« Ecuador y la guerra de los Correa | Portada del Blog | Las víctimas y el miedo »

La holandesa de las FARC

Tanja nijmeijer

 

Aquella tarde de verano de 2010 no hubo novedad en la selva. Así que Tanja Nijmeijer decidió romper la rutina encendiendo el transistor. Tanja sufrió escuchando la radio, ese aparato que conecta a los guerrilleros de las FARC con el mundo, pero que es, sobre todo, un balón de oxígeno para los secuestrados de la guerrilla, el medio por el que escuchan los mensajes y las voces de sus familias.

 Esa tarde otro balón, de cuero, rodaba en un campo de fútbol de Sudáfrica. España y Holanda se jugaban el Mundial de fútbol en un partido duro y bronco, como la vida en la selva. Tanja, la holandesa de las FARC, se acostó ese día un poco más triste, como todo su país, gracias al gol de Iniesta.

 La derrota de Holanda fue tal vez uno de los pocos momentos malos para esta joven guerrillera, que entró a las FARC por convicción y que no se arrepiente de haberse calzado el uniforme verde olivo y las botas pantaneras. De la vida de Tanja hemos sabido por varios vídeos del periodista Jorge Enrique Botero y por un diario de la propia guerrillera que encontró el Ejército en la selva. Dos retazos de su vida que expresan sentimientos diferentes. Los extractos del diario que ofreció el Gobierno muestran a una Tanja que añora su tierra natal y se muestra desencantada con la guerrilla, con las horas muertas haciendo guardia y los pocos días de acción en el frente de batalla. Los testimonios que le dio a Botero muestran a una Tanja convencida de su ideal revolucionario, de la lucha por la justicia social y un reparto justo de la tierra, que amenaza al Ejército con un festival de granadas, ráfagas de AK-47 y campos minados en caso de que se les ocurra entrar a por ella.

 La vida de Tanja ha quedado retratada en un par de libros. El último que se ha publicado aquí en Colombia es “La vida no es fácil, papi”, basado en las más de 20 horas de testimonios y grabaciones que Botero tiene con Tanja en la selva. Es un relato de su experiencia en la guerrilla, y de ese viaje en varias etapas que cambió radicalmente su vida: de estudiante y okupa en Groningen, a profesora de inglés en la ciudad colombiana de Pereira, a miembro de las milicias urbanas de las FARC en Bogotá, y a la huida al monte para convertirse en guerrillera de facto.

 Tanja demostró actitud y aptitud, y se acercó sin saberlo al Mono Jojoy. Se le daban los idiomas, y eso la convirtió en una pieza clave en la campaña internacional de las FARC. Poco después de la muerte de Jojoy, cuando cayó aquel diluvio universal de bombas sobre el campamento del jefe militar de la guerrilla, se publicó un vídeo de Tanja. La joven holandesa aparecía bailando en el campamento de Jojoy, a pocos metros del líder. Esa imagen la tomó Botero un mes antes del bombardeo. Durante meses se dio por hecha la muerte de Tanja. Pero el propio Botero acaba de confirmar que aquella estudiante de Filología Hispánica sigue viva y con su ideología intacta,  convencida -según le dijo el periodista a la agencia EFE- de que entrará en Bogotá en primera línea de fuego, como Fidel Castro en la Habana, en aquel lejano 1959. 

 

4 Comentarios

lo más lamentable de esta chica, además de poner bombas en bogotá y reivindicar un movimiento y una revolución caduca, es que ha ignorado los llamamientos de su familia, que ha ido a por ella varias veces a Colombia, para que abandone la guerrilla y regrese a su hogar

Sugerencia sobre Colombia, más allá del manido tema de la holandesa de las farc.

http://www.elespectador.com/impreso/opinion/columna-269818-quien-le-importa-juan-ceballos#comment-form

Fascinante la vida de Tanja, creer en tus ideales y luchar por la revolución sea individual o colectiva, engrandecen el espíritu de la justicia y mas siendo mujer en un mundo predominante masculino.
Un beso a esta holandesa guerrillera.

Vale sr. Pérez, ahora le toca una crónica sobre el estado de la democracia, política y económica, y la justicia social en Colombia.
.
¡Ah¡ que nadie se confunda, yo no defiendo a las FARC. En cambio defiendo la libertad real y la justicia social para el pueblo colombiano,
.
Sr. Pérez, le espera esa realidad, en el país del mundo que más desplazados hay por la violencia armanda, que más sindicalistas son asesinados, junto a periodistas y personas de toda condición, por encargo de los poderes económicos y políticos,... esperamos

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Luis Pérez


Hace ya casi dos siglos que el gran sueño de Simón Bolívar se fraguó por estas tierras. La Gran Colombia, una nación compuesta por varias repúblicas recién independizadas de España, echó a andar en 1819. Moriría doce años después, en 1831, víctima de revueltas internas y del desencanto con un Libertador que terminó pervirtiendo ese proyecto de unión suramericana con un Gobierno muy parecido a una dictadura. La Gran Colombia agrupaba varios países.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios