« Otra tarde para olvidar | Portada del Blog | Poco argumento en la despedida de Millán »

Buena corrida de Núñez del Cuvillo

Zaragoza, 11 de octubre de 2010

Quinta de la Feria del Pilar. Toros de Núñez del Cuvillo, bien presentados, bravos y encastados. 4º, 5º y 6º con las fuerzas justas.

EL TATO: ovación y silencio.

EL JULI: una oreja y ovación.

DANIEL LUQUE: vuelta al ruedo y una oreja tras aviso.

La gente, que llenó la plaza a tope, no se equivocó al elegir el cartel. Fue una tarde en la que salió el toro de verdad y vimos momentos de toreo bueno, y hasta pinceladas de auténtico cartel. Sin duda ha sido una tarde de toros para congraciarse como aficionado con una fiesta tan adulterada frecuentemente.

Y es que cuando sale el toro integro luce la tauromaquia sin trampa. Los toros de este lunes, cinqueños, todos con trapío para Madrid o Bilbao y, lo más importante, con casta y bavura para dar y tomar. Una corrida notable de Núñez del Cuvillo, a la que sólo le faltó fuerza en el caso de los tres últimos toros para llevarse un sobresaliente de Zaragoza. La corrida peleó en varas y se quiso comer luego las muletas, con una codicia extraordinaria. El tercer toro, de nombre Ropalimpia ha sido uno de los más bravos que hemos visto esta temporada.

Ese toro es de los que miden a un torero. Por esta razón hay que valorar la faena de Daniel Luque, que venía a sustituir a Manzanares. El muchacho sevillano cuajó una faena rotunda, en la que los naturales de mano baja y muleta arrastrada fueron los mejores de la tarde y los mejores que ha cuajado Luque en las grandes plazas este año. Un feo metisaca le arruinó lo que era un premio de dos orejas. En el cuarto estuvo otra vez sembrado, administrando perfectamente la poca fuerza del toro para meterlo en la muleta con mando en plaza. En este toro, como en el anterior, Luque fue dejando multitud de detalles de gusto y torería. Por ejemplo, los pases de la firma y las trincheras tuvieron la torería de los buenos artistas. También se empleó a fondo con el capote y bordó las chicuelinas y los lances a pié junto. Además no abusó de dejar vla patita contraria retrasada y se colocó muy de verdad. Por este camino puede ser el torero importante para el que está perfectamente dotado.

El Juli estuvo por debajo de ese torbellino de casta que fue el segundo ejemplar. Julián pegó muchos pases, pero el conjunto fue más intenso que profundo, aunque le sirvió para una orejita. Donde estuvo bien de verdad fue en el quinto, que tenía mucho que torear. Lo sometió por bajo con firmeza, fue venciendo el picante de ese jabonero de bella lámina y la faena ganaba en importancia cada vez que El Juli bajaba la mano y obligaba al de Cuvillo a tragarse los muletazos. Faena de orejas que otra vez se le fueron a El Juli con la espada. Ha dejado de ser el estoqueador infalible de otros tiempos.

El Tato es de casa y por eso le obligaron a saludar después del paseillo y le perdonaron una deslavazada actuación. Se le puede perdonar que apenas se limitara a un trabajo gris con su primero, que se quedaba cortito. Pero un veterano como El Tato no se puede equivocar como lo hizo con el cuarto. El toro tenía poca fuerza y eso se vió desde que salió de chiqueros. A pesar de advertir esta circunstancia, El Tato se dobló por bajo en un castigo que el toro acusó en la muleta. A partir de entonces la faena se tambaleaba entre los muletazos por bajo que hacían doblar al animal o los de mano alta en los que el toro se defendía y trompicaba el engaño.

Crónica: Carlos Ilián Foto: Javier Arroyo

Enrique Mazas y Teo Sánchez


Clarín es un histórico de la radio que ahora vuelve con nuevos bríos. Presentado por Teo Sánchez y Enrique Mazas, el informativo taurino de Radio 5 se emite cada domingo de 23.05 a 24.00 horas.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios