« Indefensión adquirida | Portada del Blog | FEROZ »

¡Oh, "santa" Navidad...!

    viernes 20.dic.2013    por Miguel Castro    4 Comentarios

 Paseo por la Puerta del Sol de Madrid con una gran amiga. Vemos el dorado árbol de Navidad que han colocado en el centro de la plaza. Mi amiga me comenta que me fije en los símbolos que lo adornan: son bombos de la lotería. 2013-12-16 19.25.06 Un predicador, subido a un cajón que se encuentra a los pies del árbol, habla de la figura de Jesús de Nazaret. Cuatro personas escuchan con atención sus palabras. Una pareja pasa por delante del predicador sin detenerse. Su destino final es uno de los puestos que vende lotería de doña Manolita. Mi amiga se marcha, la acompaño a la estación de metro de Vodafone Sol.

 Mis recuerdos me llevan muchos años atrás cuando descubrí la inscripción del origen de las carreteras de España, el llamado kilometro cero. Fue más o menos en el tiempo en el que mi padre se pasaba los viernes por la tarde rellenando boletos de las quinielas. Mis hermanos me contaron que una vez nos tocó una de catorce en las quinielas. Al parecer no fuimos los únicos a los que les tocó, hubo muchos, pero el premio dio para que los ocho: mis cinco hermanos, mis padres y yo, nos fuésemos en un cuatro latas hasta Motril a pasar unos días de vacaciones. Mi padre siguió insistiendo, esperando acertar de nuevo, al igual que multitud de españoles que veían las quinielas y la lotería como la única posibilidad de salida de una situación económica asfixiante. 

  Renault_4

Con el recuerdo no me he dado cuenta de que mis pasos me llevaban camino de casa por un itinerario nada habitual. Veo por vez primera algunas calles que están al otro lado del río, a un centenar de metros de mi casa. Y en mitad de estas calles llama mi atención un centro de meditación del que había oído hablar y al que nunca había concedido tiempo. El lugar es un paraíso de armonía, el trato es hospitalario, próximo, humano. Improvisamos una cena después de la meditación: un par de empanadas y unas cervezas. La conversación es animada, hay confianza pese a que algunos acabamos de conocernos. Entre broma y broma, comento extrañado lo del árbol repleto de bombos de lotería. Me dicen que la razón es que ha sido Lotería Nacional quién lo ha pagado. Un chico joven me comenta que también Papá Noel vestía de verde originariamente y una campaña publicitaría en 1931 transformó su vestimenta adaptándola a los colores de Coca Cola. Y así se quedó: con el color rojo y blanco, haciendo desde entonces una publicidad nada subliminal de la marca.  Me doy cuenta de lo ingenuo de mi comentario.

Verde

Papa_NOEL_COCA_COLA

 A la mañana siguiente reviso los temas de los que quería haber hablado en el blog y que han quedado relegados por la visión del árbol de los bombos de "ilusión", y por un paseo no dirigido repleto de sorpresas. Le echo un vistazo a un libro y una película que llevan encima de mi mesa varias semanas. 

El libro es La oficina en New Yorker, una excelente recopilación de chistes de la formidable revista estadounidense. Vuelvo a ojearlo fascinado y llama mi atención esta viñeta.

2013-12-19 10.46.01

En el prólogo del libro, Jean Loup Chiflet, editor, escritor y periodista que ha hecho la selección de las viñetas, afirma que "nuestra vida profesional llena de códigos, ritos y sobreentendidos, puede ser una mina de oro para los humoristas". 

Dejo el libro encima de la mesa y releo la carátula del  blu ray de Antes del anochecer. de Richard Linklater. Una joya, como lo son Antes del amanecer y Antes del atardecer. Una trilogía que retrata a la perfección la visión del amor a los veintitantos, a los treintaytantos y a los cuarentaytantos.

Descarga (1)

Descarga

 

 

 

 

 

 

Antes del anochecer, tiene el poso que dejan sobre el amor: las responsabilidades, los niños, el día a día, la falta de tiempo propio, las frustraciones profesionales, y  la necesidad de reinvención permanente de la relación. 

Mi amiga, la que me enseño el árbol de Vodafone Sol, lo acaba de dejar con su pareja. Me lo estuvo contando un poco antes en un café en el que compartimos pensamientos sobre relaciones emocionales en un mundo que nos impulsa a que no nos paremos, a que continuemos su delirante ritmo. Me acorde entonces de unas palabras del monje  David Steindl-Rast en una charla que dio en Edimburgo en el TED Global: "La vida puede ser como cruzar una calle, tal y como se lo contamos a un niño. Es preciso detenerse, mirar, y entonces avanzar."

Precisamos encontrar paradas en nuestro día a día en las que podamos mirar: detenernos y mirar para seguir avanzando.

Descarga (2)

Siguiendo el consejo del monje David regreso a Vodafone Sol. No me he traído mi teléfono móvil, así que no puedo distraerme. Me pregunto si realmente necesito un árbol de Navidad, me pregunto ¿qué es la Navidad?, me pregunto si realmente mi familia necesitaba que nos tocara una de catorce en las quinielas. Sólo esas preguntas, de momento. No me quiero cuestionar nada acerca del trabajo, ni de las relaciones emocionales, no quiero bloquearme. Cuando resuelva lo del árbol, lo de la Navidad,  y lo de mi familia seguiré camino. Mientras tanto te deseo que, estés donde estés, detenido o en continuo movimiento,  seas muy feliz. A mí me queda aquí un rato hasta que la luz del semáforo se ponga verde. Por cierto: qué de gente hay en la Puerta del Sol mirando el árbol.

 

En facebook:  detrás de la trama

En twitter:  @MiguelCastroU ,  @detrasdlatrama

[email protected]

Categorías: Actualidad , Cine , Religión

Miguel Castro   20.dic.2013 11:46    

4 Comentarios

GRACIAS POR TU DESEO DE FELICIDAD QUE QUIERO COMPARTIR CONTIGO

viernes 20 dic 2013, 20:05

Pues yo estoy en si pongo árbol y Nacimiento o sólo árbol, o nada.
La Navidad en origen es una celebración para los creyentes, y para los comercios siempre ha sido un sustento (queda mejor que negocio), por eso no me extraña lo de Papá Noel, por cierto que serían los Reyes Magos, Noel es una importación americana, todo, si se mira bien son patrañas. En unos días hay que ser mejor con el vecino, con el pobre, con...
Me ha encantado la viñeta de Chiflet.
Y me ha gustado el monje Steindl-Rast, sobre la gratitud.
La lotería, las quinielas..., son el sueño de muchos, pobres, menos pobres y ricos, eso de no dar ni golpe, es connatural con nuestra naturaleza.
Pero pensándolo bien el árbol también es importado, ¿dónde está el Belén?. La Navidad era un niño que nacía en un portal de Belén, en un pesebre, no era un árbol con bombos de la lotería. La verdad es que con tanta confusión no me extraña que ya no crea.

Muchas Felicidades siempre y también en estos días para todos

Carmen

sábado 21 dic 2013, 17:25

Feliz Navidad!!!

sábado 21 dic 2013, 21:18

Son más de las diez de la noche del seis de enero, por lo que ya se han acabado estas fiestas en las que luces, adornos, comidas, compras, regalos y atascos cobran el principal protagonismos de jornadas para algunos maratonianas en grandes superficies comerciales.
La paradoja es que los sentimientos afloran cuando oímos una conocida melodía con la que se nos encoge el corazón "Vuelve a casa vuelve...vuelve a tu hogar", son unos milisegundos mágicos que nos transportan a los mejores sentimientos de estos días que celebran el nacimiento de Jesús hace más de 2.000 años.
Prueba superada. Todos los días, alguien nos tendría que recordar que es Navidad, pero por favor que no sea un turrón.

lunes 6 ene 2014, 22:18

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Miguel Castro Uceda

Bio Detrás de la trama

“La cura contra el aburrimiento es la curiosidad. No busques un remedio para la curiosidad: no tiene cura.” Dorothy Parker. De esta cita nació este blog, con el propósito de poner remedio a esa curiosidad que nos hace buscar, escarbar, investigar… Una búsqueda a la que hay que intentar añadir un pequeño esfuerzo para que el trabajo no sea en balde, e intentar que surja…, de una imagen, de una palabra, de una música…, algo parecido a una idea. Y, si fuera posible, trabajar esa idea y conectarla a otras áreas del conocimiento. Un viaje que me gustaría que hiciésemos juntos. Atentos pero relajados: con el corazón y la razón dispuestos a abrir los sentidos; con la precaución necesaria para evitar que, como dice el refrán, la curiosidad mate al gato. Cuento contigo.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios