« Círculos concéntricos | Portada del Blog | Zapatero en la cumbre »

2012

El resultado de la cumbre del G-20 quedó bastante claro el viernes a primera hora. Obama convocó por sorpresa una rueda de prensa. Fue a las ocho y media de la mañana. Compareció con Sarkozy y Gordon Brown para leer la cartilla a Irán por la instalación secreta de Qom. Se acabó la cumbre, pensé. Asunto liquidado. Y de hecho, la noticia eclipsó con creces la reunión de Pittsburgh. Hasta tal punto, que la primera pregunta en la rueda de prensa que dio Obama a su término la hizo AP y fue sobre Irán. En España los tiros iban por otro lado, a propósito de una foto con dos menores. Como son menores y van a tener que sufrir este lunes la mierda hipócrita que se ha vertido sobre ellas, no haré más comentarios.

Volviendo a Obama; me sorprendió la oportunidad del momento elegido. Pudo hacerlo la víspera en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Era el sitio apropiado. La versión oficiosa es que no quería eclipsar el acuerdo de desarme nuclear y que no había tiempo suficiente para informar a los aliados. No tengo línea directa con el Presidente, así que la daré por buena. Pero supongo que también influyó lo poco que iba a dar de sí la cumbre del G-20. Si expurgamos lo que nos vendieron -un G-20 que poco menos que sustituye al G-8, un reequilibrio de la economía mundial por un modelo sostenible, una apuesta por el empleo-, el resultado es un compromiso a la carta y nuevos plazos para meter en vereda al sistema financiero.

Dos eran los puntos a debate: primas y requisitos de capital. Sobre la cuestión de los sobresueldos de los ejecutivos bancarios, se ha impuesto la propuesta de la Reserva Federal. Aunque le petit Napoleon saliera diciendo que habían acordado nuevos límites a los bonus. Es lo que pasa con las palabras de más de dos sílabas. Se interpretan como cada uno quiere. La realidad es que serán los bancos centrales los que supervisen la política salarial. Ya sabéis mi opinión: este enfoque me parece más flexible y pragmático. Un ejemplo: en Camelot, las entidades que han recibido dinero público están ya obligadas a que las juntas de accionistas den el visto bueno a eso que llaman planes de compensación de los masters del universo. Si los accionistas estaban cabreados con los sobresueldos, no lo han demostrado con sus votos. De media, casi el 90% han respaldado a la dirección.

Pero esto de las primas era el caramelo de cara a la galería en Pittsburgh. Mucho más importante es la cuestión de endurecer los requisitos de capital para los bancos. Esa es la verdadera salvaguardia para evitar otra crisis como la que sufrimos. Y para explicar el resultado de la cumbre del G-20, tengo que tirar de una cosa que se llama Basilea II. Lo siento, se me abren las carnes cada vez que mento esa bicha. Basilea es una ciudad de Suiza y un complejo entramado de normas que regulan las exigencias de capital de los bancos europeos y asiáticos. Se supone que esos requisitos permiten que los bancos puedan enjugar las pérdidas cuando vienen mal dadas. La cantidad reservada va en función del riesgo que asumen en sus inversiones. Suena bien, pero la realidad es que los bancos determinan ellos mismos el riesgo de sus activos, con sus propios modelos y con la ayuda inestimable de las agencias de rating. Sí, esas mismas que no se olieron la tostada.

El problema es que el capital, otra palabra de más de dos sílabas, puede ser de calidad buena, mala o regular. Lo hay excelente, como el que sale de las acciones de la propia compañía o los beneficios que no se reparten y van a reservas. Lo hay más dudoso como las acciones preferentes, que se tienen que pagar en última instancia. Y lo hay claramente cachondo como los impuestos aplazados o los famosos CDS de AIG, que permitieron a esos mismos bancos no tener que aprovisionar más capital para respaldar sus paquetes estructurados con subprime. Menos mal que el contribuyente americano salió al rescate de AIG. Technicalities aparte, Basilea ha hecho un pan como unas tortas porque mezcla los tres tipos de capital en el mismo saco. Y así nos ha ido. Gracias a Basilea, la crisis se contagió de uno a otro lado del Atlántico.

Estados Unidos no ha suscrito Basilea II. Sus problemas vinieron por otro lado, por la falta de regulación y de supervisión. Por el mismo exceso de codicia y estupidez. Pero la realidad es que ahora el mundo funciona con dos sistemas distintos. Visto lo visto, Camelot no quiere meterse en Basilea. Apuesta por doblar hasta el 8% los requisitos de capital bueno y por limitar el apalancamiento. Los europeos no compran esa propuesta, porque no tienen límites de apalancamiento y porque, a día de hoy, sus bancos están menos y peor capitalizados que los americanos. Sorprendente, ¿verdad? Para salvar la brecha tendrían que diluir el valor de sus acciones. Y eso duele. Ahora ya no os extrañará que el G-20 haya aplazado la cuestión a finales de 2012. Dice el calendario maya que en diciembre de ese año se acabará el mundo. No es el Apocalipsis. Es el fin del mundo tal como lo conocemos. Ya veremos.

.



10 Comentarios

Vaya Gabriel, cuando tú llegas yo me voy...
Otro día será, que a estas deshoras ya sólo me llama la posición horizontal...
Pero como siempre, recibe un afectuoso saludo de mi parte...

Descansa bien, Juana. Yo me he pasado el sábado durmiendo. Necesitaba recuperarme del atracón de Pittsburgh. Un fuerte abrazo. Sleep tight.

No creo que tan sólo Basilea sea la culpable de esto. La crisis la hemos creado nosotr@s de alguna u otra forma, y como ya sabemos, salir de esto ha costado caro. El acuerdo final no resulta una novedad. Lo peor que podría pasar en el futuro es no saber qué tipo de economía (o de visión económica) deben las naciones asumir tomando en cuenta la coyuntura general en el planeta en el presente siglo.

Saludos.

Tres cosas me han gustado del post: el comentario en sí, que es muy esclarecedor; la reinterpretación de la ilustración de Alicia en el País de las Maravillas (algunos "humoristas" deberían ser tratados como verdaderos comentaristas políticos, que precisión....) y la canción de R.E.M., que sin ser mis favoritos, hoy por la mañana, me han gustado.

.

Por lo demás...Yo casi me bajo aquí.

Un saludo.
J.H.

Hola Nicolás. Basilea no es la única culpable, por supuesto. Sólo he dicho que gracias a ella, la crisis se contagió de un lado a otro del Atlántico. Gracias a ella, los CDS permitieron que las reservas de capital fueran endebles. Ejemplo: Royal Bank of Scotland. Cuando reventaron Lehman y AIG, muchos bancos europeos se encontraron en una situación prácticamente insolvente. No había reservas suficientes para enjugar las pérdidas. Si los requisitos de capital hubieran sido más sólidos, otro gallo habría cantado. Saludos.

Este tema me deja varias sensaciones.
La que más me representa es una que tomo del titulo de un libro recientemente presentado (en una aldea lejana y pequeña.) ………..“Las Prisas pasan y las Cagadas quedan”
En lo financiero/económico
La reunión pactada de antemano fue imposible de postergar por que la imagen resultante era muy dañina y se completo a sabiendas que se desarrolla con muy poco margen y se entrego lo que se pudo, es decir, muy poco. ¿Por qué paso algo así? Creo que los líderes gobernantes llegaron al borde del precipicio y no les gusto lo que vieron. Hoy están parados en la orilla pero de espaldas al abismo y tratando de ver entre la polvareda que les queda por salvar y como lo pueden lograr. Lamentablemente cada uno para su lado. Eso puede ser letal si encontramos limitaciones grupales y soluciones locales. Se reúnen el 2010 en Canadá y en Corea
Y los malditos bucaneros se quedan sin control ni castigo. Como siempre.
En lo político
Acordar grandes acciones entre todos era imposible si algunos participantes enfrentan fuertes cambios de orientación política, inmediata/muy próxima/o posible y dejar un fardo pesado en lo financiero/económico es un compromiso difícil o imposible de cumplir.
Las excepciones son los gobiernos no democráticos de las potencias gobernadas por el líder de turno, estos pueden hacer lo que quieran y la opinión del pueblo no existe.
En lo interesante.
Busco y no encuentro nada sobre los posible arreglos China/EEUU. En China no puedo, por que allí no se publica nada. En EEUU no encuentro nada y eso es por que no se acordó nada o lo que se acordó es impublicable. Las dos alternativas son malas.
En lo inesperado. Persia. ¿Guerra?
Mostrarle los dientes a los Persas puede ser el disparador de una situación sin retorno.
El Imperio sospecha de tecnología europea en las (secretas) soluciones nucleares iraníes.
Los Israelitas se cuelgan de este fenómeno para afilar las bayonetas.
Los palestinos (Hamas) pueden quedarse sin sustento financiero.
G. Brown se toma de este clavo al rojo vivo o los Laboristas viajan sin retorno.
Le PetitNapoleon es uno de los sospechados de entregar tecnología por petróleo y lava su cara sumándose a la foto.
El Pentágono, siempre le interesa crecer y le quedan legiones para llevar donde se lo pidan.
Persia ¿Paz?
Los Rusos están mirando que pasa. China mira y no dice nada. India parece distante y ajena.
A Frau Merkel con una Guerra le basta.
Ps. Total, el "2012" queda muy cerca.

Hola Lobo. En lo interesante, empiezo a aprender cómo lleva China sus asuntos. Es más que discreta en público. Pero aunque lo haga sin alaracas, desarrolla su realpolitik paso a paso, sin descanso. En Irán tienes un buen ejemplo. Pekin ha ocupado el nicho que han dejado BP y Reliance en el suministro de gasolina por las sanciones de la ONU.

http://www.ft.com/cms/s/0/b858ace8-a7a4-11de-b0ee-00144feabdc0.html

Su expansión en África y Sudamérica para comprar materias primas, sin contrapartidas políticas idealistas, es más de lo mismo. No es extraño pues su más que tibia declaración sobre la instalación secreta. No se moja, esperará a lo que diga la AIEA. O que pase de las declaraciones grandilocuentes en las cumbres. Saludos.


Qué interesante lo que cuentas, como siempre. Pero no voy a hacer ninuna apostilla: he estado en Madrid del 25 al 27, sin tele, sin leer casi la prensa, todavía no he conectado con la tierra del todo, la verdad, y tengo que ponerme al día; porque, aparte de a la muerte de Alicia de Larrocha, el viernes, al resto de sucedidos en el mundo solo le he hecho caso en titulares.

Hola Gabriel te saludo después de hace tiempo!
He leido la mitad de tu posts pero desde el día 15 me es bastante indiferente muchas cosas por las que antes tomaba interes por enterarme o aprender.

Un beso desde esta urbe de locos - hipócritas y mezquinos.

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Gabriel Herrero


Los periodistas tenemos que contestar al menos cinco preguntas: Qué, Quién, Dónde, Cuándo y Por qué. La última es mi favorita.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios

  • 2012 10 Comentarios OLGA
  • 2012 10 Comentarios MZ
  • 2012 10 Comentarios Anónimo
  • 2012 10 Comentarios Anónimo
  • 2012 10 Comentarios El Lobo
  • 2012 10 Comentarios Anónimo
  • 2012 10 Comentarios La pequeña Jackie Hawkins
  • 2012 10 Comentarios Nicolás F.A. Burón
  • 2012 10 Comentarios Anónimo
  • 2012 10 Comentarios Juana La Loca