24 posts de octubre 2010

Horrible encierro de Valdefresno

Zaragoza, 13 de octubre de 2010

Séptima de la Feria del Pilar de Zaragoza. Toros de Valdefresno y un sobrero, sexto, de Los Bayones. De escaso juego salvo los lidiados en primero y último lugar.

CESAR JIMÉNEZ: ovación y silencio tras aviso.

MATÍAS TEJELA: silencio en ambos.

"SERRANITO" silencio con aviso en los dos.

Nos las prometíamos muy felices pero llegó el hombre del mazo. Inaguantable la 6ª de abono con plaza llena en sus dos tercios de sufridores con pedigrí de aficionados de los buenos. Se acabaron los días de "farolillos" de la Feria, Olvidamos a los de Salvador Domecq y Núñez del Cuvillo y la alargada sombra de los Criado, Montalvo y Bañuelos planeó por La Misericordia. ¡Qué habremos hecho en Zaragoza para tener que tragarnos algo así! Y es que los de Valdefresno se han comportado como toros de media casta y han aguado la fiesta por dentro. Se acabó la lluvia en la calle y los de Fraile nos dieron un remojón de casta y emoción por dentro.

Habría cartel César Jiménez después de la espantada médica de Uceda Leal, y con él van de cuadrilla los héroes de Madrid: Casanova y Arruga, el primero arriesga y el segundo está importante y a punto de ser prendido dentro del burladero. El toro es tontón por noble y justo de fuerzas y el torero lo muletea suave pero con poca profundidad. Con mucha limpieza pero sin emoción. Pulcro hasta que el toro se le raja en la fase de redondos. Ni un enganchón. Al final pincha dos veces, lo levanta Arruga y el diestro le receta una trasera un punto caída y tras ser avisado recibe la única ovación de la tarde. Como cuarto le enlotan un toro mansote y sin clase alguna, y el torero da muchos pases hasta que el animal se aburre de embestir y quiere irse a tablas. Mata muy mal y se le silencia después de otro recadito.

Un mulo tonto y noble, protestado de salida se las tiene que ver con Matías Tejela que está aseado y pulcro con la burra de Belén. Plomazo descorazonador hasta que llega un pinchazo como prólogo a una entera desprendida. Silencio. El quinto, nobloncete, atontolinado y rajado se lo brinda a su apoderado Patón. El animal se deja pero con mucha sosería y se va a tablas en cuanto se le obliga. Falta lo principal. Un asco. Todo acaba de dos pinchazos y un bajonazo. Otro silencio.

Nuestro Serranito sustituía a Uceda y recibe a su primero con una larga cambiada de rodillas. Muy bien vuelve a estar Roberto Bermejo en la lidia del manso. En la muleta el toro tiene un calamocheo molesto y huye a tablas. El torero está justo de predisposición para asentar las zapatillas de verdad. Al final tres pinchazos en la suerte natural al manso y un bajonazo infame antes de descabellar. Silencio. El sexto es devuelto precipitadamente por arrastrar los cuartos traseros, un defecto que corrige antes de abandonar el ruedo. Había que cambiar la suerte debió pensar Pasamontes. En su lugar sale un mulo de Los Bayones, noblote pero sin fuerzas que aprieta de salida. Serranito abandona el capote y toma el olivo. Sin comentarios. En el jaco le dan fuerte en la primera vara y está a punto de echarle mano a Roberto Bermejo al quedarse en la cara del tercer par. En la muleta Serranito logra algún natural limpio tras mucho insistir. Con la espada marca dos pinchazos antes de que se muera el toro él solito. Nosotros en el graderío estábamos a punto de hacer lo mismo. ¡Vaya tarde, señores!

Crónica: Paco Martínez; Foto: Javier Arroyo

Las competencias de los toros serán traspasadas de Interior a Cultura pronto

Las competencias de los toros serán traspasadas del Ministerio del Interior al de Cultura en "un plazo de tiempo corto", según los siete toreros que hoy se han reunido con el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

"Ha sido el ministro en nombre del Gobierno quien nos ha dicho que el traspaso se iba a hacer", ha asegurado el torero Cayetano Rivera Ordóñez quien, junto a Julián López "El Juli", Enrique Ponce, Miguel Ángel Perera, Manuel Jesús "El Cid", Alejandro Talavante y José María Manzanares se han reunido con Rubalcaba en la sede del ministerio durante más de una hora.

Al término del encuentro, Manzanares, que ha ejercido de portavoz de los diestros, ha destacado la satisfacción de los toreros por "el total acuerdo" entre los ministerios de Cultura e Interior para que las competencias que actualmente dependen de este último pasen al departamento que dirige Ángeles González-Sinde.

Manzanares ha anunciado que los toreros y la Mesa del Toro volverán a reunirse con responsables del Ministerio del Interior "para formalizar esta transferencia".

Con este traspaso de competencias se cumple una antigua reivindicación de los toreros que buscan una mayor protección a la fiesta dentro de Cultura.

CRÓNICA: EFE

Lo que dio de sí el día de El Pilar

La salida por la Puerta del Príncipe de Sevilla del rejoneador Diego Ventura, la buena impresión, aunque sin trofeos, de Eduardo Gallo en Madrid y la mala tarde de los toreros con una buena corrida de toros en Zaragoza, han sido las notas destacadas de la jornada taurina del martes, Día de El Pilar.

Destacó también el indulto de un novillo de "El Freixo", propiedad de Julián López "El Juli", a cargo de Fernando Adrián en el tradicional y triunfal festival de Chinchón (Madrid).

Estos son los resultados:

MADRID.- Más de un cuarto. Toros de Juan Luis Fraile, muy bien presentados, y de juego variado. Los más toreables, aunque a menos, primero y tercero; broncos y con "guasa", cuarto y sexto; inválido el segundo; y sin clase el quinto.

Alfredo Ríos "El Conde", que confirmaba alternativa y brindó su toro a Morante (en la foto), silencio tras aviso y ovación tras aviso. Luis Vilches, silencio tras aviso y silencio. Eduardo Gallo, silencio tras aviso y ovación.

ZARAGOZA.- Sexta de feria. Más de tres cuartos. Cinco toros de Antonio Bañuelos y uno, sobrero, de "El Torreón", que hizo segundo, bien presentados y de buen juego, aunque con matices. Los más toreables, primero, tercero, cuarto y quinto; el segundo, inválido; y el sexto, deslucido.

Francisco Rivera Ordóñez "Paquirri", leves palmas y ovación. Jesús Millán, ovación y ovación tras dos avisos. David Fandila "El Fandi", ovación tras petición minoritaria y silencio.

SEVILLA.- Casi dos tercios. Toros de Benítez Cubero y Pallarés, desigualmente presentados y de escaso juego en líneas generales. Los más temperamentales, tercero y quinto; y el sexto, prácticamente inválido.

Diego Ventura, oreja, ovación tras petición y dos orejas. Leonardo Hernández, silencio, ovación tras petición y palmas.

CHINCHÓN (MADRID).- Casi lleno. Tres novillos de Daniel Ruiz, desiguales, y otros tres-tercero, cuarto y sexto- de "El Freixo", de muy buen juego. Los mejores, el cuarto, premiado con la vuelta al ruedo, y, sobre todo, el sexto, indultado.

Juan Serrano "Finito de Córdoba", silencio. Domingo López Chavez, oreja. Julián López "El Juli", dos orejas y rabo. Manuel Jesús "El Cid", dos orejas. Alejandro Talavante, oreja. El novillero Fernando Adrián, dos orejas y rabo simbólicos.

CRÓNICA: EFE / FOTOGRAFÍA: burladero.com

Poco argumento en la despedida de Millán

Zaragoza, día 12 de octubre de 2010.

Sexta Feria de El Pilar. Toros de Antonio Bañuelos, serios y encastados y un sobrero de El Torreón (2º).

PAQUIRRI: división de opiniones y ovación.

JESÚS MILLÁN: ovación en los dos.

"EL FANDI": ovación en su lote.

A pesar de ser el día grande, nada menos que el Pilar y la fiesta nacional, con Zaragoza inundada de gente de toda España, la plaza no se llenó. Hasta hace pocos años el día de la Virgen pilarica y de la Hispanidad era ese en el que se colgaba el cartel de no hay billetes. También era una fecha reservada a las figuras, todo hay que decirlo. Pero ahora se anuncia un cartel más, sin gran pegada. La popularidad de Rivera Ordóñez y la simpatía que aquí tiene El Fandi no fueron suficientes para entusiasmar a la gente.

Al menos en una tarde de pegapases vimos una corrida encastada de Antonio Bañuelos. Una corrida para otras manos. Me estoy acordando de los Rafaelillo, Urdiales, y otras muletas poderosas. Y por supuesto, una corrida para las figuras, los que como El Juli pueden con el toro. Claro, con esos pitones y tanta casta ni se dan por enterados para estoquear este tipo de corridas. Ellos se las pierden.

