« Rassismus= racismo | Portada del Blog | Budapest »

Zu alt = demasiado viejo-a

Martina Wilhelm aspiraba a un puesto de secretaria en la Clínica Universitaria de la hermosa ciudad de Heidelberg.Presentó el curriculum y la documentación correspondiente.Días después le devolvieron esa documentación y con ella,un papel amarillo en el que se leía: "Zu alt Geb 61" (Muy vieja,nacida en el 61).

La mujer recurrió a los tribunales por considerar que se trataba de un caso claro de discriminación (en este caso,por tener 49 años de edad) y pedía una indemnización por los daños morales. Los jueces le han dado la razón y la Clínica tendrá que pagar a la señora Wilhem -quien,entretanto, ha encontrado otro trabajo- 10.870 euros en concepto de indemnización y reparación del daño moral sufrido.La Clínica Universitaria insiste en que el problema no era la edad de la solicitante y que había otras personas de entre 49 y 53 años entre las aspirantes al puesto.Sea como sea,el caso es que por vez primera en la República Federal se ha fallado en un caso de discriminación por cuestión de "vejez"....¿cuántos miles y miles de otros casos quedan en la oscuridad aquí y en el resto del mundo? ¿Vamos hacia la demonización de la experiencia,las arrugas y las canas?.


Leyendo esta noticia y reflexionando sobre ella me venía a la memoria la serie "El Ala Oeste de la Casa Blanca" y las dos secretarias del presidente Bartlet.Ninguna de las dos cumplía ya los cincuenta.La primera era casi una anciana con bastantes malas pulgas,por cierto.La segunda, interpretada por la magnífica Lily Tomlin (nacida en 1939)era un personaje delicioso,una mujer superpasada de rosca,ex-fumadora de porros,sarcástica,hiperinteligente,hipereficiente y,sobre todo,profundamente humana por todas sus experiencias,buenas y malas,acumuladas.Nada que ver con la figura de Donna Moss,la secretaria de Josh,quien representa esa juventud llena de atractivo pero mucho más inclinada a cometer errores,algunos garrafales.

Siempre se dice que ser joven es algo que se cura con el paso del tiempo.Ser mayor,o viejo, ni se cura ni es una enfermedad.Es un valor añadido en un mundo que,a veces,parece querer escapar de la reflexión e ignorar la experiencia y la sabiduría acumulada por quienes vienen ya de vuelta.

6 Comentarios

Es encantador que la estupidez del mundo perfecto que nos transmite la publicidad se la acabe tragando la mismísima economía real: solo nos vale el solomillo de la clase obrera, aquellos entre 25 y 40 años (o 30 y 45) que son jóvenes, guapos, fecundos y con el empuje suficiente para intentar quitarse de encima a sus 'mayores'. ¿También quieren que ese tramo de edad soporte todas las pensiones y todos los servicios y sueldos de la Administración?

Aquí no es algo que vaya a pasar... es algo que pasa hace diez años.

Yo con 34 era ya "vieja" para trabajar en Sevilla en casi cualquier tipo de trabajo. En tiendas y comercios olvidate.

Pero de secretaria, pedían que fuera menor de 30 años.

No me importó mucho cambiar de ciudad, pero y si yo quisiera vivir siempre en Sevilla? la única posibilidad es opositar?

Espero que las cosas no sean así fuera. Ahora tengo 41 y el año que viene vuelvo a estar parada... y me da miedo que me rechacen por la edad, algo que no puedo cambiar.

Realmente interesante tu reflexion... Qué ocurre con los faltos de vello capilar y enormes barrigas, que además sufren de problemas respiratorios y se ahogan al hablar por la falta de ejercicio y el empeño en fumar? Qué estupidez mas soberana. Harà o no bien su trabajo? Esa es la cuestion. El problema se agrandece cuando llevan 15 años sin trabajar y quieren reincorporarse al trabajo. Hay como siempre de todo: Hay quien se organiza de maravilla y se reincorpora con mucho exfuerzo y hay quien no lo conseguirá nunca y se sentirá por ello discriminada. Gracias Aurora.

Me parecen muy correctas las decisiones que se toman.

Ich habe 39 Jahre alt, ich bin auch zu alt, und möchte unsere Firma. Ich habe keine Gelegenheit zu sprechen hier in rtve kann ich. Dankeschön.

Los trabajadores se han de hacer empresarios y tener esa mentalidad y pensar en trabajar y no vivir de otros vengan de donde vengan en la adecuada integración identitaria e intercambio construcción lenguaje común protección propiedad fruto del trabajo resultante común.

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Aurora Mínguez


Soy Aurora Mínguez y actualmente soy la corresponsal de Radio Nacional en Alemania. Empecé a estudiar alemán hace treinta años porque me enamoré de la ciudad de Viena y de la cultura centroeuropea. Luego visité Berlín y me quedé colgada de las consecuencias de la guerra fría y de un país marcado por un Muro. Para aprender alemán hay que estar muy motivado. Para entender este país, y esta Mitteleuropa, también y, además, amar lo que uno hace.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios