas blancas, teñidas casi por completo de sangre y de la garganta rebanada del hombre, que yacía sobre la mesa, salió un grito similar al ladrido de los perros. Fuera, se elevaba sobre los tejados, confundiéndose con la niebla, el humo gris de las chimeneas. Silbaban los trenes. La mujer de nariz ganchuda, desmejorada pero bellísima con respecto a las del barracón, hacía un rato largo que les estaba esperando. Antes de disfrutar de sus habilidades sexuales, escalparon al de la barba mesiánica, el que tan fielmente tatuaba los números en las muñecas de sus compañeros.

RECADOS, Mei Morán 

Transitan diligentes. Se diría que van a chocar con cualquier objeto y, sin embargo, en el último momento toman otro rumbo; otras desaparecen silentes por el punto de fuga de donde han venido. Son trillones o muchas más, algunas de ellas antiguas, otras casi sin edad. Van cargadas de futuro, repletas de deseos y esperanza. Algunas desbordadas con encomiendas y ruegos que no admiten demora. Así, una estrella acelerada que lleva un anhelo urgente, ineludible. El de la mujer menuda y nerviosa, con ojeras, a la puerta del hospital, que fuma un cigarrillo mientras aguarda con angustia noticias del quirófano. 

 

 

Rosa Gil    9.jun.2018 16:05    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Rosa Gil

Bio Wonderland

Aquest és el blog del Wonderland. Aquí hi podreu llegir l'actualitat del programa, els relats guanyadors del concurs de Micro-relats i hi podreu escriure els vostres comentaris."
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios