« La clausura del amor. El amor nunca acaba bien | Portada del Blog | ETXEKOAK de Jon Gerediaga Artedrama & Huts Teatroa »

El valle de los cautivos: el azar es un orden muy complejo

    viernes 4.dic.2015    por Arantxa Vela Buendía    0 Comentarios

         Hay obras de teatro que van floreciendo por Madrid en distintas salas. “El valle de los cautivos” se estrenó en la Sala Tú, siguió en el Teatro del Barrio y ahora continúa respirando en los teatros Luchana.  

12239309_10207905339301790_4129458698714515278_o
Fernando Escudero y Sato Díaz en "El valle de los cautivos"

        Hasta que no vi “El valle de los cautivos” por segunda vez , no caí en la cuenta de que una de las cosas que más te hace preguntarte quién eres es la suerte, la buena o la mala suerte. ¿Por qué yo? puede convertirse en ¿quién soy yo… para merecer esto?

        Cuánto más caótica es una situación, más estamos en manos del azar y menos creemos saber quiénes somos. Aquello que nos da seguridad, estabilidad… desaparece llevándose parte de nuestro nombre. La guerra es un ejemplo. Poco queda de nosotros cuando nos sentimos profundamente en peligro. ¿Y si te salvas? ¿Si te salvas cuando aquellos que te rodean son masacrados?

12321117_10207934404588404_4920205645517721544_n
Sato Díaz y Fran Cantos

 

        “El valle de los cautivos” es una especie de rezo de agradecimiento y dolor. Agradecimiento por librarte de la muerte y dolor por la pérdida de aquellos que te hicieron compañía cuando no había a tu alrededor nada que te acogiera. Imagino que algo de ti se va con ellos, algo de tu historia desaparece. Una historia irrepetible como irrepetible es el horror y el miedo. Nunca te habías visto en una parecida, ni te volverás a ver. Son situaciones únicas como único es el que fuiste, quien quiera que hayas sido, para afrontar el terror. Ese tú se va con los muertos y algo de esos muertos se viene contigo.

        “El valle de los cautivos” habla de un hecho real que le ocurrió al abuelo del autor, Pedro Martín Cedillo. Durante la función, adivino al dramaturgo descubriendo, fascinado, la historia del muchacho que fue su abuelo; intentando saber sus razones y sentimientos; intentando reconstruir el interior de un joven que sufrió cosas que él tan solo puede imaginar. Al final, los dos han seguido el camino de sus vidas y, aunque no llegaron a cruzarse en el tiempo, acabaron con la misma duda en la cabeza: ¿quién soy? 

12314631_10207906180482819_2238536061135038740_o
Sato Díaz y Fernando Escudero

 

          Yo también tuve un abuelo al que no conocí porque murió en la guerra. Se llamaba Teófilo Buendía y dejó pistas de su existencia por todo Madrid. Era constructor y levantó bellos edificios donde ahora vive gente que no lo conoció, como yo. Es raro pensar en los antepasados. No te sirve de mucho para saber quién eres, pero sí, al menos, para conocer de dónde vienes.

 

Arantxa Vela Buendía

Subdirectora de ¡Atención obras!

Arantxa Vela Buendía    4.dic.2015 16:35    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

¡Atención Obras!

Bio ¡Atención Obras!

Bienvenido al blog del programa ¡Atención obras!, un programa semanal que, cada viernes en La 2 de TVE, aborda la cultura en su sentido más amplio, con especial atención a las artes escénicas, la música y las artes plásticas. Los viernes, a las 23:45, en La 2 de TVE.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios