« Auvers sur Oise | Portada del Blog | Publicidad agresiva »

El pasado de un candidato

La UMP ha encontrado el punto flaco del cabeza de lista del PS en las regionales de Val-d’Oise. Ali Soumaré cumplió seis meses de prisión por un robo con violencia cometido a los 18 años en 1999. Más reciente, tiene otros dos meses de prisión en firme pendientes por resistencia a la autoridad, que dice va a apelar. Y luego se querellará contra dos rivales políticos, que le han retratado como un “curtido delincuente reincidente”, añadiéndole otros dos delitos que el acusado niega. Francia, España y otras culturas católicas creen en la redención. ¿Es ese el mensaje que quería defender el PS al llevarlo en la lista?

4 Comentarios

Yo creo que hoy por hoy es un requisito ya no un
delito.


No sé si ese es el mensaje. Sí creo, sin embargo, en que las personas evolucionan y cambian, aunque haya personal que se empeñe en recordarte tus errores pasados.

la gente adulta suele reconocer sus errores y no callarlos en conveniencia propia.

¿Se llama Alí? ¿Es árabe? ¿Musulmán para acabarlo de arreglar? Pues que no espere nada de la redención.

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Luis Miguel Úbeda


Luis Miguel Úbeda, veterano periodista de Radio Nacional, es corresponsal de esta emisora en París. Desde allí escribe esta Bitácora, un blog construido con entradas informativas de la actualidad francesa, muy sugestiva para un observador extranjero cuya función es precisamente servir de intérprete a los que están fuera. El encuentro con lo ajeno produce también saludables interrogaciones sobre lo propio, perspectivas más relativas, menos dramáticas y emocionales.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios