« "Diego Ventura, puerta grande" | Portada del Blog | "Y Aparicio dijo adiós" »

"¡Bendita ilusión!"

El novillero manchego Gómez del Pilar corta una oreja y pierde la puerta grande con la espada. Impacta su voluntad, entrega y concepto ante un gran lote de Guadaira. Damián Castaño deja detalles sin terminar de redondear y Alberto Durán no tiene su tarde.

19ªsanisidro

Entrega, arrojo, disposición, voluntad, valor…todas estas palabras resumen la actuación del torero que más cerca ha estado de abrir la puerta grande esta Feria de San Isidro. Gómez del Pilar perdió con el estoque una puerta grande segura y ganada a ley. Si llega a matar de forma correcta y a la primera, estaríamos hablando seguramente de tres orejas en una tarde redonda del joven diestro toledano. Es verdad que le sonrío la suerte más que nunca con un lote sencillamente perfecto, pero también lo es que desde el principio y hasta el final, Gómez del Pilar encandiló y convenció a la afición madrileña con su entrega sin límites, su gran variedad y, también su buen concepto del toreo.

Por fin, por fin llegó alguien a Las Ventas con la mentalidad de dejarse la piel, de dar todo lo que llevara dentro. Hacía falta al aburrido y tedioso ciclo isidril un chaval con estas ganas y actitud. Se le podrán criticar cosas y es verdad que tiene que pulir detalles, pero debe tener todo el reconocimiento ya que está empezando y hasta hora lo ha dado todo. En momentos anduvo demasiado acelerado, arrebatado por las ganas, pero estos son fallos normales e incluso que se agradecen dentro de los novilleros. Acostumbrados a tantos y tantos chavales que llegan como figuras del toreo, sin frescura y sin decir nada, Gómez del Pilar llegó para abrir la puerta grande y nada más. Y lo mejor es que ya han sido dos los novilleros que han despuntado esta feria. Ya son dos los nombres que nos hacen ilusionarnos y mantener la esperanza en que hay futuro en el escalafón.

AL BORDE DE LA PUERTA GRANDE

Gómez del Pilar mostró muy pronto que venía a por todas. Se fue a recibir a su primero (también lo haría en el quinto) a portagayola, un novillo muy bonito y bien presentado de Guadaira. Después llegaron los quites de la mano del propio matador, que lo hizo por vistosas serpentinas, y también de Damián Castaño que eligió las tafalleras. Se fue de largo al caballo el utrero, pero después no empujó y salió suelto. Brindó al público el torero y comenzó de rodillas su trasteo. Muy pronto se adivinaron las grandes posibilidades de “Pintor”, que finalmente fue un ejemplar excelente. Mansito pero encastado y de gran condición. Reunió muchísimas virtudes en su embestida, como la clase, la humillación, el recorrido y la incansable repetición. Y todo ello con un galope alegre que provocó una gran transmisión en los tendidos. Muy bien el novillo y muy bien el novillero. A este trasteo le faltó mayor rotundidad y las ganas le jugaron por momentos malas pasadas impidiendo que templara más a su oponente. Lo mejor llegó al natural. Corrió muy bien la muleta con la zurda y firmó muletazos realmente estimables. Anduvo también inteligente dando distancia y tiempo al gran astado que tenía delante. Mal con la espada pinchó en varias ocasiones y perdió el trofeo que había ganado con fuerza. Gran ovación con saludos. Pero el premio gordo aún estaba por llegar y, de nuevo, perderse en el camino. Dos orejas tenía cortadas al quinto, un ejemplar de infinita clase y nobleza que anduvo muy justo de fuerzas. Una pena la poca fortaleza del animal (que se llegó a echar) porque tenía una condición fantástica. De nuevo lo recibió en la puerta de toriles y, de nuevo, anduvo muy variado y vistoso con el percal, incluso galleando para colocar al astado en el caballo. Gran tercio de banderillas el protagonizado por el tercero de la cuadrilla Fernando Sánchez, que saludó una fuerte ovación junto a su compañero que bregó. Y en la muleta ante este quinto llegaron los mejores momentos de la tarde. Fueron varias las series por ambas manos que tuvieron una gran profundidad, templanza y largura. Incluso más notables fueron los muletazos sobre el pitón izquierdo. Uno de los pocos peros que se le pueden poner al conjunto de su labor muletera fue que, a veces, instrumentó un toreo periférico en el que faltó mayor acople. Pero, en general, no fue así y la colocación también fue aceptable. También le diría que cerrara un poquito más el compás, pero eso ya es cuestión de gustos y conceptos. De nuevo pinchó en la primera ocasión y dejó una estocada caída a la segunda. Oreja mayoritaria que supo a poco sobre todo teniendo en cuenta que la puerta grande estuvo en todo momento en su mano.

MENOS SUERTE

Sus dos compañeros no alcanzaron el nivel del gran triunfador aunque, bien es verdad, que no fueron tan afortunados en el sorteo. El lote más complicado se lo llevó el zamorano Alberto Durán que llegaba con expectación después de la buena imagen ofrecida antes de feria. Durán se enfrentó a un lote al que le faltó mucha clase y recorrido. Se quedaron muy cortos ambos, reponiendo mucho e incomodando al torero. Nunca se llegó a sentir a gusto ni confiado Alberto Durán. Por su parte, el salmantino Damián Castaño dio muestras de poseer un buen concepto del toreo, muy clásico y castellano. También bajó mucho la mano a su lote y mostró también voluntad. En ocasiones se le vio ligeramente podido por la presión y su lote tampoco fue para tirar cohetes. Ambos novillos se movieron, el primero echando la cara arriba al final de los muletazos y el segundo con falta de transmisión y clase. Los numerosos enganchones que sufrió en su primero enfriaron la faena. Lo mejor lo consiguió con la mano izquierda. Interesante chaval que habrá que esperar.

En resumen, la tarde tuvo un nombre: Gómez del Pilar. Y lo más importante y gratificante de su actuación fue la ilusión, la bendita ilusión que derrochó este joven novillero de tierras manchegas. La ilusión de querer ser torero.

19ª Feria de San Isidro. Las Ventas. Con algo menos de tres cuartos de entrada, se lidiaron 6 novillos de Guadaira, bien presentados y de juego desigual aunque con mucho interés. Se movió todo el encierro con ejemplares con más clase que otros. Sobresalió el gran lote de Gómez del Pilar (2º y 5º).

Alberto Durán: palmas y silencio

Gómez del Pilar: gran ovación con saludos y oreja

Damián Castaño: silencio en ambos

Crónica: Alejandro Martínez / Foto: Javier Arroyo

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Enrique Mazas y Teo Sánchez


Clarín es un histórico de la radio que ahora vuelve con nuevos bríos. Presentado por Teo Sánchez y Enrique Mazas, el informativo taurino de Radio 5 se emite cada domingo de 23.05 a 24.00 horas.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios