« TGV, 30 años | Portada del Blog | Contracepción por barrios »

Lunes antinuclear

En el 25 aniversario del accidente de Chernobil, Nicolas Hulot ha enterrado este lunes el ecologismo pronuclear. En Estrasburgo ha declarado lo siguiente a I-Tele: “El riesgo de la producción (nuclear) es enorme e incontrolable” (...) Después de Fukushima (...) el nivel de riesgo es inaceptable (...) El mito de lo nuclear sin riesgo ha caído y la ilusión de una energía barata está cayendo también.” Puede que el hombre que aspira a ganar las primarias ecologistas sea acusado de oportunismo, pero sus argumentos no se pueden despachar sin más, porque Fukushima lo ha cambiado todo, diga lo que diga el lobby nuclear.

4 Comentarios

Parece se han hecho muchas chapuzas no se han visto mientras los demás se daban alegrías por ver crecer del dinero venido entre otras cosas y se han relajado las exigencias, hay decisiones según nivel de riesgo no se pueden tomar sólo con estandares tipo y hay varios países afectados y el escenario de diseño no está exento de fallo por mínima posibilidad sin un amplio consenso grupos técnicos de trabajo y base social, cuando no hay apoyos suficientes como puede ser un revés el tamaño puede importar de cara a mejor manejo para menores exposiciones más apoyo de útiles.

lo breve si bueno dos veces bueno.

Estoooo... ¿hein?


Si hay que estar en contra de la energía nuclear se está, por supuesto, pero que no se miente tanto Fukushima, que las causas de lo sobrevenido desgraciadamente alli fueron otras. Y, en realidad, todo lo que escapa al hombre (la fuerza de la naturaleza, algunas enfermedades, etc.) es enorme e incontrolable.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Luis Miguel Úbeda


Luis Miguel Úbeda, veterano periodista de Radio Nacional, es corresponsal de esta emisora en París. Desde allí escribe esta Bitácora, un blog construido con entradas informativas de la actualidad francesa, muy sugestiva para un observador extranjero cuya función es precisamente servir de intérprete a los que están fuera. El encuentro con lo ajeno produce también saludables interrogaciones sobre lo propio, perspectivas más relativas, menos dramáticas y emocionales.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios