« Elija su propia aventura en Berlín | Portada del Blog | Información-especulación »

“Vae victis” vs “...y perdónanos nuestras deudas…”

    martes 17.mar.2015    por Miguel-Ángel-Berlin    5 Comentarios

Todavía viven algunos. Viven víctimas y viven verdugos. Griegos que estuvieron a punto de morir fusilados, o de hambre. Y alemanes que hace 73 años, bajo el régimen nazi, invadieron Grecia, deportaron a 10.000 a Auschwitz, fusilaron o mataron de hambre a  otros 300.000 mil , quemaron pueblos, dinamitaron puentes, puertos, carreteras, ferrocarriles, fábricas, edificios y destrozaron cosechas para amedrentar a los griegos y disuadirlos de unirse a la resistencia.

Además, obligaron al Banco Central griego a darles un crédito de 476 millones de marcos. Los expertos han calculado que esa cantidad equivaldría ahora a unos 11.000 millones de Euros. Nazisfmacher-jdit

Una comisión de expertos puesta en marcha por el anterior gobierno conservador de Antonio Samaras calculó que Alemania debe otros 330.000 por todos los crímenes cometidos y nunca indemnizados.

Alemania sólo ha pagado  a Grecia 115 millones de marcos en los años 60.

                       

Las reclamaciones de reparaciones de guerra  de Grecia amenazan con volver a convertir en enemigos viscerales a dos pueblos en Europa.

 La gran confusión de todo esto es porque viene en un momento especialmente inoportuno.

Me temo que la opinión pública europea contempla esta exigencia de reparaciones de guerra de Grecia -70 años después- como un episodio más de la llamada “Crisis del Euro”, un intento de venganza de los griegos. Pero el asunto no tiene nada que ver. Se debe desvincular totalmente de la “guerra contra la austeridad alemana”.

Es, sencillamente, otro asunto. Un asunto de “Vae victis” o de “…y perdónanos nuestras deudas…”

Dos visiones totalmente contradictorias.

 “Vae Victis”

En el siglo IV antes de Cristo, antes de que Roma llegara a ser lo que fue, (apenas tenía 300 años de existencia) los germanos invadieron Roma. Los sometidos romanos pactaron con los vencedores germanos pagar una indemnización de unos 300 Kilos de oro para que se volvieran a sus bosques del norte. Los germanos, que eran bárbaros, pero nunca fueron tontos, falsificaron las balanzas. Los romanos se quejaron. Fue entonces cuando Brenno el bárbaro arrojó una pesada espada sobre los pesos de la balanza (cerca de 3 kilos más de oro) , diciendo aquello de “Vae victis” “¡Ay de los vencidos!” O sea… “Te j… y te aguantas”. Brennus_and_Camillus

¡Vae victis!. ¡Ay de los vencidos!

Alemania terminó de pagar las reparaciones de la I Guerra mundial en 1983 y los intereses en Octubre de 2013 (125 millones de Euros).

En 1919, las potencias vencedoras de la I Guerra Mundial impusieron a Alemania unas condiciones de rendición tan duras (sólo en oro contante y sonante se calcula que hoy sería medio billón de dólares) que permitieron a Hitler alimentar el victimismo alemán ante la humillación por la derrota.

Esta vez fueron los aliados los que dijeron “Vae Victis”

Las consecuencias, las conocemos todos.

Al terminar la II Guerra Mundial, tras la Conferencia de Potsdam, Alemania quedó sometida también a unas duras condiciones que incluían la desindustrialización de amplias zonas e incluso el empleo de alemanes como trabajadores forzosos en la Unión Soviética. Otra vez, los bárbaros oyeron el “Vae Victis” de sus vencedores. Ptsdams

En 1953, las potencias aliadas, en los llamados Acuerdos de Londres, decidieron no cometer el mismo error del Tratado de Versalles.

Si Alemania hubiera tenido que pagar indemnizaciones por todos los crímenes y destrozos que cometió durante el régimen nazi (en toda Euroa), nunca habría levantado la cabeza.

La historia –Europa- sería otra.

Las potencias aliadas perdonaron a Alemania buena parte de las deudas de guerra. Pero no perdonaron sólo las reparaciones de guerra  que Alemania debía a las potencias vencedoras: perdonaron también las reparaciones que debía a otros países que no contaban como potencias aliadas, los convidados de piedra que fueron además, con excepción de Francia, los que más sufrieron la barbarie nazi.

El Rey Constantino de Grecia firmó aquel documento que le presentaron bajo la expresión “Me doy por enterado”.

Y Alemania, a partir de entonces, vivió el “milagro económico”.

En 1990, cuando la reunificación, en el llamado Pacto 2+4 (RFA, DDR, Reino Unido, Francia, USA, URSS), se llegó al acuerdo de dar por liquidadas las reparaciones de la II Guerra Mundial. 2+4s

¿Dónde está la silla de Grecia en el Tratado 2+4?

Tampoco allí tenían mesa los pequeños países. Der Spiegel ha revelado recientemente las maniobras de Hans Dietrich Genscher y Helmut Kohl, para que en la terminología de esos documentos nos se incluyera, por ejemplo, la palabra “paz”, que pudiera levantar la liebre.

Pero durante estos 70 años, las reclamaciones griegas, las del país y las de las víctimas individuales, no han cesado. Aunque el Tribunal Constitucional griego les ha dado la razón, han fracasado en tribunales alemanes.

El Tribunal de la Haya ha dado la razón a Alemania en las reclamaciones similares planteadas por Italia. (Por cierto, Grecia también podría pedir reparaciones a Italia porque, antes que Hitler, Mussolini también intentó invadir Grecia, aunque fracasó).

En esa sentencia del Tribunal de Justicia de la Haya, que bajo el concepto de inmunidad estatal incluye también la imposibilidad de confiscar bienes de un país justificadas en reparaciones de guerra, el gobierno alemán da el asunto por “política y jurídicamente, aclarado, cerrado”.

 

Jurídicamente puede que sí, aunque hay expertos que dudan. Una cosa serían las reclamaciones estatales y otra las reclamaciones individuales de las víctimas.

Y en el caso del crédito forzoso, los aspectos jurídicos no parecen tan claros. Alemania lo da por cerrado porque, aunque nunca se pagó, no lo considera un crédito propiamente dicho, sino un crimen más y, por lo tanto, caducado jurídicamente junto al resto de crímenes).

Lógicamente, muchos se preguntan ahora  “¿Cómo se puede exigir a Grecia ahora que pague sus deudas si nosotros, los alemanes, no pagamos las nuestras?” (Grigor Gysi, die Linke).

Políticos del SPD, die LInke, los Verdes, creen que habría que hablar con Grecia y llegar a un acuerdo, que hay que pagar.

Pero el gobierno alemán dice también que el asunto está “políticamente” cerrado.

Y eso, visto lo visto, no es verdad.

Aquí el “Vae victis” cobra una paradójica dimensión: lo dice el militarmente vencido desde el papel de económicamente vencedor.

Miguel-Ángel-Berlin   17.mar.2015 11:39    

5 Comentarios

Hola, quiero agregar que los invasores de Roma en 390 a.c. no eran Germanos, eran Galos, Galos cisalpinos del norte de la península italica elmismo Breno era Senon, es un buen articulo.

miércoles 18 mar 2015, 02:24

Me ha gustado mucho el artículo. Personalmente considero que hay mucha razón en él. Pero el correr del tiempo,..¡ nunca juega a favor de nada! , ..ni de nadie. Han pasado la friolera de 70 años ( bastante + de medio siglo). Y aunque muchos de los testigos (buenos & malos)....
de tan "penosa" contienda, sigan entre nosotros y a pesar de que muchísimas mas mentes, no solo en Europa sino en el mundo
entero sigan inquietas cada vez que leen, ven, escuchan o recuerdan un episodio de la historia que nunca debió de haber acontecido.
Pese a todo eso y lo mucho más que sin duda se nos queda en la recámara de la memoria,.....pienso yo que los momentos son muy
distintos. En el mundo en que vivimos, cuenta el momento y la "mayoría" que vive el presente con sus problemas. Los momentos no solo
son tremendamente distintos sino que la masa poblacional que configura la Europa de hoy también es tremendamente distinta,...tanto en niveles de vida como de relación social, como en gradientes de temperatura cultural.
Quizá si saliéramos a la calle y le preguntáramos al estereotipo medio de europeo si él considera si Alemania debería de" pagar sus deudas pasadas con la historia para que de esta forma pudiéramos tranquilamente pedir que pague Grecia las que tiene actualmente con la unión monetaria,el banco europeo o el FMI .........o no nos contestarían a la pregunta y se irían por donde vinieron......o nos dirían que antes solucionaremos el tema del paro en Europa y el sistema con que opera el Banco Europeo o el FMI.....o que intentaramos antes terminar con el hambre en el mundo o con las 17 o 18 guerras que todavía nos acechan en el mundo real del presente.
Y que sin que sirva de precedente,....que si lo de Grecia tiene pinta de ser una deuda de por los siglos de los siglos venideros, tratáramos
por todas las formas de "condonarsela" ...y que nos ocuparamos de seguido del resto de los verdaderos problemas de nuestro tiempo,.......
antes de que muchísimos europeos se marchen de este mundo sin saber lo que es vivir "aceptablemente,....sin hipotecas,deudas y demás.
Un saludo.

jueves 19 mar 2015, 15:31

Siento la falta.Sustituyase "... aceptablemente por aceptadamente...".
saludos.

sábado 21 mar 2015, 13:37

Siento la falta: Sustituir "...sustituyase por sustituir..."
(...la R.A.E....es la R.A.E.!).
Otro saludo.

sábado 21 mar 2015, 13:41


Qué majetes los aliados ... porque vale que en lo que a ellos directamente tocaba tomaran la decisión que mejor/hache les pareció; pero decidir/dar por hecho que los pequeños también "perdonaban" las reparaciones, sin preguntar. En fin.
Por lo que hace a Grecia se podía "arreglar" el tema descontando lo que debe este país de los 11.000 (con el cálculo a día de hoy) del crédito que dieron (obligados; y que no se estará devolviendo desde Alemania tampoco, supongo) al del bigotillo y adláteres. Y el resto -ya sea a favor de los griegos o no- que lo negocien claro.
Con el resto de los países a los que los aliados timaron de alguna forma, igual se podía hacer lo mismo. Y de nuestro país que tampoco se olviden, porque hay quien está convencid@ de que la guerra civil de aquí fue una especie de ensayo para la de después, en la que no estuvimos.

domingo 19 abr 2015, 19:55

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Miguel Ángel García

Bio Ich bin

“Soy un ciudadano de Berlín”. JFK llevaba apenas unas horas en Berlín Oeste cuando se declaró berlinés. Al otro lado del muro, un hombrecillo verde, con un impecable sombrero ya pasado de moda, cruzaba airoso las calles del Berlín Este, por aquel entonces apenas habitadas por tranvías llenos de proletarios.
Ver perfil »

Síguenos en...