« Pequeño esfuerzo | Portada del Blog | En qué país quieren vivir »

Pensamiento crítico

Cada vez más gente piensa que la historia del rey León está basada en la Familia Real española, y eso no es cierto, pero claro... Las referencias son las que son. A lo que voy, hoy es el día, hoy las librerías se llenan de gente que simula frecuentarlas. En cualquier caso feliz día de Sant Jordi.

Retrocedemos. Nuestra economía se sitúa en niveles de 2003 ¿Qué pasaría si seguimos hacia atrás? No lo pregunto por nada, pero puede darse el caso de que lleguemos al Renacimiento? No por nada, es que me haría ilusión, por cambiar de aires, nada más. En Francia la ultraderechista Marie Lepen después de obtener unos muy buenos resultados anima a sus votantes a abstenerse en la segunda vuelta. Ya, la ultraderecha siempre ha sido muy de abstenerse, uno revisa la historia moderna del ultraderechismo europeo y siempre han sido muy de abstenerse. Menos en golpes de estado y desprecio a la democracia los ultraderechistas han sido muy prudentes. En fin ¿No les preocupa que en Francia uno de cada cinco votantes defienda postulados xenófobos? Pues esos son los listos.

En fin, desde el pasado viernes, desde la rueda de prensa posterior al consejo de ministros mucha gente está preocupada por el futuro de RTVE. Será el gobierno quien nombre finalmente al máximo responsable de esta casa, algunos se rasgan las vestiduras, otros se frotan las manos. Pero quizá, antes de preocuparnos por eso, deberíamos pensar qué esperamos de una radiotelevisión pública, ¿Para qué sirve este costoso invento? Una sociedad como la nuestra debería estar lo suficientemente armada en cultura y forjada en valores como para poder discriminar cualquier intento de control, cualquiera. Se hace difícil pensar que a estas alturas alguien sea capaz de transformar una vez más, ya lo hiceron antes populares y socialistas, este enorme invento en una maquinaria al servicio del poder. La radiotelevisión pública puede tratar de tapar los errores, disimular carencias, aumentar virtudes y elogiar necedades ¿Pero no creen que nos daríamos cuenta? Desde hace tiempo los medios de comunicación valen lo que sus oyentes, lectores, espectadores creen que vale, lo que equivale a decir que valemos lo que ustedes estiman oportuno. Afortunadamente el pensamiento crítico que ya posee una amplia mayoría de españoles no entienden de postulados políticos, sino de actitud. La actitud de la gente que trabaja en esta casa, buenos o malos, es la que defiende los intereses de unos ciudadanos hartos, cansados y enfadados, y como saben ustedes la gente enfadada dice un montón de cosas que verdaderamente piensa. Parece ingenuo creer que si no hablamos de crisis en el Telediario los ciudadanos se olvidarán de ella, es de idiotas pensar que negar los recortes hará que los ciudadanos no los noten, y por último, hay que ser tonto como para creer que controlando esta casa uno calmará el hambre ¿Qué pasará con RTVE? Me parece mucho más sensato concrentrarnos en qué pasará con los  oyentes y espectadores de RTVE.