« Xosé Castro inaugura nuestras recomendaciones digitales | Portada del Blog | Gerard Mortier: al pan, pan »

La Música Callada de Mompu en las manos de Arcadi Volodos al piano

    martes 4.jun.2013    por Arturo Paniagua    0 Comentarios

Mikaela Vergara, presentadora de Los clásicos en Radio Nacional, nos deja una de sus sugerencias del último programa. Ella misma nos lo cuenta:

En Los Clásicos de Radio Nacional hemos tenido ocasión de disfrutar en los últimos días de la compañía de grandes artistas y hemos recibido propuestas muy interesantes que me gustaría compartir con el público de ¡Atención obras! en La 2.

La novedad discográfica que más me ha transformado corre a cargo del pianista ruso Arcadi Volodos, uno de los intérpretes más brillantes de la generación que ahora ronda los cuarenta años de edad. Nacido en el seno de una familia de músicos, se inició como cantorcillo de coro siendo un niño con la idea de llegar a director. Sin embargo, a los quince años decidió que el piano dejaría de ser una asignatura complementaria para convertirse en prioridad vital.

 

Tras formarse en los Conservatorios de Moscú y París, Volodos recaló en la Escuela Superior de Música Reina Sofía, de Madrid, donde se perfeccionó al más alto nivel. Desde entonces, Volodos se ha radicado en España donde todavía hoy mantiene su cuartel general al que regresa entre una gira y otra.

Y es que Arcadi Volodos no es un concertista al uso: reivindica la necesidad de cerrar la tapa del piano y evitar la obsesión por repetir una y otra vez el repertorio durante jornadas interminables de estudio. Cree firmemente en que una vez asimilada la técnica, el trabajo musical implica la profundización de la partitura fuera del teclado. El intérprete ha de tomar distancia, dejando la obra en barbecho para después regresar al piano con la frescura mental, el descanso físico y la ilusión renovadas.

 

El perfil de Volodos es el de un asceta interesado en múltiples aspectos de la cultura que proclama una vuelta a la naturaleza. Su humildad le lleva a la simplificación de las formas, al regreso a la esencia. Por eso Volodos conecta a la perfección con la sensibilidad de Frederic Mompou, a quien le dedica su último trabajo discográfico.

Frederic Mompou (1893-1987) es una de las figuras cruciales de la música española del siglo XX. Nació en Barcelona y procede de una saga familiar que se consagró a la fabricación de campanas durante siglos. Por lo tanto, el niño Frederic creció jugando con el sonido, persiguiendo las últimas vibraciones que se disuelven en el silencio.

 

Esa fascinación por el silencio como principio y fin del sonido se refuerza con la lectura del Canto espiritual de San Juan de la Cruz, el místico español del siglo XVI que escribe en unos versos: «Música callada, soledad sonora». Estas palabras aluden al gozo que experimentamos cuando en silencio, tomamos conciencia de nuestra música interior. Inspirándose en esa idea, Mompou compone el que será su diario íntimo, Música callada, su Opus 11, una colección de miniaturas para piano que parecen haikus sonoros, donde la música ya no tiene aire ni luz, solo el latido de un corazón atado a la vida hasta su disolución en el vacío.

Categorías: Música

Arturo Paniagua    4.jun.2013 14:12    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

¡Atención Obras!

Bio ¡Atención Obras!

Bienvenido al blog del programa ¡Atención obras!, un programa semanal que, cada viernes en La 2 de TVE, aborda la cultura en su sentido más amplio, con especial atención a las artes escénicas, la música y las artes plásticas. Los viernes, a las 23:45, en La 2 de TVE.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios