« Shocking | Portada del Blog | La cólera de Dios es ciega »

De colores

El portavoz -majority leader- de los Demócratas en el Senado, Harry Reid, ha pedido disculpas a Obama por unos comentarios que hizo en la campaña electoral. Según recoge el libro "Game Change", de los periodistas John Heilemann y Mark Halperin, el senador Reid predijo que Obama podría convertirse en el primer presidente afroamericano porque "tenía la piel clara y no hablaba en la jerga de los negros, salvo cuando quería hacerlo". Obama ha aceptado las disculpas sin dudarlo. Reconoce que la frase fue desafortunada pero no olvida que fue el propio senador por Nevada quien le animó a presentarse como candidato.

Consecuencias políticas al margen -los Republicanos, con su presidente Michael Steele a la cabeza, han mordido presa y ya han pedido la dimisión de Reid-, la frase de marras me recuerda dos cosas. En este país, los negros de piel clara tienen un trato preferente sobre los de piel oscura, tanto a la hora de encontrar empleo y ganar más dinero como en sus posibilidades de ser condenados a muerte. Este favoritismo hunde sus raíces en la esclavitud. La piel más clara era señal de que descendían del amo. Eso les garantizaba mejor educación, opciones a ser propietarios y en algunos casos, el ascenso social. El prejuicio, como tantos otros, permanece enquistado. Ya casi no se ve en las leyes pero persiste bajo la piel.

En inglés, la forma de hablar dice mucho más que en castellano sobre tu posición social. La película "My fair lady" es un magnífico ensayo al respecto. Apenas abres la boca, tu interlocutor tiene pistas para calar cuánto ganas, dónde has estudiado o de dónde procedes. No es sólo la elección del registro adecuado a la ocasión, también importa si utilizas la palabra de raíz anglosajona o la normanda, la claridad u oscuridad en la pronunciación de las vocales y consonantes, los modismos y frases hechas. Algo tan inocente como un phrasal verb puede traicionar tus orígenes con más precisión que una tarjeta de visita. En el caso de los negros, confieso que hay muchos a los que no entiendo una sílaba. La pronunciación me es ajena, el vocabulario desconocido. Y lo mismo, me confiesan, le pasa a los nativos blancos.

Obama es justo lo contrario. No es que se le entienda perfectamente, es que borda la expresión oral. Su inglés es de élite Ivy League. Su vocabulario, culto e impecable. El 80% de su discurso tiene la raíz en el latín, salpimentado con modismos familiares, de esos que llegan al alma de la clase media. Y sí, para ser negro, tiene la piel clara. Salvo recién llegado de vacaciones de verano. Supongo que los afroamericanos también se ponen morenos con el sol. Obama es en suma birracial y de clase alta, culturalmente hablando. Y como tal, goza de la prebendas de una sociedad tan consciente del color de la piel y el deje de la lengua como es ésta. Ignorarlo es pura ingenuidad. El tono está en el ojo que mira.

9 Comentarios

Es lo que tiene la democracia representativa, creo yo, Gabriel. Como al final, por mucho programa político que haya sobre papel y por medio (que al final pocos leen) del asunto, lo que hay es votar a un representante: pues a ver, de arriba a abajo, qué tipo o tipa es. Aquí se sintetiza nuesta cultura democrática y todos los avances obtenidos, pasarle la lupa a la estética con miradas al individuo que nos representa o quiere representarnos, escuchar lo que dice y cómo lo dice, y si puede entrar el sentido del tacto pues también comprobar cómo da la mano. Después, por supuesto, ver su biografía y recorridos profesionales y familiares, con lupa otra vez, por supuesto (la lupa nunca debe faltar, y un microscopio al lado por si pudiera ser necesitado, sobre todo para periodistas y la oposición).

Incluso quitando el factor democrático, desde los inicios de la historia y de mucha prehistoria, los destinos de muchos pasan por las decisiones de la mente de sólo uno. En realidad la democracia no es para eliminar al rey, sino para votar a quién queremos como "rey" y por un tiempo medido o pactado. La mente y mano de Obama puede pulsar un ataque nuclear (le resultaría muy difícil, pero es posible), su mano puede apagar Internet en su país y parte del mundo, y sobre todo universalizar la seguridad social en su país (le está resultando muy difícil, pero es posible). Así la lupa no se detiene en el pasado, tamibén en el presente actúa (y donde por cierto, la tuya, tu lupa, Gabriel, es una de las que más copio ;-).

Así parece normal que el florero y sus colores sea más importante que las flores que contiene, resultando algo crucial no sólo en política democrática, sino en toda aquella actividad que deba utilizar las estéticas visual y acústica. Muchas veces cuando queremos hallar el sentido común esto es más perjudicial que benéfico, pero qué le vamos a hacer, es la vida que hemos construido un poco entre todos. Pero a mí me da igual el color de Obama, o que Obama hable en inglés o en chino, con acento de allí o de aquí. Yo sólo miro, escucho y compruebo sus actos. Es una de las ventajas de vivir en las Aldeas alejadas a Camelot y en otro idioma.
El ojo que mira termina dentro de la mente y en sinapsis muy complejas y complicadas, cierto, menos mal que siempre nos queda el poder de las palabras y su grandes espacios encontrados debido a las benditas traducciones, con lupa mejor, por supuesto.
;-)

Ya decía yo que me había hecho muy rápido con el slang... Como entendía lo que decía Obama creí que estaba a un paso de traducir "El príncipe de Bel Air"...
.

Por lo visto hoy ha sido el día de las confesiones: que si yo dije que Obama era un negro lavado con Perlán y así parecía casi blanco, que si Bill Clinton anduvo de pichabrava (again) de convención en convención e Hilaria tirando de carros y carretas porque un ministerio bien vale una misa...
.
Lo dicho: no te debes aburrir ni un poco.

J.H.
PD: Interesante reflexión sobre lo que significa el idioma para los anglosajones. El acento, la gramática, las inflexiones y los giros lingüísticos te pueden situar en lo más alto o lo más bajo de la escala social en un pispás. A mí me ha preguntado más de una vez y con cierto asombro dónde aprendí inglés (tengo vecinos de la Gran Bretaña) y yo digo que en el colegio (lo cual es cierto). Eso les mosquea mogollón y te miran como si te hubieras pasado la infancia en una public school o en un internado en Gstaad. No les cuento mis panzadas a BBC V.O.S.E. que me meto entre pecho y espalda día si, día también. Hay que mantener el misterio ;-D

Vaya iba a escribir alguna reflexión sobre el tema pero veo que ya lo habéis bordado vosotros.JH.Pórtate Bien cari.

Atento!, atento!, competencia desleal en la TV del Imperio. Nuestra ex-amiga toma su lugar en el plató.
La chica se las trae.

Glubs!!!!

El enlace de El Lobo me ha dejado en ascuas. Me abono a la TV por cable pero YA.

Hola.
Y todo ésto ocurre cuando las encuestas reflejan que los afroamericanos, según el WP, consideran que las relaciones raciales están como nunca.
Y hablando de colores, para algunos parece ser que el color que sigue predominando en las colinas de Camelot es el verde. Y que no falte un [url=http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/opinions/tomtoles/?hpid=opinionsbox1]"AS"[/url] en la manga, sea del color que sea.

Hola Anónimo, buen intento….
Pero considera algunas cosas,
1 El WP entrega la información bajo SUSCRIPCION (con un usuario y password) y los enlaces a ese medio chocan con esa barrera y cuando queremos entregar esos enlaces aparece una página de “Sign in Now” que nos detiene... (Yo deje de usar menciones del WP por ese motivo)
2 En este MANUAL de HTML (es bien simple pero se usa igual que el jarabe para la tos, se toma por cucharadas y todo el frasco) encuentras un ejemplo de
ENLACES
3 El editor del Blog solo acepta un enlace por nota.
4 y no acepta imágenes….
....................animo.

Hola Lobo, oui, Anónimo c'est moi. Gracias, gracias por la aclaración. El caso es que lo sospechaba. Lástima, por que el chiste es un "sumum" de la genialidad con la que a veces dispara su autor. Es todo un análisis político, además de humor. En cuanto al HTML, precisamente y al dejar de explicitar el WMaster la posibilidad de utilizarlo, creí que tampoco sería válido para los usuarios de a pié.
Espero encontrar soluciones de enlaces en tu enlace. Once more thank you.
P.s.:!Seremos burrotes..!.


Qué interesante lo que cuentas sobre el color de la piel, sobre el uso del inglés y todas esas connotaciones que mencionas. Pero no estoy de acuerdo en lo que dices de que a Barack Hussein se le entiende, porque yo ni papa, la verdad (también puede ser porque no se me hace del todo el oído al inglés) y encuentro que habla un tanto como para el cuello de su camisa y no vocaliza mucho, no sé.
Un añadido a tu última frase. Porque, sí, el tono está en el ojo que mira; mas también en el bolsillo de la persona a la que miramos, ya que si ésta tiene dinero reparamos menos en la gama cromática (más atezado, más claro, simplemente tostado, etc.) y dejamos algo de lado los prejuicios y remilgos.

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Gabriel Herrero


Los periodistas tenemos que contestar al menos cinco preguntas: Qué, Quién, Dónde, Cuándo y Por qué. La última es mi favorita.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios