« "Die Feigheit der Frauen" = "La cobardía de las mujeres" | Portada del Blog | Anstand und Integrität = Decencia e integridad »

Überfordern= exigir demasiado

Otro capítulo acerca del acosado ministro de Defensa. Esta tarde ha tenido que aguantar un buen chaparrón en la Sesión de Control al Gobierno. Y ha intentado justificar sus mentiras y su arrogancia de pasados días diciendo: "Ich war offensichtlich überfordert"= "Estaba claramente exigiéndome demasiado a mí mismo". Es decir, y utilizando su propia argumentación, el barón von Guttemberg estaba intentando lograr la cuadratura del círculo siendo parlamentario, joven padre de familia y, al tiempo, preparando su tesis doctoral. Tres objecciones: nadie le pidió tanto. Segundo, no creo que sea el primer caso de alguien, hombre o mujer, que trabaja, tiene un hijo y hace la tesis. Tercero, el ministro es muy rico de familia, así que no creo que le faltara ayuda en cuestiones domésticas, ni tampoco asistentes en su labor como parlamentario y seguramente tampoco 'negros' para la famosa tesis..Nada justifica que copiara sin citar páginas y páginas de trabajos de otras personas y de instituciones

Esta tarde el ministro de Defensa ha tenido que mostrarse humillado y prudente. Si hace cinco días decía que las acusaciones eran "abstrus", incomprensibles, ahora, ante la acumulación de pruebas, admite que ha cometido errores pero que su intención no era engañar al tribunal de la universidad de Beyreuth. La oposición parlamentaria no le ha comprado semejante burra...

El "Financial Times Deutschland " publicaba hoy una interesante entrevista con la psicoanalista Micha Hilgers sobre el caso von Guttemberg. Según esta especialista, si uno dice constantemente mentiras acaba creyéndoselas él mismo. Y entonces no se puede hablar ya de una mentira, sino de un autoengaño. La psiquiatra opina que este hombre se ha construído su propia realidad, se ha creído que él escribió de su puño y letra la tesis, sin copiar a nadie, e incluso ahora se ve a sí mismo como un mártir que, además de cuidar a sus hijos, y de trabajar, robaba horas al sueño para acabar su trabajo doctoral...

Todo esto puede ser adminisible tal vez en el ámbito privado, pero no en un ministro de Defensa con varios miles de soldados desplegados en Afganistán ,en situación de auténtico peligro; en un ministro que tiene que tomar decisiones importantes sobre la seguridad de la República Federal y que ha dado muestras de manejar muy mal escándalos como los abusos contra los alumnos del buque escuela de la Marina o el bombardeo de civiles en Kunduz.

Los ciudadanos no están al cien por cien al lado del aristócrata que ya ha renunciado a llevar el título de "Dr." delante de su apellido. En la versión digital del FAZ, un periódico liberal-conservador, se ha abierto un sondeo entre sus lectores sobre la credibilidad de V.Guttemberg: el 72 por ciento cree que sigue muy dañada y el 27,40 por ciento opina que ha hecho un buen trabajo como ministro de Defensa. La cuestión es si todo vale para ser titular de Defensa o de cualquier otro departamento. Si se pretende ver esto como un pecadillo de juventud o como una falta al Honor y a la decencia profesional y académica.

Hay quien aconseja a Guttemberg que dimita y que ya tendrá tiempo para reengancharse a la política dentro de unos años. Es joven, aún no ha cumplido los 40, y la gente olvida. Pero parece que él quiere seguir, a pesar de todo, y la canciller sigue creyendo que él tiene fuerza, dinamismo y tanta seguridad en sí mismo como para atraer votos en las próximas elecciones regionales..Habrá que ver cómo reacciona el alemán medio ante este hombre tan encantado de haberse conocido..La sesión de control al gobierno y las explicaciones del Verteidigunsminister,en todo caso,no han resultado muy satisfactorias, ni para la oposición, ni para quienes opinamos que la vara de medir de los políticos es diferente de la del resto de los ciudadanos...

4 Comentarios

Dicen que hay señores con clase y señores sin clase hay diferencias yo no me creo que todo eso del clon sea 100% igual del dicho al hecho dicen hay un buen trecho, al final podemos recurrir a fallos de diseño o a la genética para librarnos sin perder el afan de seguir tratando de descubrir el misterio sabiendo por dónde se anda uno.

Tuve el dudoso gusto de escuchar anoche en el programa de Maischberger a la biógrafa de barón, Anna von Bayern, intentando (para mí, en vano) limpiar la imagen del biografiado.
Pero es que con el gobierno de Merkel, los ciudadanos de a pie tenemos tanta sed de un poco de glamour que algunos
hasta están dispuestos a hacer la vista gorda!!!

No me irás a decir que a nadie se le va la cabeza en un momento dado, menos mal que hay más ayudas robotizadas para operar.

Yo aprecio más a un labrador que a un doctor. Y aunque le reste importancia a la forma en que obtuvo el título creo que el puesto de ministro, más aún, ministro de defensa, lo deja en una situación delicada.

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Aurora Mínguez


Soy Aurora Mínguez y actualmente soy la corresponsal de Radio Nacional en Alemania. Empecé a estudiar alemán hace treinta años porque me enamoré de la ciudad de Viena y de la cultura centroeuropea. Luego visité Berlín y me quedé colgada de las consecuencias de la guerra fría y de un país marcado por un Muro. Para aprender alemán hay que estar muy motivado. Para entender este país, y esta Mitteleuropa, también y, además, amar lo que uno hace.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios