« Actuar, no contar | Portada del Blog | Aires de fronda »

Protección, 24 horas

“El presidente es responsable ante el pueblo, no ante el Parlamento”. Este argumento y el de la separación de poderes han permitido al presidente de la Asamblea Nacional, Bernard Accoyer, rechazar una comisión de investigación sobre los gastos del Elíseo en encuestas, 3,28 millones de euros. Ya hubiera querido Clinton esa protección cuando le preguntaban aquello de las “relaciones inapropiadas con Mónica Lewinski”.

3 Comentarios

Ufff si yo contara las amenazas ( algunas cercanas ) que me han metido en el cuerpo no me daba el riego sanguineo.Monica Lewinsky incluida.Un saludo Don Luis.


Lo que ha permitido a Accoyer rechazar la comisión de investigación es que la UPM tiene mayoría en la Asamblea, porque esos argumentos son bastante ridículos, aunque le han quedado estupendos para la ocasión. El presidente sí puede (y debe) explicarse ante el Parlamento; será más fácil que llamar por teléfono al pueblo y gastarse otra pasta, por ejemplo. Y lo de la separación de poderes se sale por la tangente de aquella manera.
Clinton, para terminar, no tenía un presidente de asamblea (o lo que fuera) tan ocurrente como Bernard y los asuntos no tienen qué ver: el del americano tenía su puntito de morbo (y el que más y el que menos quería saber del tema), mientras que dar explicaciones sobre economía de encuentas es más aburrido -dónde va a parar- y por esto, solo por esto, han hecho por evitar el rollazo.

Habría que hacer otra encuesta, a cargo del Elíseo, para que el pueblo opinase sobre la pertinencia de esta frase, ¿no?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Luis Miguel Úbeda


Luis Miguel Úbeda, veterano periodista de Radio Nacional, es corresponsal de esta emisora en París. Desde allí escribe esta Bitácora, un blog construido con entradas informativas de la actualidad francesa, muy sugestiva para un observador extranjero cuya función es precisamente servir de intérprete a los que están fuera. El encuentro con lo ajeno produce también saludables interrogaciones sobre lo propio, perspectivas más relativas, menos dramáticas y emocionales.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios