« Otra vía de agua | Portada del Blog | Muro informativo »

Siniestro rompecabezas

Este sábado ha sido recuperado por pura casualidad en un lago el tronco de una joven de 18 años, Laëtitia Perrais, víctima de un siniestro delincuente sexual. Sus brazos y cabeza ya habían aparecido en otro estanque el 1 de febrero, a unos pocos kilómetros del primero. La familia podrá completar el siniestro rompecabezas y hacer su duelo, casi 4 meses después de la desaparición de Laëtitia. La colaboración del detenido ha sido nula. Los sucesos extremadamente macabros dicen siempre algo de la misteriosa e irreductible perversidad humana que uno no acaba de entender. ¿Por qué es tan difícil explicar esta fechoría?

1 Comentarios

La ausencia de empatía por parte de los asesinos explica una parte, pero no todo. Terrible.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Luis Miguel Úbeda


Luis Miguel Úbeda, veterano periodista de Radio Nacional, es corresponsal de esta emisora en París. Desde allí escribe esta Bitácora, un blog construido con entradas informativas de la actualidad francesa, muy sugestiva para un observador extranjero cuya función es precisamente servir de intérprete a los que están fuera. El encuentro con lo ajeno produce también saludables interrogaciones sobre lo propio, perspectivas más relativas, menos dramáticas y emocionales.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios