« Cruel y desproporcionada | Portada del Blog | Genérico »

Pañales

Leía esta mañana en el twitter de Jose Luis Cuerda algo interesante, Cuerda es un hombre templado y decía: "Hoy van a pasar tres o cuatro cosas de relativa importancia" ¿Qué me dice? Es o no es una verdad como un templo? Ya saben que la Audiencia ha admitido a trámite la querella contra la cúpula de Bankia, hay reacciones políticas, algunos ministros se manifiestan contrariados con esa decisión, recuerden que una y otra vez nos hablan de la independencia de la justicia, y en todo el marasmo de imputados aparecen los dos del Partido Socialista que piden el cese temporal de su pertenencia al partido. Es un tema menor en medio de toda la indignación que causa el asunto bancario, bueno es menor o no. En su día El Perich se planteaba lo siguiente: Durante el mes de vacaciones ¿El Papa se hace ateo? Pues esto es un poco lo mismo, para no manchar el nombre del partido los consejeros de Bankia elegidos por el partido cesan temporalmente. Ya. Los partidos políticos durante años han participado de las decisiones ruinosas que tomaron las cajas, una de las preguntas del fiscal hace referencia precisamente a los créditos concedidos a los partidos políticos. ¿Cesar temporalmente exime al partido de cualquier responsabilidad? ¿Es un gesto? ¿Creen que somos idiotas? ¿Durante el cese dejaran de ser socialistas? ¿Se sentirán libres para pensar u opinar? Los partidos políticos hace mucho tiempo que dejaron de ser lugares de intercambio de ideas, lugares de propuestas, sitios donde proponer y actuar para convertirse en máquinas funcionariales al servicio de sus propios intereses. Por ejemplo, es normal que decenas y decenas de personas, de distinta procedencia, entorno social, formación y experiencia opinen lo mismo todo el tiempo. La disciplina que imponen los partidos elimina las ideas de todos en función de los pensamientos de unos pocos ¿Pasa lo mismo en la sociedad? ¿Podría usted cesar temporalmente como ciudadano? Piénselo. Por lo demás, más de lo mismo, llevo diez días cambiando pañales y me atrevo a decirles que alejarse de la actualidad, de las noticias, de la prima de riesgo, de los bancos, de la política es provecho. En el fondo cambiar pañales y las noticias tienen mucho en común, a poco que te descuides, te llenas de mierda.