« DEFENDER EL BULO. Periodistas y políticos en ataque de nervios. | Portada del Blog | Seamos valientes: la Tierra grita. »

Me afecta + me irrita = me activo

    jueves 24.sep.2015    por Miguel Castro    1 Comentarios

En unas jornadas sobre medios de comunicación, M. levanta la mano pidiendo la palabra para contestar a la pregunta que acabo de hacer: ¿Cómo se puede divulgar entre la ciudadanía la importancia que tiene la información?

M. contesta: “Nosotras dimos un curso en un instituto, en un entorno con un alto riesgo de exclusión social. Pusimos en una pared unos recortes de noticias que hablaban de jóvenes de la misma edad que los que teníamos en nuestras aulas. Había grandes titulares que hablaban de la generación nini, del botellón, de falta de curiosidad y de carencia de entusiasmo… Después de leerlo vieron que todas esas informaciones hablaban de ellos, comprobaron que eran informaciones que les afectaban, y es más: les irritaban profundamente.  Sólo con esto se dieron cuenta de la importancia que tiene la información y los medios de comunicación. Si alguien siente que algo le afecta y al mismo tiempo le irrita, asimilará rápidamente la importancia del mensaje.  ”

Acaba el debate y M.  me cuenta que ahora vive en Bruselas, que ha tenido que mudarse porque aquí no podía sobrevivir.  Miro su currículo en la wikipedia  y en su propia página web,  y me irrita profundamente que una profesional que:  a los trece años ya estaba en una organización solidaria, que tres años más tarde era presidenta de esa organización; cuyos estudios están plagados de matriculas de honor; que es una experta en medios de comunicación comunitarios; con todo ese perfil, con todo ese talento, tuvo que marcharse fuera de España.

Bruno catalano

Escultura de Bruno Catalano

Es posible que a ti, que estás leyendo este post, comience a indignarte esta historia. Todo esto nos irrita cuando lo leemos, cuando lo vemos, pero la verdad es que no nos afecta, no va con nosotros. Nos preocupa un rato, el tiempo en que por nuestra mente circula otra idea y se deshace de la anterior. Nos irrita, pero no nos afecta.

El runrún de las jornadas esta bañado por la inminente cita electoral. En plenas elecciones catalanas, la intervención de M. no queda en saco roto. ¿Se han sentido los catalanes afectados e irritados por todo lo acontecido durante estos cuatro años? No se entiende que pueda haber otro motivo que el compartir esa irritación para explicar una unión tan atípica como la protagonizada por Artur Mas y Oriol Junqueras.

Algunos de los que me rodean que no son de Cataluña, parecen sentirse un tanto hastiados de un debate que ya no les afecta, y encima se ha convertido en el día de la marmota y parece querer adormecerles desde hace más de treinta años: por lo que ya no les irrita lo más mínimo. Simplemente no entienden nada. Parece como si contemplasen una película con demasiado argumento y muy poca trama.

Algo extrapolable a todo tipo de temas. Es como si, poco a poco, los ciudadanos hubieran vuelto al estado de aletargamiento, de la aceptación, del esto es así y no hay quién lo cambie, el estado previo al 15M. Muchos años adormecidos hasta que, de repente, algo les despertó. La crisis les afectaba, nos afectaba. Y no solo nos afectaba, nos irritaba. Día tras día la televisión hablaba de nosotros y no nos gustaba lo que en ella se decía: “habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades”. Afectados + irritados = activos.

Los-Indignados-Madrid

Ese momento parece que para muchos terminó. Hizo falta, entre otras cosas, un “ buen repaso” a los medios de comunicación: unos cuantos despidos de directores de periódicos;  el control político de las televisiones, radios y agencias de noticias públicas, para que la información fuera la apropiada, para que no se hablara de los problemas, de la crisis, para lavar la imagen del país: que nadie se sintiera afectado, ni irritado. A esto, hubo que añadir, a última hora, un  nuevo concurso de adjudicación de canales de televisión cuya resolución coincidirá con las elecciones generales, para que los canales comerciales de televisión sean conscientes de lo que se están jugando en estas fechas si se pasan de la raya en la crítica política.  

 Pero todo esto parece que no nos afecta, que no nos irrita, que no nos preocupa. Permíteme que ahora te tutee, amigo, que estás leyendo este post, que tal vez hayas tenido la televisión puesta hace unos minutos, o hayas leído hoy un periódico que ya no reconoces, permíteme que te pregunte: ¿te has planteado dónde se informan los que te informan? ¿Qué información te llega a ti? ¿Te has planteado que tienes derecho a “comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión” (artículo 20 de la Constitución Española)?

Disculpa que a partir de ahora tal vez eleve un poco el tono, sin llegar a la vehemencia, pero es que me siento ligeramente afectado e irritado por lo que veo, con lo que leo. Afectado e irritado con lo que quieren hacer de nuevo con Telemadrid, el mismo partido que arruinó el prestigio y las finanzas de una cadena que pasó de ser de todos para convertirse en la televisión de sólo algunos, sin que haya habido condenas por semejante tropelía, ni gasto resarcido a los ciudadanos de esta Comunidad por tal despilfarro social y económico. 

Telemadrid

Según han declarado los comites de empresa de Telemadrid y de Onda Madrid: "De aprobarse este Proyecto, la radiotelevisión madrileña pasaría de estar “politizada” por una mayoría en el Parlamento Regional a estar “politizada” por un Gobierno en minoría." Y añaden que: "es significativo que el texto, que elimina el Ente Público RTVM y crea una nueva sociedad anónima mercantil única, contemple una “Junta General de Accionistas“ formada exclusivamente por el Gobierno del Partido de Popular y deje la mayoría de las decisiones en manos de una autoridad audiovisual regional que no es otro que el vicepresidente del Gobierno de la Comunidad."

Quería compartir también contigo, amigo lector, que hay otro motivo para sentirme ligeramente afectado e irritado: se trata de una de las primeras medidas tomadas en la televisión de Castilla La Mancha por el nuevo Gobierno de esta Comunidad: han decidido nombrar como jefe de Informativos a un joven que terminó la carrera hace dos años, y que no tiene ninguna experiencia en dirección. Tal vez sea un genio, nadie podría ponerlo en duda viendo a M., son una generación de gente muy cualificada, pero si es así, por favor, hay que explicarlo, razonarlo, con transparencia y argumentos de los motivos de la elección, porque no parece que genere mucha confianza la forma en la que se ha obrado en este caso, y más viniendo de donde se viene: hay que dar ejemplo. Si los dirigentes socialistas que gobiernan la Comunidad ahora quieren cambiar las formas utilizadas en la negra etapa de Cospedal, deben de explicar decisiones como esta.  

Hasta aquí llego con los comentarios ligeramente airados,  porque te contaré algo, ahora que estamos en confianza. Hace ahora más de un año que un colectivo de profesionales de los medios de comunicación que se denominan La tele de todos, se reunieron, se organizaron y, tras mucho trabajo,  han publicado un informe donde cuentan,  página a página, como se construye una televisión pública, rentable, independiente y productiva, en este país. Me quito el sombrero por ellos, por todas las jornadas de trabajo que nos han regalado para escribir ese esplendido informe en el que figura que tú, querido lector, estarías directamente representado en los órganos de gestión y de administración de tu televisión pública, la de todos, la que entre todos podemos hacer plural, democrática, independiente, y no un juguete al servicio ideológico del gobierno de turno. 

 ¡Qué acabas de hojearlo! ¡Qué vaya tocho! Entiendo, la verdad es que a mí me pasaría lo mismo con un documento elaborado, por ejemplo, por inspectores de Hacienda. Te entiendo. Estás ahí, en el sofá, con el mando a distancia… Y, en la tele, no hablan de ti, pero tampoco te importa. No hablan del hospital en el que trabajas, con todo lo que pasa allí, ¿verdad?, ni del instituto, ni de nada cercano que te importe, pero sí de muchas cosas que te afectan… por lo menos un rato, pero no te irritan porque están todas muy lejos, le pasan a gente de otros países. Todo de lo que hablan le pasa a gente que está muy lejos. ¡Qué se puede hacer!  

  Entre tú y yo, te propongo un trato: nos vemos, me cuentas lo del hospital, lo del instituto, lo de la oficina, lo del ministerio, lo de la pensión de tu madre… y yo te explico un poco más lo de la tele, lo de la información, que ya sé que es un poco denso, te lo cuento un poco mejor. Y después, si quieres, en lugar de tomarnos más cañas, y pasar a la fase de olvidarlo todo hasta el día siguiente, tal vez podamos difundir el documento de La tele de todos, y otros muchos que han escrito en el ministerio, en el instituto, en la comisaría, en la fábrica, en Hacienda... No sabes la cantidad de gente que está trabajando para que todo cambie y no siga igual. Lo hacen porque les afecta, les irrita, y tienen energía, inteligencia, y capacidad de trabajo para intentar cambiarlo, y para desoír a los que pretenden desanimarlos. ¿Aceptas el trato?

 555562_514783598558448_1447198334_n

                                                                                    http://teledetodos.es/

 

  detrasdelatrama@gmail.com

@miguelcastrou

@detrasdlatrama

Facebook: Detrás de la trama y  Miguel Castro Uceda

 

Categorías: Actualidad

Miguel Castro   24.sep.2015 19:13    

1 Comentarios

No todos somos tan valientes ni tenemos tu integridad pero creo que cada vez somos mas conscientes de que en nuestro pequeño ámbito tenemos que cambiar el mundo. Gracias por tu lucidez y honradez.

viernes 25 sep 2015, 21:10

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Miguel Castro Uceda

Bio Detrás de la trama

“La cura contra el aburrimiento es la curiosidad. No busques un remedio para la curiosidad: no tiene cura.” Dorothy Parker. De esta cita nació este blog, con el propósito de poner remedio a esa curiosidad que nos hace buscar, escarbar, investigar… Una búsqueda a la que hay que intentar añadir un pequeño esfuerzo para que el trabajo no sea en balde, e intentar que surja…, de una imagen, de una palabra, de una música…, algo parecido a una idea. Y, si fuera posible, trabajar esa idea y conectarla a otras áreas del conocimiento. Un viaje que me gustaría que hiciésemos juntos. Atentos pero relajados: con el corazón y la razón dispuestos a abrir los sentidos; con la precaución necesaria para evitar que, como dice el refrán, la curiosidad mate al gato. Cuento contigo.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios