COMO NOS RECUPERAMOS DE UN RECHAZO ...O VARIOS DE UNAS CITAS A CIEGAS?

    sábado 3.jun.2017    por Rosa Gil    0 Comentarios

Esa baja autoestima al saber que no quieren ni conocernos en esa cita a ciega...puede llegar a que nosotros hagamos lo mismo en la siguiente Cita? Felicidades a Miguelángel Flores por su relato ganador "La cita". Muchas felicidades a los 7 finalistas!

L'ART D'ESCRIURE 3 DE JUNY

 

GANADOR

LA CITA, Miguelángel Flores

Hasta verla no sabré si buscarle la mirada a conciencia, hacer un pequeño gesto con las cejas cuando ella me mire, luego saludarla, iniciar una conversación que nos lleve al comienzo de algo, esperar que la cosa prospere, que nos afiancemos en los días sucesivos, que decidamos querernos ya para siempre y compartamos la vida, en nuestra casa, con sus lunes desabridos y sus domingos de sofá. O bien, en cuanto entre, ocultar como pueda el libro, salir con disimulo, y dejarla buscándome entre los clientes del bar, como si fuera esta vez yo el que no se hubiese presentado.

FINALISTAS

AMANTS (VALÈNCIA EN CITES), Carmen Cano

No hi havia a València dos amants com nosaltres. Cenyies el teu cos contra el meu a la barana del pont del Reial. Recorríem, bevent a glops les nits, el barri del Carme. Fugíem, en el tramvia a la Malva-Rosa, buscant el nostre refugi secret entre veles i vents. Ens amàvem des del matí a la nit, rodolant entre les ones blaves coronades d’escuma, amb l’alè perfumat de brisa i de sal.

Tot ho recorde ara, criatura dolcíssima, com si el temps no existira, gelós de la mar que envoltarà amb la seua llum aquestes cendres.

ANESTESIA, Lola Sanabria

Aquí vinimos a descansar de nuestros demonios, a acabar con ellos, me dijeron cuando ingresé. Se equivocan. Vinimos a anestesiarnos con las pastillas que nos da la enfermera Sue. El doctor Reginal dijo hace unos días que estaba muy satisfecho con mi evolución, y yo le agradecí sus palabras con una sonrisa estúpida. Todo me daba igual. Pero hoy, cuando se ha referido a mi hermana Phoebe como un capullo en plena eclosión, he tenido que clavarme las uñas en las palmas de las manos, para reprimir el impulso de ensartar con el abrecartas  el ojo de este cíclope libidinoso.

GANANCIALES, Asier Susaeta 

Hoy he vuelto a caer en una web de contactos en la que me di de alta hace años —una noche de copas y repentino pánico a morir solo— y que olvidé a la mañana siguiente. Ha sucedido tras pinchar en un banner y recuperar la contraseña; entonces una tal Andrea26 ha aparecido en una ventana emergente, enfurecida, y me ha recriminado que si me parece normal regresar así, como si nada. Para colmo, le ha sentado fatal que preguntase por el nombre de los niños.

En resumen: los cuatro se mudan a casa mañana y yo, a un hotel.

LA DEVORADORA, Belén Sáenz

Antonella amanece con el aliento retenido en los labios; no puede soportar el contacto de esa piel fría, de pollo crudo. En la pensión huele a sexo barato y sobras del domingo. Con un volteo de faldas pretende sacudirse los remordimientos y olvidarle, pero una persiana se abre y le dispara un rayo de sol certero. Cae fulminada, su carne de siglos se desmorona en podredumbre con una sonrisa sorprendida en sus colmillos. Y con el último latido de un corazón que no sabía que aún tenía, lamenta haber desaprovechado al primer hombre que le ha hecho olvidar quién era.

MERCADO INTERIOR , Rafa Olivares

Al tipo actual de cotización, un par de cigarrillos apenas le alcanzaría a Marito para su trueque por un tapón de orujo casero de mandarina, un escrito de alegaciones al Juez de vigilancia penitenciaria, medio rollo de papel higiénico, un cucharón más de rancho o un beso en la boca de Rosa Cruz, el travesti de la segunda galería. Sin embargo, en el corrillo de los viernes en las letrinas del patio sur, Santos «dingaman» Gonçálves ofrece en su mano izquierda un paquete entero de Ducados, mientras los dedos nerviosos de la derecha van liberando los botones de su bragueta.

OLVIDADOS, Pilar Alejos

El crujir de las hojas les recuerda lo solos que están. Duele tanto el silencio.... Una gruesa capa de polvo cubre su piel, los resguarda del frío y de la humedad, con olor a moho y a olvido.

Hace tanto que han perdido la esperanza, que se han acostumbrado a la oscuridad, ajenos al paso del tiempo. Los insectos, hambrientos, trepan a su alrededor. Ellos permanecen inmóviles, hasta que se marchan.

De repente, atraviesa la estancia un rayo de luz que hiere sus letras. Alguien viene a rescatarlos del abandono, acariciará sus páginas y renacerán a través de sus ojos. 

UN METRO CUADRADO, Plácido Romero 

Le rogué que me cediera un minúsculo pegujal porque me moría de hambre. Le dije que era indecente que las reses bravas pastaran en una tierra tan excelente. ¡Qué buen cereal se habría dado allí! Le amenacé, sí, con quitársela. Me afilié a un sindicato. Participé en protestas y huelgas. Sin embargo, no hubo forma de que don Rogelio diera su brazo a torcer. Me dijo que no me daría ni una hectárea, ni media fanega, nada. Mentía después de todo. Finalmente, el amo me entregó un trozo de tierra. Acabó dándome un metro cuadrado. Mío para toda la eternidad.

 

Rosa Gil    3.jun.2017 16:05    

DE CUANDO UN SENTIMIENTO, UNA EMOCIÓN SE CONVIERTE EN OBSESIÓN

    sábado 27.may.2017    por Rosa Gil    0 Comentarios

Muchísimas felicidades a Sergi Cambrils por su relato ganador "Bucle". Muchas felicidades a los finalistas....y a los finalistas de "La Cuarta Llave"!

L'ART D'ESCRIURE 27 MAIG

GANADOR: BUCLE, Sergi Cambrils

Por la noche lo veo todo claro. Me abro una botella de cava y me la bebo entera. Son los únicos homenajes que me hago. Qué puedo hacer si no... Ceno normal; patatas hervidas con judías y pechuga de pollo a la plancha. Ah, y banderillas picantes, que me dan vidilla. Un bote entero. Combinan genial con la efervescencia del espumoso; igual que los huevos fritos que me hago si he de rematar la faena. Me acuesto alegre, sin pensar en nada, aunque me levanto con un miedo conocido que me dura todo el día, hasta que llega la noche. 

FINALISTAS:

ALEATORIEDAD FUTURA PROBABLE, Manuel Bocanegra

La caída fortuita de un cable del tendido eléctrico interrumpirá el suministro entre las 21:00 y las 2:45 horas del día de tu concepción. Contraviniendo su costumbre, tus padres se irán a la cama sin ver su programa favorito. Obviando la regla de los sábados, esa noche harán el amor. Inusualmente activos, los espermatozoides alcanzarán su objetivo. Contra pronóstico, nacerás nueve meses más tarde. Aleatoriamente, el futuro nos unirá para siempre cuando cumplas treinta años. Un imprevisto te sacará de la carretera y chocarás contra una torreta eléctrica. Impensadamente, horas después, seguirás latiendo dentro de mí.

CUANDO LA BELLA DURMIENTE DESPERTÓ, Mª Asunción Buendía

      Su vida hacía tiempo que era solo una máscara. Se la ponía al levantarse vistiéndose de dignidad y maquillándose de olvido.

Se casó muy joven creyendo que después del colorín, colorado la felicidad sería eterna. Pero tras el beso del príncipe no terminó, sino que comenzó el cuento.

     Una mañana conjuró la valentía de Don Quijote, la frescura de Dulcinea y la sabiduría del insignificante lazarillo.

     No quería seguir siendo la hija de..., la esposa de..., la mamá de…

     Así que se calzó sus zapatos de siete leguas dispuesta a conquistar torres más altas que las ganadas por el Cid.

DELACIÓN, Lola Sanabria

El clínex parecía algodón entre sus manos. Continuó hablando de Mariela, la hija pequeña, que lo recibía con un abrazo cuando iba a buscarla. Luego recordó a Isabel, la mayor, que le regalaba dibujos en los que él siempre estaba su lado. Cuando habló de su mujer, a quien tanto quiso y tan bien cuidó, arrugó el pañuelo entre los puños, lo retorció y lo soltó en la mesa. Recogí los papeles y me levanté de la silla. El funcionario abrió la puerta. Antes de salir, volví la cabeza hacia mi cliente y le dije que se buscara otro abogado.

“LA HABITACIÓN DEL HOMBRE SOLO". Óleo sobre lienzo, 72 cm x 90 cm; Javier Palanca

Era un día frío y lluvioso, de esos que le recordaban el chocolate caliente que compartían todos juntos en la casona deseando que los relojes murieran.

De repente, una fuerte punzada en la cabeza le arrebató el pincel de la mano, el cual no llegó al suelo más que un segundo antes que él.

Aunque inmóvil, tuvo la suerte de quedar tumbado con la vista hacia su obra y así emplear el tiempo que le quedara dando las suficientes pinceladas y retoques hasta sonreír complacido y sereno.

El cuadro sería subastado, con la falsedad que la ignorancia alimenta, como inconcluso.

FINALISTAS "LA CUARTA LLAVE"

La cuarta llave, Pablo Núñez

La primera abrió la jaula que guardaba las mariposas de mi estómago al mirar, por primera vez, tus ojos, tus manos, tus pies...

La segunda, nuevos latidos desde que tu fragancia secuestró mis sentidos, con la inestimable ayuda del roce casual de nuestras manos.

La tercera, el anhelo encerrado en mi pecho tras escuchar tu voz, enredada a una sonrisa, mientras quedaba hechizado por el paraíso que recorría tu cuello. 

Y la última liberó de una mazmorra escondida en mi cabeza este monstruo, cuando descubrí a un intruso robándome los tesoros que había imaginado en cada rincón de tu boca.

La cuarta llave , Mª Luisa Gómez

Había llegado el momento, abrí la caja y cogí la dorada. Con resignación solté la verde, aún quedaban reflejos de su importancia; mi primera casa, ascensos en el trabajo, niños creciendo a un ritmo imparable y Paula, siempre a mi lado. Miré la roja con la energía que inyectan el vértigo y las ganas de comerse el mundo. Después, pasé una caricia nostálgica sobre la blanca, donde la inocencia nunca tuvo límites.

Estrené esta nueva etapa en el parque, intentando hacerlo bien. Orgulloso, doy de comer a las palomas, mientras los niños me llaman señor y preguntan curiosos la hora.

La cuarta llave, Javier Puchades 

        Todos la encontraban. A mí me estaba costando. Ojalá pudiese salir de este camarote. No tenía que haber escuchado a Carme.

Cada cual exponía su idea. Ángel lo solucionó con cuatro tiros. Miguel, con la fuerza bruta. Pablo me aconsejó calma o acabaría hecho un monstruo. La Pilar lo arregló como un juego. Carmen recurrió a un hipster amigo suyo. Belén, Rafa, Isidro y Carles estaban como yo. Y Asun y Manuel andaban de copas.

         La única opción, el Jordi y la Rosa: que me indiquen dónde está la llave Allen número cuatro para montar este maldito mueble de Ikea.

Rosa Gil   27.may.2017 16:05    

CUANDO LAS VACACIONES no implican alegría ni relax sinó horror y desesperación

    sábado 20.may.2017    por Rosa Gil    0 Comentarios

Muchísimas felicidades a Luis San José López por su relato ganador "Vacaciones indefinidas". Felicidades a los 5 finalistas!

L'ART D'ESCRIURE 20 MAIG

GANADOR: VACACIONES INDEFINIDAS, Luís San José López

Otra vez vacaciones.

Desde la ventana del dormitorio hasta el suelo puede haber ocho segundos, siete quizás. Es un buen atajo para coger a tiempo el autobús destartalado que llega hasta mi casa. Las aulas se quedarán vacías y la eternidad llenará las camas y corredores. Y cuando se hayan ido todos, el padre Alfonso, catecismo en mano, llegará con su olor a jabón de aceite usado y su sonrisa desdentada, acariciará mi cara, mi pelo, mis piernas… y el perro de la huerta romperá la soledad del internado.

Quizás no haya más de tres segundos. Quizás tenga tiempo todavía.

FINALISTAS

EMBARAZO NO DESEADO, Iñaki Goitia

“Voy”. No ha dicho más. La matrona se ha quedado ojiplática, más si cabe, al ver salir de la matriz de mi mujer a un hombrecillo con traje, maleta, sombrero y cara de cobrador del frac. Su bigote en espiral nos ha llevado a pensar que es italiano. O francés, quizás. Ha extendido la palma de la mano con una concavidad perfecta. Debe de ser la envidia de la profesión. Le hemos advertido de su error; que su alumbramiento es en la habitación cuatrocientos doce, diez matrices más abajo. Ha saludado alzando levemente el sombrero y ha vuelto a entrar.

HIJOS, Lola Sanabria

Anoche tuve un sueño. Soñaba que un hijo mío se perdía al norte de la ciudad. Pedía ayuda a gritos pero nadie parecía escucharlo. Andaba desorientado, de un lado a otro, entre hipidos y llanto sucio en su carita. Creció deprisa, alimentado con pan y penas de contenedores sucios y oscuros. Y conforme lo hacía, decidió echar a andar hacia el sur, siempre hacia el sur. Me despertó una angustia extrema. Estaba en el sofá con la televisión encendida. Otro hijo de otra madre deambulaba en la pantalla, chapoteando en la miseria y el lodazal de un campo de refugiados.

INFORME DE ALTA, Belén Sáenz

La paciente se recupera satisfactoriamente y quiere expresar su agradecimiento por las caricias del mar y la devota compañía de caracolas y gaviotas durante su convalecencia. Los puntos de sutura trazan una línea casi imperceptible sobre la zona donde se ha practicado la cirugía; el hematoma causado por la extirpación urbanística está cediendo gracias al efecto curativo de la sal y la espuma, presentando la tonalidad habitual previa a la sanación. Incluso empieza a regenerarse el tejido vegetal primigenio. Debemos felicitar a todo el equipo médico; sin duda esta operación de recalificación de la playa ha sido un rotundo éxito.

ORDEN, Alberto Moreno

Hoy lo haré, mamá, aunque no sepa muy bien cómo, pero lo importante es el por qué. Porque te quiero, y porque deseo verte sonreír. Por eso ahora, cuando terminéis de cenar, cargaré el lavavajillas. Pondré los platos en la parte inferior, siempre después de haberlos aclarado un poco. Colocaré los vasos boca abajo, intentando controlar los nervios para que no choquen demasiado y él no se enfade. Y en la bandeja superior, bien alineados, los tenedores, las cucharas pequeñas y los cuchillos redondos, esos de untar la mantequilla. El del jamón lo meteré después, ya sabes, cuando todo acabe.

QUIERO UNA MUÑECA VESTIDA DE AZUL, Javier Puchades

La mayoría de las prisioneras eran unas nenazas, solo sabían llorar. Las que se atrevían a articular alguna palabra, repetían siempre el mismo mantra: “te quiero mucho mamá”. Después de someterlas a diversas torturas, obteniendo así su confesión, pasaron a disposición del Tribunal Supremo de nuestra gloriosa revolución del 6 de enero. Tras un juicio sumarísimo se dictó la sentencia, fueron condenadas a la pena capital. Al amanecer, en el patio trasero de casa, despojadas de todas sus ropas y pertenencias, las ejecuté a garrote vil. Por fin, este año, los Reyes Magos, se verán obligados a traerme muñecas nuevas. 

 

Rosa Gil   20.may.2017 16:05    

QUE TIENEN EN COMÚN CONCHA PIQUER, JOAQUIN SABINA...Y EL GANADOR DE ESTA SEMANA?

    sábado 13.may.2017    por Rosa Gil    0 Comentarios

Muchísimas felicidades a Manuel Menéndez por su relato ganador "Y sin embargo te quiero". Felicidades también a los 6 finalistas de esta semana!

GANADOR:

Y SIN EMBARGO TE QUIERO, Manuel Menéndez

Contemplo el cuerpo decrépito que agoniza, mientras mis emociones se enfrentan en una batalla de la que solo puedo salir perdedor. Sé que le odio, sin duda. Le odio porque nos destruyó, porque nos hizo vivir en el terror, porque destrozó el corazón de mamá que un día, incapaz de soportar tanta pena, dejó de latir. Pero al tiempo recuerdo cuando éramos felices: su olor, sus besos, su risa, las tardes de fútbol…

Me siento a esperar el final, mientras un inmenso dolor me desgarra por dentro. Pese a todo, un padre nunca debería tener que enterrar a su hijo.

FINALISTAS:

AMOR QUE CALLO, Manuel Montesinos

El día que una ola rompa sus caderas al ritmo de reggaetón, bajo la mirada húmeda de los mulatos, quizás entonces se lo diga. El día que mi sombra me devuelva el golpe para despertar de estos monólogos etílicos que me tumban y donde la ficción la interpretan personajes reales que observo desde mi ventana, quizás entonces se lo diga. Cuando no escriba para vengarme, cuando por fin gane una pelea en el callejón y me miren con respeto. El día que me falten fracasos, entonces y sólo entonces, me acercaré a ella y pediré que caigan gominolas del cielo.

BATALLA DIALÉCTICA, Jerónimo Hernández

Otra discusión agotadora. El último debate había abordado la legitimidad de las normas, el cuestionamiento de la autoridad y la exigencia de nuevas concesiones. De nuevo había salido airoso pero su ya exprimido argumentario era un arma cada vez menos poderosa para litigar con adversarios tan recalcitrantes.

Suerte que el fin de semana tocaba a su fin. El lunes liberador le devolvería al juzgado, con sus casos de extorsión, los sumarios de miles de folios y hasta alguna que otra amenaza de muerte. Lo más frustrante era la certeza de que aquellos adolescentes tomaban a su padre por un idiota.

FLECHAZO, Eduardo Martín

Vuelve de la rebotica con un medicamento, la mira y le retumba el pecho por toda la bata blanca. Tiene que decirle lo bien que luce la suya con su figura, musitarle en la orejita que le gustaría ser la manivela de su cielo y que dilapidaran juntos los días, lapidándolos con piedras preciosas. La nueva auxiliar se aproxima, va a rozarle, está tan cerca... Quiere decírselo delante de todos, de la clientela, cuando una estela del perfume de ella le turba, el corazón se le detiene y, tan lejos, sin aliento, ya solo es capaz de pedirle una cafinitrina.

RECTIFICACIÓN, Ángel Saiz 

He sustituido la última cena que me corresponde por un reloj. Los carceleros piensan que quiero contar mis últimas horas antes de ser ejecutado.

Acabo de introducirlo dentro del plato, con la esfera en posición inversa, así el tiempo parece ir hacia atrás. Los cubiertos me ayudan a desmembrarlo.

Al ingerir las manecillas aparecen imágenes de los crímenes que cometí. El minutero aporta recuerdos de aquellas malas influencias durante la juventud. La maquinaria dentro del estómago retrotrae a una mujer que me sostiene en sus brazos.

Alcanzado el punto de partida vuelvo a comenzar de nuevo, esta vez, sin errores.

ARRIEROS SOMOS Y..., Anna Jorba


Si hubiera sido por mi hermano, me hubiera quedado con el mote de “la niña idiota”, porque desde pequeño, delante de nuestros compañeros de colegio, aprovechaba cualquier ocasión para desprestigiarme.
Por fortuna mi madre, víctima de sus tiranías, me enseñó a ser fuerte ante la adversidad.
Estudié varias especialidades de Medicina que acabé con Cum Laude. Administro mi propia clínica. Tengo prestigio profesional.
Me comunican que su mujer ha solicitado con insistencia, cita para él, lo antes posible. Refiere que le controlan un trastorno metabólico, pero le ha desencadenado impotencia severa.
A ver… mi agenda.
 ¡Uy! tengo demora para años.

FRUSTRACIÓN, Lola Sanabria

Los padres lloraban amargamente cuando se enteraron de su decisión. Se habían ilusionado con la idea de ir siempre gratis al circo. Querían ver de verdad al domador con la cabeza dentro de la boca de un león, no en el cartel pegado a las farolas como cuando eran niños. Niños y pobres: el binomio perfecto para no tener dinero para unas entradas. Pero su hija los ha decepcionado. Ha estudiado una carrera y se ha pagado un bono de depilación láser. Prefiere una vida gris en una oficina, antes que hacerlos felices y verla triunfar como la mujer barbuda.

Rosa Gil   13.may.2017 16:05    

CUANDO LAS PINZAS PIERDEN LA CAPACIDAD DE SOSTENER

    sábado 6.may.2017    por Rosa Gil    0 Comentarios

Muchísimas felicidades a Gabriel Pérez por su relato ganador "Amor con pinzas". Felicidades también a las autoras-autores de los relatos finalistas!

L'ART D'ESCRIURE 7 MAIG OK

GANADOR: Amor con pinzas, Gabriel Pérez

Amor con pinzas

De la sujeción anclada a la fachada del patio interior, parten cinco cuerdas paralelas (accesibles desde la ventana del lavadero) que alcanzan otra fijación similar.

Ella tiende la colada como si añadiera notas musicales a un pentagrama. Las blusas y las camisas son negras; los pantalones, blancas; las faldas, redondas; los jerséis, corcheas; la ropa interior (excepto las medias, que hacen las veces de sostenidos y los calcetines, de bemoles), semicorcheas.

Él se encarga de recoger la ropa seca. Y canta mientras lo hace. Hoy tararea una melodía con un silencio inesperado al descubrir un calzoncillo que no es suyo.   

FINALISTAS:

DE LA DECISIÓN QUE ÉL TOMÓ CUANDO ELLA SIEMPRE RESPONDÍA LO MISMO, María  José Viz

 No vales algo. El que flota, no se ahoga. A Ernesto su relación con aquella niña repelente le marcó. Y no es de extrañar. Ella respondía siempre del mismo modo a los incipientes requerimientos amorosos del chico. Ni siquiera pudo sonsacarle su nombre de pila. Así que, harto de sus continuos desplantes, quiso pasar página de un modo singular. Eliminó de su vocabulario la palabra que, de tanto oírla duplicada, le estaba taladrando el cerebro. Se encargó, además, de hacer añicos el single de Cecilia, que mucho le gustaba en los años 70. Ahora solo queda soñar.  Nada de nada.

 

DESAYUNO SIN DIAMANTES, Pilar Alejos 

El traje era un Chanel auténtico. Me impresionó su elegancia, con aquellos zapatos de tacón peep toes que tanto estilizaban sus piernas; su manicura sofisticada, el maquillaje perfecto y aquellos labios de un rojo provocador.

Durante la noche apenas hablamos, emocionados por descubrirnos a la luz de las velas, envueltos entre sábanas de negro satén, brindando con Moët & Chandon y embriagados por el perfume de nuestra piel.

El amanecer iluminó su rostro, sin maquillaje ni pestañas postizas, mostrándome su cuerpo desnudo, sin ropa ni complementos caros. Disipadas las burbujas del champán, pude reconocer aquella espalda. Toda una vida abrazándola…

El juego, Juancho Plaza

El hombre de gris vigila los portales. Desde una esquina cualquiera espera la noche.

Ve llegar a la hija de los Buendía, los del 38. Es tarde. Al abrigo de las sombras besa al chico que la acompaña y  corre hasta alcanzar el portero automático. Casa.

Carmen, la viuda del 32, cruza la calle. Llega cansada y arrastra los pies; a pesar de la edad. Le acompañan los niños. Tarda en encontrar las llaves, pero por fin abre la puerta y suben al segundo. Gana una vida.

El hombre de gris cierra el tablero y desaparece. Él sabe esperar.

Grandes esperanzas, Asier Susaeta

Amelia se había fabricado aquellas enormes alas con todo lo que pudo escamotear del trastero. Unió las tapas de los libros de viaje que sus padres guardaban en cajas con restos de veletas y mapas antiguos hasta que la estructura fue lo bastante resistente para batirlas sin que se deformasen. Entonces, decidida, se encaramó al alfeizar de la buhardilla y miró al cielo, apuntando hacia sus sueños antes de saltar. Su madre, alertada por lo vecinos, llegó demasiado tarde para evitarlo; solo pudo ver cómo su pequeña se alejaba de la residencia de los Earhart sobrevolando el océano de espigas.

 

 

 

 

Rosa Gil    6.may.2017 16:05    

LOS CLAROSCUROS DE LA VIDA, también en Pedro Páramo

    sábado 29.abr.2017    por Rosa Gil    0 Comentarios

Mei Morán ha ganado el Concurso de Pedro Páramo con Claroscuro. Felicidades Mei! Disfruta del Curso de narrativa exprés de l'Escola d'Escriptura de l'Ateneu!

RELAT GUANYADOR CONCURS PEDRO PÁRAMO

 

CLAROSCURO, Mei Morán

Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo. Mi madre me lo dijo. Me llegué sola de rebozo a la Media Luna, aunque mejor me hubiera huido por las lomas, dejando atrás el pueblito. Aquí el eco se da de bruces contra el empedrado; no tiene quien le haga caso. Pero los muertos secretean. Anuncian los díceres, que mis hermanos se revuelcan de envidia en la tumba. Soy la única hija del cacique. Ellos son ánimas que vagan y tropiezan. Yo estoy viva. Reclamaré lo que nos debe, a mí, a sus mujeres.

Rosa Gil   29.abr.2017 16:06    

LOS PEQUEÑOS DETALLES SON LOS QUE TIENEN EL SECRETO DE LA VIDA

    sábado 29.abr.2017    por Rosa Gil    0 Comentarios

Muchísimas felicidades a Miguel Ibáñez por "Detalles". Felicidades a los 5 finalistas y...a la mención especial!

L'ART D'ESCRIURE 29 ABRIL

GANADOR: DETALLES, Miguel Ibáñez

Era raro ver las penas que mi madre llevaba en el alma; se insinuaban a veces, imperceptibles si no estabas atento. Daban las cinco y ella dejaba un momento la costura, crispando las manos bajo el delantal, ahogando un suspiro y mirando, de soslayo, una foto sobre el aparador en la que mi padre vestido de luces sonreía, rodeado de rostros alegres que lo llevaban a hombros. Inmortal felicidad en blanco y negro. Al fondo de la imagen, un joven banderillero miraba hacia otro lado, buscaba a alguien en el tendido, tenía los ojos atribulados y muy oscuros. Como yo.

FINALISTAS: 5

Crujidos, Gabriel Pérez

Daniel es hijo único y cursa tercero de primaria. Camino del colegio en su Jerte natal, no presta atención al crujido de las hojas bajo sus pies. Le apasiona la lectura y, desde que  comenzó “El Principito”, sueña con hacerse mayor para ser piloto, volar y descubrir nuevos planetas.

Win Bui es analfabeto. Tiene ocho años y es el mayor de cinco hermanos. Trabaja en los sembrados de arroz de Camboya. Vive el día a día sin plantearse qué hará pasado mañana. Si al atravesar el campo escucha un crujido bajo sus pies, sueña con no volar por los aires.

El tragaluz de los recuerdos, Pablo Núñez

Cada vez que derramo unas lágrimas, la mirada de mi madre se dirige al cielo y se extraña de la repentina lluvia. Mientras, su mente trajina con el pasado al recordar los tiempos en los que aún creía que sus anhelos se harían realidad, con la ayuda de Dios. Le gustaría volver a los lejanos días de su juventud para detener el reloj; para que nunca llegase la hora en que me solté de su mano; para apagar el sonido del maldito frenazo que le acompaña desde entonces; para borrar el instante en el que dejó de creer en Dios.

Teoría de la relatividad, Asier Susaeta 

Los cien metros que Jesse Owens recorrió en poco más de diez segundos en Berlín, o los ciento setenta y tres centímetros que medía Adolf Hitler, todo ello es relativo, hijo. Y humano. Desde aquel primer paso en una cueva hace miles de años hasta una detonación en el aire, a seiscientos metros sobre Hiroshima. Y sé que ahora unos kilómetros pueden parecer infinitos a tus ojos, pero son ridículos si se comparan en longitud con la Gran Muralla China. Por eso, mañana, cuando la contemplemos desde el otro lado, esta misma valla te parecerá más corta, y baja. Seguro.

Un disparo con el corazón, Juan Carlos Ferrer


Corre por el extremo izquierdo del campo con el balón pegado a sus pies. El pase de Pedro ha sido perfecto. Sortea al central, zizaguea a un defensa, salva la pierna de otro. Los tacos de una bota impactan su tobillo que arde,    continúa avanzando. El público anima exultante, el árbitro permite  seguir la jugada. Se sitúa solo frente al portero, en esas milésimas ve pasar su vida. En el fondo le da pena Josete, el gordito bonachón, eterno   guardameta. Calculadamente  toca el cuero que impacta con las mochilas de la derecha y se pierde fuera del terreno de juego.

Tarde de Domingo, Javier Puchades

Lenta y silenciosamente, como una sombra oscura y fantasmal, está aquí de nuevo, con ella llegan las náuseas, la angustia. Y con la noche, el llorar bajo las sábanas, con sólo un sueño, no ver amanecer, con sólo una pesadilla, despertar.

La desalentadora luz de la mañana me trae la desazón, el sudor frío. Ir al trabajo, entrar, dar los buenos días y el silencio, la única respuesta. Estar, no ser visto, sentirte transparente, invisible, ignorado, olvidado, ninguneado. Creerte basura o incluso ni eso, ser la nada más absoluta.

Mirar la ventana, el vacío, la distancia y desear morir… ya.

 

MENCIÓN ESPECIAL: 

TELETIENDA, Belén Sáenz


Eell aappaarraattiittoo ddee mmaarrrraass vveenn■■aa eenn uunn eessttuucchhee ccoolloorr ffuuccssiiaa nnaaddaa ddiissccrreettoo.. Mmee hhaa ppaarreecciiddoo qquuee eell mmuucchhaacchhoo ddee llaa mmeennssaajjeerr■■aa mmee llaannzzabbaa uunna ssoonnrriissiitta ssooccaarrrroonnaa yy nnoo llee hhee ddaaddoo pprrooppiinnaa. Ddeessppuu←←ss ddee ddeevvoorrarr mmeeddiiaa ttaabblleettaa ddee cchhooccoollaattee aall vveerrmmee ccoonn llaass mmaallllaass,, hhee ddeecciiddiiddoo ddeessnnuuddaarrmme ddee cciinnttuurraa ppaarraa aabbaajjoo.. Mmee hhee aajjuussttaaddoo llaa bbaannddaa aa llaass ccaaddeerraass yy lloo hhee ppuueessttoo eenn mmaarrcchha ccoonn eell bboott￳￳nn vveerrddee.. Ttooddoo ccoorrrreeccttoo hhaassttaa aaqquu■■. Ccrreeoo qquuee eell mm←←ttooddoo eess effiiccaazz yy qquuee bbaajjaarr←← ddee ppeessoo.. Ss￳￳lloo qquuiissiieerraa qquuee eell mmaannuuaall aaccllaarraarraa ccuu££nnttoo dduurraa eell eeffeeccttoo vviibbrraattoorriioo uunnaa vveezz tteerrmmiinnaaddaa llaa sseessii￳￳nn..

Rosa Gil   29.abr.2017 16:05    

UNA AVENTURA LOCA

    sábado 22.abr.2017    por Rosa Gil    0 Comentarios

Una aventura detrás de otra...tiene su gracia. Pero y si volvemos a la normalidad? Muchas felicidades a Gabriel Pérez por "Aventuras".

Felicidades a los  6 finalistas: Ángel Saiz, Sergi Cambrils, Enrique Mochón, Belén Saenz, Asun Paredes; Juan Carlos Ferrer

L'ART D'ESCRIURE-22 ABRIL

GANADOR:

AVENTURAS, Gabriel Pérez

Cada día, despierta una mujer diferente en mi cama… La de hoy se llama Carmen. La de ayer, Victoria. Y la de anteayer, he olvidado su nombre.

Me levanto antes que ellas, les preparo el desayuno y les ofrezco una toalla por si quieren ducharse. Aprovechando que mi oficina está en el centro, se vienen conmigo. Las dejo junto a la calle principal. Al despedirnos, me comentan que les encantaría repetir, pero empiezo a estar cansado de esta vida. Cuando llegue esta tarde a casa, voy a decirle a mi mujer que ya no quiero que me sustituya por otra.

FINALISTAS:

CAUSA Y EFECTO, Ángel Saiz

La falta de escrúpulos le permitía llevar una existencia despreocupada. No obstante, cada noche, a cierta hora, sentía pinchazos en las sienes, retortijones de estómago y un nudo que agarrotaba su garganta. No había una causa física que explicase aquel desasosiego brutal, pero cada vez era peor.

Lejos de allí, alguien había elegido vivir con una finalidad, convencido de que merecía la pena consagrarse al envío de comunicaciones mentales, punzadas de recuerdo dirigidas a quien atropelló a su hija y se dio a la fuga. Aunque no pudiera comprobar los resultados, algo le decía que cada vez lo hacía mejor.

CAFETEROS, Sergi Cambrils 

Los objetos son muy importantes. Eso piensa un hombre enquistado por los sinsabores de la vida. Que no le hagan elegir entre su vieja cafetera o la vecina cascarrabias del quinto. Ante ese dilema, lo tiene claro: objetos, animales y personas; en ese orden.

Desde hace unas semanas tiene un periquito; un regalo de su madre. Lo alimenta bien, le habla y lo trata con cariño, pero no le tiene el mismo apego que a su cafetera; la que le gorgotea deliciosos cafés y le infunde un bienestar que solo él valora. En realidad, a su madre también la salvaría.

DE FIBRA DE VIDRIO, Enrique Mochón

El jurado apreció altivez en su gesto. No respondió a las preguntas del fiscal, por acogerse a la quinta enmienda según la defensa, ni alegó nada en su favor cuando fue invitada a ello. Sorprendentemente, su abogado rehusó a interrogarla, y el juez acabó exasperándose con su silencio. Acusada de vestir por encima de sus posibilidades, y de incitar al consumismo y la anorexia desde su escaparate en unos grandes almacenes, tampoco pareció disgustada cuando finalmente fue declarada culpable. Nadie sintió compasión por ella. Todos, no obstante, tomaron buena nota de su blusa y pantalón, ambos de nueva temporada primavera-verano. 

DISOCIADOS, Belén Sáenz

Forman una pareja idílica: Están locamente desenamorados el uno de la otra. La otra del uno. A cada avance del segundero, en cada gesto cotidiano, se esfuerzan por mantener viva la llama de su indiferencia, la ligadura del desapego. A él no se le olvida comprarle una batidora nueva todos los años por su cumpleaños y ella llena sus cajones de ropa interior de color carne. Ven juntos la película del sábado noche; entera y con pausas publicitarias. Pero este nirvana supuso renunciar a un caos perfecto. Quererse les dolía tanto que pactaron sin sangre embalsamarse la vida en frío.

MARIPOSAS SIN ALAS,  Asun Paredes

El hombre observa a los tres gusanos, perfectamente alineados sobre el cristal de la mesa, dispuestos a hacer el trabajo que les ha encargado.

Aspira el primero, saboreando el placer que le produce, ya casi olvidado. El segundo  sonríe, retándolo a continuar. Apenas un minuto después desaparece, llevándose consigo todos los problemas para dejarlos abandonados en un rincón de su mente. El último lo mira, fingiendo inocencia y esperando su turno para reunirse con sus compañeros.

Cuando la mesa queda limpia de polvo blanco,  el hombre que lo ha perdido todo reconoce el sabor de la muerte en su paladar. 

UN BANQUETE CON BOATO, Juan Carlos Ferrer


Los asistentes alzaron las copas mientras  ella  en la mesa central, cada vez más sonrojada, capeaba el temporal como podía. Los consuegros contemplaban estupefactos el bochornoso espectáculo. El cuñado lucía un clavel reventón rojo en el ojal de la americana y pantalones de pata de elefante que lo trasladaban directamente a los setenta. Degusté con fruición los langostinos y el fino  caviar iraní.  Quedé atrapado en los ojos de aquella misteriosa pelirroja en vaqueros y blusa de seda. Todo iba sobre ruedas hasta que alguien nos preguntó el nombre del novio. De haber sido Antonio hubiésemos llegado hasta los cafés. 

Rosa Gil   22.abr.2017 16:05    

DESCONFÍA DE LAS NOVEDADES...UNA DETRÁS DE OTRA

    sábado 15.abr.2017    por Rosa Gil    0 Comentarios

Ja tenim guanyador del Tercer Trimestre de la Setena Temporada de Wonderland!

Desconfia d'aquell que és massa amable, amb una amabilitat fictícia...perquè pot amagar males intencions!

Moltíssimes felicitats a Rafa Olivares, per "Cúmulo de Novedades"! Felicitats també als dos accèsits: "Diógenes", de Lola Sanabria i "Junio", de Jerónimo Castro.

L'ART D'ESCRIURE 15 ABRIL

 

GUANYADOR: CÚMULO DE NOVEDADES, Rafa Olivares

APROGRAMA WONDERLAND - Outlook Web App

CÚMULO DE NOVEDADES
A veces ocurre que en un mismo día experimentas varias situaciones inéditas hasta entonces. Ayer mismo, por ejemplo, bien temprano, un desconocido me ofreció, con forzada amabilidad, un cigarrillo. Nunca me había pasado algo así y aquello me emocionó. Aunque no fumo y el tabaco me produce cierta repulsión, acepté y el individuo me colocó el cigarro entre los labios y lo encendió. Aspiré lentamente tratando de retener unos sabores totalmente nuevos para mí. Luego se volvió hacia un grupo de seis jóvenes y elevando la voz les dijo «¡Pelotón! ¡Al hombroooo armas!». Bueno, pues aún hubo más.
 
ACCÈSITS
 

JUNIO, Jerónimo Castro  
 
La playa empezaba a llenarse. Unas nubes incómodas ocultaron el sol sembrando una cortina de gotas menudas que mojaba la ropa lentamente y la hacía tan pesada como sus botas, caladas desde el instante en que pisó tierra firme.
El griterío ahogaba el ruido de las ametralladoras, pero él avanzó decidido hasta que le alcanzó de lleno la metralla de una granada. Se quedó tendido boca abajo con la cara llena de arena y, hasta que cerró los ojos, sintió la piel abrasada como el último verano, cuando su madre desde una sombrilla le regañaba por no ponerse crema protectora.
 
DIÓGENES, Lola Sanabria
 
Prisionero de sí mismo, como polilla de alas quemadas por la luz, golpeándose contra el cristal de la lámpara. Va pisando las pulpas, debilitado, borracho con los efluvios acres y dulzones, pero no quiere dejarse caer en el pasillo, ni en la cocina, tampoco en el baño. Pasa por el salón, sorteando una montaña de tinta y papel, vendimiando bolsas, deshechas, negras, donde crujen los caparazones de los insectos que se multiplican. Desfallecido, llega a la habitación, y se tumba en la cama junto a los huesos sepultados por tirabuzones resecos.  A ella siempre le gustó el zumo de naranja.

 

Rosa Gil   15.abr.2017 16:05    

WONDERLAND/SANT JORDI- GUANYA UN CURS VIRTUAL EXPRÉS DE NARRATIVA

    jueves 13.abr.2017    por Rosa Gil    0 Comentarios

Wonderland escalfa motors cap a la gran festa literària de Sant Jordi.

L'Escola d'Escriptura de l'Ateneu Barcelonés vol celebrar el Sant Jordi amb nosaltres. Per això regala un Curs virtual Exprés de Narrativa. 

Queréis ganarlo? Como ya hicimos con el texto Pedra de Tartera, de Maria Barbal, os proponemos un concurso para ganar el premio. En  2017 se cumplen 100 años del nacimiento del escritor mejicano Juan Rulfo. Por eso, nuestra propuesta es que nos enviéis un relato de 100 palabras justas, sin contar el título. Debe de empezar con el inicio de "Pedro Páramo":

INICI EN CATALÀ: "Vaig venir a Comala perquè em van dir que aquí vivia el meu pare, un tal Pedro Páramo. la meva mare m'ho va dir".

 

INICIO EN CASTELLANO: "Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo. Mi madre me lo dijo".

 

Tenéis de tiempo hasta el 21 de abril a las 14 horas! Esta semana doble trabajo: el concurso habitual de Wonderland y el Especial Sant Jordi! Ver foto

Suerte!

 

 

Rosa Gil   13.abr.2017 13:52    

Rosa Gil

Bio Wonderland

Aquest és el blog del Wonderland. Aquí hi podreu llegir l'actualitat del programa, els relats guanyadors del concurs de Micro-relats i hi podreu escriure els vostres comentaris."
Ver perfil »

Síguenos en...