« Zlatá Praha= Praga dorada (en lengua checa) | Portada del Blog | Institut Cervantes v Praze »

Juden in Prag= Judíos en Praga

Visito,una vez más,Josefov..el antiguo barrio judío de Praga..Turistas, como siempre, más o menos despistados. No me sorprende. Sí que los judíos de esta ciudad hayan permitido que esta zona se haya convertido en una disneylandia, casi una mofa comercial,de las tradiciones y mitos judíos. Por todas partes menoráhs o candelabros, estrellas de David, pequeños Golems, tiendas de supuestas antigüedades con objetos de culto a la venta como si se tratara de figuritas de Lladró..Todo a la venta. Por trescientas coronas ( unos trece euros ) se pueden visitar cuatro sinagogas y el cementerio..si eres hombre y no tienes algo para cubrirte la cabeza, por 5 coronas te prestan una kipá provisional...

No es lo mismo en otras capitales centroeuropeas. No, desde luego, en Budapest, ni tampoco en Varsovia, ni en Bucarest o Sofia.. En Praga la comunidad judía vende su pasado para asegurar su futuro. En la sinagoga Pinkas están escritos en los muros los nombres de los 77.297 judíos de Bohemia y Moravia asesinados por los nazis..En la época final del comunismo vivían en Praga apenas 800 judíos.Ahora la comunidad se ha duplicado, pero la edad media es de 55 años. Necesita,probablemente,ingresos extra..Lo entiendo pero me duele ver el mundo judío reducido a mercancía en venta..Me dicen que aquí en Praga hay cristianos que quieren convertirse al judaísmo porque está de moda,es 'chic'...

No pueden decir lo mismo en Hungría,donde este domingo se celebran elecciones generales y donde un partido relativamente nuevo, de extrema derecha, antieuropeo y fascistoide, Jobbik (en húngaro,los Mejores), utiliza a los judíos como la cabeza de turco de todos los males que aquejan al país..En Hungría viven,aproximadamente,10.000 judíos.Para los brutos de Jobbik - que pueden sacar hasta un 20 por ciento de votos en las elecciones de este domingo - Budapest ,la capital,tendría que cambiarse el nombre:JUDAPEST...Se me ponen los pelos de punta...Parece que no han aprendido nada..

5 Comentarios

SEFARDÍES

- Hay una realidad histórica, que en conciencia exige un pronunciamiento y una reparación a los daños causados a estos españoles, que practicaban la religión judía: en sus derechos estamentales, en sus haciendas, y en sus vidas. Con el fomento del sentimiento antijudío, por el resto de la población, en los diferentes períodos históricos, de su estancia en suelo peninsular; y las graves consecuencias que reporta el fomento de este sentimiento en estos españoles en su vida peninsular, y que culmina con la disyuntiva conversión o expulsión.
- Está demostrado que durante más de 15 Siglos, españoles que profesaban la religión judía, han contribuido de forma decisiva (con sus propiedades, con sus profesiones, con sus impuestos y con sus vidas,….), al nacimiento de la España moderna que tiene lugar con los Reyes Católicos.
- En la segunda mitad del siglo XV vivía en España una minoría de judíos convertidos formalmente al cristianismo. Muchos siguieron practicando, en secreto sus creencias, son los judaizantes; otros abandonaron su antigua religión, por motivos diversos. Ambos grupos fueron conocidos como judeoconversos.
-En 1478 se introdujo en Castilla el tribunal de la Inquisición, con el objeto de salvaguardar la pureza de la fe cristiana. Dos años más tarde comenzó sus actuaciones, fundamentalmente contra los judíos convertidos, que eran objeto de un rechazo social generalizado.
- Uno de los principales problemas de política interior que los Reyes Católicos intentaron resolver era la cuestión religiosa: se pretendía la unidad religiosa (se practicaban tres religiones en el suelo peninsular: cristiana, judía y musulmana).
- Pero, en 1492 los Reyes Católicos decretaron la expulsión de los judíos de España, con el argumento de que su presencia contribuía a la disidencia de sus antiguos correligionarios, los judíos conversos. Les dieron, eso sí, la opción de convertirse y permanecer en el país. Los judíos fueron expulsados y sólo una minoría se convirtió. Los que se convirtieron y sus descendientes vivieron en las ciudades (como lo habían hecho sus antepasados) dedicados a la artesanía, al comercio y a diversas profesiones liberales.
- Estos judeoconversos, judaizantes algunos de ellos, otros abandonaron su antigua religión, por motivos diversos, fueron marginados a partir de entonces en razón de su ascendencia. Pasaron muchos por la prueba de la inquisición y a partir del siglo XVI se establecieron los estatutos de limpieza de sangre, como condición indispensable para el acceso a las ordenes religiosas y a los cargos de la administración del Estado y de la Iglesia; teóricamente cerraron a los conversos cualquier posibilidad de ascenso e, incluso, de integración social.
- Los judeoconversos utilizaron diversos mecanismos para borrar su pasado, el primero y fundamental, el dinero, además, la emigración, dentro del territorio peninsular si era posible pero fundamentalmente a las Indias, que con una mentalidad más abierta y a pesar de la legislación en contra, actuaron de puente en la carrera del olvido. La emigración de judíos desde España se prolongó durante los siglos XVI y XVII. Lo cierto es que, a pesar de que sobre ellos recayó con especial inquina el recelo de la colectividad y la acción de la Inquisición, algunos conquistaron un puesto en la sociedad, aunque hubieron de pasar por la preterición de sus orígenes, a través de fórmulas legales o clandestinas.
- Está demostrado, que el fomento del sentimiento antijudío, por parte de las distintas instituciones de autoridad de los diferentes periodos históricos, a parte de sus componentes sociales, religiosos, políticos….tiene un fuerte componente económico. Aparte de las consecuencias para los españoles que practican la religión judía de rechazo social y de peligro para sus vidas, este sentimiento siempre tiene como consecuencia el sustraer las riquezas y propiedades de los judíos españoles en beneficio de las distintas instituciones de autoridad.
- La culminación de esta esquilmación se produce con la expulsión de estos españoles, en un doble sentido:
1º.-privándolos de todas sus propiedades, en el mejor de los casos obligados a malvender su patrimonio.
2º.- privándolos de su vida social: del derecho natural y del derecho civil, al que por razón de su nacimiento les correspondía.
- En resumen se priva a estos españoles de los derechos que le correspondía según la teoría de los estados de Jellinek, de la cual surgen derechos subjetivos que, por corresponder al ciudadano respecto al Estado, se califican de públicos, de fundamentales y se dividen según la tradición del modo siguiente: derechos civiles —de ámbito personal, de la esfera privada—, derechos políticos y económicos, sociales y culturales

Que manía tiene la gente con querer hacer ver a la población judía como la "eterna víctima".El Holocausto fue una desgracia (una bestiada) para los que lo sufrieron pero creo que ya está bien de llorar y pedir caramelos. Los judíos no son los únicos que sufren discriminación(ejemplo: gitanos, homosexuales...) y además han conseguido Israel...
En estos momentos me dan muchísima más pena los palestinos que sufren bombardeos, robos, asesinatos y detenciones ilegales que esa población judía de Hungría que tendrá que aguantar las tonterías de un político imbécil. Las palabras son palabras, pero las bombas MATAN.

Klemperer habla de la extraña relación entre el sionismo y el nacismo, pero tampoco olvidemos que la brutalidad es la brutalidad. Europa no debería haber apoyado a un estado basado en el racismo, pero tampoco debería tolerar en sus fronteras algo que huela remotamente a antisemitismo. Parecía que todo aquello estaba superado y, sin embargo, ha bastado menos de un siglo para volver a las andadas. En cuanto caemos en el desconcierto buscamos un culpable en el de fuera y el antisemitismo tiene una gran y documentadísima tradición en la incultura de este continente.

un mandatario judio dijo ISRAEL FUE DEVIL UNA VEZ Y LO PAGO caro NUNCA MAS

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Aurora Mínguez


Soy Aurora Mínguez y actualmente soy la corresponsal de Radio Nacional en Alemania. Empecé a estudiar alemán hace treinta años porque me enamoré de la ciudad de Viena y de la cultura centroeuropea. Luego visité Berlín y me quedé colgada de las consecuencias de la guerra fría y de un país marcado por un Muro. Para aprender alemán hay que estar muy motivado. Para entender este país, y esta Mitteleuropa, también y, además, amar lo que uno hace.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios