« A punto de saturación | Portada del Blog | Línea de defensa »

Micropartidos

Con Christine Boutin descubrimos los micropartidos. El suyo, el democristiano, cabía en un taxi, pero su estructura podía captar fondos. Para eso están. Numerosos ministros y barones de la UMP los tienen sin plantear problemas de fidelidad política, porque el micropartido es un traje a medida que puede encajar en trajes de talla mayor. El partido socialista estaba en plena denuncia cuando descubre que su diputado y alcalde de Evry, Manuel Valls, ha creado el suyo pensando en las primarias de 2011, À gauche, besoin d’optimisme, que me resisto a traducir para que no crean que critico.

3 Comentarios


No creo que los micropartidos dentro de uno mayor no plantéen problemas de fidelidad política. Porque aquí solo con las corrientes de pensamiento en algunos ya se lía, pero bien y sin ir más lejos en el País Vasco, en concreto, ha habido dos finas: en uno, nacionalista, escisión de una escisión anterior de otro mayor; y en el segundo, al final, tendrán que separse los que lo conforman, porque no van a ningún lado juntos, parece y separados no sé.

De los Franceses, y lo bien que hacen las cosas 'en petit committee', lo unico que se puede decir es 'chapeau'. En Espana tenemos mas gracia, pero los franceses eh, mira que tienen clase para hacer las cosas.. incluso financiacion ilegal... A ver si aprenden los politicos en Espana - porque, esta claro que en todos los paises hay una linea muy fina entre legalidad y a-legalidad ... pero en otros, se salta de la a-legalidad a la i-legalidad sin ningun tipo de complejo.

De todas maneras, me parece bien esto de los micro-partidos... estudiando historia de Francia, tras Louis XIV (Sarkozy), mira lo que paso....

Pues sí para eso están , no tiene culpa de haber nacido con esos cargos y esas cunas, y esto no es hacer la pelota.Un saludo Luis.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Luis Miguel Úbeda


Luis Miguel Úbeda, veterano periodista de Radio Nacional, es corresponsal de esta emisora en París. Desde allí escribe esta Bitácora, un blog construido con entradas informativas de la actualidad francesa, muy sugestiva para un observador extranjero cuya función es precisamente servir de intérprete a los que están fuera. El encuentro con lo ajeno produce también saludables interrogaciones sobre lo propio, perspectivas más relativas, menos dramáticas y emocionales.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios