« Es justo rebelarse | Portada del Blog | El FN divide a la UMP »

Objetivos claros

El portavoz de Defensa francés ha declarado que el objetivo de las operaciones en Libia no es “ni de cerca ni de lejos” derribar a Muamar el Gadafi, sino la aplicación de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad. El sábado, Alain Juppé, decía que el objetivo era “permitir al pueblo libio liberarse y elegir su régimen”. Y añadía: “No tengo la impresión de que su elección hoy sea el coronel Gadafi.” La experiencia dice, después de la primera guerra del Golfo de 1991, que no se puede iniciar una guerra de esa envergadura internacional para devolver la ficha del dictador a la casilla inicial.

3 Comentarios

Que suerte tienen los franceses: hasta el portaviones De Gaulle desfila. Nosotros un pequeño submarino y un puñado de aviones que van a "apatrullar" que diría Torrente.

Están dando bombazos de ciego. Después del fiasco de Irak, hay algo más que pánico a meterse en otro jardín.


Pues que apliquen la resolución, sí, aunque lo de la liberación del pueblo libio y la elección de otro régimen está jodidillo: el del bótox no está por la labor de facilitar una transición o un cambio, da la impresión.

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Luis Miguel Úbeda


Luis Miguel Úbeda, veterano periodista de Radio Nacional, es corresponsal de esta emisora en París. Desde allí escribe esta Bitácora, un blog construido con entradas informativas de la actualidad francesa, muy sugestiva para un observador extranjero cuya función es precisamente servir de intérprete a los que están fuera. El encuentro con lo ajeno produce también saludables interrogaciones sobre lo propio, perspectivas más relativas, menos dramáticas y emocionales.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios

Archivos