Rivera Ordóñez, que ahora se hace anunciar en los carteles como Paquirri, por lo menos sacó a relucir la casta torera de su padre, el auténtico y llorado Paquirri, y en un trance prefirió arriesgarse a una cogida antes que pasar en falso para poner un par de banderillas. Rivera clavó por dentro, casi sin escapatoria y el toro lo empitonó a la entrada del burladero. Fue un momento de angustia que se salvó con lo aparatoso de la cogida pero sin otro daño que un fuerte golpe en la pierna derecha del torero. Seguramente que esta cogida servirá hoy de carnaza a los magacines el corazón. Pero al menos se ocuparán de Rivera como torero, en su actuación en una plaza de primera y no de su vida amorosa ilustrada con imágenes de un festival en un pueblo perdido. Durante la lidia Rivera estuvo muy entregado, y muy por debajo de su lote. Muchos pases metiendo pico. Un trabajador del toreo con un eco mediático de estrella.

Se despedía del toreo el diestro local Jesús Millán. Su primer toro, el sobrero de El Torreón, fue un inválido. En el buen quinto dejó tres o cuatro miuletazos de calidad en una despedida digna de una carrera desigual. El Fandi montó el lío en banderillas. O sea, lo de siempre. Con la muleta pegó innumerables trallazos. O sea, como siempre. La buena corrida de Bañuelos se fue sin torear. Una corrida maltratada en una lidia infame.

Crónica: Carlos Ilián Foto: Javier Arroyo

Buena corrida de Núñez del Cuvillo

Zaragoza, 11 de octubre de 2010

Quinta de la Feria del Pilar. Toros de Núñez del Cuvillo, bien presentados, bravos y encastados. 4º, 5º y 6º con las fuerzas justas.

EL TATO: ovación y silencio.

EL JULI: una oreja y ovación.

DANIEL LUQUE: vuelta al ruedo y una oreja tras aviso.

La gente, que llenó la plaza a tope, no se equivocó al elegir el cartel. Fue una tarde en la que salió el toro de verdad y vimos momentos de toreo bueno, y hasta pinceladas de auténtico cartel. Sin duda ha sido una tarde de toros para congraciarse como aficionado con una fiesta tan adulterada frecuentemente.

Y es que cuando sale el toro integro luce la tauromaquia sin trampa. Los toros de este lunes, cinqueños, todos con trapío para Madrid o Bilbao y, lo más importante, con casta y bavura para dar y tomar. Una corrida notable de Núñez del Cuvillo, a la que sólo le faltó fuerza en el caso de los tres últimos toros para llevarse un sobresaliente de Zaragoza. La corrida peleó en varas y se quiso comer luego las muletas, con una codicia extraordinaria. El tercer toro, de nombre Ropalimpia ha sido uno de los más bravos que hemos visto esta temporada.

Ese toro es de los que miden a un torero. Por esta razón hay que valorar la faena de Daniel Luque, que venía a sustituir a Manzanares. El muchacho sevillano cuajó una faena rotunda, en la que los naturales de mano baja y muleta arrastrada fueron los mejores de la tarde y los mejores que ha cuajado Luque en las grandes plazas este año. Un feo metisaca le arruinó lo que era un premio de dos orejas. En el cuarto estuvo otra vez sembrado, administrando perfectamente la poca fuerza del toro para meterlo en la muleta con mando en plaza. En este toro, como en el anterior, Luque fue dejando multitud de detalles de gusto y torería. Por ejemplo, los pases de la firma y las trincheras tuvieron la torería de los buenos artistas. También se empleó a fondo con el capote y bordó las chicuelinas y los lances a pié junto. Además no abusó de dejar vla patita contraria retrasada y se colocó muy de verdad. Por este camino puede ser el torero importante para el que está perfectamente dotado.

El Juli estuvo por debajo de ese torbellino de casta que fue el segundo ejemplar. Julián pegó muchos pases, pero el conjunto fue más intenso que profundo, aunque le sirvió para una orejita. Donde estuvo bien de verdad fue en el quinto, que tenía mucho que torear. Lo sometió por bajo con firmeza, fue venciendo el picante de ese jabonero de bella lámina y la faena ganaba en importancia cada vez que El Juli bajaba la mano y obligaba al de Cuvillo a tragarse los muletazos. Faena de orejas que otra vez se le fueron a El Juli con la espada. Ha dejado de ser el estoqueador infalible de otros tiempos.

El Tato es de casa y por eso le obligaron a saludar después del paseillo y le perdonaron una deslavazada actuación. Se le puede perdonar que apenas se limitara a un trabajo gris con su primero, que se quedaba cortito. Pero un veterano como El Tato no se puede equivocar como lo hizo con el cuarto. El toro tenía poca fuerza y eso se vió desde que salió de chiqueros. A pesar de advertir esta circunstancia, El Tato se dobló por bajo en un castigo que el toro acusó en la muleta. A partir de entonces la faena se tambaleaba entre los muletazos por bajo que hacían doblar al animal o los de mano alta en los que el toro se defendía y trompicaba el engaño.

Crónica: Carlos Ilián Foto: Javier Arroyo

Otra tarde para olvidar

Zaragoza, 9 de octubre de 2010.

Tercera de abono de la Feria del Pilar.El año pasado a Juan Ignacio Pérez Tabernero, propietario de Montalvo, le embistió uno, el 6º, que le correspondió a Rubén Pinar y le cortó una oreja. Este año pleno. No ha servido ninguno, ni el sobrero que ha salido por el expulsado segundo. El lote ha sido infumable, mulos sin fuerzas e inválidos para un espectáculo que, además, está muy cuestionado. ¿Cómo podemos defender desde dentro festejos como éste? ¿Que argumentos daremos para continuar con el rito? ¿De qué le habrá hablado el anfitrión a quien iba a los toros por primera vez? ¿De emoción, de autenticidad, de bravura...? Ja, ja. No me hagan reir.

Esto que hemos visto hoy es un espectáculo que roza el fraude y además caro. Por sucesiones de festejos como éste o el de ayer el aficionado se cabrea y menta los ascendentes de quien haga falta porque sacarse el abono le cuesta lo suyo y se encuentra más sólo que la una, sin abogado defensor, sin fiscal que diga que el mundo de los toros se ha necrosado y que con la máxima urgencia posible habrá que amputar. Le toque a quien le toque.

En este teatro el primero en actuar ha sido Curro Díaz que nos ha ofrecido el aperitivo con pases de uno en uno ante un toro soso y parado. Del resto no hablamos. Lo positivo ha sido algún detalle suelto con esencia de perfume caro. En el cuarto hemos visto un grandísimo par de Montoliú, andando al entrar y al salir del par con torería. En ambos ha estado el de Linares fuera de cacho. No había más.

Lo mejor de Leandro ha llegado con el manejo de capote ante el quinto, ejemplar sobrero al que roba los muletazos aprovechando el viaje y que de vez en cuando mostraba malas intenciones. Mata mal a su primero con mitin del puntillero incluido que se eterniza. Ante ese toro inválido Manuel Soto es incapaz de colocarle el tercer par de banderillas. Así está el mundo, Facundo.

Salvador Vega ha manejado el percal con soltura. Con los palos ha sido volteado Isaac Gavín. La faena resulta vibrante en sus inicios con cites desde lejos. Las tandas resultan cortas y el pico largo. Se viene pronto abajo el toro y adiós muy buenas. El sexto era otro toro "fabricado en los chinos" que dice Corrochanito. Se trastabillaba y movía la cabeza a la par que doblaba las manos. Se deja dar muchos pases y al final se raja. Como nosotros, que a partir del tercero ya buscábamos la salida.

Crónica: Paco Martínez; Foto: burladero.com

Fiasco ganadero de Juan Manuel Criado

Zaragoza, día 8 de octubre de 2010, segundo festejo de la Feria del Pilar.

Por cinco veces deberíamos haber visto el pañuelo verde en el palco y sólo ha aparecido el blanco para cambiar el tercio. Mala, muy mala ha sido la corrida de Criado en el coso de La Misericordia, de procedencia Juan Pedro Domecq y Díez.

Luis XIV de Francia mandó construir en el París del siglo XVII el Hospital de los Inválidos para veteranos, jubilados y lisiados de guerra, y si hubiera en España un complejo similar para toros bravos ahí debería de haber ido el encierro de hoy: Bien presentado, con cara alguno, justos de trapío varios y blandos sin dejar opciones todos ellos salvo el tercero, que pasaba por la muleta sin más, pero que en el país de los ciegos...ya se sabe el refrán.

Con un toro blandengue y tullido Manolo Sánchez ha estado en figura, suave y mimoso. Templado y despacioso. Sobón de lo cuajado que está. Muy motivado en su Zaragoza se ha epilogado con naturales de enjundia rematando de una entera sin cambiar el estoque pues llevaba el de verdad. Faena grande de contenido minúsculo al faltarle toro. Ha habido poca petición y Bentué ha optado por no enseñar el blanco, por lo que el torero ha dado una importante vuelta al ruedo que nadie ha protestado. Repito. Que nadie, en Zaragoza, ha protestado. El cuarto se derrumba a las primeras de cambio y con él caen las ilusiones de un motivado Manolo. Si no viene Juan Mora ahí tiene usted un candidato señor Zorita.

Paulita ante el segundo ha mostrado su empaque en el toreo de capote. No hay suerte de varas y con la muleta usa la receta de la suavidad. Pero no hay nada qué hacer. Tantas noches sin dormir pensando en el día 8 y ya ves, un castillo de naipes. Ante el quinto simula el piquero que pica. Ya en la muleta el blando-blando Criado le aguanta una tanda de naturales y ya no hay más porque si le baja la mano el toro se echa cuerpo a tierra. Con la tizona está acertado en su primero y desafortunado con el otro.

Morenito ha toreado muy bien también con el percal a su enemigo al que apenas se pica. Inicia la faena con transmisión pero al cuarto muletazo el toro rueda por los suelos. El astado no ayuda pero al final logra el torero una tanda más encoraginada que otra cosa, pero cuando le repite tres veces seguidas le corta el viaje el Moreno. Ojo con eso, torero. Si un toro aguanta hay que darse coba. Cuando sale el sexto la afición dormita para evitar el cabreo. Un marmolillo el toro que muere cerrando una tarde tediosa. Un petardo ganadero, vamos.

Crónica: Paco Martínez; Foto: burladero.com

Triunfo de López Simón

Jueves, 7 de octubre de 2010.

Primer festejo de la Feria del Pilar en Zaragoza ante un cuarto del aforo cubierto. Se han lidiado ejemplares de tres ganaderías: Cuatro de Guadalest, el 1º devuelto por inválido, el 2º premiado con la vuelta al ruedo, 3º con cuajo y transmisión y 5º de poco fondo y probón; tres de Casasola: 1º bis un morucho que no humillaba, 4º noble pero que debió devolverse porque no se tenía en pie y 6º que se fue a los corrales por derrumbarse tras la suerte de varas, y uno de Los Maños corrido como 6º bis, un pedazo de novillo, cuajado y astifino que embestía con nobleza y que fue ovacionado en el arrastre.



Miguel Cuartero venía a matar una de Guadalest y se las ha visto con un lote imposible de Casasola. ¿Qué ganadería es esa? ¿Cómo se pueden echar en Zaragoza y en su feria del Pilar astados tan feos, de tan pocas garantías y sin apenas opciones?. Con estos mimbres Cuartero ha realizado una faena de compromiso al grandón y manso primero bis de Casasola. El novillo, de media casta, era un tontorrón sin maldad que deslucía sus embestidas sin humillar, por lo que al matar ha recibido una delantera y desprendida que ha servido para que el matador fuera ovacionado. El cuarto estaba lesionado en una mano y debió enviarse a los corrales. No fue así y todo resultó un fiasco. La decepción del novillero maño se premió con otra ovación.

En segundo lugar actuaba López Simón, un espada que se parece físicamente a Talavante y en las maneras a César Jiménez, pero que desde que se abrió de capote dejó claro que venía a por todas. El inicio de faena lo planteó de hinojos en la boca de riego con ocho muletazos y templados más de uno. Dos cambiados por la espalda, escalofriantes, intercalados con derechazos ligados con el de pecho rinden al público. Manoletinas y estocada de verdad epilogan su faena. El público pide los trofeos y Pasamontes no duda: Puerta Grande y salida a hombros bajo el mural de Sergio Abraín. Ante la catarsis general el usía concede la vuelta al ruedo, creo que un poco alegremente, a un novillo berreón, mansón en varas pero bueno para la muleta. Al quinto lo recibe con la franela mayestático y con los pies atornillados a las arenas zaragozanas. Traga el torero porque el novillo mira y le cuesta pasar, no obstante, al finalizar su labor consigue un redondo muy limpio antes de desplantarse arrojando los trebejos. Mata de dos pinchazos y entera desprendida y se le ovaciona tras escuchar un recado.

Antonio Espaliú ha estado en Zaragoza pero con la mente en otro lugar, desaprovechando dos novillos de triunfo grande. Con el de Guadalest ha luchado contra el astado y contra sí mismo. Desconfiado siempre, se va a por la espada en cuanto ve la gatera abierta cobrando media desprendida siendo silenciado. Con el 6º de Casasola tira dos veces el capote antes de salir escopetado antes de que fuera devuelto. A continuación salió un ejemplar de Los Maños que era un hombre, con pitones y culata, para un tipo de toreros que desde luego no era el que incluía a Espaliú esta tarde. Se le ve impotente con el capote pero en los inicios de muleta hace un esfuerzo hasta agotar el exiguo tanque de gasolina. Demanda la tizona con apremio poniendo fin a una tarde que le debería dar que pensar. Fue pitado.

Crónica: Paco Martínez; Foto: burladero.com

Rubalcaba estudiará el trasvase a Cultura

Próximamente tendrá lugar la reunión entre el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, con una delegación de matadores de toros. Juntos estudiarán la propuesta de traspasar al Ministerio de Cultura las competencias relativas a la Fiesta Nacional que aún quedan en su departamento. Así se lo ha asegurado el PSOE a los toreros, entre los que figuraban Cayetano Rivera, quien hizo el anuncio y comunicó que el Ministerio de Interior se muestra favorable a traspasar las competencias relativas a la llamada Fiesta Nacional, que corresponden hasta ahora a su departamento, al Ministerio de Cultura, posibilidad expresada anteriormente por Angeles González-Sinde.

Aunque la mayoría de las competencias taurinas están transferidas a las comunidades autónomas, de ahí que una de ellas, Cataluña, haya abierto la polémica prohibiendo las corridas en su territorio, la delegación de toreros compuesta por Cayetano Rivera, Julián López 'El Juli' y Enrique Ponce, estuvieron reunidos durante una hora en el Congreso con los diputados socialistas Eduardo Madina y José María Benegas.

Así, tal y como explicó Benegas, aún quedan algunas competencias "residuales" que históricamente se han mantenido en el Ministerio del Interior, principalmente el registro en que deben inscribirse todos los profesionales relacionados con las corridas de toros.

Cayetano Rivera habló en nombre de sus compañeros del mundo del toro para afirmar que "todo sigue avanzando y tenemos mucha ilusión", ya que se trata de una vieja reivindicación taurina.

Los socialistas no tienen clara la utilidad de este traspaso, sin embargo, aceptan la argumentación colectiva del mundo del toro. No ocurrió lo mismo un día antes de la reunión, el pasado miércoles, cuando votaron en el Senado en contra de la pretensión del PP de declarar la Fiesta Nacional como Bien de Interés Cultural. Pero sí apoyan la iniciativa de la delegación de toreros al manifestar que Interior está dispuesto a ceder esas competencias al Ministerio de Cultura, algo que los matadores consideran imprescindibles para defender la Fiesta Nacional.

El debate en la Cámara Alta fue tema de conversación en la reunión entre los socialistas y la delegación de toreros, y la conclusión de éstos es que las explicaciones del PSOE sobre su voto en contra son válidas y asumen que esa declaración corresponde a las comunidades autónomas, no al Estado.

A esto se ha referido la ministra de Cultura, quien ha destacado que son las comunidades autónomas las que hacen esas propuestas en el Consejo de Patrimonio, que se reúne dos veces al año, y ha puntualizado que el Gobierno es partidario de "respetar la legalidad vigente y las decisiones de los Parlamentos, se coincida o no".

En cualquier caso, Benegas ha destacado la conveniencia de que los dos grandes partidos caminen unidos en este asunto y que no haya broncas entre ellos por la Fiesta Nacional. En ese sentido, el PSOE se ha comprometido ante los toreros a abrir conversaciones con el PP para evitar esa imagen de enfrentamiento entre socialistas y 'populares'.

Angeles González-Sinde ha señalado que la cultura "en muchos de sus museos y colecciones ya tiene muchísimos bienes que tienen que ver con los toros, algo históricamente incuestionable". En rueda de prensa, ha destacado que ella siempre está de acuerdo con el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, por lo que ha confirmado su posición favorable a recibir las competencias en materia taurina, algo que ya se intuía tras su anterior reunión hace unos días con la delegación taurina.

González-Sinde ha recalcado que las competencias del mundo del toro "están absolutamente transferidas a las Comunidades, que son las que hacen los reglamentos de toros", de las cuales hay 16 en toda España. En este sentido, ha apuntado que el Estado puede, "en todo caso y si así se acuerda, hacer labor de armonización, coordinación, fomento y apoyo".

Interior sólo tiene las competencias "de análisis de las astas y registro de matadores y novilleros", es decir, de los profesionales del sector, según ha detallado la ministra. Además, ha recordado que incluso hay una parte de ganaderías que tiene que ver con Medio Ambiente.

"Esos dos aspectos sí que están en Interior. No sé cómo se puede hacer técnicamente, no creo que sea una cosa muy compleja, pero lo importante con el tema de los toros es no entrar en el juego del debate político, pues no son de derechas ni de izquierdas, hay aficionados de todo tipo y creencia, y eso hay que respetarlo, así como hay que respetar a los antitaurinos o que no participan de la Fiesta", ha concluido.

Juan Mora: "He pasado siete años en la desidia taurina. Esto ha sido un milagro"

(Transcripción de la entrevista que Juan Mora le concedió a CLARÍN el pasado domingo, un día después de abrir la Puerta Grande de Las Ventas)

El sábado 2 de octubre un torero extremeño daba la sorpresa -o no tanto-, en la plaza de Las Ventas... Cortaba tres orejas después de dos faenas llenas de personalidad y gusto y salía a hombros por una de las puertas grandes más deseadas del toreo... Juan Mora, buenas noches... A los aficionados nos hacía falta una tarde como la que protagonizaste en Madrid... también te hacía falta a tí... ¿qué recuerdos te quedan?

J.M.: Me cuesta encontrar las palabras... Tengo la sensación de estar viviendo en un sueño... y hay veces en las que encuentro una ventanilla, me asomo y veo que ha sido realidad, pero me cuesta digerirlo.

¿Viste clara la faena desde el principio?

J.M. En estas tres últimas actuaciones que he tenido en Madrid, me he venido muy arriba dentro de lo que cabe, y de estar en Madrid... con esa responsabilidad que conlleva y lo que supone esta plaza... He toreado tres corridas prácticamente en un año y medio: desde que toreé el 15 de agosto de 2009, el 1 de junio de 2010... y esta corrida del 2 de octubre... Cada vez que voy a Madrid me siento un privilegiado: es la única plaza que me ha abierto sus puertas en estos últimos tiempo... la única, pero para mí es un orgullo...

Parece mentira ese dato que acabas de dar...

J.M.: Sí, pero es un dato fidedigno... Y, fíjate que Madrid, a pesar de lo que intimida, lo que supone, la responsabilidad... yo me digo: es lo que tengo, estoy aquí, tengo que ser agradecido, tengo que estar bien y venirme pa´rriba... El toro de salida era abanto con el capote, pero luego vi que en la muleta iba a más... y sacó calidad.

Pero habiendo toreado tan poco, sorprende que se pueda estar con ese aplomo, con esa seguridad y, sobre todo, con la seguridad de que ibas a triunfar...

J.M.: La seguridad de triunfar no la tenía... eso ha sido un milagro. Gracias a Dios que ha dicho: pues mira, te ha llegado y va a suceder. Porque mis posibilidades eran las de estar muy preparado y tener los deberes hechos... mi entrenamiento con el capote y la muleta todos los días, que los cojo en estos siete años en los que he vivido en la desidia, taurinamente hablando... en la desidia en contacto con el toro y con el público, pero no en el contacto diario, en ese día a día, y en ese vivir en torero... Yo tenía que suplir el no estar en la plaza por otro lado... aferrándome a mi entrenamiento. Ha habido premios, pero siempre con respeto y agradecimiento a Dios.

Lo relajado que te vimos con ese primero de la tarde nos ha sorprendido... Esa relajación, esa naturalidad, ¿es tan difícil? Parecía fácil lo que hiciste y, sin embargo, no debe de serlo, ¿no?

J.M.: Es una continua búsqueda de la perfección, de la purificación, de la naturalidad... y yo la he tenido a lo largo de mi dilatada carrera... Quieres hacer las cosas muy bien, y sobre todo al principio... pero he sido un incansable profesional de eso, de intentar buscar esas cosas, de limar asperezas... y poquito a poco lo encuentras, pero fácil no es, desde luego. Nada de lo que se hace delante de un toro es fácil.

Nos vienen a la memoria unos naturales desmayados fantásticos y, sobre todo, lo que sorprendió a todos los aficionados, de que tú eres un torero que llevas la espada de verdad contigo, cómo te tiraste a matar... ¿eso lo tenías preparado, lo viste en ese momento, fue improvisación, te traías el guión de casa...? Sorprendió a propios y extraños.

J.M.: A mí me sorprendió dar la estocada que di... porque soy pinchauvas de por sí... siempre ha sido mi talón de Aquiles. Pero lo de llevar la espada no, porque eso es algo que hago desde siempre, que me lo inculcó mi padre. Lo único que, claro, cuando la montaba, era como si montara una de madera, el gesto es el mismo... Pero mira por donde entró en el hoyo de las agujas... Y yo creo que eso sorprendió a la gente porque, como no es muy habitual que se utilice el estoque durante la faena... No es que tenga más mérito, sino por lo poco visto.

Y, sobre todo, el metraje de las dos faenas. Duraron lo justo: ni un muletazo más ni un muletazo menos. ¿Se ha perdido la medida en las faenas?

J.M.: Cuando se empezó a fraguar esta actuación mía, esta contratación en Madrid, yo ponía los "pro" y los "contra" a un lado... pero había una cosa que la veía ahí, ahí en frente, y era eso: ¿qué podía yo ganar? Ganar diez, quince, veinte... veinte ya son muchos pases, porque las faenas fueron medidas pero no di veinte pases de principio a fin, iguales de buenos... Hubo, en cada toro, siete u ocho muletazos... Es que dar veinte muletazos buenos a un toro, eso es... veinte olés no creo que los aguante ninguna afición.

Desde luego, es el reconocimiento a treinta años de carrera taurina... Hablabas antes de desidia... algunos podían incluso pensar que Juan Mora había desaparecido, ¿por qué Juan Mora tantos años ausente?

J.M.: No me quedó más remedio que volverme invulnerable... porque llega un momento en el que se volvía una bola, un nudo, y te duele... y no era por mí, sino por mis hijos... les decían: "¿tu padre, para dónde ha tirado?"... Pero yo les decía a mis hijos que no estaba retirado, además me veían entranando y viviendo de torero. Si ahora toreo muy poco, pues ya torearé más... Y la respuesta a esa pregunta la tendrán los empresarios, que en un momento dado me dieron la espalda... y yo no puedo decir mucho más...

Ha debido de ser difícil este camino del que hablas, a lo largo de los últimos años... ¿por qué motivo tu hijo, del que antes hablabas, dio la vuelta al ruedo contigo?

J.M.: Mi hijo, cuando iba a torear en junio en Madrid, me dijo: "papá, cuando cortes las orejas, yo salgo contigo a dar la vuelta al ruedo"... Y yo le respondía: "de acuerdo, pero eso es casi imposible". Y por la mañana, antes de la corrida del sábado, estuvo persistente: "papá, hoy cuando des la vuelta al ruedo, me llamas y bajo, que me lo has prometido". Y le dije que sí, aunque eso era más difícil que nos tocara la lotería... Y mira por donde, cuando ya pasó todo, no tuve que buscarlo, estaba ahí abajo... no sé cómo lo hizo... Siento que a lo mejor fuera un poco irreverente hacer esto en Madrid, pero lo prometido es deuda...

Y ese gesto al final, en el centro del ruedo, agradeciendo al público los aplausos y la concesión de las dos orejas, ese gesto al cielo, ¿era para tu padre, Juan?

J.M.: Así es. Mi padre es quien ha marcado mi carrera, mi vida... y que le debo tanto... miraba al cielo porque yo pensaba que el triunfo venía de allí... Hace un año y dos meses que perdí a mi padre: se le echa mucho en falta... aunque su estela se ha quedado con nosotros, porque es como esos grandes actores de cine que, aunque un día se van, parece que nunca mueren, y están ahí, pero... es muy complicado.

¿Empezará a sonar el teléfono de cara a la próxima temporada?

J.M.: Si suena, aquí estaremos. Yo lo que quiero es torear... y espero configurar una temporada bonita y dar más tardes como las del sábado. No entiendo que antes de ayer no le interesara a nadie y que, luego, a los cinco minutos, te vuelves el centro del universo... No es una cosa ni otra: ni tanto ni tan poco... Hay muchos buenos toreros y es complicado hacerse un hueco: tendré que ingeniármelas de alguna manera.

Enrique Mazas y Teo Sánchez


Clarín es un histórico de la radio que ahora vuelve con nuevos bríos. Presentado por Teo Sánchez y Enrique Mazas, el informativo taurino de Radio 5 se emite cada domingo de 23.05 a 24.00 horas.
Ver perfil »

Síguenos en...