20 posts de mayo 2010

Agentes Sociales

¿Se dan cuenta? Quieren acabar con la crisis a gritos, creen que esto se arregla a voces. Hoy lunes, pensábamos que amaneceríamos con la propuesta de reforma del mercado laboral. Pensamos que sindicatos y empresarios serían capaces de llegar a un acuerdo. Pero no, y es una pena comprobar que una y otra vez quienes representan nuestros intereses no están a la altura de nuestras circunstancias. Ni unos ni otros son capaces de entender que su falta de acuerdo es nuestro fracaso, y si son incapaces de hacer algo por nosotros ¿No sería mejor que se fueran? ¿No sería justo que reconocieran su incapacidad y dejaran el terreno libre a otros? La sociedad española tiene necesidades que ellos son incapaces de satisfacer, por lo tanto ¿A quién representan? Empresarios y sindicatos llevan meses sentados, hablando, las organizaciones que representan reciben cuantiosas subvenciones para que sus desvelos sean en beneficio común. Pues bien, nada de nada. Si la situación en España es compleja, ellos no ayudan a simplificarlo.

Aeropuerto

Imaginen un aeropuerto donde tienen un problema con el tiempo que tardan las maletas en llegar a los viajeros, siendo esa además, una de las quejas más extendidas entre todos los pasajeros: Los 15 o 20 minutos de media que hay que esperar para que llegue tu equipaje. ¿Ustedes qué harían? Les doy tres opciones:

A) Arreglar el sistema para que la gente no espere

B) Poner un grupo de actores para amenizar la espera

C) Comprarse unos calcetines de lana

Piénsenlo. Esto es como en el carnet de conducir, que una sabes que no es, pero dudas entre dos. La A sería arreglar el problema, la B es camuflarlo. ¡Un momento!, se me olvidaba un dato crucial que deben tener ustedes: el aeropuerto es español ¿Lo tienen claro ya? ¡¡¡Correcto!!! La B: contratar a unos actores. Así somos, y opr lo tanto así nos luce el pelo. En la T4 de Madrid unos actores con disfraces del siglo XVIII amenizan la espera... ¿No sería mejor poner a más gente a trabajar con las maletas? Pues no: recuerden que estamos en España... El flamenco, la sangría, la playa... Nuestra feliz idiosincrasia.

En fin, esto que les cuento no es más que un reflejo de cómo hacemos las cosas. ¿Resolvemos los problemas? No. Los camuflamos. ¿Que tenemos un grave problema económico? Congelamos las pensiones. ¿Que la justicia acosa a los corruptos? Es una persecución policial. ¿Que el Madrid no gana? La culpa es del entrenador... Quizá algún día una nueva generación de españoles se enfrente a los problemas. Esperemos que ocurra pronto y así podremos vivir de ellos.

Todo lo de menos

Después de lo de hoy va a ser muy difícil explicar a las nuevas generaciones eso de "Niños, el dinero no es lo más importante." ¿Han pensado en cómo le explicamos a la chavalería que el dinero no importa? Quizá debamos incluir una apostilla en esa alocución, que quedaría de la siguiente manera: "Niños, el dinero no es lo más importante, pero está muy por delante de lo que viene detrás." Así es posible que lo entiendan ellos, y de paso muchos de nosotros. En un futuro lo que votaremos cada cuatro años no será a nuestros representantes políticos, sino a los económicos; no existirán los programas de gobierno, sino los fondos de inversión. Dejaremos de creer en las ideas para apoyar las inversiones. Es la economía y no la política la que gobierna nuestras vidas. Deberían haber explicado esta mañana la extraordinaria paradoja de que, siendo los pobres los que más necesitan el dinero, una vez más van a seguir sin tenerlo. Es más, tendrán un poquito menos. Los demás, pues bueno, seguiremos como siempre, asumiendo los infortunios de la vida y viviendo tan alejados de nuestros ingresos que casi podríamos decir que nuestros ingresos y nosotros vivimos separados. Se aprueba el tijeretazo y con esa aprobación nos alejamos un poco más de eso que alguno pensó que era posible y que se dio en llamar justicia social. Durante algunos años, en el mundo civilizado se produjo un insondable misterio: todos firmamos documentos a gente que no conocíamos que nos obligaban a pagar por unas cosas que no necesitábamos con dinero que no teníamos. En nuestro atrevimiento va nuestra pena, ¿no?

Rebotes

Han tenido que desalojar a 5.400 personas que viajaban en un crucero de lujo en Cádiz por una infección estomacal. El crucero sería de lujo, pero en él sobra espacio para las 4.600 personas a las que Zapatero va a subirles los impuestos... bueno, al menos eso dice. Seguimos a vueltas con lo del error en el Boletín Oficial del Estado. Hoy el BOE vuelve a publicar una rectificación sobre lo rectificado ayer. Sí, equivocaron el Ministerio de Presidencia con el Ministerio de Política Territorial, y hoy han tenido que volver a rectificar. No sé si éste es el mejor momento para sembrar más dudas todavía. Dudas como las de la bolsa, donde ya es muy difícil saber incluso qué pensar. Hoy, por ejemplo, leemos el siguiente titular: día de rebote en las bolsas. Y, la verdad, no sabes si es que se han enfadado los mercados o es que los valores están subiendo. Todo es incertidumbre, nada es certeza.

Solidaridad

No sé quién decía que el 99% de los ciudadanos europeos son decentes, honestos y trabajadores, es ese llamativo 1% el que nos da mala fama y ensucia nuestro nombre, claro que los votamos nosotros. En europa tenemos un problema, la clase política europea, (es decir, Sarkozy, Zapatero, Berlusconi, Merkel y compañía) no están a la altura de las circustancias, todos se muestran incapaces individualmente y también en colectivo de frenar los envites de los mercados. Hoy las bolsas se quedan a la altura del ego de Pellegrini y entre todos no son capaces de rechistar ante los constantes y liberales del FMI. Y mientras uno de los temas del día es el error que ayer publicó el BOE, el Boletín Oficial del Estado, que impedía a los ayuntamientos pedir más créditos desde ya. Bueno, resulta que el BOE es falible, y no desde ya, es desde dentro de poco. Según Salgado el error se produjo porque el tema es muy complicado, asi que animamos a todos aquellos que ahora están preparándo sus exámenes, que en caso de que el resultado no fuera el deseado, es decir, si suspenden, les aconsejamos que pongan esa excusa: vamos a ver señor profesor, no es que yo me equivocara, es que esto es muy difícil. ¡Si funcionó con la ministra debería funcionar con vosotros! Por otra parte los alcaldes españoles se van a bajar un 15% el sueldo. ¿Y no sería más inteligente bajarse el sueldo en proporción a la deuda que han generado sus ciudadanos? De ser así, el alcalde de Madrid, por poner un llamativo ejemplo, debería trabajar unos 37.000 años, a razón de los 108 mil euros que cobra anualmente, para poder tapar el agujero que tiene la capital. Bueno si le ayuda Cobo, un porquito menos. ¿Por qué en lugar de solidaridad no exigimos responsabilidades?

Hablaremos del calor...

Del calor que debe de estar pasando la gente con dinero cuando escuchan, entre langostino y langostino, que les van a subir los impuestos. En serio. Imaginen la angustia de saber que en un futuro inconcreto sin saber muy bien de qué manera y sin definir a quién, el gobierno tiene el decidido compromiso de quizá subirles los impuestos. ¡Temblad, millonarios! La próxima vez que abran una botella de champán lo mismo hasta ponen una cucharilla para que no se les escape el gas. Ya que hablamos de costumbres: este lunes un artículo publicado en la página "The Clinic" nos permite recordar costumbres de algunas tribus del sur de América. Ya saben que por más que el progreso trate de alcanzarles ellos siguen viviendo según sus costumbres. Por ejemplo, sólo trabajan dos meses cada cuatro años. Claro que pescan y cazan y recolectan, pero para ellos eso no deja de ser un divertimento, según ellos mismos reconocen. Lo que se dice trabajar, sólo dos meses cada cuatro años, todo esto según la obra del conocido antropólogo francés Pierre Clastres. ¿Dos meses cada cuatro años? ¿Se dan cuenta? Trabajan lo mismo que un concejal en España. ¿Por qué no hacemos un estudio antropológico sobre los concejales en nuestro país? Sus costumbres, su modus vivendi, su forma de reproducirse, porque, amigos, muchos concejales en España son hijos de alcaldes u otros concejales. ¿Será cosa de la selección natural?

Comentario

Evidentemente la información de hoy está plagada de reacciones de todo tipo sobre el plan de ajuste aprobado en el Consejo de Ministros de ayer. Entre ellas, vamos a elegir una, y si no encuentran ustedes inconvenientes, utilizaremos una de esas reacciones para hacer lo que en su día se llamaba "comentario de texto". La frase es de José Bono:

"Ésta es la hora de que gane España, aunque perdamos las elecciones."

En la primera parte de la oración encontramos un deseo, el deseo de que gane España en esta hora. ¿Quiere decir el señor Bono que España hasta ahora perdía? Además, ¿por qué esta hora? Supuestamente los planes de reducción de déficit son a largo plazo, por lo menos dos años. Parece como si Bono quisiera señalar una victoria inmediata cuando dice "ésta es la hora", éste es el momento de ganar, eliminando el pasado y el futuro, y todos sabemos que uno de los principales problemas del ejecutivo de Zapatero es su falta de previsión y sus descuidos pasados, como, por ejemplo, cuando dijo que las pensiones jamás se tocarían. Vayamos a la segunda parte de la oración: "Aunque perdamos las elecciones". Es decir, aunque salgamos derrotados. Señalando así que en estos momentos la valoración electoral de la medida es para él lo más importante, aunque sea para negarlo. Al señalar la posibilidad de perder las elecciones, el señor Bono quiere poner de manifiesto el sacrificio al que su partido se entrega, pero, como la primera parte indica que hasta ahora no ha sido así (recuerden: "ésta es la hora de que España gane"), nos encontramos con el verdadero sentido de la oración que formula Bono: perderemos las elecciones porque con nosotros España no gana. ¿No creen que esto es lo que podemos extraer cuando Bono dice:

"Ésta es la hora de que gane España, aunque perdamos las elecciones"?

Renta

No nos aclaramos ¿verdad? -"Los que tienen más pagarán más impuestos", eso es lo que ha diho esta mañana Zapatero, y bueno, hace un par de días durante el Pepe Blanco "Ontour" (ya que el ministro no hace más que acudir a programas de televisión para contar las medidas del gobierno), el ministro ya nos aseguró que los que más tienen pagan más. Sí, dijo que la declaración de la Renta ya distingue entre quienes más tienen y los que no ¿Si esto es así por qué entonces el presidente ahora recalca que se tomarán nuevas medidas? Pues simplemente porque lo que dijo Pape Blanco no es cierto. Por poner un ejemplo: Hace algunas semanas gracias al sumario que investiga la multimillonaria trama Gürtel, conocimos que Correa, el jefe del cotarro, ni tan siquiera hacía la declaración y que su número 2, Pablo Crespo, llegó a solicitar una devolución del IRPF en el ejercicio 2008 por iporte de 170 euros. ¿Distingue la renta a quienes más tienen? Como todos sabemos, la gente con pasta no es que sea más lista, sino que tiene el teléfono del que sí lo es, y sobre todo, tiene dinero para pagarle. La gente con dinero elude el fisco, de hecho, sabemos que aumentando la presión fiscal a quienes defraudan conseguiríamos mucho más dinero que con los recortes propuestos por el ejecutivo. Lo malo de conocernos todos es que ya es muy difícil engañarnos.

Manos arriba

¡Cómo cambian las cosas! La sociedad española estaba preparándose para vivir como gente acomodada y fíjate en lo que nos hemos quedado!!! Desde el gobierno no para de llegarnos el mismo mensaje, los que más tienen, pagarán más, y fíjense ustedes en lo importante del verbo: Pagarán, tercera persona del futuro simple. Futuro simple para los que más tienen y presente para los que tienen poco, presente complicado, si me permiten ¿No hubiera sido mejor empezar por ahí? Por cierto, el jefe del eurogrupo, el señor Juncker, casualmenteasí se llama mi calentador, afirma que el ajuste español es ejemplar, así que miren, por lo menos lo nuestro sirve de algo, de mal ejemplo. Como sigan así las cosas, será cierta la frase que nos dejó un bloguero:¡Manos arriba, esto es un contrato!

Supervivientes

Eramos pocos y se acabó la liga. ¿Y ahora cómo vamos a abstraernos de los problemas de España? Lo mismo en este mes que falta para que comience el mundial vemos movilizaciones, paros y todo eso, ahora amigos, que convoquen una huelga para cuando el primer partido de España, eso sí que será un desafío. A día de hoy deben saber que los problemas no son nuestros, ni de Zapatero, ni de España, hoy el problema es toda la Unión Europea: el euro. Ya nos habían avisado de que el objetivo último de los tiburones de la bolsa era devaluar el euro, pisotear nuestra moneda para forrarse, por el momento y como viene siendo habitual ellos ganan. El premio Pichichi al que más goles mete, este año deber ser para los especuladores, mientras el Zamora, ha quedado desierto. Amigos, aquí ninguno de estos listos para un gol ni por casualidad. El otro día por cierto, pudimos ver a José Blanco, ministro de Fomento, en un espacio poco habitual, lo vimos en La Noria, en Tele5. Hasta allí fue tras el zafarrancho dado al ejecutivo sobre la necesidad de explicar bien las nuevas medidas de Zapatero. Solo dos cosas: ¿cree el gobierno que el problema es que no se han contado bien las medidas? Porque el problema no es ese. Entenderlo lo hemos entendido, otra cosa es que no nos parezcan justas y razonables, y por otra parte, el Ministro de Fomento aseguró durante su participación en el programa de Tele 5 que los políticos deben ir donde está la gente y no al revés. Pues nada, ¿para cuándo Elena Salgado en Gran Hermano?¿Quién se apunta a Supervivientes?

Toni Garrido


El periodista Toni Garrido dirige y presenta cada tarde, en Radio Nacional, el programa 'Asuntos propios', acompañado por Tom Callene. Cada tarde, de 16 a 19 horas.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios