« Fumaderos de opio en las calles de Kabul | Portada del Blog | Un rostro deforme para el Telediario »

Idealistas bajo las balas

    jueves 19.nov.2009    por RTVE.es    15 Comentarios


“Esta es la historia más dolorosa que me ha tocado escribir. La escribo a las cuatro de la madrugada, enfermo de cuerpo y alma (…) Vengo de Badajoz, a algunas millas de aquí, en España. Subí la azotea para mirar atrás. Vi fuego.

Están quemando cuerpos. Cuatro mil hombres y mujeres han muerto en Badajoz desde que la legión y los moros del rebelde Francisco Franco treparan por encima de los cuerpos de sus propios muertos para escalar las murallas tantas veces empapadas de sangre.

Intenté dormir. Pero no se puede dormir en una sucia e incómoda cama en una habitación que está a una temperatura similar a la de un baño turco, donde los mosquitos y los chinches te atormentan igual que los recuerdos que has visto, con el olor a sangre en tu propio cabello y una mujer sollozando en la habitación de al lado”.

Este es el estremecedor relato del corresponsal de guerra Jay Allen para el Chicago Dayly Tribune, escrito en agosto de 1936. Como él casi un millar de grandes reporteros vinieron a España para narrar la Guerra Civil. Contar lo que sucedía aquí se convirtió en una exigencia para los periódicos de todos los países y enviaron a sus mejores cronistas: Hemingway, André Malraux, John dos Passos, Antoine de Saint Exupéry , Martha Gellhorn, Indro Montanelli, Robert Capa, Gerda Taro...

Se dice que fue la Edad de oro del reporterismo de guerra y es fácil comprobarlo leyendo las crónicas de esos grandes periodistas recogidas en los libros “Corresponsales de Guerra en España” (Editado por la Fundación Pablo Iglesias), e “Idealistas bajo las balas”, de Paul Preston, que deberían convertirse en manual obligado en las escuelas de periodismo.



(Antoine de Saint Exupéry, corresponsal durante la Guerra Civil española)


En Roma nos hemos reunido un grupo de corresponsales internacionales para hablar de las diferencias entre aquellos que contaron la Guerra Civil y otros que hemos contado otras guerras. La principal conclusión es que el periodismo de hoy es menos literario y quizás menos comprometido pero siguen vigentes los valores de la pasión, el arrojo y la curiosidad.


(La fotógrafa Gerda Taro -compañera sentimental de Robert Capa- murió aplastada por un tanque en la batalla de Brunete).



Aquellos maestros ya eran muy avanzados a la hora de entender el periodismo. Se empotraron en uno de los dos bandos, como hacemos ahora en Afganistán o en Irak y contaron, desde la primera línea o bajo los bombardeos, la brutalidad de los combatientes pero también delicadas historias de hombres y mujeres anónimos con los que se mezclaban y convivían.

Martha Gelhorn, periodista británica, salía a menudo a la calle, a pesar de los bombardeos continuos. Quería narrar cómo era la vida cuando la muerte acechaba en cualquier rincón. Y esto fue lo que vio en un paseo por la Plaza Mayor de Madrid:


“Los obuses caen tan seguidos que casi no hay tiempo entre uno y otro para oírlos venir (…) Una anciana con un chal sobre los hombros, que lleva de la mano un niño flaco y aterrorizado, entra corriendo en la plaza. (…)



Están en el medio de la plaza cuando llega el siguiente obús. Un pequeño trozo de filado metal retorcido y al rojo se desprende del obús y alcanza al niño en la garganta.

La anciana se queda inmóvil, sosteniendo la mano del niño muerto, mirándolo estúpidamente, sin decir nada, y los hombres corren hacia ella para ayudarla a llevar al niño".



(Hemingway -en el medio- durante su época de corresponsal en la Guerra Civil)

Muchas otras mujeres periodistas fueron testigos del horror de aquellos años y cubrieron la guerra con tanta fuerza y valor como sus compañeros. Virginia Cowles, para el New York Times, escribe una crónica deliciosa que muestra cómo transcurre la vida cotidiana en medio de la sórdida brutalidad de la guerra:


”En toda España la gente intenta seguir viviendo como si la guerra no existiera (…) Siguen funcionando los teatros, los tranvías, los cafés y los cines, a pesar de los bombardeos diarios. (…)



Recuerdo que durante un bombardeo me refugié en una perfumería mientras la dueña quitaba rápidamente los frascos del escaparate y los colocaba formando unas hileras perfectas en el suelo.

Las calles resonaban con el doloroso estrépito de los ladrillos y la madera, pero su única preocupación era que un día de éstos se le pudieran romper los escaparates. Y el cristal, me explicó, era muy caro…”

Leyendo estas crónicas me he sentido reconciliada con los valores del reporterismo. Aquellos idealistas que vivieron bajo las balas para escribir sus crónicas son la mejor medicina para quienes, en ocasiones, languidecemos en la redacción esperando la oportunidad de poder ir también en busca de una buena historia.


RTVE.es   19.nov.2009 00:10    

15 Comentarios

Q

jueves 19 nov 2009, 02:23

Qué curiosidad mira Antoine de Saint Exupery( o lo que es lo mismo Conde de Saint Germain) mira http://es.wikipedia.org/wiki/Antoine_de_Saint-Exup%C3%A9ry y mira (tengo que hacerlo fraccionado porque me da error el mensaje)

jueves 19 nov 2009, 02:27

http://es.wikipedia.org/wiki/Conde_de_Saint_Germain MIRA ¿COINCIDENDIA?
Precioso Texto.Recibe desde aquí y a desde madrugada muchos besos almudena.

jueves 19 nov 2009, 02:30

Carlos Y Mara antes de que caiga en el olvido muchas felicidades a todos por ser lideres ;)

jueves 19 nov 2009, 02:36

ah y un saludo fuerte a todos los trabajadores de telefónica ;-)

jueves 19 nov 2009, 03:10

Me dejas sin palabras con estas historias... y con una senzación extraña en los ojos y en la garganta... ánimo con todo, que tu trabajo es realmente admirable...
feliz día.

jueves 19 nov 2009, 07:59

Realmente eso era periodismo del bueno...cómo se nota que te da una envidia de muerte..entiendo que para la gente como tú estar muchas horas en la redacción debe ser un suplicio. Pero cuando te vas a hacer reportajes te lo agradecemos...un saludo.

jueves 19 nov 2009, 10:10

Como me gusta, Ariza...¿que mas quieres que te diga?...esa parte de la Historia de España supone mi fondo de lectura favorito y los periodistas tuvieron un papel fundamental en la reconstruccion de las historias pequeñas que se escondian tras las grandes batallas...lastima que su estilo hoy nos pueda parecer ampuloso y nuestra capacidad de relatar dramas se limite a unos cuantos adjetivos catastrófistas muy propios de algunas cadenas...Gracias Almu por recordarnos a los clasicos


Besotes

viernes 20 nov 2009, 08:47

Sólo añadir un comentario lacónico que escribio en aquellos días del Madrid asediado otro corresponsal aterrado...que simil, por Dios, que pena, que pais, que miedo...

"AQUI FUSILAN COMO SI TALARAN"

viernes 20 nov 2009, 08:50

Aquí, desde este otro lado del periodismo, el medio lector, agradecer esta pieza o post. Prueba de que eres una gran profesional, Almudena. Tu potencial no deja de crecer ante estos nuevos artículos que te leo. Celebro que este soporte, el blog, reviva en muchos periodistas de la televisión el medio escrito. Más que homeaje el blog puede ser la extensión de aquellos pioneros que escribieron entre el horror de las guerras y que han formado la memoria histórica, sobre todo como recomendación al presente y futuro, hay que enterrar el Horror, por muchas tumbas que haya que desenterrar: el Horror hay que enterrarlo; y para ello no deberíamos olvidarlos, gracias periodistas valientes.

sábado 21 nov 2009, 15:54

Siento llegar unos minutos tarde, Almudena, pero ya sabemos cómo está el tráfico.
A dónde quieres ir, alma de cántaro. Se nota que el tanque que a ti te aplasta es la monótona y cruda realidad de la redacción. Que estás harta de este país de mentira, que ya no tiene guerras ni nada para narrar. Que al igual que John dos Passos, prefieres ''un lugar en la tierra'' cuál quiera que sea que no el pirulí de los conformistas. Quizá prefieres, como Hemingway, ir de pesca a por el pez más grande, aunque por el camino se quede la carne robada por los tiburones y solo nos puedas mostrar la grandeza de la lid por el tamaño de la raspa. En mi opinión, deberías decir no a las armas, cuanto más lejos de ellas, mejor. No vaya a ser que en vez de una buena historia lo que encuentres sea la... Bueno..., me tengo que ir, sin las gafas se me cansa mucho la vista, corazón.

domingo 22 nov 2009, 20:47

La Memoria - Leon Gieco y Amig@s
http://www.youtube.com/watch?v=pBiUXu4ZIzg

domingo 22 nov 2009, 21:59

Una sugerencia aunque igual lo conoces: Manuel Chaves Nogales. Creo que sus crónicas de la guerra civil son las mejores que he leido. Algunas de ellas están en su libro A sangre y Fuego. Una maravilla.

martes 24 nov 2009, 19:33

Hoy, al escucharte y verte en el Centro Cultural de Lorca,
he tenido la sensación de tener delante no sólo una gran profesional de internacional,sino una gran persona,una mujer fenomenal,que busca mostrar la realidad del mundo en el que vivimos,para sensibilizar a la gente y que podamos cambiar algo el mundo,o al menos nuestro
mundo más cercano.Hoy en el día de los derechos de las mujeres,quiero expresarte mi admiración porque trabajes
con ilusión y creyendo en lo que haces.En mi condición de
médico que lucha por curar,mejorar o aliviar a las personas que sufren..o escuchar sus historias,es un auténtico placer no sólo escucharte sino verte sonreir.
Cuídate mucho.Un besazo

miércoles 25 nov 2009, 22:08

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Almudena Ariza

Bio Cuadernos de Rodaje

Soy Almudena Ariza, corresponsal de TVE en China y Lejano Oriente. A veces lo más interesante de los reportajes es lo que no contamos. No lo veis nunca en los telediarios ni en los programas informativos. Son las anécdotas, incidencias, dificultades, avatares que nos surgen antes, durante y después de los rodajes y que solo revelamos a los amigos, o ni eso.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios