« Ein grüner Kanzler? = Un canciller ecologista? | Portada del Blog | Rajoy in Berlin? »

6.Deutsch-Spanisches Forum =6º Foro Hispano Alemán

Pocas veces se reunen en torno a una misma mesa tantas personalidades destacadas del mundo de la política , la economía, la diplomacia, la empresa y la sociedad de ambos países. Muchas caras conocidas, grandes nombres del mundo del dinero y del poder, distraídos algunos de ellos por la presencia de Norma Duval, novia del empresario Matthias Kühn, quien presumía seguro de acompañante femenina. Varios diplomáticos españoles que se han pasado a las directivas de grandes empresas. Políticos que asombran por la vacuidad de sus intervenciones y algún europarlamentario que se sorprende del alboroto que se ha formado con el tema de sus viajes en primera clase y sus privilegios irrenunciables...

Si ayer la noticia era Portugal, y de ello hablábamos con el comisario Joaquín Almunia - una mente brillante y muy didáctica, una personalidad muy agradable y, además, de Bilbao, como dice mi colega y amigo el delegado de Efe en Berlín, Juan Carlos Barrena, otro bilbaíno-, hoy el asunto dominante era el día después de la subida de O,25 puntos en los tipos de interés decidida por Banco Central Europeo y sus consecuencias para los países en dificultades.

Esta mañana se veían enfrentados en la mesa de debate dos enfoques que, para los que entendemos de economía más bien poco -o sólo lo justo- pueden causar escalofríos, perplejidad o las dos cosas a la vez. De un lado, una figura muy digna de ser tenida en cuenta, Peer Steinbrück, socialdemócrata, ex ministro de Finanzas alemán durante la Gran Coalición y el surgimiento de la crisis, y al que algunos ven ya como el aspirante en la sombra para liderar la lucha por la cancillería en el 2013. Y, de otra, José Manuel González Páramo, miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo y de nacionalidad española. Y no, como algunos dicen, el miembro español dentro de la Ejecutiva del BCE.

Steinbrück criticaba esa subida de tipos de interés y se ponía del lado de los países en dificultades, diciendo que así se les hace aún más difícil pagar su deuda y crecer.Y que no hay tal peligro de subida de inflación, como admiten los propios industriales y empresarios alemanes. González Páramo contraatacaba afirmando que es la medida que había que adoptar, ayer, y con todos los datos sobre la mesa. Defendía al BCE de sus amores y su giro hacia el rigor y la ortodoxia financiera cada vez que la inflación -según Frankfurt- parece que se desmanda. Añadía además que cada país tiene que hacer sus deberes, poniendo su casa en orden y aplicando las reformas que sean precisas.. Reformas que se traducen no sólo en la cesión de soberanía en lo monetario y lo económico, sino en lo social: "Se acabó esto de que cada país hace su política laboral...ya hemos visto las consecuencias que esto trae".

Y qué quiere decir esto? Que en Europa salarios y competitividad van a ser un matrimonio indisoluble, y que nos vamos a olvidar muy pronto de los convenios salariales que ajustaban las subidas de sueldo a los incrementos de la inflación,sin más .La idea no es mala, pero no siempre va a estar claro cuándo se incrementa o no la productividad de un empleado, y eso lo va a decir sólo el patrón. Y esta es la realidad que nos espera, así como la secreta esperanza de que estos gurús de la economía actual no se equivoquen como ocurrió en el pasado.

Como periodista uno escucha al señor González Páramo y entrevista después al presidente del BBVA , Francisco González, y encuentra similitudes sospechosas. También el jefe del banco número 12 del ranking mundial habla de alcanzar un acuerdo lo antes posible en el capítulo laboral en España y de privatizar las Cajas lo antes posible -previo saneamiento con dinero público en el más breve espacio de tiempo - como fórmula para salir de la crisis cuando antes..Y uno se pregunta: ¿No se les olvida algo? ¿dónde quedan los seres humanos? Ni una sola vez en estas sesiones del Foro Hispano Alemán se ha mencionado el tema del paro en España, la ausencia de perspectivas defuturo para los jóvenes, el drama para las familias que han perdido sus hogares o los domicilios en los que no entra ni un solo sueldo y pronto ni un subsidio social.

Steinbrück denuncia que todos los desastres producidos por los bancos y por la mala gestión económica los van a pagar única y exclusivamente los contribuyentes, y que los Estados se van a ver confrontados tarde o temprano con la pérdida de su legitimación por no explicar bien las cosas, por decir medias verdades o por no admitir abiertamente que estamos en medio de un experimento que no sabemos cómo va a acabar. A estas alturas, se habla del rescate inmediato a Portugal, pero nadie pone sobre la mesa la cifra exacta de las deudas acumuladas,ni datos sobre cuánto vamos a pagar en los próximos decenios por los avales de esos tres planes de rescate (Grecia,Irlanda y ahora Portugal) y por el mecanismo permanente de ayudas para países en dificultades que se pondrá en marcha a partir del 2013..Y eso si no cae algún otro país. Son cifras de billones o de miles de billones de euros que resultan casi inconcebibles. Tengo la sensación a veces de que vivimos sobre una gran bomba a punto de estallar. Y no sé quién vendrá entonces a rescatar a Europa.A lo mejor es la Reserva Federal,en donde la máquina de hacer billetes funciona a toda pastilla y donde miran a otro lado cuando oyen la palabra "inflación".

5 Comentarios

Können wir Geschäfte zusammen machen?

Poner un ojo en el medioambiente y lucha contra desastres puedan venir teniendo acogimiento pacífico y colaborativo, el caso es hacer y dejar hacer ayudando, en la forma debida ahora midiendo bien los riesgos no descarto el enfoque internacional en función de sostén para lo cual hacemos esfuerzos ahora apoyados de muletas tecnológicas, eso de los límites biodiversidad y ambientales con sus indicadores no se pueden quitar de la cabeza y prospectar el espacio supliendo los límites terrestres extracción de recursos para una población que no para de aumentar desatando más conflictos cuando calentamos más de la cuenta y los desatres sin canal eficiente colaborativo no ayuda.

Luego te leo Aurora.

Können wir Geschäfte zusammen machen?

Poner un ojo en el medioambiente y lucha contra desastres puedan venir teniendo acogimiento pacífico y colaborativo, el caso es hacer y dejar hacer ayudando, en la forma debida ahora midiendo bien los riesgos no descarto el enfoque internacional en función de sostén para lo cual hacemos esfuerzos ahora apoyados de muletas tecnológicas, eso de los límites biodiversidad y ambientales con sus indicadores no se pueden quitar de la cabeza y prospectar el espacio supliendo los límites terrestres extracción de recursos para una población que no para de aumentar desatando más conflictos cuando calentamos más de la cuenta y los desatres sin canal eficiente colaborativo no ayuda.

Luego te leo Aurora.

Mantener la sangre fría y calcular movimientos, a veces sólo con la cabeza o tu maquinita de ayuda para poder anticiparte con ayuda colectiva de unión, centrarse en nuestros recursos sin malgastar compartiendo con el resto de mundo con el riesgo de incendios en otras zonas no han sabido llegar a tiempo o no podido desarrollar un paraguas evite males mayores, el desgobierno no rescata y suele empeorar sobre todo cuando el tiempo no acompaña.

Los bancos, al menos en España, no han dejado de ganar dinero muy a pesar de la crisis. Solo uno, ccm, ha necesitado rescate público; al contrario de lo que ha ocurrido en Alemania o en Francia, donde han sido varios. Sin embargo, la economía estatal española hace aguas en temas tan espinosos como el déficit o el paro. O sea, que el capital privado puede ganar dinero mientras el gubernamental lo pierde. Esto ¿adónde nos lleva? ¿a una sociedad ultraliberal donde el beneficio mercantil se convierta en un nuevo dios?. Muchas veces, cuando pienso en esto, recuerdo el libro de Max Weber "La ética protestante y el espíritu del capitalismo" (no sé si ya lo he comentado antes), donde se expone la idea de que el éxito en la vida se mide por la riqueza que acumule ya el individo ya la sociedad a la que pertenece. Y no puedo evitar extrapolarlo a foros como este que comenta, siervos de una deidad pagana llamada "Geld".

Magnífica entrada, Aurora:
Agradezco infinito que, para variar, el periodista de turno admita que de economía sabe lo "justo" (que no es poco) y bajo esa premisa analice la realidad que le rodea. Eso le da al texto una humanidad que a veces desaparece en el momento que nos ponemos hablar de dineros y sus problemas.
Por desgracia, Steinbrück tiene razón. Llevamos tres años de experimentos y nadie sabe por dónde vamos a acabar y aún peor, estoy segura que nadie sabe cómo diablos vamos a pagar tanto años de desmande.
Un saludo

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Aurora Mínguez


Soy Aurora Mínguez y actualmente soy la corresponsal de Radio Nacional en Alemania. Empecé a estudiar alemán hace treinta años porque me enamoré de la ciudad de Viena y de la cultura centroeuropea. Luego visité Berlín y me quedé colgada de las consecuencias de la guerra fría y de un país marcado por un Muro. Para aprender alemán hay que estar muy motivado. Para entender este país, y esta Mitteleuropa, también y, además, amar lo que uno hace.
Ver perfil »

Síguenos en...