Los 10 nombres del Europeo

La disputa de un Europeo va a medir en Serbia a 16 de las mejores selecciones del planeta, una reunión que cita sobre sus pistas a muchos de los mayores talentos del mundo.

Puestos a apostar, 10 son los nombres que podemos destacar, hombres potencialmente determinantes para la resolución del evento

Nikola Karabatic: Nadie discute su reinado. Libra por libra el mejor jugador de este deporte; todo lo hace bien, tiene dirección, lanzamiento, intensidad defensiva y preconiza el liderato de la mejor selección de la historia. Indiscutible.

Ivano Balic: Espectáculo al servicio del balonmano. Pocas figuras en el deporte son capaces de explicar mejor la diferencia entre el talento y el genio... mientras unos hacen con soltura lo inaccesible para el resto, él es el único capaz de hacer lo que es imposible para el mero talentoso. Único.

Mikel Hansen: Objetivo, destronar a Niko. Parafraseando cierto spot publicitario, la potencia sin control no tiene sentido; en este caso, este danés tiene uno de los brazos más poderosos del mundo y maneja una interminable cantidad de recursos de lanzamiento pero su progresión le ha enseñado el modo más adecuado para exprimir esa facultad. Sus últimos años le postulan como el próximo dominador de este deporte.

Filip Jicha: El mejor del 2010. Su evolución los últimos años ha sido notable y cada vez parece más alejado de la figura del simple lanzador. Posee recursos en la distribución y facultades para la penetración.

Niklas Landin: La araña danesa. En su caso, el trono por asaltar es otro, el de mejor guardameta del mundo. Tiene unos reflejos portentosos y una visión de la jugada, impropia de sus aun bisoños 23 años. En su debe, aun sufre cierta lógica irregularidad pero en sus picos de rendimiento, su aportación es abrumadora.

Kiro Lazarov: El gol como modo de vida. Asidero de las ilusiones macedonias, conoce el oficio de lateral como pocos en este deporte. Es un manual de recursos por y para el lanzamiento y junto a Vujin, Illic o Bielecki, detalla el perfil del "cañonero".

Uwe Gensheimer: Potencia y fiabilidad alemana. Es un extraordinario goleador como ha acreditado notablemente tanto en la Bundesliga como en Liga de Campeones. Uno de los mejores finalizadores del mundo

Julen Aguinagalde: Simplemente el mejor pivote del mundo. No es exagerada esa consideración porque el irundarra es uno de los tipos que se manejan con mayor solvencia en los 6 metros. Tiene músculo y un talento superlativo para exprimirlo. Quizás el jugador más condicionante de la selección española.

Vid Kavticnik: polivalencia y eficacia. Capaz de actuar en cualquiera de los dos extremos e incluso en el lateral, pasa por ser uno de los jugadores más completos del mundo. Su listado de virtudes es interminable: fantásticas condiciones técnicas, rapidez,  eficacia defensiva con la posibilidad de manejarse en el avanzado y mucha habilidad en el lanzamiento, tanto desde el puesto como en los 7 metros. El pilar esloveno

Raúl Entrerrios: Lo hace todo y lo hace bien. El crecimiento del asturiano en los últimos años ha confirmado las expectativas que había levantado; es un fabuloso jugador que posee una capacidad sobresaliente para la dirección del equipo, una habilidad innata para la lectura de la jugada y un lanzamiento tan poderoso como preciso.

Suecia, último obstáculo.

Cerramos nuestra participación en este Campeonato de mundo ante los anfitriones: Suecia. Digerida ya la dolorosa derrota en semifinales ante Dinamarca, España deberá hacer un último esfuerzo para conseguir la medalla de bronce. Sin duda alguna es el peor rival posible que podríamos tener en la lucha por el metal. Para los Suecos conseguir la 3ª posición sería un grandísimo éxito. Tras una penosa "travesía por el desierto" los suecos regresan a la élite del balonmano por la puerta grande y a buen seguro que los más de diez mil espectadores que esta tarde abarrotarán el Malmö Arrena llevarán en volandas a los suyos. Suecia no posee el talento de Dinamarca, ni tienen un jugador desequilibrante como Mikel Hansen, por el contrario su juego ofensivo es más colectivo y elaborado. La defensa está liderada por Kent Carlsson y su 6:0 no es tan cerrado como el danés, pero sí igual de efectivo. España deberá mostrar los argumentos que la ha traído hasta aquí: minimizar los errorres,volver a tener la portería cerrada a cal y canto y mantener el espíritu y la entrega que ha exhibido durante todo el torrneo. Suecia es más asequible que Dinamarca, pero deberemos realizar un grandísimo encuentro para llevarnos el deseado metal, esperemos que los"trencillas" no se conviertan en tristes protagonistas y pasen desapercibidos, aunque no lo creo posible..........

Dinamarca

Dinamarca es el penúltimo obstáculo que debemos superar en la búsqueda del que sería nuestro segundo título de Campeones del mundo. No es tarea baladí ni mucho menos, pero por supuesto que a los daneses se les puede derrotar. Liderados por el ex-barcelonista Michael Hansen, Dinmarca es el único equipo de este mundial que cuenta todos sus partidos por victorias. Su potencial ofensivo es enorme, defienden al límite del reglamento (faceta en la que destaca sobremanera Kasper Nielsen), cometen muy poquitos errores (lo que obliga a las defensas rivales a un trabajo largo y fatigoso), cuentan con el apoyo infatigable de miles de seguidorres y además su soberbia habitual les lleva a creerse superiores a sus rivales, si a esto le sumamos que están recibiendo alguna "ayudita" de los colegiados en momentos puntuales, hace que el partido de hoy deba ser casi perfecto por parte de los nuestros.Pero también Dinamarca tiene puntos déblides; con el marcador apreetado no se sienten nada cómodos y cometen más errores. Dependen (desde mi punto de vista) en exceso del brazo de Hansen y los buenos pivotes (caso de España) siempre les pone en muchos apuros. Además España sigue en progresión y en el vestuario de nuestra selección se ha instalado un optimismo desbordante, se tiene la selección de que pese a las dificultades se puede ganar a cualquiera. En lo que está todo el mundo de acuerdo es que será un precioso partido de balonmano y el que quiera estar en la final del próximo domingo deberá hacer un partido casi perfecto.

Por la puerta grande

España ha sellado su pase a semifinales a falta de una jornada, por la puerta grande y sacando de la pista a la actual subcampeona olímpica y bronce en el pasado campeonato de europa, Islandia.

La exhibición de nuestra selección en los primeros 30 minutos del partido quedará impresa en la retina de todos los afortunados que pudimos presenciar el encuentro. Con una defensa 5-1 rozando la perfección, España pudo desplegar su juego de contraataque y con la velocidad como arma principal sacó totalmente del partido a una atónita Islandia que sólo pudo observar como España la pasaba liteeralmente "por encima".

Valero insistía en repetir la palabra "equipo" durante la previa a este campeonato del mundo y tenía más razón que un santo, el crecimiento desbordante de algunos jugadodres (Gurbindo, Roberto..por citar algunos) sólo se puede entender dentro del enorme significado de esa palabra, significado que muchas veces se menosprecia pero que cuando alcanza su verdadera diemensión adquiere una importancia capital. Dentro de este contexto, el crecimiento de la Selección y el optimismo desbordante que trasmite este grupo de jugadorres ha conseguido ilusionar a todo un país que se está malacostumbrando a los continuos éxitos de nuestros deportistas.

No sabemos quién será el rival ni que nos deparará el cruce de semifinales, pero la confianza que tiene el equipo en sus posibilidades es enorme y todos empezamos a soñar con reverdecer viejos laureles.... aunque no tan viejos.

¡Más cerca!


Mucho más cerca está la selección española de conseguir su objetivo principal en este campeonato del mundo: alcanzar un puesto en las semifinales y conseguir una plaza ( además como organizador) en el próximo Torneo Preolímpico de Abril de 2012.

No quise escribir en este blog después del partidazo ante Francia. El cúmulo de sensaciones vividas durante ese partido me impedían razonar con claridad sobre lo que había ocurrido en el encuentro. Además quería ver cómo afectaba al equipo ese resultado. Después de ver ayer como nuestra selección aplastaba literalmente a Noruega tengo una cosa muy clara: nadie sabe donde está el techo de la selección.

Y voy a intentar explicaros el porqué de mi afirmación. La evolución tanto anímica como de juego está siendo modélica, la aportación de los menos habituales es cada vez mayor, los "roles" dentro del campo están más definidos, por primera vez en mucho tiempo han aparecido dos líderes, uno ofensivo y otro defensivo; los jóvenes están madurando a pasos agigantados y el rendimiento de nuestros porteros es inmejorable. Todos estos argumentos junto a una fé inquebrantable en la victoria han hecho que la selección nos enganche a todos y sinceramente pueda aspirar a lo máximo en este Campeonato del Mundo.

A todos estos argumentos hay que añadir la "ayudita" que Alemania nos hizo ayer derrotando a Islandia y que nos allana el camino a semis (derrotando el Lunes a Islandia seremos Semifinalistas).

En fín hasta mi compañero Francisco José ha abandonado su habitual pesimismo y ha sido arrastrado por el optimismo que vivimos los "medios" aquí en Jónköpingl.

Espero y deseo que en la próxima visita estemos analizando a nuestro rival en las semifinales.

Paradójico destino...


Escribo esto mientras veo marchar a la selección española camino del autobús que le traslada por esta curiosa ciudad de Jönköping, un lugar con demasiado parecido a aquel Cicely por el que vagaba el mítico Joel Fleischman de Doctor en Alaska.Y lo hacen después de sumar su quinta victoria en los 6 partidos que ha disputado en este Mundial. Observas sus caras, cargadas de confianza, y piensas en las paradojas que tiene este hermoso deporte; es extraño, hace apenas una semana se afrontaba un torneo en el que, quien más y quien menos, soñaba sólo con un papel digno; hoy esa misma dignidad tiene cierto sabor a metal.

Analizar las razones por las que hoy miramos al futuro con ese halo de esperanza sería largo y si nos agarramos a las cuestiones balonmanistas, el desmenuce de las mismas es bastante más acertado en la pluma de Tito Urdiales, leanle porque pocos comentaristas son a la vez tan juiciosos como accesibles, así que de los 9 días que llevamos de torneo yo rescato una idea que creo va mucho más allá de lo meramente deportivo.

Dijo hace muchos años, John Dewey, uno de los padres de la filosofía del pragmatismo, que las sensaciones no son parte de ningún conocimiento, que son sólo provocaciones incitantes, ocasiones para un acto de indagación que ha de terminar en conocimiento; quizás de eso se trata, de entender que, a veces, la racionalidad no llega para alcanzar lo que el lento caminar de la selección camino de su hotel me despierta. Pero, sin saberlo, sé que es bueno...

¿Una victoria más?

No, no es una victoria más, es una victoria importantísima de nuestra selección ante Alemania (vamos camino de convertirnos en su "bestia negra") y reitero lo de importantísima por varias razones.



La primera porque nos coloca (salvo catástrofe) en la segunda fase y en el caso de que Alemania se clasifique lo haremos al menos con 2 puntos.

La segunda porque seguimos mejorando en todos los aspectos del juego y la tercera y más importante; la selección se supo sobreponer a un momento complicadísimo (18-21 en contra minuto 47) y endosarle un parcial de 8-1 al rival. España demostró que puede y debe pelear por las medallas.

La posterior victoria de los egipcios sobre una desconocida Túnez nos obliga a derrotar o empatar con los africanos en la jornada del miércoles para no depender de otros resultados. La lógica nos dice que no deberíamos sufrir en exceso ante los "faraones" pero en deporte ya se sabe.....¡todo es posible!

En el resto de la jornada apareció la primera sorpresa; Argelia derrotó a una desconocida Rumanía que dista enormemente de ser aquel equipo que apartó a Rusia de este Mundial.

En el grupo B se clarifican las posiciones y todo apunta a que Islandia, Hungría y Noruega serán nuestros rivales en la segunda fase, rivales que habrá que derrotar para encontrar un hueco en las semifinales.

¡Sufriendo!


Sí amigos, sufriendo y mucho, conseguimos derrotar en la jornada de ayer a la dura e incómoda Túnez . Con su dureza defensiva habitual y la aparición de un protagonista inesperado: el guardameta Hamza. Fué en gran parte el responsable de que España no adquiriera mayores ventajas durante el encuentro.

Fué un partido duro, incómodo, de esos que se deciden en pequeños detalles: el resurgir de Alberto Entrerrios y la aportación de Hombrados en los momentos claves del partido.

Sigue habiendo 'lagunas' en nuestra selección pero la actuación defensiva de los nuestros invita al optimismo. Alemania nos exigirá mucho más en todos los aspectos. Su defensa, con el durísimo Roggish a la cabeza, y la extraordinaria portería (Bitter y Heinevetter) obligarán a los nuestros a una mayor aportación de todos los jugadores y a una inagotable lucha en los seis metros de los pivotes. Ganar hoy situaría a los nuestros en una magnífica posición para luchar por las medallas.

El resto de la jornada no trajo ninguna sorprresa, victorias cómodas de Alemania y Francia en el grupo de España y victorias en la jornada del sábado de Islandia y Hungría más la primera sorpresa del campeonato: victoria de Japón sobre Austria. Aún así un servidor piensa que Austria dará que hablar en este Mundial.

¡Arrancamos!

Por fin arrancó la vigésima segunda edición del Campeonato del Mundo de Balonmano.

En la jornada inagural, la anfitriona Suecia no tuvo excesivos problemas para derrotar a Chile, habrá que esperar a los próximos partidos, pero Suecia parece dispuesta a reverdecer viejos laureles.

El debut de los nuestros no fue brillante. El rival Bahrein era un desconocido que debutaba en un campeonato mundial, aún así compitieron con dignidad y sorprendieron algunos jugadores con su velocidad y acierto en el lanzamiento.

Pocas conclusiones se pueden sacar del primer partido de la selección salvo una: hay que mejorar en todos los aspectos del juego si queremos estar en la "pomada". El rival del domingo, Túnez, nos va a exigir muchísimo más y la victoria es obligada para pasar a la siguiente fase.

El resto de la jornada dejó algunas cosas claras: Francia sigue siendo la gran favorita, en su debut arrolló a la durísima Túnez y a pesar de contar con las importantes bajas de Narcisse y del mayor de los Gille, realizó un brillante enncuentro. En el otro partido del grupo Alemania sudó la "gota gorda" para derrotar a Egipto que dió una imagen muy distinta a la que pudimos ver en el pasado Torneo de España.

En otros partidos de la jornada reseñar la contundente victoria de Islandia sobre Hungría (32-26), los problemas de Serbia para superar a Argelia (25-24) y de Croacia (la otra gran favorita) para derrotar a Rumanía (27-21).

Un último apunte "personal": Austria sigue progresando enormemente y en su debut derrotó con facilidad a Brasil por 34 a 24, para un servidor será la revelación del Campeonato.

Equipo de ¡Adentro!


Alberto Urdiales, ex jugador de balonmano, y Paco Caro, miembro del equipo de Deportes de TVE escriben este blog especializado en balonmano, el tercer gran deporte de España.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios