« La larga espera | Portada del Blog | La última lectura de Clodomiro Castilla »

Algo huele a podrido

Algo huele a podrido en un Parlamento donde cerca del 40% de los políticos ha sido o está siendo investigado por sus vínculos con grupos armados ilegales, fundamentalmente con los paramilitares de ultraderecha. Y ese olor a podrido viene directamente del Congreso de Colombia. Para ver el asunto en toda su dimensión, imaginad por un momento que el 40% de los parlamentarios españoles está bajo la lupa de la justicia por su relación con ETA. Sí, ya sé que son países distintos y conflictos distintos, pero al final no deja de haber la misma conexión: políticos a los que les pagamos el sueldo con vínculos con grupos ilegales.

Afortunadamente eso en España (a nivel nacional, porque ya sabemos lo que ocurrió con Batasuna en el País Vasco) hay que imaginárselo. Pero en Colombia no, porque aquí, para lo bueno y para lo malo, la realidad suele superar a la ficción. El Congreso que se va a renovar en las elecciones legislativas de este domingo es, probablemente, el más corrupto y el más desacreditado de la historia de Colombia. Los datos hablan por sí solos: hoy hay 91 congresistas o ex congresistas investigados por su relación con los paramilitares, en un escándalo de proporciones mayúsculas que aquí se ha denominado como la “parapolítica”. De esos 91 congresistas, 35 están en la cárcel (21 ya condenados y el resto en prisión preventiva ya que las autoridades temen que huyan de la justicia si permanecen en libertad). En ese Congreso hay otros 5 políticos investigados por “farcpolítica”, por su presunta relación con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Todos ellos fueron absueltos. Y hay también otros 2 dos parlamentarios condenados por “elenopolítica”, por sus vínculos con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional.

Por todo esto el Congreso de la República es una de las instituciones más desprestigiadas para los colombianos. Muchos de ellos se preguntan qué legitimidad tiene un Parlamento envuelto en mil escándalos para controlar la labor del Gobierno o simplemente para legislar. Las elecciones de este domingo servirán, entre otras cosas, para lavarle la cara al Senado y a la Cámara de Representantes. Y sin embargo, se corre el riesgo de que el nuevo Congreso nazca con los mismos pecados con los que murió el anterior.

Varias ONG,s y la propia Misión de Observación Electoral (MOE), uno de los organismos que más vela por la transparencia de los comicios, han lanzado la voz de alarma. Advierten básicamente de que el nuevo legislativo puede seguir infiltrado por los grupos ilegales, sobre todo por los amigos de los paramilitares. Hay una formación, el Partido de integración Nacional (PIN), que se ha creado básicamente desde la cárcel. En la prisión de la Picota, varios políticos encarcelados por “parapolítica” han bendecido esa formación para meter en sus listas a hijos, esposas o testaferros.

El PIN tiene posibilidades de obtener varios escaños y la razón es bien sencilla: tiene dinero para comprar votos, y la compra de sufragios es algo que todo el mundo sabe que existe en Colombia. Una encuesta de Gallup confirma que un 7% de los colombianos ha vendido alguna vez su voto, y que un 12% ha tenido la tentación de hacerlo a cambio de algún favor (una casa, una subvención, un puesto de trabajo) o también por amenazas. Elisabeth Ungar, la directora de Transparencia por Colombia, otra ONG que vela por la integridad del proceso electoral, lo tiene muy claro: “muchos candidatos del PIN van a ser elegidos porque son los que más recursos tienen, y son también los que más dinero tienen para amedrentar o para comprar jurados”.

Si al PIN le va bien, puede ser un partido clave en votaciones clave del Congreso. Y si eso ocurre veremos un Parlamento con nuevas caras pero con la misma enfermedad. Y en varios escaños tomará su asiento el mismo perro, pero con distinto collar. Evitar todo eso es una razón fundamental para que los colombianos acudan a votar este domingo, para variar la tendencia que dice que en un país con 30 millones de posibles electores, a cada cita con las urnas apenas acuden unos 9 o 10. La proporción es muy simple: de cada 3 colombianos con derecho al voto apenas lo hace uno. Ahora tienen una buena razón para salir de sus casas y votar, aunque sea con una mano en la nariz. De lo contrario corren el riesgo de que esa mano tape durante cuatro años sus orificios nasales, porque el Congreso, más que nunca, seguirá oliendo a podrido.

12 Comentarios

Sobre el asunto , yo digo que:Cuando me tocó hacer el servicio militar juré a la bandera de España que seria fiel a mi patria y defenderia sus intereses hasta que no me quedase ni una gota de sangre, por eso siempre tengo en mente los intereses de los españoles y por eso muchos me llaman racista . Estamos viviendo un tiempo en que se confunden muchos conceptos y al que ama asu pais le llaman racista , al que defiende la vida le llaman antiabortista, al que se siente hombre capaz de defender a su familia y sus derechos le llaman machista y homofogo, y asi todo , y lo que es peor es que las leyes apoyan estas confusiones y ya no se respeta nada , ni la propiedad privada, un ejemplo es que en Barcelona hay alrededor de 500 viviendas ocupadas por personas que no tienen derecho a hacerlo, pues no son dueños, y una de ellas es mia, ante la impasibilidad de la policia ante el robo y espolio y los jueces, pero esta situación creo que ha de terminar,por la misma razón que muchas personas intuiamos hace tiempo que la economia iba a sufrir un crack .

Clica sobre mi nombre

bien por decir la verdad

Es muy triste tener que reconocerlo, pero si, la verdad es que la politica en Colombia esta cundida de corrupcion a todo nivel y como dices, las posibilidades para que cambie aun con una buena asistencia a las urnas, no son exactamente favorables. Yo espero que la gente que verdaderamente quiere un cambio en el Congreso salga a votar y que se haga sentir. Es tenaz pensar que la gran mayoria de sus miembros esten bajo la mira por corrupcion y que no se vaya a hacer nada por tratar de cambiarlo. Pienso que Uribe, como presidente, ha sido un teso. No debe haber sido nada facil tener que lidiar no solo con los eternos problemas de la guerrilla, los paramilitares, el narcotrafico, los crecientes conflictos con paises vecinos, decenas de atentados contra su vida Y, aparte de eso, tener a semejante partida de picaros en su gobierno interno que lejos de luchar junto a el para combatir estos problemas, lo que han conseguido es crear mas division politica en el pais. Ojala que Juan Manuel Santos salga elegido. Pienso que es el mejor candidato para continuar la labor que comenzo Uribe y que con mano dura pueda conseguir cambios significativos que ayuden a enderezar la situacion interna del pais.

la intensidad del olor a podrido dependerá, claramente, de los asientos en el Parlamento que obtenga el PIN

Si claro Uribe un teso que nunca respondió por que toleró el apoyo de esos corruptos. Y además les dijo que voten sus proyectos antes de que los metan a la carcel. Que falta de MORAL. Y luego dirá como otro recordando expresidente "Yo no sabia" "todo fue a mis espaldas". Ja si como no.
Pero creo que la forma de gobierno de Uribe y el apoyo de tantos es sólo un reflejo de la moral que tenemos los colombianos.
Ese es el problema, si queremos arreglar el pais tenemos que portarnos dignamente y exigir eso a la gente que elegimos. Eso del todo vale nos va a llevar a problemas más grandes. Otra cosa, si todo se arreglara con bala, el medio oriente sería un paraiso...
Eso si, puede ser más fácil pensar que ALGUIEN nos arregle las cosas y así no asumir nuestra reponsabilidad ciudadana. En fin...

Como la realidad supera la ficcion, pero ya pocas veces te sorprende, a mí no me sorprendió cuando vi que la mitad de las personas que se acercaron a votar a mi mesa (era presidente de mesa) votaron por el PIN y más de uno iba con una determinación que olía a comprado. Vamos, tan (mal)acostumbrados estamos, que una señora, con toda la tranquilidad me dijo que ella votaba porue le habian pagado X cantidad para votar por un candidato de x partido. Creo que nunca en mi vida habia sentido ni la verguenza, ni la tristeza, ni la impotencia que me dió. Porque desgraciadamente como aquella señora hay tantos y colombianos.
El Congreso cambió caras pero no mañas, porque siguen los mismo, escondidos en las sombras, esta vez con una pena bajo el brazo pero ¿a quién le importa si te pagan para que te calles?
Personalmente, me dan ganas de olvidarme de que vivo aquí, perder la nacionalidad y buscarme un nuevo país.

Saludos,

Paz

YA veremos cuantos de los políticos elegidos en las elecciones del 14 de marzo terminaran en la CÁRCEL.
si las fiscalia investiga a fondo las financiaciones ilegales.

En este blog no me han publicado dos comentarios, que en ningún caso eran ofensivos para nadie y además no contravenían las normas de particiapación.
|
Es verdad que los dos comentarios no eran favorables al régimen uribista, pero insisto no eran ofensivos, solamente que, para el censor,no eran politicamente correctos.
|
Seguimos sin ver la viga en el ojo propio y en cambio nos esforzamos por ver la paja en el ajeno, algunos seguirán criticando y demandao democracia, derechos humanos, libertad de expresión, etc, en otros paises, y se olvidarán del suyo, España.
|
Sr. Pérez este blog no me merece niguna confianza, en consecuencia por lo que a mí respecta, esta es mi última participación en él.

Luis Pérez, con todo respeto, pareces un extraterrestre en la Gran Colombia.

Cuando se trata de corresponsales de TVE en Latinoamérica y el Caribe siempre echo en falta a Martín Medem, el mejor corresponsal que ha tenido esa casa en la zona, sabía por donde se movía u cuál era la situación en cada momento.

Los nuevos corresponsales de TVE os movéis por consignas, omisiones, propaganda y manipulación, además con notas sensacionalistas o recurrentes a tópicos, lugares comunes y datos pueriles.

En Venezuela se nota mucho que la anterior corresponsal te dejó sus contactos de la derecha (la misma que dió el golpe en 2002) que gobierna en sitios muy puntuales. Te llevan a Globoterror, a los ayuntamientos de PJ y a entrevistar a Leopoldo Gólpez (el mismo que en 2002 trancaba Caracas, lucía pistola en mano y secuestró al ministro de justicia sacándolo de su casa en directo para los canales golpistas de TV).

Sobre Colombia sorprende que te huela raro ahora. Tus reportajes son intrascendentes, parece que te llevan con guía turístco para hacer propaganda del régimen. La nota que hiciste de los políticos ex-rehenes que se presentaban a las "elecciones" fue ridícula, de los que aspiraban a un curul sólo lo consiguió uno, esas personas son irrelevantes políticamente, el régimen los usó después de sus liberaciones y ya está, no les interesan más.

En Colombia deberías saber que para tapar un escándalo se crea otro, más o menos grande según la circunstancia, cuando más álgido estaba el de la parapolítica, crearon la cortina de humo de la fracpolítica y la elenopolítica, lo único que lograton con eso fue que se persiguiera y criminalizara a periodistas y a algún político no uribistas, luego se desvanedció el asunto, el humo.

De Colombia me gustaría ver notas del FRAUDE ELECTORAL (el terrorismo narcoparaco llegó a secuestrar a 300 indígenas para que no votaran), de cómo el gobierno ataca al registrador nacional para controlar resultados en las elecciones presidenciales de mayo, del siniestro DAS (conocido como el cartel de las 3 letras), de las declaraciones de testigos incómodos como Rafael García (ex-jefe de informática del DAS) hablando de su jefe Noguera, el mismo que, según Chávez, fue el responsable de enviar a 150 paracos a Caracas para matarlo.

Interesantes sería ver notas de la mayor fosa común (reciente) encontrada en todo el continente americano, en ella hay unos 2 mil cadáveres desde 2005. Sería importante saber porqué nadie se responsabilizada de los crímenes de estado y se premia con embajadas en el Caribe a militares de alto rango involucrados en los mal llamados falsos positivos, y también porqué la justicia suelta a soldados acusados de asesinatos.

Cuando se habla de J.M. Santos no se dice que él como ministro de defensa fue el creador de las bonificaciones por "dados de baja", esa "genialidad" derivó en los falsos positivos.

De Colombia no se dice que la libertad de expresión es inexistente, el régimen controla todos los medios de comunicación la propaganda de estos crea el asfixiante estado de opinión.

Colombia es n régimen totalitario se mire por donde se mire, un régimen colonial de EEUU.

La corresponsalía de Colombia es difícil, por eso muchos nos acordamos de Martín Medem, estuvo magnífico en Colombia y Cuba, en la isla TVE tiene ahora a la corresponsal más famosa por sus manipulaciones y ataques a un gobierno, aquí lo dicen: google. com. co/search?hl=es&q=corresponsal+tve+cubainformacion+cuba TVE debería ahorrarse a esa corresponsal, Sagrario Garcia Mascaraque, y publicar directamente la propaganda de la gusana Yoani Sánchez. Pena ajena da ver las notas de Sagrario con cuentistas asalariados de EEUU como el Coco Fariñas o las de blanco, nadie se cree esa propaganda, no hay puntos de vista distintos, se omiten las opiniones de los cubanos y de su gobierno, sólo se lanzan mentiras, en especial las del departamento de estado del régimen imperial estadounidense.

En definitiva, el totalitarismo informativo contra la izquierda latinoamericana sí que huele, de lejos.

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Luis Pérez


Hace ya casi dos siglos que el gran sueño de Simón Bolívar se fraguó por estas tierras. La Gran Colombia, una nación compuesta por varias repúblicas recién independizadas de España, echó a andar en 1819. Moriría doce años después, en 1831, víctima de revueltas internas y del desencanto con un Libertador que terminó pervirtiendo ese proyecto de unión suramericana con un Gobierno muy parecido a una dictadura. La Gran Colombia agrupaba varios países.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios