« Los viajes de Júpiter | Inicio | Al agua patos »

De cena en Poggio Seco


“La rama dura se quiebra pero la rama delgada con flexibilidad nunca se quiebra”. Estas palabras del filósofo indio Jiddu Krishnamurti solía utilizarlas Bruce Lee. No es la primera vez que a Valentino Rossi las cosas no le van como deberían, pero él se mantiene elástico, como esa rama, y tiene la capacidad de volver a estar erguido tras los dos “golpes” que lleva acumulados.


El primero, en Le Mans, acabando último en una carrera que prefiere olvidar. El segundo: en su jardín, en Mugello. Sí, terminó tercero, pero en un trazado que sólo le había visto ganar a él en los últimos siete años, es decir, en MotoGP. Lo destronaba Casey Stoner (ahora, líder) que vencía por primera vez en la casa de Ducati pero, sobre todo, en territorio Rossi. La vida es así. Unas veces ganas y otras no. Lo importante es eso: mantenerte elástico. Y esa ‘flexibilidad’ la tiene, en parte, gracias al apoyo constante que recibe de todos los que le veneran. Estaba en casa y ahí no podían faltar los suyos.


El jueves 28 de mayo, tres días antes de la carrera, Rino Salucci y Flavio Traversi -presidente y vice-presidente del Fan Club oficial de Valentino- aterrizaron en el circuito: en moto, bronceados y con esa sonrisa afable que les caracteriza. Lo primero que confabulaban era la cena de esa misma noche. Para que os hagáis una idea de cómo es Valentino... Como piloto es uno de los mejores, si no el mejor. Esto hay que reconocerlo. Ha sido y es un máquina, y punto. ¿Y como persona? No todos los pilotos cuando juegan en casa, con los compromisos que eso acarrea, sacan un hueco para estar junto a sus seguidores. Pues Vale, sí.


Como desde hace ocho años, “camuflado” y “escoltado” por su inseparable amigo, Uccio, Rossi se desplazó hasta la curva Poggio Seco. Bermudas, sudadera y gorra. La cita era a las 21:15 horas. Una carpa hacía de local. Manteles de papel, platos y vasos de plástico y, por supuesto, ¡pasta italiana! Los afortunados eran pocos. Valentino y Uccio, discretos como siempre, se sentaban en el extremo de una de las mesas y disfrutaban de unas horas cargadas de buen rollo.


Eso es algo que el italiano también ha aprendido con el tiempo. Aunque a veces no de esa impresión, él es un currante nato. Se prepara y estudia cada uno de sus movimientos. Uno de sus puntos fuertes es la comunicación. Cuenta con gente en el equipo de plena confianza con los que lleva toda la vida trabajando y, además, de todos es sabido que, incluso, le habla a su M1. Pero cuando llega el momento de sacar el pie del circuito (ya sea en su motorhome, en un hotel o en la carpa de Poggio Seco) también es importante hablar de otras cosas, porque aunque su vida gira en torno a su pasión, a las motos, afortunadamente hay otras movidas que también le interesan y gustan.

Cautiva pensar cómo alguien como él sigue disfrutando de las pequeñas cosas, como una cena con los suyos en medio del trazado. Y en esos “suyos” está su amigo del alma, Alessio Salucci, alias “Uccio”. Sí, qué coincidencia, como Rino Salucci. Claro, es su padre. Papá Salucci ha visto crecer al pequeño Alessio y a su travieso compinche Valentino recorriendo en bicicleta y scooter las calles de Tavullia. Valentino es como un hijo para él. “¿Y Uccio no le daba a las motos? –le pregunto. “Sí, sí, le flipan, pero vio que no era lo suyo. A Uccio también le tiran los coches, incluso compite, a veces”. Conversamos durante un buen rato y me doy cuenta que ‘de tal palo tal astilla’. Es igual de majo que su ‘figlio’. “Hemos traído una máquina de hacer nubes con el ‘46’ ” –me comenta exaltado.


Eran las 21’15 horas del jueves. A esa hora, antes de partir para el hotel, decidí dar unas vueltas en scooter por el trazado (algo que procuro hacer en cada uno de los circuitos). Debo reconocer que sólo di una vuelta. Hacía mucho frío. Al pasar por la curva Poggio Seco pude olisquear la cena que estaban degustando.


El domingo, a pesar de que ‘la curva de Rossi’ estaba, como siempre, teñida de amarillo, y a pesar de que las nubes con el ‘46’ flotaban en el aire, Rino, Flavio & Cía. no pudieron disfrutar de la que hubiese sido la octava victoria consecutiva de Valentino en su jardín (la décima si tenemos en cuenta las tres cilindradas). De todas formas como dice el protagonista (apretando los dientes) “subir al podio en casa está bien”.


Y, como siempre, se repitió el ritual. Los “tifosi” invadieron la pista para poder estar cerca del podio, cerca de su ídolo. Igual desde casa no se aprecia con tanta intensidad, pero creedme que es una locura. El año pasado despedía el programa desde la torre de control, encima de una rejilla, y desafortunadamente llevaba un vestido. Éste año, aprendida la lección y con tejano, os decíamos adiós desde Mugello, y también decíamos “ciao” a esa racha de triunfos consecutivos de Rossi. La rama de Valentino seguro que vuelve a estar rígida de cara a la próxima cita: el Gran Premio de Catalunya. El año que viene el Mundial volverá a Mugello y, el jueves antes de la carrera, Valentino y Uccio, probablemente seguirán yendo DE CENA EN POGGIO SECO.


Las fotos son del gran Rino. Se lo propuse y me hizo el favor. Le di la cámara y me puse a hablar con Matteo Flamigni, telemétrico de Rossi. A los cinco minutos regresaba el presidente Salluci y me pedía que le enseñase a manejarla. Pero no había manera de ponerla en funcionamiento. ¡Me había olvidado la batería que estaba cargando en el autobús de TVE!


Entre risas y algo sonrojada fui a por la batería. “Eso es que estás enamorada” –se reían. “Va a ser que no” –contestaba ruborizada. El viernes Rino no vino al circuito y el sábado tras los entrenamientos de clasificación me acerqué al hospitality de Yamaha. Valentino aparentaba estar “bien”, pero todos los que estábamos presentes sabíamos que el cuarto puesto de los cronometrados no era del todo de su agrado. Las fotos de la invasión de pista son de mi amigo Kim. Él es un crack y, entre otras muchas cosas, un gran lazarillo cuándo en los previos del programa nos tenemos que desplazar corriendo (Juanjo –mi cámara-, Edu –su ayudante-, él y yo) de un sitio a otro. Grazie Rino, grazie Flavio, gràcies Kim.


PD: Felicitats al Barça, a Lorenzo, a Bautista, Terol y Simón. Me alegra saber que Sete regresa en el Gran Premio de Catalunya y ojalá Dani se recupere pronto.

14 Comentarios

Como casi todos los campeones de algo Rossi es una gran persona y como tal tiene no solo fans que lo adoran, si no tambien amigos como estos de estas fotos, con los que comparte dias de gloria y de vez en cuando dias de olvidar, mis mejores deseos a esta excelente persona a la que los laureles no lo ponen a dormir.

Clica sobre mi nombre

Jo, que ilusión... pincho a ver cómo me ha quedado mi post salmantino -tú eres más internacional- y veo que en ese momento están "enfrentadas" nuestras entradasen el blog (cada uno a lo suyo).
Besos.
PD.-Ya sabes que eres mi presentadora favorita...
(anda, ahora que me doy cuenta, si esto es público y se va a enterar la gente... el lector...)

que guapa estas.me encantas

Krishnamurti, please.

Un saludo,
N.

genial! me ha encantado! la verdad es que es un tio que se hace querer, un poco payasete a veces, pero siempre con un humor muy blanco, muy tranpsarente.

en fin, que sigas asi, que te lo curras un monton!!

Un comentario fantastico!!!!! La verdad que Valentino es el mejor dentro y fuera de la pista!!!
Tuvo que ser muy bonito todo el espectaculo vivido en mugello y aunque Rossi no gano, fue maravilloso verlo en el podio.
Un saludo

es fantastico fenomenal y maravilloso!!!
ya savemos que es humano y tambien puede tener fallos como otro cualquiera los tifossis pensamos como el ser tercero en mugello tambien esta bien el mundial no e gana en mugello hay mas circuitos ¡¡¡FOZA ROSSI!!!
ainoha me gusta como haces las retransmisiones bravo sigue asi tu y tod el equipo hasta luego a cuidadrse ciao

Vaya telaaaaa..... al final, vas a conseguir que me caiga bien Rossi, otra vez...

V´s.....

Me ha gustado mucho.... Ainhoa

Besos, castos

Grazie es con una sóla " Z "

De verdad Ainhoa, no eres mas tonta porque o entrenas. Parece que escribes para niños pre-adolescentes, bueno es que tu no as salido todavia de la edad del pavo, solo hay que ver la foto de este blog.,.....lo haces a proposito o te sale de manera natural. Este nuevo peridodismo Fashion/Guay de la muerte que haceis es auentica basura.

Pues me ha gustado el comentario.
Qué grande Valentino, cenando con sus fieles. Desgraciadamente no es algo muy común entre los super cracks del deporte.

Y eso de una vuelta heladora en scooter a Mugello... tiene que ser una gozada!

Nos leemos, sigue así.

It's the bambu. Be water my friend it don't breaking ever.
Rossi el mejor piloto que hay actualmente, espero que Dani lo supere algún dia.Grande Ainhoa.

Jajajajaja interesante dato el del vestido! Tenias que estar super cómoda con mil tifosis gritando como locos desde abajo! jajajajaja Pero bueno, te ríes de ello que es lo importante! Te leo transparente, sincera, real y cercana. Me gusta!

Felicidades!

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Ainhoa Arbizu


Ainhoa Arbizu es una de las enviadas espaciales de TVE a los grandes premios del Munidal de Motociclismo.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios