« Wechseljahre=Menopausia | Portada del Blog | Juden in Prag= Judíos en Praga »

Zlatá Praha= Praga dorada (en lengua checa)

Primavera de desarme en Praga..La ciudad dos veces elegida por Obama, el 5 de abril del 2009 y este 8 de abril, para soñar con lo casi imposible: un mundo sin armas nucleares. En una ciudad donde también se soñó, en 1968, con un mundo donde el socialismo era compatible con la democracia y la libertad. Todavía en noviembre del 89, cuando el comunismo empezaba a venirse abajo, Praga era el escenario perfecto para aquellas utopías...una ciudad medio en ruinas, con fachadas modernistas y barrocas rotas, descascarilladas, heridas por años de negligencia y de ignorancia..al atardecer, el sol sacaba de no se sabe dónde aquellos brillos dorados de una decadencia triste y resignada. Praga era una ciudad bellísima en su miseria gris y humilde..

He vuelto muchas veces a Praga desde entonces, por razones de trabajo y también en viajes privados, y he visto como aquella ciudad dorada -o, para ser más exactos,su corazón antiguo- se iba poco a poco transformando en un inmenso supermercado para turistas. Las callejas por las que tal vez alguna vez pasó el rabino Löw, fabricando mentalmente a su Golem, son ahora una sucesión de tiendas de más o menos gusto, que impiden ver aquellos portales y aquellos rincones oscuros de entonces que escondían, si no secretos, sí fantasías y enigmas atrayentes.La calle principal del antiguo barrio judío, la hermosísima Parizska,la calle de París, es hoy día la "Milla de Oro" del consumo de lujo,donde se concentran los Cartier, Boss y Ferragamo que también han invadido otras antiguas capitales ex-comunistas. Es posible que algún turista adinerado se entretenga demasiado en esa zona y pase de largo, olvidando que está muy cerca de uno de los cementerios judíos más impresionantes de la Europa Central y de dos sinagogas imprescindibles:la Vieja-Nueva y la Sefardí..

Zlatá Praha..Ojalá se pudiera recuperar aquel pasado,sin tantos oropeles,sin tantas pizzerías ni tiendas de falso cristal de Bohemia ni marionetas en serie...cuando los escaparates de las pocas tiendas que había eran bonitos en su simpleza,en su modestia.Cuando el café Slavia era todavía un reducto de intelectuales rebeldes y no,como ahora,un sitio lleno de turistas japoneses.Afortunadamente,algo de aquel pasado aún permanece, fiel, en el mismo sitio, desde hace trescientos años: el hotel "Las tres avestruces",en un extremo del Puente Carlos...

3 Comentarios

Aurora, voy a parecer una pelota de este blog, pero es que has tocado una fibra sensible. Estuve en diciembre de 1989 en Praha, estuve en el Castillo el día que Vaclav Havel asumió la presidencia y recuerdo perfectamente cómo la belleza de esa ciudad se imponía a la decrepitud y abandono de muchos de sus edificios, y a la escasez material y a desidia comunista. Y no se me olvidará cómo la euforia de la esperanza de un futuro mejor me recordaba el ambiente en mi barrio a principios de 1976...
He vuelto hace muy, muy poco y la he visto remozada y convertida en un parque temático (te has olvidado de mencionar las tiendas de matrioshkas rusas, huevos de Fabergé y ámbar :-)) Pero así es el capitalismo, Florencia, mi Firenze del alma, es también un parque temático. Si estás ahí, recuerdos a la Staromestka Namesti, al decadente hotel Europa...y a Obama :-)

Zlatá Praha ... que una vez fue, ahora que nuestros dos países están luchando por nuestro futuro. República Checa y Eslovaquia, porque en 1989 todavía estábamos Checoslovaquia tienen una historia común. Los gobiernos también tienen problemas similares son más o menos la misma que entre ellos una diferencia de pocos años. No sé cómo hacerlo una vez Havel, pero tendrá que resolver nuestras futuras generaciones. Pero sé que si uno no hay dinero, nada. Aunque la comercialización es mejor que la nuestra. En Praga, que tenía 2 semanas y fue un día hermoso. Me siento triste por Checoslovaquia, pero la historia probablemente no ha cambiado a causa del cambio que nerozhodovali nosotros - el pueblo.

Vaya! que lujo de corresponsales en el blog!
Sé a lo que os referís. Sin embargo, Leipzig has surgido de una capa gris que la cubría. Es una ciudad maravillosa. En 1996 todavia había muchos edificios sin renovar. Recuerdo la Biblioteca Albertina, parecía que hubiera explotado una bomba dentro (http://www.arc2viz.com/files/projekte/bildungkultur/albertina/TourWeaver_albertina.html). Ahora, digna de visitar, con mucha luz debido a la multitud de vidrireras . Se pasea por la ciudad viendo los edificios renovados y en verdad, muchas tiendas modernas realmente caras para el nivel económico de la zona pero no son de souvenirs. Este es un ejemplo en el que las ciudades anteriomente comunistas recuperan y muestran su belleza pues apesar del mal trato todavia la consevan. La diferencia, el gobierno y el dinero para invertir.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Aurora Mínguez


Soy Aurora Mínguez y actualmente soy la corresponsal de Radio Nacional en Alemania. Empecé a estudiar alemán hace treinta años porque me enamoré de la ciudad de Viena y de la cultura centroeuropea. Luego visité Berlín y me quedé colgada de las consecuencias de la guerra fría y de un país marcado por un Muro. Para aprender alemán hay que estar muy motivado. Para entender este país, y esta Mitteleuropa, también y, además, amar lo que uno hace.
Ver perfil »

Síguenos en...