« Por la puerta grande | Inicio | Suecia, último obstáculo. »

Dinamarca

Dinamarca es el penúltimo obstáculo que debemos superar en la búsqueda del que sería nuestro segundo título de Campeones del mundo. No es tarea baladí ni mucho menos, pero por supuesto que a los daneses se les puede derrotar. Liderados por el ex-barcelonista Michael Hansen, Dinmarca es el único equipo de este mundial que cuenta todos sus partidos por victorias. Su potencial ofensivo es enorme, defienden al límite del reglamento (faceta en la que destaca sobremanera Kasper Nielsen), cometen muy poquitos errores (lo que obliga a las defensas rivales a un trabajo largo y fatigoso), cuentan con el apoyo infatigable de miles de seguidorres y además su soberbia habitual les lleva a creerse superiores a sus rivales, si a esto le sumamos que están recibiendo alguna "ayudita" de los colegiados en momentos puntuales, hace que el partido de hoy deba ser casi perfecto por parte de los nuestros.Pero también Dinamarca tiene puntos déblides; con el marcador apreetado no se sienten nada cómodos y cometen más errores. Dependen (desde mi punto de vista) en exceso del brazo de Hansen y los buenos pivotes (caso de España) siempre les pone en muchos apuros. Además España sigue en progresión y en el vestuario de nuestra selección se ha instalado un optimismo desbordante, se tiene la selección de que pese a las dificultades se puede ganar a cualquiera. En lo que está todo el mundo de acuerdo es que será un precioso partido de balonmano y el que quiera estar en la final del próximo domingo deberá hacer un partido casi perfecto.

Equipo de ¡Adentro!


Alberto Urdiales, ex jugador de balonmano, y Paco Caro, miembro del equipo de Deportes de TVE escriben este blog especializado en balonmano, el tercer gran deporte de España.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios