5 posts con categoría "Actualidad"

Help!

Me  llamaron ayer de Universal para decirme que van a sacar Help! en Blu Ray, y que si nos parecería interesante dar su lanzamiento en Días de Cine. Confieso que me pilló de sorpresa, a mí, que me precio de estar al tanto de todo lo que se cuece en lanzamientos. Pero claro, no se puede estar a por todas al 100%.

 

Yo soy de aquellos que vio por Televisión (Española), en el año 1973 “Que noche la de aquel día”. Especifico voluntariamente lo de Española, porque de un tiempo a esta parte, parece que la memoria visual de este país la han hecho algunas cadenas privadas que usan de forma inmisericorde, y sin ser perseguidas por ello, ( o sea, "por la cara") todo el material documental del archivo de TVE. Podría dar decenas de ejemplos, pero esa es otra historia.

 

Decía que yo fue de los que vi “A Hard day´s night” en aquel pase televisivo de 1973. Yo tenía 13 años casi recién cumplidos. Al día siguiente, en el colegio todos hablábamos de aquella película tan fresca, tan exultante, tan “molona”como decíamos los chavales de barrio de entonces.

 

Yo de pequeño (más pequeño aún) había visto por la tele los ”cartoons” (los dibujso animados en castellano de barrio madrileño) de Al Brodax, y por supuesto, eran muy divertidos, muy “pop”, y tenían unas canciones estupendas.

 

En mi casa había un libro de “La biblioteca básica Salvat-RTV” (100 libros a 25 pesetas cada uno, lo de RTV vaya usted a saber que era), que se llamaba "Vamos a hablar de cine”, el número 51 de esa colección, que firmaba  José María García Escudero, y que leí decenas de veces. Lo reconozco, he sido un neurótico compulsivo desde niño. También veía los atlas y los mapas una y otra vez hasta conocérmelos de memoria. Luego con los años he visto, literalmente, decenas de veces muchas películas que me gustan, o he leído libros también muchas veces. Con las canciones ya he perdido la cuenta.

Vamos-a-hablar-de-cine-jose-m-garcia-escudero-salvat-rtv_MPE-O-8228245_330

O sea que leía y releía aquel libro, donde, además de unas fotos fascinantes de “2001, una odisea espacial” (O quizás me equivoco de libro Salvat con el propio 2001, película que vería unos cuantos años más tarde después de haber leído mucho sobre ella, como de tantas otras pelis,).

RTV_2001_ODISEA

Había al final de ese libro "Vamos a hablar de cine" unas listas con “las mejores películas de la historia del cine” y entre las incuestionables (que yo no sabía que eran tal) como “Ciudadano Kane”, “Luces de la ciudad”, “Ladrón de Bicicletas” o “Cantando bajo la lluvia”  (que yo aún no había visto, teniendo como tenía 8 o 9 años, y tardaría tiempo en ver) estaba una que me llamaba la atención “A hard day´s night” de la que se hablaban maravillas de las que yo no podía discernir nada en claro, al ser mis entendederas tan cortas como mi edad.

Vamos-a-hablar-de-cine-jose-m-garcia-escudero-salvat-rtv_MPE-O-8228245_5429

No sé cuando se hace uno fan acérrimo de algo. Yo al menos no puedo poner fecha a mi condición de beatlemano irredento. Se lo que se, que ya he contado antes, y que, seguramente a causa de ver como tantos chavales “Que noche la de  aquel día” en aquel pase televisivo del 13 de diciembre de 1973, me convertí definitivamente a la causa. Tampoco se cuando me convertí en cinéfilo, pero recuerdo con exactitud casi inquietante películas que vi de muy pequeño en el cine o en televisión. Aunque esto abre otra vía que no viene al caso, diré que recuerdo de forma imborrable haber visto por televisión, en un espacio del “UHF” o sea, la “segunda cadena”, lo que ahora es La 2, “Nosferatu” de F. W. Murnau,  “El manuscrito encontrado en Zaragoza” de Wojciech Has o “El Hombre ilustrado” de Jack Smight (dicen que Zack Snyder está prepaando un remake) y que las tres me impactaron profundamente.

 

Pero ¡que pelma soy! Empiezo a parecerme de forma bochornosa al “abuelo Cebolleta” (si no sabéis lo que eso significa, entonces es que lo soy, y si lo sabéis, tambien). Volvamos a Help!  Y Los Beatles.

Atracándome de canciones y todo lo que los 70´s podían ofrecer al respecto, llego a otro momento que tengo bien grabado en mi memoria. Filmoteca Nacional en el Cine Covadonga, años ha, calculo que en torno al año 76 / 77, cuando por fin pude ir a ver “Help!” al cine (no la había visto, claro). Mi primera sorpresa fue la enorme cantidad de gente que había en la calle. Rápidamente salí de dudas: todos estábamos allí para verla. Durante los siguientes 8 años aproximadamente, vi esa película, “Help!”, “Yellow Submarine” y “Let it be” repetidas veces en la Filmoteca Nacional a través de sus diferentes sedes itinerantes de aquellos años. El ya mencionado Cine Covadonga, El Cine Principe Pío, El cine Torre de Madrid, y la sala de El Circulo de Bellas Artes (donde también veía cada vez que se ponía, TODAS las veces que se ponía “The quiet man”).

Cada vez que íbamos a verlas pasaba lo mismo. Obvio es decir que las copias de aquellas películas eran “Ragged Glory” (ahora le robo la expresión a Neil Young). Cientos de personas haciendo cola. Sensación de fiesta que luego lo era realmente ya viendo las películas. A veces era una. Otras veces eran dos, y algunas veces, incluso eran las 3 seguidas.

 

Si veíamos Help! nos partíamos de risa con aquella película que era una parodía salvaje de las películas de James Bond y que ponía en solfa el Imperio Británico y toda su pompa y boato.

 

Si veíamos “Yellow Submarine” alucinábamos en colores, literalmente hablando, con aquel viaje psicodélico que parecía de otra galaxia creativa. ¿Cómo podían hacerse cosas como aquella?  Aún hoy me lo pregunto. Además, claro, las canciones eran una pasada  Y para colmo, al final de la peli, con aquel “all together now” ya salías del cine con gansa de subirte por las paredes de puro contento.

 

Y si veíamos “Let it Be” nos asombrábamos de aquel “cinema verité” en el que se veía la desintegración de “nuestro” grupo. Las canciones volvían a ser una requetepasada. Recuerdo que cada vez que salía Yoko Ono el  abucheo era gigantesco. Y salía unas cuantas veces. Y además, claro, estaba aquel concierto en el tejado de Apple Records filmado el 31 de Enero de 1969… ¿eran conscientes Los Beatles que aquella frase con la que se cerraba aquel concierto, y la película “espero que hayamos pasado la prueba” era algo más que un chascarrillo de John Lennon?...


The Beatles - Rooftop Concert (London Original... por STARDUST72 

Años después, muchos, ya vi en cine en condiciones “A Hard day´s night”. Fue con motivo de su lanzamiento, ¡ por fín! en DVD. Debo decir que inquieto como soy, ya había comprado en USA y Australia, respectivamente, “Help!” y “Magical Mistery Tour” en DVD.  Luego saldría en España ya “A Hard Day´s Night” y más tarde “Help!”.

El primer DVD que compré fue “Yellow submarine”, en 1999, cuyo lanzamiento en DVD coincidió con la primera remasterización del catálogo de The Beatles y la reedición (o mejor: nueva edición) de la música de la película, en lo que George Harrison llamó “The original Songtrack” (que me perdonen los puristas, pero así lo llamó). Aquel DVD, precioso, en su caja amarilla, no era anamórfico,  pero era una gozada. Hace un año salió en Blu Ray y por supuesto lo compré. También compré hace unos meses la remasterización de “Magical Mistery Tour” en Blu Ray.

 

Y debo confesar que tengo una copia no del todo oficial de “Let it be” (y algunas cosas más) a la espera que quien tenga a bien, saque una edición como se merece. También tengo comprado un DVD con 15 o 20 “cartoons” de la serie de animación con no demasiado buena calidad y que me da que pensar en su “autenticidad”, aunque no por ello deja de ser una joyita.

Mi pasión por Los Beatles (y el cine inspirado en ellos) se extiende, claro, mucho más allá de sus propias películas. Desde “The girl can´t help it”, esa película pop de Frank Tashlin que los Beatles iban a ver infinitas veces al cine en su juventud porque salían sus ídolos hasta las recientes

 

 “Nowhere Boy”, “Across the universe”, pasando por esa evocación del nacimiento de la beatlemania en USA que es “I wanna hold your hand”, de Robert Zemekis.

 

  “Backbeat”, la evocación de sus tiempos de Hamburgo o “Two of Us”, una película sobre un supuesto encuentro de John Lennon y Paul McCartney en Nueva York en 1975, o más recientemente, “Rockshow”, película de la gira USA de 1976 de Wings, estrenada en salas en 1980 y ahora editada flamantemente en DVD y Blu Ray.

 

Y como decía John Lennon en “Grow old with me”, “The best is yet to be”

To be continued..a s usual by @Gerardo_DDC

 

Categorías: Actualidad , Cine , Libros , Música , Televisión

Gerardo Sánchez   27.jun.2013 15:31    

El hombre, por fín tranquilo

No recuerdo exactamente, con la nitidez de otras veces, cuando vi por vez primera “The quiet man”, Si se que fue en la Filmoteca Nacional, hace más de 30 años, en una copia muy mala. Pero si recuerdo nitidamente el grado de felicidad que me produjo, algo que se ha reproducido con igual intensidad las muchas veces que la he visto desde entonces.

 

El título de este post viene por el hecho de haber podido ver este año, en el que pude ser fácilmente mi 40 ó 50 visionado de la película, por fin la película en condiciones: restaurada de forma primorosa, sin esos colores desvaídos, y sin esa especie de “flou” que no era tal. (Winton C. Hoch era un gran director de fotografía, y ahora lo vemos). Fue hace un par de meses en los Cines Verdi. Ayer mismo me llegó de Amazon el Blu ray con esa maravillosa película en condiciones. (Hay editada en Blu Ray desde antes incluso de reponerse en los Verdi una copia pirata con los subtítulos desincronizados y un final abrupto).

 

 

Yo he llegado a ver “El  hombre tranquilo” en el Cine Pompeya, de La Gran Vía (que ya no existe)  muchas veces cuando se repuso en los 80. Y en La Filmoteca la veía cada vez que la ponían. Y todas las veces que la ponían. Es decir, que si una semana se ponía 7 veces, yo la veía esas 7 veces. En total, ya digo, puedo haber visto “The Quiet man” unas 50 veces. Y no exagero.  Me se los diálogos (en inglés) de memoria, cada gesto, cada pausa.. y sin embargo, cada vez que vuelvo a verla me vuelve a sorprender un pequeño detalle que me había pasado desapercibido. Eso es lo que define a una obra maestra.

Mi secuencia favorita en Días de Cine

No voy a contar aquí nada especial de “El Hombre Tranquilo”, porque ya muchos más listos que yo han contado lo que había que contar sobre ella. Es cierto que nuestras emociones son nuestras, y de nadie más y que lo que uno siente es de uno solo y para siempre.

Dentro de mi frikismo (aunque me tengo por un tipo muy normal, creo) puedo decir que durante estos años he llegado a comprar hasta 4 copias “all over the world” de la película en DVD. Que he comprado hasta 2 Bandas Sonoras (no el “Original OST, una lástima, porque esas canciones son maravillosas, y la música de Victor Young preciosa) y que en su día hasta compré el guión y que tengo algunos “gadgets” más de la película.

 

Es cierto que no he visto la película en DVD o BLu Ray ni con mucho la mitad de veces que en el cine, y que mi memoria es la de esas proyecciones, básicamente. Ahora veo la chaqueta de John Wayne con una nitidez asombrosa, y “ese pelo rojo” de Mary Kate Danaher que parece que pueda tocarse. Por cierto, el nombre de Mary Kate viene de Mary, la mujer de Ford, y de Kate, Katharine Hepburn, novia, amante, compañera de fatigas tiempo atrás.

Solo me queda recomendarla encarecidamente. Yo la volveré a ver, seguro. Ayer la chequee y estuve partiéndome de risa con la pelea homérica entre el pelirrojo Danaher, Victor Mclaglen, y Sean Thorton, John Wayne.  Tambien recuerdo la primera vez que la pasaron por TVE. Avisé a todos mis amigos que la vieran. Fue una fustración. Con el doblaje aquella película no parecía la misma.

Esto me recuerda otra cosa de la que hablo a menudo. Para bien o para mal, mi educación sentimental cinéfila, las películas que he visto en la sala de cine, se basa fundamentalmente en copias que dejaban bastante que desear. Recuerdo, esta vez si con una nitidez extrema, la primera vez que vi “The African Queen”.

 

Esa vez fue en la subsede que la Filmoteca tenía en su día en el antiguo Museo de Arte Contemporáneo. Yo me escaqueaba de las clases los viernes para ir al pase de las 12, y fue en uno de ellos donde la vi. He tardado años en poderla ver en condiciones. Antes de editar en España la copia restaurada en DVD y Blu Ray hará un año, sólo existía la copia de Manga, que era penosa. Como soy un inquieto, hará ya dos años y pico que compre el Blu Ray en USA.  Y efectivamente, Jack Cardiff era un grandísimo director de fotografía.

 

Lo mismo puedo decir de “Citizen Kane”. Durante muchos años estudiamos (primero) y leímos sobre su portentosa fotografía a cargo del gran Gregg Toland. Lo que pasaba es que eso no lo veíamos en las proyecciones. Luego, en la copia que editó en España en su día ( y que aún es la única existente aquí) Manga Films, pues tampoco. Pero hace ya bastante tiempo que en USA estaba disponible la copia restaurada en DVD. Entonces si, pude comprobar lo grandísimo que fue Gregg Toland. Luego, cuando se editó en USA hace cai ya dos años, la película en Blu Ray, de nuevo la compré.

 

Otra joya en condiciones, (en Blu Ray) que tengo ahora en mis manos es “Tokio Monogatari”, es decir, “Cuentos de Tokio”, esa maravillosa película de Yasujiro Ozu que bebía de “Make way for tomorrow” (Dejad paso al mañana) , la película de Leo McCarey (el mejor director del mundo según John Ford) que hizo llorar a Orson Welles como ninguna otra película.

 

Películas como “Cuentos de Tokio” son imposibles de contar. Hace pocos años veía su sombra muy nítida en otra hermosa película, “Cerezos en flor” de Doris Dörrie.

 

De modo que como cinéfilo y amante de “The Quiet man” estoy, por fin tranquilo, Y sin embargo, mis recuerdos de todas estas películas son de penosas proyecciones en el cine, básicamente, ya lo he dicho, en la Filmoteca Nacional. O lo que es lo mismo, la “educación sentimental” es la que conforma nuestra memoria, también la cinéfila.

 

Continaurá

@Gerardo_DDC.

Categorías: Actualidad , Cine , Música

Gerardo Sánchez   13.jun.2013 13:48    

En DVD y Blu Ray: The Master & Jack Reacher.

O de  la Ciencialogía apócrifa al último taquillazo del ciencialogista "number one" en Hollywood, Tom Cruise. Mientras recapacito el porqué no podemos encontrar en España copias en condiciones de las películas de Elías Querejeta. Salvo (y solo recientemente) "El Sur" y "El espíritu de la colmena",editadas restautradas, en DVD y Blu Ray. Un misterio dentro de un enigma, o simplemente, bienvenidos a España.

Por cierto, ese proyeccionista de "El espíritu de la colmena" se llama Luis Fernández, todo un personaje y antiguo compañero y amigo aquí en TVE. Y amigo tambien de Victor Erice. De hecho, me contaba muchas veces que el guión de esta película se escribió en su casa.

  

Pero vamos a lo que ibamos. The Master “ es el sexto largometraje como director y guionista de ese pequeño genio, ya no tan precoz a sus 43 años, que es Paul Thomas Anderson, sobre quien en los últimos años se han vertido todo tipo de calificativos, siempre positivos.

En “The Master” Anderson repite con quien es su actor fetiche: Philip Seymur Hoffman, para contarnos una historia de esas que parece que ya hay poca gente capaz de contar. En eso, Anderson se parece a Orson Welles.

La historia que nos cuenta es, supuestamente, que hay que tener cuidado con los pleitos, la del fundador de la iglesia de la ciencialogía, pero a su manera. O sea, The Master no es un biopic ni nada parecido.

En la película volvemos a sentir lo mismo que en “Pozos de ambición”: una portentosa realización y una dirección abrumadora y que revela a un director de gran talento.

Y también, unos actores portentosos. Junto a Seymur Hoffman, encontramos Joaquin Phoenix y Amy Addams,  que ayudan a Anderson a poner en pie su historia, cada vez más “bigger tan life”. El único pero es que, a la vez de grande, es una historia en la que sus personajes protagonistas tienen serias dificultades para lograr un mínimo de empatía en el espectador. Dicho de otra forma, son unos personajes límite y bastante detestables, lo cual, conjugado con una puesta en escena y realización absorbentes produce una sensación bastante extraña.

Reflexión sobre el poder, sobre las sectas, sobre un país recuperándose de una guerra, y sobre algunas cosas más, The Master se ha editado en DVD y Blu Ray,con los tráilers en español e inglés como únicos extras. Esta semana, en Días de Cine, y mientras, aquí, nuestro reportaje:

 

 

 

Cuentan que cuando Paul Thomas Anderson terminó “The Master” hizo una proyección para Tom Cruise, Ciencialogista convencido y amigo del director desde los tiempos de “Magnolia”. Cuentan también que la estrella dio el visto bueno al director. Cruise, puede ser desde luego todo lo ciencialogista que quiera, pero a la hora de trabajar, procura que sus películas sean lo más rentables posibles y se dedica a ello, de eso no cabe la menor duda, con una profesionalidad a prueba de bombas.

Buena prueba de ello es “Jack Reacher”, película basada en el best seller de Lee Child, y dirigida por Christopher McQuarry, guionista de “sospechosos habituales” o “Valkiria”, y director de “Secuestro infernal”.

 El profesional Tom Cruise es Jack Reacher,  un antiguo policía militar que vive semiescondido como un vagabundo y que se ve mezclado en el caso de un fancotirador acusado de matar a 5 personas. Una película de acción, ya se sabe, que no aporta gran cosa más allá de hacer buenas recaudaciones y Werner Herzog haciendo un papel de villano.

 El Making of de la película, vuelve a demostrarnos una vez más toda la parafernalia, también podríamos llamarlo industria, necesaria para poner en marcha una película como esta. Tambien Jack Reacher esta semana, en Días de Cine, pero mientras, aquí, nuestro reportaje:

 

 

 

Continuará..

@Gerardo_DDC

Categorías: Actualidad , Cine

Gerardo Sánchez   10.jun.2013 16:26    

Del Diablo y otros infiernos

Dicen que el diablo esta en os detalles. Y debe ser cierto, lo que pasa es que últimamente hay demasiados detalles sueltos. El título del post de hoy es por dos películas que se han editado en DVD y Blu Ray recientemente por Warner.

La primera, "El doble del diablo", está basada en las memorias del doble de Uday Hussein, hijo de del dictador de Irak Saddam Hussein, y es una película interesante, primero por la historia que cuenta, luego por el actor que interpreta al hijo y al doble, Dominic Cooper, y en lo que a mi respecta, por Lee Tamahori, que, aunque no hace su mejor película, ni mucho menos, nos permite volver a apreciar un trabajo suyo.

La primera vez que supe de esta especie de Maorí que es Lee Tamahori fue por una fabulosa película como es "Once we were warriors", traducida aquí, por una vez bastante bien, como "Guerreros de antaño", editada en España en una copia que deja bastante que desear, pero que a mi me produjo gran satisfacción:

 

La película le abrió las puertas de Hollywood, donde ha hecho de todo, además de dar titulares por asuntos escabrosos. Algunas pelis que me gustan mucho, com o"El desafío" o "La brigada del sombrero" o un entretenimiento bondiano como es "Muere otro día":

 

Y por supuesto, firmó algunos capítulos de la imprescindible serie "Los Soprano":

 

En lo que toca a "El doble del diablo", una interesante película, recordar que quizás un día de estos podamos ver por aqui esa miniserie de HBO (Un día de estos hablaremos de HBO) que es "House of Sadam", que sin ser la misma historia, tiene muchas cosas en común:

 

Bueno, puesta "El doble del Diablo" espero, en "contexto, os dejo el reportaje que hicimos en Dïas de Cine con motivo de su estreno. Por Eva Nuñez:

 

 

La otra película que completa el post de hoy es muy divertida y entretenida, tiene un ritmo trepidante y se ve como un suspiro. Su títuo, "Vacaciones en el infierno", en original (cosa que yo casi siempre prefiero) "Get the Gringo (How I Spent My Summer Vacation)".

Su protagonsita, quizás ya lo sabreis, es ese tipo con tanmala prensa como gancho para la taquilla. Es cierto que es un bocazas muchas veces, y que sus opiniones son bastante "borderline", además de ser políoticamente incorrectas muchas veces. Es, claro, Mel Gibson, un tipo al que, incluso con esas credenciales, es dificil que nos caiga mal (a mi al menos, que está en mis antípocas de pensamiento, creo). Puede que sea por haber protagonizado una de mis películas favoritas (auqnue tengo muchas, esta lo es de verdad), como es "The year of living dangerously", excelente película sobre reporteros y conflictos politicos en la que además podíamos oir este estupenda tema de Vangelis:

 

Protagonsitas de las "Lethal Weàpon", o una película que a m me gusta mucho como es "Conspiracion", este tipo además ha dirigido unas cuantas buenas películas, aunque es un poco ególatra, sin duda. Hay que serlo para rodar en Latín o en la lengua de los Mayas.

Bueno, pues como tambien espero haber puesto algo en contexto "Vacaciones en el infierno", película con la que me lo pasé realmente muy bien, os dejo el (socarrón) reportaje que firmó para Días de Cine Alejo Moreno:

 

 Como dijo McCarthur, "Volveré", o mejor como decían The Beatles: "I´ll be back"

 

Pues eso, coming soon.. to be continued

@Gerardo_DDC.

Categorías: Actualidad , Cine , Música , Televisión

Gerardo Sánchez   28.may.2013 09:54    

DIAS DE (CINE EN CASA)

Hola. Doy comienzo a un nuevo Blog que de alguna forma irá unido a los contenidos semanales de Días de cine (@DiasDeCine): Su tema principal será todo eso que llamamos "cine en casa", aunque a mi la terminología me parece un poco pobre. Todo ello viene de mi pasión cinéfila, por un lado, formada de la manera más traicional que podamos entender, esto es, en la sala oscura, y por otro lado, por mi pasión enfermiza por tener películas. Este blog tendrá texto, claro,  pero sobre todo, se verá apoyado por mucho contenido multimedia salido del inmenso archivo del programa.

Ahora, como dicen los cuentos: Erase una vez...

Recuerdo la primera película que grabé en video. En Betamax, que entonces parecía que sería el ganador de la guerra de los formatos. Fue en 1982, en casa de mi tío., y fue “El compromiso”, de Elia Kazan. La daban en “La clave”. 

 

No tenía formato. Pero me hizo una enorme ilusión. Gracias a aquel invento del vídeo podía “tener una película”.  Me compre un Betamax en las navidades de 1982, y mi primera película grabada en él fue “El hombre tranquilo”, mi película favorita. Gran desilusión. El doblaje era espantoso.

Hace apenas un par de meses, se reestrenaba en salas, restaudada. Es posible que una copia no pirata salga un día de estos en España en DVD y Blu Ray. La existente en estos momentos es pirata. Este era el reportaje que hice con motivo de ese reestreno en los cines Verdi de Madrid y Barcelona.

Años más tarde, (al final) compre un VHS. Llegué a tener unas 2.000 películas. Todo aquello desapareció cuando años después decidí vender todo aquel arsenal de sueños en 350 líneas, mayoritariamente sin formato, cuando salió al mercado aquello que se llamaba DVD.

También recuerdo la primera película que compré en DVD, aún cuando no tenía todavía aun reproductor: “El submarino amarillo” (yo soy un beatlemano irredento). Era 1999. La caja era amarilla, y preciosa, aún cuando aquella copia no era anamórfica, algo que por aquel entonces no dábamos demasiada importancia. No en vano, prácticamente nadie  tenía una televisión panorámica (y entonces ni siquiera eran planas).

 

 Cuando emperecé a comprar DVD´s (caros, y en pesetas todavía en aquel entonces, por ejemplo Excalibur o West Side Story me costaron 4.000 y 5.500 pesetas respectivamente) me decía a mi mismo: “solo los títulos absolutamente imprescindibles”. A fecha de hoy tengo catalogados y ordenados por orden alfabético (más o menos, porque cada “maestrillo tiene su librillo”) cerca de 8.000 títulos ( y un sistema de almacenamiento masivo la altura del número y necesariamente optimizado) “El submarino amarillo”, aquella primera película que compré en DVD, por ejemplo, la tengo ya en flamante Blu Ray, y por fin en imagen anamórfica, comprada hace apenas 6 meses.

 

 

Lo mismo pasa con Excalibur película que me emoconó profundamente en el cine. Aún recuerdo el  día que la compré en El Corte Inglés. Hará más de 10 años:

 

O West Side Story, con el agravante (me lo perdono) que West Side Story la he comprado hasta 3 veces en mi vida. Singinín the rain, The Filadelphia Story o City Lights son otras de las que he comprado vartias veces, City Lights, pro ejemplo, es en la primera edicion americana, la única que respeta el "aspect ratio original de 1:20, 1. Ni siquiera el Blu Ray respeta el foramto.

 

Durante años el DVD pareció ser la salvación de la industria, llegando a  representar sus ingresos (por venta y alquiler en el mundo) cerca del 70% de los beneficios de una película. Hoy eso ya no es así. El streaming legal y otras formas de ver cine, pero sobre todo la piratería,  han hecho disminuir ese porcentaje. Y aunque hay quien ya no apuesta por el soporte físico, no nos engañemos, la industria si lo hace, y locos como yo también. Un libro es un libro, y lo es más cuando lo tienes en las manos. Lo mismo pasa con los discos, y lo mismo pasa con las películas. A fecha de hoy sigo rastreando diariamente las estanterías, nacionales y extranjeras, físicas y virtuales en busca de películas. Y siento la misma ilusión que tuve aquella vez que grabé en casa de mi tío “El compromiso” cada vez que compro una película. Por cierto, hace ya años que compré “The arrangement” (o sea, El compromiso) “como debe ser”, esto es en DVD (¿Cuándo el Blu Ray?), en 2,35:1 y con su sonido original y subtítulos. Aquel no era un mal doblaje, en cualquier caso, pero esa es otra historia.

La semana pasada, por ejemplo, pude por fin hacer realidad una carencia que me consumía desde hace años. Comprada en Alemania por apenas 10 euros, editada por Art Haus a medias con Universal, con idioma y menú en español, y por supuesto también subtítulos en español, “Nikelodeon” (así empezó Hollywood se llamó en su día en España), la película de Peter Bogdanovich que cuenta la historia de los pioneros del cine.  En ella se dice una de esas frases que se me quedó en la memoria desde que la ví: En una de las primeras “premieres” la gente aplaude a los actores,  y cuando sale el director alguien dice, “y ese, ¿Quién es?”. Ese, contestan, es el director. ¿y qué hace?. Contestación: “Nada, solo la dirige”. Me parece una de las mejores definiciones del trabajo de un director de cine. Luego, la teoría del cine de autor, y sobre todo los que no siéndolo de ninguna manera se apuntaron a esa etiqueta, hizo mucho daño al cine

Comienzo este Blog, “Días de cine en casa”, asociado a ese programa que tenemos la inmensa suerte de hacer cada semana que es “Días de Cine”, para hablar de las películas y de la pasión irrefrenable por tenerlas y disfrutarlas. El programa tiene una hora y no cabe todo aquello que querríamos dar. Sé que muchas veces, cuando le digo a alguien que me pregunta por qué compro y tengo tantas películas, y le contesto simplemente que porque gusta tenerlas, se que muchas veces no me entienden. Estas cosas, cuando hay que explicarlas, sabes de antemano que no van a ser entendidas, pero cuando veo en mis estanterías joyas absolutamente imprescindibles, siendo un cierto (y enfermizo) confort.

Espero que desde hoy podamos compartir algo más que una afición. Como decían en “El secreto de sus ojos” “No se puede renunciar a una pasión”.  Hay mucho de lo que hablar, estrenos semanales en DVD y Blu Ray, clásicos, incunables, rarezas, maravillas ocultas, cosas por descubrir o por redescubrir. Muchas semanas descubro que lo que sale nuevo en DVD y Blu Ray es mucho más interesante que lo que se estrena en salas. Normal por otro lado si se tiene en cuenta que más de 100 años de cine dan para un enorme catalogo de novedades. Para ayudarnos, tenemos en la web de Días de Cine (gracias a Jesús Jiménez y a quienes hacen posible nuestra web) un amplísimo fondo de armario de reportajes sobre películas, actores, directores, movimientos, y demás, que servirán para ilustrar visualmente este blog.

Como se decía (y se dice) en los “serials”:  will be continued…  (o to be continued, aunque wl will es premeditado) 

A lo que yo añado: coming soon

@Gerardo_DDC.

Categorías: Actualidad , Cine

Gerardo Sánchez   14.may.2013 17:25    

Días de cine en casa

Bio Días de cine en casa

Gerardo Sánchez, director de Días de Cine desde Enero de 2009, Cinéfilo voraz y compulsivo desde hace muchísimos años y coleccionista también compulsivo de películas, aunque me ha costado mucho reconocerlo.A pesar de todo, todavía me veo a mi mismo con un simple aficionado al cine y no como alguien que se dedica a ello profesionalmente (lo cual, es una bendición también).
Ver perfil »

Síguenos en...