« En la lucha final | Portada del Blog | El tigre »

Protección de fuentes

Le Monde denuncia hoy al Elíseo y al gobierno francés por haber echado mano del espionaje (la Dirección Central de Información Interior) para descubrir la fuente que informó al periódico de uno de los interrogatorios del caso Woerth en julio. El diario acusa al “poder” de sofocar a la prensa y se querella contra X porque se ha vulnerado la protección de la fuente, según un artículo introducido por la presidencia Sarkozy en la ley de Prensa. La DCRI habría identificado como origen de la filtración a un alto funcionario del gabinete de la ministra Michelle Alliot-Marie, David Sénat, quien ha sido destinado a Cayena (Guyana).

3 Comentarios

Del todo de acuerdo en la protección de la fuente de información, cabe ahora preguntarse ¿cuántas fuentes eran señuelos para colocar desinformación?, no digo que las fuentes obren con malicia, en los servicios de inteligencia hay el rumor de que se utilizan 'los tontos útiles', personas que son inducidas a obrar según sus creencias o deseos, ellos sin saberlo obran a favor de los que los utilizan.
A mi me preocupa que con toda la masiva información actual, la población ya ha entrado en una indiferencia que va a más, las noticias son de portada en un día, ocupando la atención al siguiente, olvidando lo que había sido motivo de alarma.

Sarkozy, como buen puritano, rechaza las gargantas profundas. Y, hombre, personalmente me encantaría que cuando mis superiores me manden al ostracismo, me envíen a la Guayana francesa, junto al Caribe, pero me temo que como mucho, me manden a Parla.


Talmente de película la lectura del enlace en lo del seguimiento de las llamadas de Sénat ..., pero es que semejante "imperativo preponderante de interés público" (digo yo que se habrán basado en este punto de la ley de 4 de enero, para meterse a investigar la fuente) no podía hacerse de otro modo. ¡Qué vergüenza!.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Luis Miguel Úbeda


Luis Miguel Úbeda, veterano periodista de Radio Nacional, es corresponsal de esta emisora en París. Desde allí escribe esta Bitácora, un blog construido con entradas informativas de la actualidad francesa, muy sugestiva para un observador extranjero cuya función es precisamente servir de intérprete a los que están fuera. El encuentro con lo ajeno produce también saludables interrogaciones sobre lo propio, perspectivas más relativas, menos dramáticas y emocionales.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios