« Elemental, querido Watson | Portada del Blog | Los pepinos y los muertos »

Esos vagos del Sur...

    miércoles 18.may.2011    por Miguel-Ángel-Berlin    5 Comentarios

 Ya sé que en España muchos se estarán rasgando las vestiduras al oír decir a Merkel  que no puede ser que griegos, españoles o portugueses se jubilen antes que los alemanes y que tengan más vacaciones.  Eso inmediatamente exige aclarar que la edad legal de jubilación en Alemania ahora mismo son los 65 y se ha ampliado gradualmente a los 67: a partir del 1 de Enero de 2012 empezará a contar un mes más de trabajo para que al final todos los alemanes se jubilen con 67 en el año 2029. Eso ya lo aprobó Alemania hace casi 7 años, con el Gobierno Socialdemócrata-Verde de Schröder. España ha copiado ese proceso, pero como lo ha puesto en marcha más tarde no ha tenido más remedio que ponerlo más rápido. Así, los españoles nos jubilaremos todos con 67 en el año 2027. Vamos, pues, más rápidos que los alemanes.

Griegos y portugueses (desde 2007) se jubilan con 65, aunque ahora se está hablando de ampliar a los 67 también.

En cuanto a las vacaciones, la ley alemana dice que las vacaciones mínimas son 24 días, incluidos sábados (20 días de lunes a viernes). Pero esa es la excepción, más que la regla, porque son normales contratos de 30 días de vacaciones.

Si miramos la jornada laboral, en España se trabaja 8 horas mientras que en Alemania se trabajan 7. Y puedo decir que cuando se dice que “…en Alemania se trabajan 7”, quiere decir que en Alemania no se trabaja ni un minuto más… pase lo que pase.

Habría mucho que hablar sobre esto, porque es verdad que en España hacemos demasiadas horas pero, tal como ha caricaturizado un programa sueco, no siempre se “trabaja de verdad”.

Es cierto que debemos trabajar menos horas y más intensamente, pero soy testigo de que cuando llega un momento de apuro a un trabajador español le puedes pedir que haga un esfuerzo. Aquí  sin embargo, no saben lo que es salirse del paso pase lo que pase. Genéticamente incompatibles: da lo mismo lo que pase, la intensidad del trabajo, las necesidades: siempre van al mismo paso. Si hay trabajo, trabajan, si no, ocupan la silla. Pero como haya que dar un acelerón, improvisar, etc… olvídate. Y a las 7 horas se van a casa.

Ya he dicho en más de una ocasión que para un alemán las horas de ocio son sagradas (y eso para mí es admirable, no criticable). Pero claro, si ese programa sueco nos caricaturizaba como colgados todo el día de facebook en el trabajo, para mí sería fácil caricaturizar a un alemán, como el que llega a su hora ( si no ha pedido hora con el médico (regular y habitual), se prepara un café (gratis), y sigue, como el día anterior, buscando las mejores ofertas de vacaciones, mirando la bolsa, leyendo las noticias sobre lo vagos que son los españoles, griegos y portugueses, sumando y apuntando los minutos de más trabajados cada día para ver si pueden sacar un día más de vacaciones, otra vez buscando vacaciones baratas a poder ser en España…

En fin, si vamos a continuar con tópicos, no llegaremos a ningún lado.

Pero tranquilos, estas palabras de Merkel suenan, más que a propuesta, a mitin para tratar de tranquilizar a los ánimos en las bases de su partido, adoctrinados a base de leer todos los días el BILD.

De momento, la oposición ya ha dicho que Merkel debería hacer propuestas en serio en lugar de soltar frases populistas para sus bases. Lo cual tranquiliza. No todos en Alemania piensan lo mismo.

Miguel-Ángel-Berlin   18.may.2011 18:02    

5 Comentarios

Vivo desde hace 19 anos en Alemania y secundo totalmente los que dices.
Aquí se trabaja de manera más eficiente que en Espana, pero no más.Cada cual tiene muy claro su tarea y la desempena con dedicación y sin entretenerse, pero a la 7 horas, caiga quien caiga se larga.Nadie controla el trabajo del otro. Cada cual es responsable de su tarea.
Pero trabajar en este país es mucho más facíl y se trabaja mejor, se cree en tí desde el minuto uno y se confia en tu responsabilidad.Eso da mucha seguridad.
El tiempo libre es sagrado y hacer horas extras no es costumbre y no está bien visto

miércoles 18 may 2011, 21:00

No estoy de acuerdo completamente con lo que aquí se escribe. Creo que depende del sector laboral al que nos estemos refiriendo.
En el área de la educación, por ejemplo, sí se trabaja mucho más en Alemania que en Espania. Comparemos el número de horas lectivas: un profesor de secundaria en Espania imparte como máximo 16 o 18 clases semanales. En Berlín son 26... y en mi opinión la calidad de la ensenianza es mejor, es decir, sí se trabaja "de verdad"

miércoles 18 may 2011, 22:25

Llevo residiendo en Alemania desde 1992 y estoy totalmente de acuerdo con tu opinión.
A mí me molesta especialmente la falta de flexibilidad mental de los alemanes cuando es imprescindible improvisar en el trabajo y su "complejo de superioridad" -nosotros alemanes trabajamos más y mejor que vosotros europeos del sur-. !Sólo faltaba que la canciller les reforzara ese "complejo"!

jueves 19 may 2011, 00:11

Buen artículo, Miguel Ángel. No voy a generalizar sobre los alemanes, pero a Angela Merkel en particular le diría que se viniera a #AcampadaSol, que me han dicho que hay miles (y en España millones) que tienen 365 días de vacaciones al año... eso sí, son forzosas y vacaciones no pagadas... ¿aguantarían eso los alemanes?, huy, al final he generalizado.
;-)

jueves 19 may 2011, 18:23

Es necesario ampliar el foco del tema y decir que ni ellos son la panacea del trabajo ni nosotros los "vagos del sur" como titulas tu último post.Hablando con alemanes que trabajan en España, uno me comentaba que alucinaba porque era el responsable de una empresa alemana para el mercado español y portugués y había empresas que le citaban para las 5 de la tarde. Y él decía que en Alemania, a esa hora, ya no trabajaba ni el tato (como en Francia o Bélgica). Éste fue uno de los que reconoció que, eso que dicen que en España estamos todo el día de fiesta tomando cañas, es mentira. A lo que yo le contesté que ya puede decírselo a todos sus amigos y conocidos, para que se vayan rompiendo tópicos.
En cuanto a los que comprenden que Alemania esté un poco harta de estar socorriendo a todo el mundo, les diría que los ciudadanos no somos los que conseguimos los criterios de convergencia, pero sí los que pagamos las consecuencias cuando los números no salen.

sábado 21 may 2011, 19:40

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Miguel Ángel García

Bio Ich bin

“Soy un ciudadano de Berlín”. JFK llevaba apenas unas horas en Berlín Oeste cuando se declaró berlinés. Al otro lado del muro, un hombrecillo verde, con un impecable sombrero ya pasado de moda, cruzaba airoso las calles del Berlín Este, por aquel entonces apenas habitadas por tranvías llenos de proletarios.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios